19 diciembre, 2014

LA NAVIDAD DE SYLVIA CREPALAGAR

Sylvia Crepalagar era una atea de tomo y lomo. Pero tan atea era que un día se dio cuenta de que se aburría mucho siendo atea y que además, se lo tomaba muy en serio y eso le cerraba, por otra parte la posibilidad de inventar sus historias de fantasmas y de espíritus; tema que paradójicamente le atraía. Pero ya desde su juventud se había
empeñado en ser atea porque la religión siempre le había parecido un invento de viejas beatas y de gente débil dada a creer en lo que nadie ve ni puede demostrar. Ser atea le parecía la postura más sana y más sensata para una mujer librepensadora. Hasta que se dio cuenta de que se aburría sobremanera siendo atea y que además su imaginación nunca dejaba de sentirse tentada a explorar los reinos hasta ahora censurados por ella misma. Se abriría a la posibilidad de que pudiera existir Dios o mundos sobrenaturales poblados por increíbles criaturas o ángeles o entidades extrañas y hasta demoníacas. Quién sabe lo que habría por ahí por esos espacios siderales tan infinitos y esas galaxias tan lejanas y ajenas a nosotros, pensaba nuestra mujer. Entre tanto veía cómo se aproximaba otra Navidad y cómo las calles se decoraban y la gente parecía estar algo más contenta de lo normal contagiados de una espontánea alegría. Los niños jugaban con más intensidad y los mayores se saludaban con más entusiasmo de lo normal.  Sylvia entonces se decidió a hacer algo que nunca había hecho: compraría regalos de navidad para sus sobrinos del pueblo de Volargen, no muy lejos de su ciudad. Además aprovecharía para verlos, pues ya hacía tres años que no los veía, por pura desidia e indiferencia. Su prolongada vida de soltera la hacía ser cada vez más encerrada en sí misma, más egoísta.
Y dicho y hecho. Se metió en unos grandes almacenes y allí compró lo que la imaginación le llevó a comprar en forma de juguetes para los niños de su hermano Julián. El pobre Julián había sido abandonado por su mujer hacía un par de años y casi seguro que resentía el también no disimulado abandono de su hermana mayor Sylvia, siempre centrada en su miserable vida de solterona pretenciosa, pensaba ella que pensaría su hermano. Por fin quedó satisfecha de su compra y encargó que le llevarán los paquetes a su domicilio, pues el volumen no era transportable por una sola persona. ¿Qué le estaba pasando? No se sentía como era lo normal en ella: el mundo reducido a su dura razón convenientemente objetiva y ambición profesional sin límites ni tiempo. El
mundo como maquinal y segura rutina sometida a los inflexibles horarios de la Civilización. Todo eso ahora parecía perder sentido y poco a poco la ciudad y sus calles pretendían envolverla en una inesperada embriaguez de magia y misterio. Los juegos de luces de coches, farolas, tiendas y semáforos intentaban embriagarle una parte de su ser desconocida hasta entonces o quizás medio ignorada con su coraza de innegociable ateísmo. Estaba despertando a una nueva y abrumadora sensación de paz y bienestar que hacía posible la reconciliación con todo el mundo. Tenía ganas de saludar a la gente, de decir algo a alguien; de reconocer que tras su aburrida y prosaica vida había otros mundos, otras tonalidades: era libre de crear y recrear el universo con su imaginación hasta entonces encerrada y encorsetada y todo le parecía salido de una inocente transmutación de realidades. Quizás debería tener cuidado y volver a la cordura, al sentido común. Aquello que le estaba ocurriendo podía ser un ataque de entusiasmo sin sentido. Jamás cedería al más estúpido sentimentalismo de las más comunes de las personas. Se paró en seco delante de un escaparate de una tienda ornamentada para las fechas. Se miró en el reflejo por unos segundos y de repente comenzó a llorar. Aquello no tenía el más mínimo sentido, era el más puro acto de irracionalidad que le había acontecido, pero no cedería.
Pronto estaría en casa, pero el mero hecho de saber que en una hora le traerían todos aquellos regalos del almacén y que al día siguiente los habría de llevar a Volargen a casa de su hermano y pensar que habría de pretender querer a unos sobrinos que apenas había visto, ni sentido necesidad de tal cosa, le producía pánico, miedo, y una decidida parálisis de acción. Todo aquello era una locura.
"Sylvia", una voz le llamaba. "Sylvia" volvió a repetir la voz. Al dar la vuelta no veía a nadie. En la esquina, un grupo de muchachos y muchachas disfrazados de Santa Claus cantaban villancicos. Eran del Ejército de Salvación recolectando dinero y regalos. "Sylvia", la voz insistía; y al mirar de nuevo a otro lado de la estrecha calle vio su sombra proyectada y alargada sobre el asfalto y sobre una fachada acristalada de una tonalidad opaca. Se quedó parada y sin aliento. De repente sintió la fuerza de una opresión que se iba trastocando en pura y simple inocencia que se expandía en todas  direcciones y en toda dimensión y la sombra desaparecía a medida que su paso se hacía más libre y decidido.
Al día siguiente abrazaba a su hermano y a sus sobrinos en Volargen al salir de un taxi preñado de regalos y de alegría. "Feliz Navidad, tía Sylvia, Feliz Navidad" gritaban sus sobrinos.

08 diciembre, 2014

FANATISMOS Y VACÍOS. RULANDA Y TURRAMÓN CONVERSAN EN LA CALLE

Rulanda de Milkavosora se encuentra con Turramón de Nilaser en el Paseo de Tralamera. Los dos son un par de cerebritos capaces de desnudar cualquier idea hasta sus últimas consecuencias. Sin embargo hoy Rulanda está inspirada y le echa su sermón a Turramón en función de anteriores conversaciones. Los dos caminan, pero Rulanda habla y habla:  

Hay necesidad de ser fanáticos, amigo Turramón. Conozco a mucha gente
que quisieran ser fanáticos de algo y poder luchar por ello de forma clara y absoluta. Mucha gente que quisiera poder luchar contra enemigos claros y malignos a los que poder derrotar o condenar al infierno con todas las de la ley. Hay mucha rabia y mucha gana de venganza que en otras épocas se traducirían en cruzadas militares o morales, en persecución de judíos o herejes o expansión militar por territorios conquistables; o en patriotismos místico-románticos pero capaces de machacar cabezas o reducir otras naciones a dominio incuestionable. En otras épocas había verdades que defender y normalmente eran verdades absolutas, incuestionables, por las cuales se moría si llegara el caso. Una expansión colonial en nada se diferenciaba de una misión divina de expansión cristiana, mahometana o de cualquier dios. Era necesario creerse superiores y poseedores de valores irrenunciables con lo cual justificar la misma existencia.
Pero todo esto ha entrado en crisis. Las verdades se han diluido en nubes; y, con un impulso más de inteligencia, acabamos en los desiertos infinitos. Se han traspasado todos los muros de contención de dogmatismos, de metafísicas, de fes, de idealismos y no hay nada, absolutamente nada, que no quede diluido en un infinito de concatenaciones sin alma alguna y sin sentido propio y sustancial. Quizás hayamos salido de Egipto y ahora nos adentramos en el puro riesgo y la pura indefinición. Bien es verdad que quedan muchos residuos del pasado, muchas nostalgias de los ajos y cebollas que solíamos comer: hay fundamentalismos de todo tipo que siguen reclamando territorios: otros siguen empeñados en hacer de esta tierra un cielo o un paraíso programado y ordenado. Pero lo que sí es cierto es que ya se han traspasado todas las fronteras de la certeza absoluta y no hay nada que no sea cuestionable y reducido a flujos o corrientes o fuerzas, u oscilaciones o verdades objetivas siempre provisionales hasta alcanzar nuevos territorios.
Se podría decir que para mucha gente es insoportable vivir sin causa fanática. Y los fanatismos son siempre una posibilidad, no importa qué territorio ideológico (o ausencia de ellos) habitamos: hay potencial de fanatismo para todo: fanáticos de la tolerancia, del igualitarismo, del orden natural o divino, del mercado libre o planificado; de Jehová o de Alá. Nadie escapa a la placentera posibilidad y oscilación hacia la venganza, hacia la santa o histórica ira, a la conquista de nuevos centros de poder desde donde "articular", hacia la lucha entre coordenadas, hacia la imposición de algo sobre algo.
Pero nunca como ahora somos profundamente conscientes de la total imposibilidad de justificar nuestra Razón en términos metafísicos, permanentes, eternos, divinos, naturales, históricos, raciales. La misma Historia ha pasado a ser un juego de conveniencias, de relación de poder y de fuerzas; pero nada más. Ahora se nos abren los grandes desiertos y las grandes estepas que nos rodean. Los espacios celestes siguen siendo infinitos e indefinidos. Pero, amigo Turramón, tras todas estas extensiones también se puede divisar un inmenso centro de atracción que a modo de agujero negro nos puede ir tragando o haciéndonos oscilar en una eterna órbita.

