04 febrero, 2014

LA BIBLIA COMO SIGNIFICADO TRASCENDENTE O INMANENTE

Cuando miramos el texto bíblico podemos hacerlo desde el ojo de la fe, o desde el ojo de la razón crítica. Si de la fe toda la lectura que hagamos del
texto bíblico estará condicionada por un significado trascendente: el texto se convierte en revelación divina. Por muchos problemas que presente el texto para nuestra comprensión, ya partimos del a priori de que es la revelación de Dios para el hombre. A partir de ahí toda contradicción o discontinuidad son sólo aparentes, todo sinsentido es sólo provisional; toda dificultad se puede ir ahondando hasta encontrarle el sentido. La Biblia desde el ojo de la fe es la base y fundamento del cristianismo. Conocemos a Jesús porque en primer lugar el Nuevo Testamento nos habla de él y en base a dicho texto todos los cristianos refrendamos nuestra experiencia de fe. La fe y el texto sagrado se retroalimentan dentro de una subyacente unidad o esencia de significado espiritual. De ahí la necesidad de un canon, de una teología que va unificando criterios en base a interpretaciones elaboradas; de credos; de confesiones de fe; del Magisterio de la Iglesia Católica, etc.

Pero si miramos el texto bíblico desde el ojo de la razón crítica, hemos de excluir por
necesidad el a priori de la fe o por lo menos colocarlo entre paréntesis. Si la Biblia es una colección de textos escritos por el hombre a lo largo de un periodo histórico no hay nada que nos impida analizar el texto con los mismos criterios críticos con que analizamos cualquier texto. En este caso podemos ir descifrando los significados bíblicos inexorablemente en función de necesidades humanas; de contextos históricos, de relación de poder entre diferentes pueblos o imperios, comunidades, liderazgos. Las dimensiones sobrenaturales y terrenales no dejarían de estar subordinadas a intereses concretos de índole política (lo moral, lo religioso) y entonces la misma producción de textos obedece a la necesidad de legitimar o deslegitimar núcleos o estructuras de poder en un sentido amplio o más restringido.

La tarea de un historiador crítico sería descodificar o desmitificar lo aparentemente sobrenatural o hipostático y traducirlo en un lenguaje comprensible en función de intereses humanos concretos.
De ahí las diferentes escuelas de crítica bíblica que podría resumir de la siguiente manera en el caso de Jesús y el Nuevo Testamento. Podríamos visualizar un espectro que parte de un núcleo, por desconocido que sea, de historicidad de Jesús; en un proceso de mitificación o espiritualización o hipostatización que acaba olvidándose del profeta judío de carne y hueso, para acabar divinizándole sin más. Entonces hay escuelas críticas (Jesus Seminar) cuyo trabajo es ir descamando las diferentes capas textuales del canon neotestamentario contrastando con textos paralelos de la época, incluyendo los textos no-canónicos referentes a Jesús y así llegar a lo que realmente podría haber sido el Jesús real, histórico.

Pero al otro lado del espectro está la escuela del Jesús-Myth que ya parten de
la idea de que Jesús no existió como personaje histórico, sino que ya desde un principio fue una creación mítica que luego se fue historizando o
encarnando como persona a través de narrativas que siguen modelos de estructuras míticas muy conocidas en el mundo grecorromano. En este caso el mito fuerza a su posterior historización a través de los evangelios. Empezando por Q y (Quelle), pasando por Marcos, y luego Mateo y Lucas que cogen de Q y Marcos y más tarde Juán que coge de los tres. Los evangelios serían textos que responden a comunidades cristianas que se van desgajando de la sinagoga judía y, a medida que se van desgajando van hipostatizando la figura de Jesús y produciendo sus propios textos. Las doctrinas adopcionistas y docetistas serían un reflejo de esta tensión del primer cristianismo.

