19 octubre, 2011

GILAD SHALIT Y LOS CENTROS DE PODER DEL MUNDO MUSULMÁN

A primera vista parece que la liberación de Gilad Shalit es un marcado triunfo de Hamás y su política de destrucción del Estado de Israel. Pero quizás este canje tenga otras motivaciones que habría que englobar en un contexto más amplio de las relaciones de poder entre el mundo musulmán que va desde Egipto a Pakistán.

Lo que estamos viendo es el complicado juego de intereses entre centros de poder dentro del mundo islámico. Existe una clara rivalidad entre Arabia Saudí e Irán por una parte. Existe también otra rivalidad entre Turquía e Irán. Irán mueve piezas con su aliado, Siria, pero también trata de expander su zona de influencia a Irak, Bahrein, Afganistán, etc. La política de Irán implica una política de abierta destrucción de Israel y cualquier desencadenante de este conflicto, favorecería la postura iraní ante el mundo musulmán. Hezbolah es pieza clave de Irán en la zona, pero Hamás depende de la ayuda Saudí; y, lo que menos quiere Arabia Saudí en este momento es precisamente una conflagración con Israel. Fijaros también en el reciente suceso del supuesto complot de Irán en el asesinato del embajador saudí en EEUU; y la reacción de la Administración de Obama hacia Irán. Hay hilos que se están moviendo a favor de una relajación Hamás-Israel. Es posible pensar que los centros de poder del mundo musulmán, consideran a Israel como una pieza más a mover a favor de sus intereses. Entonces romperíamos con esa visión de un mundo musulmán unido en un único propósito de destruir a Israel. El Islam a veces no es más que un pretexto dentro de otros intereses más sustanciales, aunque sigue siendo un arma ideológica de movilización de masas en el momento oportuno.

Es una reflexión que me viene después de haber leído análisis serios por ahí por el mundo de la red. Me extrañaba que Israel cediera así porqué sí. Creo que esta liberación conlleva otras cosas, además del humanitario gesto de salvar la vida a este pobre soldado. De lo cual nos alegramos todos.

Más opiniones sobre este tema:
http://www.libertaddigital.com/opinion/jeff-jacoby/un-precio-demasiado-alto-por-la-liberacion-61504/
http://www.semana.co.il/index.php/estimados/3664-la-unica-salida

2 comentarios:

  1. Todo eso ue dice Ud, Sr. Nesalem, es verdad; como también puede ser verdad que Israel también piense contrarrestar el reconocimiento de Palestina en la ONU pedido por Mahmoud Abbas favoreciendo a Hamás, su mortal enemigo. O también un gesto hacia los islamistas egipcios, estado con quien a Israel le conviene seguir manteniendo buenas relaciones, etc.

    Todo eso es verdad, pero también es verdad que el sueño de todo musulmán de cualquier lugar del mundo es ver un día arrasado y destruido el estado de Israel, recuperada la entera y sagrada tierra de "Palestina" para el Islam, muertos o expulsados al mar todos los judíos sin exclusión.

    Por todo ello, Israel lo va a seguir teniendo muy crudo. A las potencias occidentales, efectivamente, les interesa mucho más estar a bien con los innumerables millones de musulmanes, que controlan las fuentes del petroleo y que constituyen un mercado enorme. Ante los poderosos lobbys àrabes del petróleo, ante los enormes intereses occidentales, el pequeño y democràtico estado de Israel significa muy poco.

    Runand

    ResponderEliminar
  2. Sí. En el fondo me veo obligado a pensar como usted Sr. Runand. A veces quiero ser más optimista, pero el mundo también es como usted dice.

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.