Turramón entonces contestó:

Amiga Rulanda, si así han de ser las cosas, que quizás lo sean; yo, entonces, con mayor "razón" doy mi arriesgado salto hiper-irracional hacia el territorio de la fe. Allí espero encontrar a las tribus perdidas que no dejan de merodear por los desiertos en busca de un nuevo territorio donde habremos de  obtener nuestro sustento de sentido y realidad. Lucharemos cuando hayamos de  luchar y estaremos en paz cuando hayamos de estar en paz. Será la escritura de un nuevo libro cuyas páginas por ahora siguen en blanco.

Claro que esta conversación habría de seguir.... 

23 noviembre, 2014

LA FAMILIA, THE FAMILY O INTERNATIONAL FELLOWSHIP FOUNDATION

La Familia o la International Fellowship Foundation tiene como objetivo la conversión a Cristo de la gente instalada en el poder, pero el Cristo de esta organización no es el Cristo de las iglesias exactamente, sino que hablamos de un Cristo que ha de gobernar el mundo, o que ya lo está gobernando, y entonces los pasos a dar están orientados a unir en un mismo propósito a todas las personas que
gobiernan países, controlan medios económicos y financieros. Es decir: a todos aquellos que tienen influencia en los aspectos políticos y sociales de las naciones. En lugar de la conversión de los pobres, la Familia--The Family--busca la conversión de los ricos; y así, a través de los ricos, supuestamente se favorece a todos los pobres del mundo a través de un Gobierno Mundial de Cristo donde todo estará justamente repartido y en su debido Orden.
The Family ha logrado con sus Breakfast Prayers (desayunos de oración), y en las diversas modalidades de los mismos, obtener una importante como discreta influencia y penetración en todos aquellos círculos de decisión donde la política americana pueda tener alcance. Esto ha sido así a lo largo de los años cuarenta, desde que su fundador Abram Vereide logró establecer estos almuerzos como práctica bien recibida y convenientemente aceptada por los políticos, ejecutivos y hombres de negocios más prominentes de la vida estadounidense. No sólo en Washington, sino también en las capitales de los estados o cualquier centro de poder.
No es que se trate de una conversión radical que haga de esta gente unos nacidos de nuevo al modo "evangelicalista" y entonces han de pasar, por necesidad, a comprometerse con una denominación concreta, sino que la conversión de los círculos de retiro o los breakfast prayer implica más una puesta en común de objetivos político-económicos bajo la figura prominente y de máxima autoridad que gobierna o ha de gobernar el mundo que es Cristo. Y dejo esto abierto de "gobernar" o "ha de gobernar", porque tampoco existe una teología o doctrina precisa en este discreta organización de misión espiritual. Podría considerárseles como postmilenaristas en el sentido de que el mundo hay que recuperarlo o restablecerlo o reconvertirlo a Cristo a través del trabajo de sus siervos o servidores. Cristo es una figura central y absoluta en cuanto a objetivos a cumplir, aunque dichos objetivos más que definirse en función de los escritos evangélicos, se definan mejor en el sentido más común de la filosofía del libre mercado en lo económico, de ley y orden en lo social; de una élite de los mejores en lo político y una moral de decencia privada. No es que sean liberales precisamente--que no lo son en su sentido justo--, sino que son hombres y mujeres que ven en el capitalismo una fuente de potencial cuasi divino y que al relacionarse ocasionalmente y sin mucho compromiso de tiempo bajo la figura de Jesús, pues los intereses económicos compartidos puestos bajo ese prisma de confirmación divina, los sentimientos también se aúnan y se enmarcan bajo un sentido trascendental.

No es nada más que eso. No es precisamente militancia, ni tampoco compromiso de secta o iglesia; aunque quien quiera recibir más "alimento" puede entrar más en ello a través de sus casas de retiro: es simplemente ese contacto ocasional, ese "get together" (juntarse) bajo la figura de Cristo y en oración compartiendo alimentos lo que hace de la International Fellowship Foundation una organización eficaz.
Los almuerzos nacionales que se celebran anualmente en Washington son todo un éxito y a ellos acuden como invitados presidentes, dictadores, financieros, etc, etc., (el ex-presidente Zapatero estuvo en uno de ellos invitado por Obama). No importa que algunos de ellos no sean cristianos, lo importante es que estén allí y bajo esa tutela del Maestro (los musulmanes aliados respetan al Jesús profeta), se puede uno relacionar, hablar de negocios, encontrar comprensión mutua, recibir reconocimiento, etc.

Recordad que también podéis visitar Los Relatos de Nesalem http://nesalem-wwwrelatos.blogspot.com.es/

08 noviembre, 2014

LOS NÓMADAS ESTAMOS DE PASO

Si abres esa puerta y pasas a un nuevo territorio, no tengas miedo a explorarlo. Es tú territorio, pues cuando abriste la puerta dejaste atrás el territorio que los demás habían marcado para ti. Y  descubrirás que tú eres muchas cosas que no pensabas que eras y, al recobrar la inocencia, pasado y presente ya forman ese territorio
fundido que coexiste en dirección a un futuro-devenir y que está por descubrir. Siempre está por descubrir.
¿Cómo es posible que la realidad cobre un sentido tan diferente al que pesadamente estabas acostumbrado y que llevabas a cuestas como un fardo pesado? Es el instante en toda su singularidad lo que despierta. ¿Qué has hecho para que así sea? Simplemente has abandonado los significantes que los demás te habían colocado y ahora es lo que es en sí con todas sus expansiones y multiplicidades. ¿Qué descanso cuando el sujeto y el objeto se abrazan y pasan a vivir en mundo de intensidades presentes y los fantasmas desaparecen para dar paso a una sola realidad en infinita dispersión? Mundo de intensidades que oscilan entre polos de luz y oscuridad, de fascismos y juegos, de aperturas y cierres; de Gran Jefe Patrón y de mares y desiertos que dejan deslizarse los flujos de deseo en infinita expansión.
La vida es estrategia y la estrategia es razón e imaginación. Cuidado con los centros gravitatorios que podrían volver a atraparte en su órbita fatal. Los nómadas están siempre de camino. Sólo paran a beber y comer y sus campamentos son siempre provisionales.