Los Relatos de Nesalem 

ESTE EXTRAÑO MUNDO

EL PARAISO PERDIDO

9 comentarios:

  1. Una magna obra de la literatura universal. La Bíblia, junto con la cultura griega y la latina, es uno de los pilares de la cultura occidental. Somos hijos de Grecia, de Roma y de la Bíblia.

    Cuetu

    ResponderEliminar
  2. Jerusulum se había convertido al docetismo más extraño. Sentía que el cuerpo se le hacía algodón y poco a poco se le iban apagando los sentidos. Fue un día que paseando su soledad por una zona de oscuros callejones se dio cuenta que había una iglesia rara al final de una callejuela. La iglesia se titulaba con un letrero, "IGLESIA DOCETISTA DE LOS ÚLTIMOS EONES". En una vitrina lóbregamente iluminada anunciaban un culto extraño titulado "Conviértase en espíritu ya. No espere a mañana". Así que la curiosidad le pico y entró en la iglesia. El olor era como una mezcla de diferentes hierbas e inciensos y una música de órgano inundaba el ambiente. Los miembros de la iglesia hablaban como si la voz les viniera de algún sitio que no pertenecía a su cuerpo. Le saludaron dándole la mano, pero las manos parecían de goma. Jerusulum sin embargo no le dio más importancia y lo achacaba a su nerviosismo.

    Le invitaron a sentarse en un banco de madera duro. Todo se volvió en silencio. Una luz iluminaba de repente al pastor o predicador que vestía con una túnica de color azul y una gran pajarita negra al cuello. Una mujer muy hermosa comenzó a entonar un extraño cántico que parecía provenir de remotas dimensiones. Jerusulum creía desplazarse a zonas prohibidas de su conciencia. El cántico iba ejerciendo un hechizo sobre él que lo trasformaba en un éxtasis viviente. "¡Rediez! Esto si que es una secta dura. Tenía yo ganas de darme un viaje espiritual de este calibre. Acerté entrando a este sitio."

    Fue así como dejó de sentir el cuerpo mientras el pastor hablaba en un idioma que parecía una mezcla de armenio con indonesio. El efecto de las palabras le iba alejando de la realidad material. Pasaba el tiempo y se fueron sucediendo cánticos elevados por mujeres con cuerpos extremadamente hermosos. Hubo un éxtasis colectivo que acabó en un silencio profundo. Luego las luces se apagaron y alguien le ofreció beber algo, pero al querer coger la tacilla se daba cuenta que no sentía nada, pero al mismo tiempo era capaz de coger el recipiente y llevarlo a la boca y beber. Pasaron unos minutos más y la luz por fin se encendió. El culto había acabado.

    Se sentía raro. Parecía que su cuerpo era de algodón y que sus sentidos se habían casi apagado. Andaba ligero y creía flotar por las calles al salir. Era algo así como si su ser se hubiese convertido en un gas que le llenaba la cabeza y el tórax, pero era un gas consciente de ser quien era pero sin preocupación alguna. Un perro muy asustado se le acercó y le mordió en una mano, pero no sentía la mano ni la mordedura y no había señal alguna de que los dientes de un perro se hubieren clavado allí.

    Fue a trabajar al día siguiente y no se fatigaba para nada. Manejaba las máquinas a una velocidad demencial de tal manera que el supervisor le mandó parar un poco. Fue a tomar café y el líquido parecía entrar en su cuerpo y el vaso lo movía correctamente, pero sin sentir nada. Tan sólo percibía ondulaciones de pura energía mental que provenían de no se sabía qué rayos de universo.

    Se dio cuenta que era infinitamente feliz y nunca jamás dejó de asistir a la Iglesia Docetista de los Últimos Eones. Aquello era lo suyo. Por una vez en su vida había acertado con la religión verdadera!