18 octubre, 2014

JOSÉ PABLO NORIEGA Y SU FILOSOFÍA DE LA RELIGIÓN

José Pablo Noriega de Lomas es un filósofo nacido en Langreo en 1955. Licenciado en Filosofía y Letras en 1979. Es Profesor de Secundaria desde 1986, donde imparte Humanidades. Tiene editados más de 20 ensayos y es Doctor en Filosofía desde 2011. Su filosofía se caracteriza por una reivindicación de Dios como idea fundamental de nuestra existencia, en oposición al ateísmo prevalente en la filosofía actual y pensamiento en general. José Pablo cree que sólo Dios, al cual se puede llegar tanto por la razón como por la fe, nos puede liberar de nuestras presentes angustias, confusión de valores, además de poder inspirar y dar sentido pleno a la política, la sociedad, educación, economía y moral. Hemos podido hacerle una breve entrevista sobre este asunto y es así como responde a nuestras preguntas:

Nesalem: Dios, según tu reflexión filosófica, es un absoluto que reúne todas las perfecciones, el bien, el amor, etc.; pero Dios crea el mundo que es imperfecto. ¿Cómo se explica eso? ¿Por qué lo perfecto puede dar lugar a un mundo imperfecto?

José Pablo: Se explica por la propia limitación de la finitud del mundo. Quiere ello decir que es imposible que se pueda crear una realidad perfecta con materiales que no lo son. Como el mundo está hecho de seres finitos tiene que ser imperfecto. Por nuestra parte en algún ensayo hemos hecho el camino inverso. Es decir, partiendo de la limitación del mundo por el mal hemos intentado mostrar la necesidad de Dios como Inteligencia Suprainfinita, aunque reconozcamos que siga existiendo un resto irracional para el ser humano (Véase mi ensayo Razón y Realidad).

Nesalem: El hombre puede llegar a Dios, según tú, a través de la razón y a través
también de la revelación. Si hay razones suficientes para creer en Dios, ¿qué impide que muchísima gente racional y racionalista hoy día no acaben de ver o reconocer dichas pruebas, sino más bien todo lo contrario?

José Pablo: Demostrar la existencia de Dios ha sido una tarea permanente de la filosofía y, posiblemente, las pruebas presentadas necesiten una nueva formulación. Ello no significa reconocer que la contraargumentación de la crítica sea concluyente, porque siempre ha sido posible una crítica de la crítica, como así ha sido hecho, por ejemplo desde el neotomismo. Por otra parte, también cabe orientar el esfuerzo hacia la elaboración de nuevos argumentos. Quizá ello sea una taerea pendiente de la filosofía creyente, la que verdaderamente aboga por la razonalización de lo real, razonalización que es imposible desde el ateísmo.

Nesalem:  ¿De qué revelación hablamos? ¿De la Biblia, del Corán, del Libro de Mormón? ¿Hay una religión verdadera o son todas parte de una revelación única de un mismo Dios?

José Pablo: Estamos hablando de distintos niveles. Por una parte, de la revelación universal, que aparece en las distintas religiones. Por otra parte, de la revelación que se da en el monoteísmo. Por último, en la revelación cristiana del Dios del Amor. Todas ellas son auténticas revelaciones que se anticipan a conclusiones de la filosofía perenne, que tiene que reconocerlas. No hay incompatibilidad esencial entre religión y filosofía, sino complementariedad.

Nesalem: Contrariamente al pensamiento ateo y agnóstico donde la religión ha quedado relegada al mundo subjetivo de las creencias y, por lo tanto, separada del Estado; tú, sin embargo, crees que la religión debería tener un papel inspirador y regulador de la moral pública, de la política, del arte, de la educación, etc. ¿Qué modelo religioso habría de servir de referencia y cómo se podría llegar a este modelo?

José Pablo: No consideramos la religión pública incompatible con el respeto a las libertades. Entendemos que puede existir un estado que reconozca y promocione la religión, y que al mismo tiempo exista una religión que no sea exclusivista, es decir que no sea fanática o fuente de fanatismo. Si la religión esencialmente beneficia al ser humano hay que tenerla en cuenta en todas las Humanidades.

Nesalem: Por último. En tú filosofía la religión es el único camino a la felicidad. Nos haces ver las ventajas de la creencia religiosa: con ella desaparecen las angustias y los miedos del hombre moderno y se abre un espacio de amor, de inmortalidad, de libertad responsable donde los valores morales quedan anclados en el Absoluto de Dios. ¿No crees también que la religión puede llevarnos a fanatismos, a la exclusión del infiel; a la intolerancia? ¿Cómo conjugar una sociedad civil de pensamiento libre con un Estado que promueva la religión como poder regulador de la sociedad?

José Pablo: Como decimos, no existe ninguna incompatibilidad entre la libertad de
pensamiento y la religión. la religión no es, ni tiene por qué ser fanática. Al contrario, pensamos que en un correcto entendimiento de las virtudes centrales de la religión en lugar de promover el fanatismo, lo que hace es promocionar la comprensión y la fraternidad. En el caso del cristianismo la misericordia o caridad ofrece la posibilidad de un desarrollo político que desborda la mera tolerancia y nos permite constituirnos como una fraternidad dialógica. Esto se hace desbordando la voluntad dogmática y la mera tolerancia en la búsqueda de acuerdos generales en las premisas, que no se manifiesta como mero consenso. Es decir que por su misma constitución las religiones tienen la capacidad de ser máxima expresión de libertad, más si se liberan de sus adherencias dogmáticas.


30 septiembre, 2014

¿PODEMOS LIBERARNOS DE LA POLÍTICA?

La realidad que nos rodea parece centrarse en la política. Los medios nos bañan en un mundo de política. Izquierdas y derechas nos tratan de llevar al sentido de lo meramente político, tanto política en su sentido superficial de
noticia y juego de partidos, entre partidos, o dentro de los mismos partidos; como política en el sentido profundo fucoliano de la izquierda donde nada se puede comprender al margen de la política o relación de poder. Este es el paradigma en que perece que nos movemos.
Con lo cual el sentido se hace político. No hay sentido, al parecer, fuera de la política. La ética, la moral, lo estético, lo religioso, lo cultural; parece todo ello subsumido en el paradigma político. La misma economía parece no poder comprenderse fuera de la política. La misma ciencia parece quedar englobada en el cómo y en función de qué se hace o se investiga.
Triunfa el paradigma de lo político y abarca todo. Religión y política son inseparables de modo explícito en el Islam radical y no tan radical. Muchas religiones ya están dentro del juego de lo político de modo prioritario, tanto en su versión integrista como progresista.
Y yo me pregunto.
¿Por qué ha de ser el paradigma político el modo dominante? ¿Por qué envenenarse diariamente con el ruido y bombardeo político de un modo tan totalizante como abrumador?
¿Por qué no liberarse de tal paradigma y adoptar otros paradigmas de otro rango que subsuma la política como algo secundario o complementario?
He aquí la "revolución pendiente". Rebelarse de un modo íntimo y subjetivo contra el paradigma político dominante para vivir, descubrir, crear, revelar, otras muchas aperturas y experiencias donde lo político pase a ser secundario, utilitario, complementario.

14 septiembre, 2014

CATALUÑA Y OTRAS COSAS MÁS ALLÁ DE TODA DISCUSIÓN

¿Y qué va a pasar ahora con esto de Cataluña?, nos preguntamos todos. El caso es que inexorablemente está en el guión, como también está en el guión la posible independencia de Escocia. Veremos este jueves que viene lo que pasa en Escocia. Veremos lo que ha de suceder de aquí al 9N.

El fútbol ya vuelve a rellenar el 80% de tiempo muerto y preocupación de
muchísima gente. Gracias al fútbol podemos rellenar muchas conversaciones que de otra manera no sería posible rellenar. Las conversaciones sobre fútbol dan mucho juego y no suelen ser violentas, después de todo se trata de un juego.

Empieza el curso académico de escuelas, institutos y universidades. Vuelven las confrontaciones ideológicas y políticas sobre la educación y la enseñanza. Pero la realidad va cambiando a pesar de nuestras ideologías y políticas y la educación se hace más y más complicada. Los padres y madres ya no son padres y madres a la antigua usanza. Es todo más complicado y ahora hay que contar con parejas fijas u ocasionales que influyen en la vida de los chavales y entre unos y otros también se cuece la buena o mala educación de una moza. ¿Hasta dónde la genética y dónde lo ambiental?

Todos creemos tener el punto de vista correcto pues nuestro punto de vista es algo más que un punto de vista: son las entrañas mismas que nos piden ser lo que somos y entonces buscamos siempre aquello que refuerce lo que somos.  Forzamos así los territorios comunes que nos unen a los demás para que sean esos territorios comunes que deseamos por entrañas y fuertes afectos en primer lugar. ¿Y la razón? Por nuestras santas narices que también está siempre de nuestras partes. Y si no parece ser así ya haremos lo posible para que la razón esté siempre de nuestra parte. Amén.

02 septiembre, 2014

PODEMOS Y OTRAS COSAS

Política:-  Podemos dice que va a acabar con la casta política, pero si lleva a cabo su programa de más Estado y más programas sociales va a necesitar tres veces más casta burocrática y política que la existente. Si su economía se va a basar en nacionalizaciones y controles de mercado y de las finanzas, preparémonos para bregar con un ejército de funcionarios leales al Partido y de comisarios políticos con una moralidad fuertemente ideologizada. No acabo de ver dónde está la originalidad de Podemos. Me parece que repite lo que siempre ha dicho la izquierda. Es como si las experiencias históricas del comunismo y el socialismo jamás hubieren ocurrido.

Economía.- No veo futuro para Asturias. Vivimos estancados en lo de siempre. Asturias será por muchos años el rancho y la finca de los partidos de siempre (o la versión bis de Podemos), de los sindicatos corporativistas y estatales de siempre, de las castas de siempre. ¿Adónde nos va a llevar esta inercia? Podemos imaginárnoslo, lo dejo a la imaginación de ustedes. El círculo vicioso de lo mismo se irá reproduciendo ad infinitum...

Religión.- Centros de crecimiento espiritual, refugios espirituales; la conexión con el misterio de la existencia o de la vida. La lectura de las escrituras, la apertura de las Escrituras; las interpretaciones infinitas de las Escrituras. Las comunidades de las Escrituras. Apertura hacia el espíritu, más allá del caminar de las manadas de los homínidos.

23 agosto, 2014

POMPONISA Y PEPORRIOK CHARLAN SOBRE EL PLANO INFINITO DE LIBERTAD

Pomponisa y Peporriok suelen encontrarse en el Café Klopertone para charlar de misterios de la vida y cosas por el estilo. Sobra decir que se lo pasan bomba y el tiempo les pasa muy rápido hablando de estas cosas. La conversación de hoy la hemos pillado así:
 
Pomponisa:  El cuerpo nos pide libertad sin
límites, libertad infinita; pero los límites nos van circunscribiendo a ciertas actividades, a ciertos trabajos, a situaciones reducidas y más estrechas que nos hacen más infelices que felices. La potencialidad infinita del cuerpo de expandirse en pura creatividad, placer y libertad queda siempre delimitada. Los límites son la misma naturaleza, las mismas necesidades del cuerpo. Hay que comer, vestirse, vivir bajo techo, educarse, reproducirse, y eso implica un sometimiento a fuerzas externas que pueden coincidir más o menos con nuestras afectividades o intereses personales. Esas fuerzas externas nos van dando forma, formando, y entonces ya somos personas, ciudadanos, individuos: Pepe, Juanápola, Muhamelior, Carrascosa, etc. Y cuando digo fuerzas externas me refiero también a las fuerzas interiores de nuestro ser.
 
Peporriok: Pero las contingencias externas son desiguales, discriminatorias, injustas, a veces refinadamente crueles. A unos les va dando forma de tal manera que ya desde el primer momento de su existencia son inteligentes y despiertos y se desenvuelven en la vida con cierta facilidad. Otros sin embargo ya nacer cortitos de mente, faltos de luces o con el cuerpo enfermo y deformado; o predispuestos a la locura o las taras mentales. Sin embargo esa misma "naturaleza" premia a otros con cuerpazos fuertes y hermosos que les facilita un mayor goce y gracia en la vida. También influye dónde se nace. Puedes nacer en un pueblo iraquí a punto de ser masacrado, o puedes nacer en una guapa ciudad burguesa europea y en medio de una familia equilibrada y maja. Puedes nacer como un bastardo paria, o puedes ser un chico querido y bien alimentado. De principio la Naturaleza, o esas fuerzas externas que nos van formando, son 
ciegas e indiferentes a cualquier perfección moral. Son más bien fuerzas amorales; monstruosas en ocasiones. Son, una vez contrastadas con una moral perfecta y justa, terriblemente injustas, sádicas, parciales, etc. De ahí que seamos nosotros los hombres como individuos y como sociedad quienes hemos de romper, limar, cortar, allanar, alisar todo aquello monstruoso y maligno que nos oprime y reduce al miedo, o al sufrimiento silencioso. Pero siempre conscientes de que esas mismas fuerzas externas ya anidan en nuestro más íntimo ser, amigo Peporriok.  

11 agosto, 2014

UN MALDITO LLAMADO EMILE CIORAN

Emile Cioran fue un pensador rumano que decía cosas como las que podemos leer abajo. Están sacadas del libro "DEL INCONVENIENTE DE HABER NACIDO". Taurus Humanidades. 1992.

Desde la infancia percibía ya el deslizarse de las horas, libres de toda referencia, de a mis expensas.
todo acto y de todo acontecimiento, la disjunción del tiempo de lo que no era tiempo, su existencia autónoma, su estatuto particular, su imperio, su tiranía. Recuerdo con perfecta claridad aquella tarde en que, por vez primera, frente al universo vacante, yo era una sólo una fuga de instantes rebeldes que se negaban a cumplir su función propia. El tiempo se desprendía del ser

Lo que sé a los sesenta años, ya lo sabía a los veinte. Cuarenta años de un largo, superfluo trabajo de comprobación.

Estoy, por lo general, tan seguro de que todo está desprovisto de consistencia, de fundamento, de justificación, que aquel que osara contradecirme, aunque fuera el hombre que más estimo, me parecería un charlatán o un imbécil.

A medida que los años pasan, decrece el número de seres con quienes uno puede entenderse. Cuando no haya ya nadie a quien dirigirse, seremos al fin tal y como se era antes de sucumbir en un nombre.

Cuando se sabe de manera absoluta que todo es irreal, no tiene ningún sentido fatigarse para demostrarlo.

La luz se prostituye a medida que se aleja del alba y avanza en el día, y sólo se redime---ética del crepúsculo--en el momento de desaparecer.

Hay noches que ni el más ingenioso torturador podría haber inventado. Sale uno deshecho, estupidizado, perdido. Sin recuerdos ni presentimientos, y sin saber siquiera quién se es. Y entonces es cuando el día parece inútil, y la luz perniciosa y más opresora aún que las tinieblas.

Un pulgón consciente tendría que arrostrar exactamente las mismas dificultades, el mismo género de insolubles que el hombre.

Le repugnaban las verdades objetivas, el trabajo de la argumentación, los razonamientos sostenidos. No le gustaba demostrar, no le importaba convencer a nadie. El Otro es una invención de dialéctico.

Si la muerte es tan horrible como se pretende, ¿cómo es posible que al cabo de cierto tiempo estimemos feliz a quienquiera que, amigo o enemigo, haya dejado de vivir?