    ResponderEliminar
  3. PEKATUS TULIPUS SE ATREVÍA A REFLEXIONAR SOBRE DIOS EN LAS NOCHES INVERNALES DE SU CASA SITUADA ENCIMA DE SU PEQUEÑA Y PRÓSPERA FÁBRICA DE PIEZAS DE CAUCHO EN LA CIUDAD DE PREDISTOK. SU FÁBRICA ESTABA EN MEDIO DE UNA LLANURA A LAS AFUERAS DE PREDISTOK Y DURANTE LOS INVIERNOS EL AIRE FRÍO Y LAS TORMENTAS DE NIEVE Y GRANIZO SOLÍAN AZOTAR SU FÁBRICA-CASA O CASA-FÁBRICA. ASÍ QUE EN ESOS MOMENTOS DRAMÁTICOS DE NATURALEZA DESQUICIADA PEKATUS TULIPUS REFLEXIONABA SOBRE EL DIOS ABSOLUTO Y SOBERANO DEL UNIVERSO MIENTRAS SU MUJER ENGRATIANA LE PREPARABA UNA SOPA PARA SU CUERPO MATERIAL.

    Y REFLEXIONABA ASÍ:

    "Habría que imaginarse un emperador que decide y decreta con absoluta libre voluntad o albedrío toda la marcha y funcionamiento del universo. Ese emperador habría que imaginárselo como un ser único que al mismo tiempo es tres personas y ese emperador es Dios tal como la Biblia nos lo describe, presenta y manifiesta. A ese emperador nada se le escapa de su creación pues su poder y presencia son atributos absolutos. Si hubiese un rincón en el universo que se le escapara o permaneciese fuera de su poder y libre albedrío, o que no perteneciese a su omnipotente voluntad, entonces ese Emperador-Dios dejaría de ser omnipotente y Absoluto Soberano de su creación. Ese dios pasaría a ser un ser condicionado y dependiente de algo externo a su Ser. Sería un dios menor sujeto a imprevistos y accidentes; a cambios. No es ese nuestro Dios-Emperador del Universo-Creación.

    "Si ese Dios-Emperador decidiese replegarse sobre sí mismo y crear un espacio fuera de sí mismo; y a ese espacio fuera de sí mismo le diera independencia y libre albedrío, entonces Dios-Emperador habría creado un reino que en última instancia nunca podría reclamar su propia esencia, ni su propia absoluta independencia y libre albedrío, pues al ser un espacio creado ya está condicionado a su creador y a sus leyes. Dios creó al hombre a su imagen y semejanza, pero precisamente porque está creado su imagen y semejanza esa criatura posee todo el potencial que Dios-Emperador le implantó. Y Dios-Emperador que percibe el futuro como un eterno presente sabe hasta dónde puede llegar esa criatura. En una palabra, un Emperador-Dios con poder absoluto no puede crear nada fuera de sí. Es un imposible, es una contradicción; es una tentación satánica atribuirle a Dios cualquier poder limitado. Oh, Señor, perdona mi atrevimiento por haber formulado esta odiosa hipótesis, pero sabiendo oh, Dios, que esta hipótesis ya parte de ti y surge dentro de ti. Amén."

    ResponderEliminar

    ResponderEliminar
  4. Y SIGUIÓ CAVILANDO MIENTRAS TOMABA LA SOPA QUE SU MUJER LE HABÍA PREPARADO CON CARIÑO Y ENTREGA. POR UNA CRISTALERA PODÍA VER LA PLANTA DE SU FÁBRICA ILUMINADA POR LAS TÉNUES LUCES DE SEGURIDAD. SU PRÓSPERA FÁBRICA CONSTRUIDA Y MANTENIDA A BASE DE TRABAJO DURO Y CONSTANTE Y A SUS FIELES SOCIOS ACCIONISTAS MIEMBROS TODOS ELLOS DE LA MISMA IGLESIA CALVINISTA.