26 julio, 2014

DE NUEVO ISRAEL EN LA PALESTRA

Muchos estamos a favor de Israel y creemos que su destino es ser una nación como las demás, con sus aciertos y sus errores. Si hay errores hay que reconocerlos y denunciarlos como se hace con cualquier país que incumple las normas democráticas o toma caminos demasiado agresivos o expansivos con otras naciones vecinas. Israel no puede ser excepción al respecto. Un estado democrático se consolida con el máximo respeto a las leyes y libertades. Es ahí donde hay que juzgar a Israel, tal como se haría con cualquier otro estado moderno y democrático.
Pero el Estado de Israel conlleva también muchos más problemas que cualquier otro estado moderno. Tiene un porcentaje importante de población árabe que es necesario integrar como ciudadanos de pleno derecho. Problema en sí harto difícil. ¿Qué fórmula adoptar? Los factores étnicos y religiosos son explosivos en muchos casos, pero no en todos. Hay sectores árabes israelíes y judíos que ven la necesidad de negociar y hacer viable una sociedad civil plural que se mueva preferentemente bajo el concepto de ciudadano. Pero el peor problema es el de las fronteras. ¿Cómo negociar y asentar unas fronteras seguras con una población árabe-palestina cuya identidad se basa en ser el producto de un destierro y violenta expropiación? ¿Cómo frenar, por otra parte, el deseo de expansión y colonización de ciertos sectores ortodoxos con mucho peso social en la vida de Israel? Aun así hay sectores palestinos e israelíes que buscan territorios comunes de entendimiento para llegar a una solución definitiva. Hay también interés en colaborar tanto económicamente como en seguridad. Titánica tarea que sin embargo ya empieza a tener alguna raíz.
Luego, no hablemos ya de los enemigos consubstanciales del estado israelí como son  Irán, Arabia Saudí, Siria, etc., con sus organizaciones extremistas tipo Hamás o Hezbolá actuando como frentes de continua provocación e intransigencia. Sostener un estado democrático moderno en tales condiciones es en sí una tarea abrumadora; que sin embargo tampoco justifica actuaciones desproporcionadas o vengativas sin control.
Fino tacto tiene que tener el Estado de Israel para mantener un equilibrio de supervivencia. Y los enemigos son muchos, entre ellos cierta izquierda europea que se agarra al la tabla de salvación de la "causa palestina", sin dudar en utilizar la fácil asociación judíos-sionismo-capitalismo como el mal a batir. Una izquierda que esconde la cabeza bajo las alas ante las matanzas y horrores sirios y otros muchos. Sin embargo, cuando las tornas se inclinan hacia el avispero palestino-israelí surgen las consabidas manifestaciones de indignación revanchista, y el mismo odio antiisraelí repetitivo y monotemático sin matices. No estamos diciendo que no haya necesidad de protestar contra Israel cuando sea necesario, pero también contra el horror sirio, centroafricano, las ejecuciones de homosexuales en Irán, la violencia venezolana, talibán, etc, etc.   

12 julio, 2014

TADEUS RECIPROPAKIANO REFLEXIONA SOBRE EL BIEN Y EL MAL

Tadeus Recipropakiano Insofortes se puso a pensar un día ocioso que no tenía que ir a trabajar de peón picapedrero en una cantera de mármol por padecer una gripe; y llegó a este pensamiento o reflexión que nadie habría de leer y que posiblemente tiraría a la basura al día siguiente. Así que reflexionó esto que sigue:

Desde el momento en que se pueda realizar una tortura en este mundo, un dios bueno
queda descartado. Quien consiente a un torturador satisfacer su instinto perverso teniendo el poder para pararlo, se hace cómplice de ese malvado. Lo cual quiere decir que es tan malvado como él. Peor todavía quien permite que ese torturador exista o que la misma idea de tortura sea posible. Desde el momento que el mal pueda existir en el mundo con todas sus perversiones, olvidémonos de dioses buenos o justos. Los dioses o el dios singular no son buenos desde el momento que necesitan y consienten el mal para justificarse a ellos mismos y a su creación. De existir son, por definición, dioses perversos. Podríamos hablar entonces de un universo creado por un dios perverso y malo que consiente las guerras, que consiente las torturas, etc. O sea, un perfecto dios inmoral. Las buenas conciencias religiosas no quieren ver esto y entonces atribuyen el mal al hombre y al pecado provocado por el hombre. Triste y penosa solución al problema del mal.
 
Y sin embargo podemos hablar así porque somos conscientes de que el bien actúa como si fuera una realidad que niega el mal, que lo condena, que lo resiste, que lo denuncia; que expone su perversión. El bien es siempre provisional o circunstancial, mientras el mal tiene siempre la iniciativa, el poder real. El mal es consubstancial al cambio, al tiempo y espacio; a la contingencia de un universo que se nos impone en su múltiples modalidades de mal y de mal disfrazado de bien. El bien, sin embargo, se movería mejor en un limbo de inocencia y pureza más allá de toda materia, de toda creación en tiempo y espacio. El bien sería lo irrepresentable del cielo cristiano. Que es lo mismo que decir que mientras el mundo es lo que es el mal tiene siempre la última palabra; o sea, el mal reina a sus anchas y el bien siempre será una Idea, una Esperanza, un Más Allá.
Y, precisamente, porque existe esa idea y esa esperanza; o mejor dicho, porque existe la posibilidad de pensar el bien aun dentro de la radicalidad absoluta del mal en este universo, es por lo que creemos que la fe en D-ós es un milagro. D-ós es una idea absolutamente trascendente e inexorable que logra trascender incluso la posibilidad de un mal absolutamente perverso que podría utilizar hasta la misma idea del bien como coartada ad infinitum para seguir perpetuándose. El milagro de la fe impide que el mal sea dueño del universo. Pero ese milagro es siempre una posibilidad absolutamente subjetiva: un summum mysterium que hace estallar toda posible racionalidad a la hora de comprenderlo.

Tadeus Recipropakiano leyó de nuevo lo que había escrito. le sonó a pura blasfemia y resentimiento pérfido de picapedrero amargado; quizás fruto de su fiebre griposa; y entonces lo tiró a la basura. Nunca más tendría pensamientos tan perversos y aceptaría su condición de picapedrero mal pagado con grata resignación cristiana. ¿Quién era él para atreverse a tanta blasfemia?
 

27 junio, 2014

ES POSIBLE QUE LA CIVILIZACIÓN OCCIDENTAL ESTÉ YA AGOTADA

Es posible que la civilización occidental esté ya agotada. Hemos llegado al summun de nuestra potencialidad y positividad. Ya nada nos sorprende y todo nos aburre. Sólo
nos queda el poder de la simulación. Qué bien simulamos en nuestro generalizado nihilismo. Todo como sí. Como si creyéramos en algo, pero ese algo nos es indefinido y ambiguo, pero cuanto más indefinido y ambiguo mejor. Simulación. El poder de la simulación. Yo simulo, tu simulas, él/ella/ello simula, etc. Somos anti y pro al mismo tiempo. Antisistema dentro del sistema. Inconformistas dentro del conformismo. Abiertos de mente dentro de un infernal círculo vicioso. Todo tan guay; todo tan legal dentro de la ilegalidad de un sinsentido. En el fondo parece que todo nos da lo mismo y lo mismo no acaba de ser diferente, ni mucho menos alteridad. Yo me altero con mi alteridad apenas alterada. Yo me diferencio dentro de la más sublime banalidad diferenciable. Generalizado nihilismo de una nada etiquetada en formas insubstanciales. Quizás hasta llegue a ser un héroe/heroína de la cocaína. Transparentes como el cristal con la totalidad cósmica con derecho a ser además de existir.

No sé si ISIS o Talibalandia siguen nuestro juego o ellos ya han trazado la absoluta racionalidad del SER en forma de violencia totalizante y ejemplarizante. Quizás ellos nos provean de la absoluta racionalidad en forma de califato-hardware. Y dicen: O lo tomas o te ayudamos a dejar la existencia por la vía expeditiva. El Libro es un Libro que no ha lugar a otros Libros porque es el único Libro. Soy la sombra que ya te está cubriendo para liberarte de tus aburrimientos y tus banales dudas. Observa cómo ejecuto en las calles sin juicio previo. Tu civilización occidental está agotada y yo soy la alternativa de lo alterno elevado al sumun de la más absoluta y abstracta racionalidad coránica. Guau, wow! I mean business!!!