    “Cada vez que digo ‘amén’ confirmo mi incondicional estado de gracia en esos momentos en que nuestra debilidad humana nos hace olvidar nuestra eterna condición de elegidos a través de la axiomática llamada del Espíritu. Axiomática en el sentido de que cuando el Espíritu llama a salvación,

    A) soy inmediatamente consciente de mi absoluta condición de criatura y por lo tanto desde mi conciencia de criatura jamás puedo comprender y vislumbrar los infinitos misterios de la perspectiva libre y soberana de mi D-ós. Soy ser caído.

    B) Al reconocerme como ser caído o pecador por contraste absolutamente abismal entre la absoluta libertad e infinitud y poder de mi D-ós y mi limitada conciencia de comprensión y potencial; entonces surge el poder de la gracia infinita. Es una realización de absoluta pertenencia y dependencia a D-ós. Nada ni nadie puede arrebatar tal realización o tal realidad. Amén.

    C) En estado de gracia la vida se abre a posibilidades infinitas: cuerpo y espíritu; materia y espíritu se fusionan en un espacio-tiempo infinito (eternidad para D-ós).

    D) Es la realización de que D-ós omnipotente y omnipresente ya está obrando en toda la creación, en mí y en todo y todos. Ningún ser humano puede actuar fuera de D-ós. Unos se ven impelidos a entender la vida como un proceso creativo y afirmativo hacia la inocencia y la nobleza (la palabra ‘amor’ está ya muy sobada y gastada por la religión y los moralistas). Otros no pueden ver la vida de esa forma y entonces nobleza o inocencia no les dicen nada y viven en función de la conveniencia del momento. Pero todo ello es más complejo.
    “El mismo creyente jamás puede salir de su condición de criatura en esta existencia. A veces surgen los olvidos, pero el estado de gracia subyace como algo permanente y un nuevo amén puede reconducir la existencia en la dirección de la luz. Siempre se trata de recordar que es D-ós quien vive en nosotros y en el “otro”, en el yo y en el “ello”. Hay una objetividad axiomática que se mueve en una absoluta subjetividad hacia los demás. Nadie puede saber lo que ocurre en la dimensión anímica-espiritual del otro. Nadie puede condenar a nadie salvo los hechos que afloran como actos morales creativos o destructivos.”

    ResponderEliminar
  5. PEKATUS TULIPUS SEGUÍA REFLEXIONANDO MIENTRAS TOMABA LA SOPA CALIENTE. EN LA LLANURA SOPLABA UN VIENTO FRÍO Y CORTANTE. LA LUNA ESTABA LLENA. HABÍA MISTERIO EN EL PAISAJE. HABÍA SENSACIÓN DE ESPERANZA....

    "Condición de criatura. Condición de absoluta contingencia. Por qué esa absoluta contingencia. Jamás podrá ponerse en práctica la transparencia budista zen. Jamás podría nadie sentirse omnipotente en el sentido de ser uno con el universo. Falla la conciencia de estar en absoluta transparencia. Y sin embargo debería de ser así pues es verdad que estamos en absoluta inter-relación con todo el universo; pero no somos conscientes de esa absoluta transparencia. No podemos ser D-ós. Somos conscientes de flujos en el tiempo; siempre en el tiempo y tiempo y espacio son dos aspectos de la misma cosa. Esa es la caída o conciencia caída: atrapados en el tiempo y el espacio. La única quietud absoluta sería la muerte. La conciencia como un faro de luz, y todo aquello que el faro no acaba de alumbrar es el inconsciente.

    Y la caída es desasosiego, preocupación, inquietud. Siempre rodeados de lo inesperado, de lo incontrolado. Siempre-ya penetrados por tiempo y espacio, cambios; devenir...Absoluta contingencia. Pero también de la apertura a nuevas experiencias, nuevas aventuras, nuevos descubrimientos; nuevas sensaciones.

    Existencia. Caída en la existencia. ¿Es sólo la muerte la salida? ¿Salida a la nada? ¿A la inexistencia? ¿A la absoluta inconsciencia? Just like that? Juste comme ça? Condición de pecado. Separación de...." La paga del pecado es la muerte.