21 junio, 2014

EL CIELO ES REAL O LO EXTRAORDINARIO EN LA VIDA ORDINARIA

La película El Cielo es Real parece querer hacernos la pregunta: "¿No sería mejor vivir como si el Más Allá fuera una existencia real?" Pero también sería repetir la clásica pregunta de Pascal adaptada:
 "¿Qué perdemos con creer en un Más Allá donde todo ha de ser reparado y donde hemos de ver a nuestros desaparecidos, todos jóvenes y radiantes, bajo el cuidado de Jesús?" Perder nada, y ganar mucho; pues tal certeza nos haría vivir con sentido e ilusión y entonces los sufrimientos de este mundo pasarían a ser cosas pasajeras que luego se compensarían con el paso a esa otra realidad divina. Además, las cosas y acontecimientos de este mundo serían como pruebas para fortalecer nuestra moral y esperanza, que luego en el Más Allá serían reconocidas y, seguramente ampliadas.
Contrástese esta película con las muchas que salen cada año sobre el Más Allá, pero un más allá maligno, demoníaco; infernal, vampiros por doquier; películas de posesiones, de exorcismos, de espíritus perversos. Es evidente que el Más Allá diabólico vende más que el Más Allá divino. Curioso también que cuando el Más Allá es maligno, la religión protagonista es el catolicismo; pero en esta película de Randall Wallace la religión protagonista es el protestantismo, concretamente la Iglesia Metodista en su versión Wesleyana.
La película juega bastante con la ambigüedad sobre el caso del niño Colton Burpo. No llega a ser una película facilona con estos temas, a pesar de las apariencias. De hecho, nunca llega a haber una certeza sobre ese Más Allá. No cabe duda que el Reverendo Burpo es una buena persona en un pueblo de Nebraska no tan sórdido ni aburrido como el pueblo de la película homónima de Alexander Payne. El pastor Todd es también un buen padre, pero descuida un poco la sensibilidad de su hijo llevándole al hospital cuando ha de ayudar a un moribundo, o también haciéndole estar presente durante el funeral del vagabundo que pierde su casa-remolque en un incendio. La representación que pueda hacerse un niño de tres años de la muerte y sus consecuencias en su psique es difícil de saber. Y la película también juega un tanto con las expectativas del predicador y las visiones de un hijo que de forma inconsciente busca agradar a su padre. Una experiencia tan traumática como la que ha pasado el niño en el quirófano, puede dar lugar a experiencias extraordinarias de difícil explicación. La película deja al espectador que saque sus conclusiones, que reflexione sobre ciertos aspectos extraordinarios de la vida en clave positiva. Y, en mi opinión es acertado. Cansados estamos de tantas películas de crímenes violentos, de relaciones humanas o de pareja
siempre destartaladas, de delincuentes psicópatas, de demonios dementes, de latrocinios, de los horrores del mundo de la droga, etc, etc.
Resulta también interesante ver in situ la vida de una comunidad metodista wesleyiana; su forma de gobernarse tan "civil" e independiente; la vida de un reverendo que combina su trabajo de reparaciones para todo, con sus horas de bombero del condado; es también consejero espiritual con sus propias preocupaciones mundanas y sus deudas; sus prédicas en la iglesia y su vida familiar.
En definitiva resulta una película entretenida que nos invita a reflexionar y a hacernos preguntas que a la mayoría de la gente, por suerte, le siguen preocupando.

08 junio, 2014

A VUELTAS CON LA EXPERIENCIA DE LA FE. ¿QUÉ DEMONIOS ES LA FE?

Ninguna religión pasa la prueba de la razón. Si la demostración de la existencia del Dios monoteísta ha de pasar por el mundo que vemos y sus manifestaciones
naturales, entonces al final siempre hemos de recurrir al milagro de la fe. Pues a lo único racional que nos llevan las manifestaciones del universo, si somos honestos, es a nuestra más completa ignorancia sobre el porqué de la existencia de lo que vemos. No hay señal objetiva o demostrable alguna que nos indique de forma contundente el origen divino del universo y mucho menos la atribución de dicha existencia a un dios particular en base a una revelación concreta. A todo lo que estamos permitidos por medio de la razón es a la descripción del mundo por medio de la Ciencia; y a medida que se van abriendo campos debido a nuevos descubrimientos, pues aceptarlos dentro de la máxima honradez y honestidad. No hay más posibilidades si nuestro saber y conocimiento se ha de fundamentar en la razón. Otra cosa es que eso no nos satisfaga y necesitemos de otras explicaciones que nos den un sentido trascendente sobre el por qué de todo este abrumador misterio del cosmos y de la vida humana inteligente. Y es entonces donde habremos de necesitar de explicaciones metafísicas; y, entre tales explicaciones metafísicas están las explicaciones religiosas. En concreto la creencia cristiana en un Dios que se revela a través de las Escrituras no sería más que una variante o modalidad de explicación religiosa del mundo. Nada hay demostrado de forma racional y objetiva que la Biblia es revelación de Dios y que además es el Dios único y verdadero que ha creado el universo. Todo lo más que podemos decir quienes creemos en el Dios de la Biblia es que lo hacemos por fe. Pero la fe no es algo que podamos demostrar de modo racional y científico, sino que es un fuerte sentimiento de transformación espiritual que nos ocurre sin saber exactamente el por qué. Tan sólo sabemos que nos ocurre, está ahí, se siente de forma continuada y da sentido a nuestras vidas. Es la fe la que abre sentido a las explicaciones religiosas; y, es la fe la que nos dice a los cristianos que el Nuevo Testamento nos habla de verdades trascendentales.

Ahora bien, si la fe fuese única y común a todos los mortales creyentes, entonces no habría la diversidad de religiones y de iglesias, denominaciones o sectas que existe en este momento. La fe, aun siendo un acontecimiento de radical raíz subjetiva, de ser un hecho común al conjunto de los creyentes en el mundo habría de ser la misma en sus manifestaciones. Una fe trascendental puede anteponerse de forma abrumadora sobre cualquier contingencia o accidente que intente oscurecerla, ocultarla, o confundirla. De no ser así, entonces la fe, al igual que las culturas y las lenguas; tiene de común con el ser humano la participación en la increíble variedad productiva de interpretaciones sobre la realidad. De ahí la multitud de religiones, en muchas ocasiones, en consonancia con la variedad cultural y lingüística del mundo, o su universalización en coexistencia con los poderes políticos que lo hicieron posible. En el caso cristiano: el Imperio Romano. La fe entonces podría ser un acontecimiento subjetivo cuya representación resultaría siempre problemática. La fe entonces estaría siempre más allá de toda posible representación y de todo posible intento de
reducción a dogmas de fe o institucionalización. La fe sería una experiencia profunda que solamente se podría compartir con otros en función de un sentimiento también profundo; quizás de una fuerte afectividad que logra entrar en sintonía con otras afectividades de un modo muy parecido. Esa sería entonces la base común de la fe entre los humanos: una experiencia común subjetivamente abrumadora compartida en modalidad de fuerte sintonía afectiva. Luego vendría la necesidad de traducción, de representación de tal experiencia común de la fe en forma de aceptación e interpretación de las Sagradas Escrituras, en el caso del cristianismo protestante. Y es ahí donde van surgiendo las diferentes comunidades de interpretación, las diferentes iglesias.

23 mayo, 2014

TERRITORIO COMÚN VERSUS COLECTIVISMOS

Creo, en mi ingenuidad intelectual, haber delimitado en anteriores comentarios un deseado territorio común a toda persona al margen de la cultura, sexo, etnia, nacionalidad, religión, tribu, raza, lengua, y otras cosas. Se trata de lo que yo asumo son valores morales universales elementales: no matarás, no robarás, no engañarás, no codiciarás los bienes del prójimo; no explotarás a la gente, no degradarás la dignidad de tus semejantes; y, si hay alguno más que se haya quedado en el tintero, todo se podría reducir a la mínima ética del harás a los demás como tú quisieras que los demás te hicieren. Son valores en los que un japonés coincidiría con un español, un ruso con un bantú; un
kazjakistano con un marroquí; un musulmán con un cristiano, un/a gay con un/a straight; un franco-parlante con un mandarino-hablante, etc.. Y todos conocemos los matices de interpretación sin muchos aspavientos ni gimnasias rítmicas mentales. Se puede matar o mentir en esas circunstancias extremas o decisivas que atenten contra la dignidad y libertad de las personas. El referente supremo es siempre la dignidad del individuo. Estos valores, por suerte para las democracias occidentales, son los valores básicos en una democracia constitucional; ampliados, en nuestro caso, con los Derechos de Hombre. No así en muchos países musulmanes, por ejemplo.

Si esto es así, entonces ya podríamos tener un referente universal, único, incondicional e incuestionable; desde donde construir acción social, hacer política, orientar el mercado o los mercados en todos sus niveles. Es el necesario referente desde donde se han de producir las leyes de cualquier sociedad relativamente libre y civilizada. Y de hecho es formalmente así en la mayoría de los países occidentales. No cabe duda que siempre habrá la tentación, impulso y pulsación de traspasar las leyes, de robar y matar, de explotar y dominar al prójimo por medio de engaños y el uso abusivo de poder y coacción; de saltarse a la torera las normas de convivencia para hacer "lo que me pide el cuerpo o lo que me da la gana". Consideremos también los casos psicopatológicos o de conductas asociales que inducen de por sí al delito. En estos casos las sociedades democráticas deberían de ser inflexibles a la hora de hacer valer la ley. La ley es el armazón que puede sostener una sociedad libre. Sin respeto a la ley todo se corrompe.

Esto nos obliga a hacer una reflexión en torno a lo relativo y lo incondicional o necesario en referencia a los valores o ideas. Si ciertos valores son básicos, universales e incondicionales; ese territorio común ha de ser un territorio común de libertad universal; un espacio que abrimos a la dignidad humana de forma incuestionable. Pero si anteponemos una ideología concreta a este
referente universal, entonces desplazamos automáticamente nuestros valores comunes irrevocables para situarlos en la condición de valores subordinados de cualquier metafísica disfrazada de ideología. Entonces, lo que no es más que especulación e interpretación particular o parcial se eleva por arte de la conveniencia política e intereses concretos de grupos y colectivismos en Verdad Universal donde la realidad puede quedar reducida a parámetros convenientes de racionalización interesada. Y así, sea en nombre de El Pueblo, de la Patria, de la Mujer, de la Naturaleza, de la Raza, de la Lucha de Clases, de Dios Bendito e Omnipotente, en el fondo es la misma estrategia ideológica bajo diferentes modalidades. El totalitarismo nazi, o los crímenes del comunismo; fueron los intentos ideológicos más monstruosos para acabar con la democracia liberal. Las nuevas tendencias fascistas o de la extrema izquierda podrían reproducir los mismos esquemas en su enconado esfuerzo por superar la "corrupta" democracia que ellos llaman ultraliberal. Pero quizás el mayor peligro resultaría de una relativización generalizada de valores donde ningún referente es ya posible; y, por tanto ningún territorio común sería tampoco posible más allá de lo que es conveniente en momentos particulares y en función de intereses cambiantes o relativos tanto para lo bueno como para lo malo.

Que es bastante diferente a lo que ha de ser una sociedad civil basada en principios de libertad y dignidad individual e inspirada en los valores-referente incuestionables y verdaderamente universales. Bajo una sociedad civil habrán de convivir todas las ideologías, tendencias, creencias, fes; en el terreno común de la dignidad humana y el respeto mutuo, lo cual no significa que no haya debate, discusión, producción de nuevas y creativas ideas consecuencia de tales debates; los mismos que han de ir marcando cambios políticos y sociales. Esta es la riqueza de la democracia constitucional, cosa que en muchos países no es posible y no precisamente por imperativos étnico-religiosos. Prueba de ello es que cuando pueden, salen de sus países sin dudarlo.

Las posibles interpretaciones o construcciones metafísicas son infinitas en relación a la vida y la existencia y eso se traduce en riqueza de pensamiento y apertura a nuevas realidades, pero cuando la metafísica disfrazada de ideología se trata de imponer como fuerza y verdad universal el mundo entonces se cierra, se bloquea, se "neurotiza" dando vueltas al mismo centro gravitatorio donde trata de atrapar a toda la humanidad posible. El pensamiento progresista en su versión posmoderna ha liberado importantes aspectos de la realidad a la crítica y con ello enriquecido campos de saber al abrirse nuevos horizontes; pero su ansia de reducir la vida a su antimetafísica de juegos de discursos deja al descubierto también la posibilidad de un irracionalismo nihilista de consecuencias políticas indefinidas. La democracia liberal es frágil. No cabe duda que es frágil, pero Dios nos libre de sus posibles o potenciales sustitutos.
____________________________
Los relatos de El Pastor Herveax han pasado a Relatos de Nesalem
http://nesalem-wwwrelatos.blogspot.com.es/2014/05/el-reverendo-calvin-herveax.html?showComment=1401441057263#c4766253403817443748

10 mayo, 2014

LAS AMAZONAS DE IRZAP Y LOS DIOSES JHSGFART

Cuando cruzábamos la gran llanura de Trawaswoprew, de repente fuimos atacados por una
banda de amazonas provenientes del bosque de Irzap. Luchamos como pudimos y por suerte las conseguimos rechazar. Supimos más tarde por nuestros exploradores que las amazonas de Irzap raptan a los hombres de cualquier caravana o poblaciones cercanas para tenerlos como sementales y esclavos. Cualquier varón que nazca pasa a ser un esclavo más; o, si se ve en él un grado de inteligencia o fuerte voluntad, se le elimina ipso facto. Todo varón no elegido para la procreación es castrado y señalado a fuego para ser esclavizado. Las amazonas de Irzap son cada vez más poderosas y, según hemos sabido también-- gracias a dos evadidos de su territorio que conocimos en la ciudad de Grupak;-- su guerra de conquista y depredación no tiene límites.
(Crónicas de Ghsdt oh Mardeh. Año 30098 de Upah)
En los territorios de Kormaklp los dioses se aparecen con cierta frecuencia y fuerzan a los
habitantes de esta laboriosa nación a hacer lo que ellos quieren. Curiosamente los Kormaklp eran las personas más incrédulas del territorio más allá del Río Mugsfrt. De hecho jamás habían construido templo alguno y sus niños desconocían la misma idea de Dios o el Más Allá. Pero un día después de una demencial tormenta seguida de la erupción del volcán Vsdgt, unas extrañas energías fueron tomando forma visible en forma de unos cuerpos mezcla de lagarto y cucarachas gigantes. Poco tiempo llevó dominar y aterrorizar a los pobres habitantes de Kormaklp. Así que pronto se instaló un gobierno teocrático basado en la rígida ley moral de los nuevos amos: los repelentes dioses Jhsgfart. Pronto se construyeron templos y escuelas teocráticas para la extensión del conocimiento de estos nauseabundos dioses cuyo poder parecía no tener fin. Pero el problema mayor era que: ¡¡¡NADIE PODÍA NEGAR SU EXISTENCIA!!!
(Crónicas de Milgana Gasdplan en sus viajes más allá del desierto Hnad)