    ResponderEliminar
  6. PEKATUS TULIPUS SIGUIÓ CON SUS CAVILACIONES. A SU LADO ESTABA LA VIEJA BIBLIA CON PASTAS NEGRAS Y LOS LADOS PINTADOS DE ROJO.

    "El alma se sabe absolutamente atrapada en la existencia y de la existencia a la no-existencia: la muerte. Pero eso significa la absoluta resignación a ser finito. A vivir con la conciencia de finitud. De un segmento en la infinitud. Un insignificante segmento en la infinitud del ser. Un ente. Una modalidad ser y luego: la nada, nothingness, le néant. Pero sin embargo no hay absoluta resignación a llegar a ser un nothing dentro del nothingness. No todos. Quizás haya muchos que acepten su finitud y entonces la existencia es todo lo que hay. Heidegger nos invitaba a aceptar esa finitud.

    Pero en otros surge una chispa de rebelión, de potencial imaginación; de declaración de guerra a la infinitud; de urgente extrapolación a otras dimensiones del ser y fuera o más allá del ser, sea eso lo que sea, o pueda ser. Spock, bean me up! / Spock, teletranspórtame! Rebelión, declaración de guerra; ¡corte de manga cósmico! No a la muerte absoluta. Y de ahí la sensación de esperanza: infinita esperanza. D-ós. Más allá del ser, dentro y fuera del ser es/está D-ós. La suprema inteligencia; la inabarcable inteligencia. El creador de mundos infinitos, de dimensiones inabarcables por la imaginación humana.

    Y la Rebelión conduce a la Gran Apertura. La Gracia conduce a la Gran Rebelión y la Gran Rebelión a la Gran Apertura. Y la Gracia surge, aparece; rompe como una fuerza de rebelión contra la muerte absoluta. ¡NO! El poder de la negación. El placer de la negación. La Gran Negación. D-ós. Deidad. Godhead. Omnipresencia. Omnipotencia. Absoluta libre voluntad."

    EN LA LLANURA Y BAJO LA LUZ DE LA LUNA LOS GATOS, SÓLO LOS GATOS, PODÍAN OIR MILES Y MILLONES DE VOCES ANGELICALES A CORO Y CANTANDO "PEKATUS TULIPUS, HAS LLEGADO A LA VERDAD. HE AHÍ LA VERDAD.

    ResponderEliminar
  7. Gentriciana de Urdemortam, profesora de matemáticas en la Universidad de Ghortem, y desesperada por no encontrar sentido a la vida se puso aquella noche a explorar y a leer la Biblia que le había prestado un viejo calvinista dueño de una fábrica familiar y próspera. Y después de horas de indagación en la Tanak o el Antiguo Testamento para los cristianos y al leer versículos en el libro del Génesis se dio cuenta de infinitud de significados y desplazamientos a que se iba sometiendo el texto. No había significado único. No había transparencia de palabra a objeto. Cada versículo era la entrada a múltiples significados en múltiples planos. Había encontrado la Puerta hacia la Infinitud, más allá de todo dogma, de toda crítica histórica. Fue un descubrimiento increíble. Una verdadera epifanía.

    Rápidamente puso un CD de Alan Parson Project y se puso a bailar por todo el salón. Los axiomas matemáticos eran la perfección y la plenitud, pero el Libro era la Puerta a la infinitud de significados. La Gran Apertura.

    Mañana lo comentaría a su amigo Nistalus en la fiesta de Navidad. Pero sólo a Nistalus, quizás el único en saber de qué se trata lo que ella le pueda contar de tal experiencia.

    ResponderEliminar
  8. ESTE ESCRITO APARECIÓ EN EL DESPACHO DEL VIEJO PASTOR CALVINISTA KILOPÓLUS MISKOLMIKALOW POCO DESPUÉS DE SU MUERTE HACE YA AÑOS. UN ESCRITO QUE NADIE QUISO DIFUNDIR Y SÍ OLVIDAR LO MÁS PRONTO POSIBLE. PERO GRACIAS A SU HIJO NORTHBERT SIGUE AHÍ, DIFUNDIÉNDOSE ENTRE OSCURAS MINORIAS DEL CALVINISMO RADICAL.

    "Toda representación mental es idolatría a menos que se pueda ver y palpar y sea imposible negarla. El texto está ahí pero son miles los que se arrogan su correcta interpretación y si ellos tienen la correcta interpretación entonces ellos son la verdad o los representantes de la verdad. Cuando se habla de lo invisible nada se puede demostrar de forma visible y palpable. Todo depende de nuestra imaginación y sensación. Pero la arbitrariedad de una interpretación de los textos sólo se puede imponer a los demás por la fuerza. Por la fuerza de las armas, por la fuerza de las leyes, por la fuerza de las amenazas de castigo eterno, o la posibilidad de perder la vida eterna, o la coacción emocional, o el miedo. Todo amenazas e imposiciones a seres humanos sensibles y miedosos porque viven esta vida tan precaria y tan insegura. O todo promesas de felicidad y vida eterna sin más prueba que el entusiasmo individual o colectivo que se refuerza en la misma idea de forma repetitiva. Pero nada se muestra de forma clara que diga: "He, aquí estoy yo, vuestro Dios y la verdad es esta ésta y ésta y tú estás equivocado y tú también; pero vosotros no. Vosotros estáis en la verdad. Y la verdad es esta que yo os voy a marcar de nuevo para que no haya equívoco alguno. ¡¡Escuchad!! ¡¡Grabad!! Y además cada x tiempo volveré a recordárosla para que quede siempre clara. Fuera farsantes y curones resentidos y moralistones. A partir de ahora me tenéis a mi, vuestro Dios, como garante de la verdad. Y apareceré así, de forma visible y palpable. Se acabaron los fraudes y los farsantes."

    Todo el cristianismo está basado en los textos canónicos y los textos no son pura transparencia u objetividad; los textos son siempre interpretación y han sido producción y selección dentro de unos mínimos parámetros de lo que entendemos como experiencia cristiana. Creer en D-ós es un acto de pura y absoluta subjetividad. Nadie puede dar a entender cómo es su fe de un modo objetivo y palpable. Siempre cabe la posibilidad de que ese alguien nos esté engañando. Siempre cabe la posibilidad de que esa fe de esa persona sea nada más que una autosugestión. Los hechos, las acciones buenas y nobles, las pueden llevar a cabo muchos ateos, o muchas personas de diferentes creencias o fes.

    La fe, entonces, es una experiencia indemostrable, inalcanzable por medio de la mente o el cerebro o la razón. La fe, de ocurrir, será siempre un acontecimiento absolutamente subjetivo para los demás, aunque para quien haya recibido la "llamada" es un hecho absolutamente cierto y verdadero. Y esa experiencia profunda la ha de vivir con absoluta seguridad. Quizás en silencio, sosiego, viviendo cada momento esa entrañable apertura a la vida."

    ResponderEliminar
  9. Dos cosas que veo interesantes en estos comentarios. Una es que tanto la negación de un más allá como su afirmación pueden ser actos de rebelión existencial. Si unos criticaban lo primero como superstición reaccionaria de curas y conservadurismo; o fruto de la fantasía inmadura; los segundos también pueden llegar a ser radicalmente rebeldes cuando el nihilismo o el ateísmo llega a ser conformista y de masas. Buena reflexión esa. Y lo segundo es que alguien que haya superado toda idolatría en cualquier aspecto de la vida y representación, puede "ver" a Dios o sentir la llamada, como dice el pastor. De ahí no se deduce que haya que rechazar toda religión, sino que creer en Dios va más allá de todo eso, de toda fórmula. Es experiencia profunda de quien logra vivirlo. La iglesia u organización está ahí pero no es lo fundamental.
    Buenas reflexiones y buen blog.

    Cristianus no-Ronaldo.

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.