25 abril, 2014

LA VERDAD OS HARÁ LIBRES

Me decía alguien que es un hombre de fe que si ejercemos demasiado la crítica respecto a los dogmas de la Iglesia o los textos bíblicos canónicos, corremos el peligro de quedarnos sin nada. Es curioso, uno siempre creyó que ejercer el pensamiento
crítico es la mejor manera de afirmarse y adaptarse a la vida sin engaños. Nadie podrá ser capaz de ejercer su vida con responsabilidad si no se arriesga a pensar de forma libre y adaptada a su propia afectividad. Los territorios comunes de encuentro con los demás, con el prójimo, o se forman de manera libre y voluntaria o si no se escoge resignadamente el camino de la servidumbre y la esclavitud. Y la mejor manera de tener una mente libre es ejerciendo el pensamiento crítico hasta sus últimas consecuencias. Todo lo contrario a lo que dice el hombre de fe de arriba. Ejerciendo el pensamiento crítico nos abrimos a la vida en su plenitud y eliminamos en lo posible los prejuicios, las imposiciones que los demás tratan de ejercer sobre nosotros.
¿Qué fe es esa que tiene miedo de ejercer la crítica hasta sus últimas consecuencias? Uno creía que la fe siempre apunta a la liberación de todo ídolo, de toda imposición humana, de toda coacción interesada; de toda interpretación o discurso que pide la obediencia y sumisión incondicional. La verdad os hará libres (Jn 8:32) implica también que nuestra adhesión a un canon bíblico o a una iglesia, o se hace desde un pensamiento libre y voluntario, o de otra manera no es más que seguir mintiendo con uno mismo; seguir practicando la obediencia a terceros que nos imponen su verdad, no la nuestra. La fe del esclavo que prefiere subordinarse a ejercer su libertad y responsabilidad sin miedo y con riesgo.
Hemos de desconfiar de todo aquel que te trate de imponer sus axiomas de fe o
creencia como si fueran verdades universales a las que no nos podamos sustraer. Peor todavía de aquellos que nos amenazan con castigos eternos o consecuencias funestas de deidades o autoridades encolerizadas, si no aceptamos sus axiomas. En realidad lo que suele suceder en estos casos es que estas personas te está tratando de imponer su verdad particular que obedece en primer lugar a sus afectividades personales. Jamás aceptemos una verdad que no haya sido dialogada, consensuada, o aceptada por convencimiento o necesidad afectiva propia. Todo lo demás es idolatría, sumisión y resignación. Lo cual no deja de ser otro axioma a cuestionar antes de tomar esa decisión. ¡Ejem!

No dejen de visitar Los Relatos de Nesalem:
http://nesalem-wwwrelatos.blogspot.com.es/
EL HOMÍNIDO CHARBOT Y LAS SEÑORAS

 

14 abril, 2014

LA POLÉMICA SOBRE CATALUÑA

En España se vive la polémica de la cuestión nacional catalana con cierta
incertidumbre de futuro. Este blog respondiendo a cierto interés por discutir este tema dentro de los márgenes del respeto mutuo y el diálogo constructivo; abre un epígrafe donde todo el mundo a quien le interese aportar algo pueda participar. Con un poco de buena voluntad se puede llegar a importantes aclaraciones, a eliminar prejuicios; a ver el otro lado de la polémica sin necesidad de llegar a posturas trágico-apocalípticas. Toda opinión expresada por Nesalem llevará su membrete oficial de registro.

No dejen de visitar Los Relatos de Nesalem:
http://nesalem-wwwrelatos.blogspot.com.es/
EL HOMÍNIDO CHARBOT Y LAS SEÑORAS

08 abril, 2014

OIGA, OIGA, ¿DÓNDE ESTÁN LAS VERDADES INMUTABLES?

En el protestantismo hay una corriente que ve las Escrituras como una fuente de revelación accesible tanto a la razón como al sentimiento. De ello
se desprende que podemos llegar a saber lo necesario o lo que Dios ha dispuesto para nuestra salvación y vida correcta a través de una hermenéutica acertada que todos los creyentes pueden llegar a perfilar; bien por ellos mismos (con la ayuda del Espíritu Santo), o bien a través de creyentes bien formados: teólogos, pastores, maestros, etc. (también guiados por el Espíritu Santo, se supone). En una palabra: es posible la definición de verdades fundamentales que emanan de la Biblia y que por lo tanto son autoevidentes y verdades esenciales incuestionables; en oposición, claro está, a cualquier otra interpretación arriesgada o contingente. En el primer caso, el sujeto-creyente puede adecuarse a su objeto-revelación, o viceversa, el sujeto-revelación puede adecuarse a su objeto-creyente; si no de una manera unívoca, si aproximativa. De ahí que en mucho protestantismo haya recurso a una autoridad externa incuestionable que ha de regular la fe de los creyentes a través de las autoridades eclesiásticas o denominacionales mejor reconocidas por su clara enseñanza y doctrina. O, a veces por la interpretación profética reconocida de algún líder reformador o restaurador o “reavivador” de alguna iglesia ya establecida o fundador de una nueva.
Pero si ponemos en duda la hipotética inspiración del Espíritu Santo de quienes se lo arrogan o se lo arrogan, entonces las verdades autoevidentes y esenciales incuestionables se quedan en interpretaciones reglamentadas y sancionadas por instituciones eclesiásticas, organizaciones establecidas o consensos doctrinales acatados en base a criterios teológicos relativos a situaciones históricas concretas de las iglesias. Lo esencial y autoevidente queda inexorablemente relativizado e historizado y, de ser así, entonces la autoridad externa incuestionable sustentada por el Espíritu Santo, queda así mismo en entredicho y relegada a una interpretación más que ha de competir con otras que le discuten su carisma, poder y privilegio. El texto bíblico queda abierto a nuevas investigaciones y estudios críticos, además de la aproximación devocional o teológica o las dos cosas a la vez en franco diálogo crítico entre la fe y la razón.
Es algo parecido a cuando hablamos de ley natural o divina a la hora de regular sociedades. Las leyes naturales o divinas no ejercen su soberanía más que a través de interpretaciones humanas, lo que nos hace ya pensar que en dichas interpretaciones concretas en tiempo y espacio es donde reside su verdad de hecho (leyes
positivas). No en su condición de abstracción o idealización. Curiosamente, las leyes naturales o divinas en su supuesta eternidad o esencialidad, tienden siempre a traducirse en función de intereses humanos concretos. Las leyes naturales quedan entonces desplazadas a un orden simbólico o metafórico ya que su concreción sólo es posible como leyes positivas; o sea, derivadas de la voluntad humana y aplicadas a una sociedad mutable y contingente. No hay vuelta atrás a un orden externo unívoco e incuestionable. En realidad nunca lo hubo. Es por ello que la apertura hacia Dios es ahora más infinita que nunca; como también la apertura de la Historia a nuevos horizontes inesperados.
 

27 marzo, 2014

LA BOTELLA DE SIDRA AL PODER

¿Cómo se puede conquistar el mundo con una botella de sidra? Pues habría de ser la botella de sidra perfecta. Una botella de sidra eterna e imperecedera. Una botella de sidra que captara con su poder de atracción todas las miradas, todas las ambiciones, todos los deseos. Una botella de sidra hecha de espectro celestial. De luz verde celestial.
La podemos imaginar. La imaginación al poder en forma de botella de sidra. ¿Pero cómo materializar lo que existe en la imaginación? He ahí la cuestión. Mi botella de sidra perfecta e inmaculada existe
en mi mundo particular, la veo, la palpo con mis fantasmas; pero no puedo materializarla para que ustedes la vean en su perfección. En fin, esta botella de sidra que domina ya mi imaginación no puedo compartirla con ustedes, no puedo escanciarla con ustedes. Pero millones de fantasmas están ya disfrutando de ella en mi mundo mental, en mi dimensión espiritual. Los veo escanciando como locos y disfrutando de la sidra perfecta que nunca se agota y que siempre coloca. ¡¡Aggh!! Se está produciendo una gran espicha entre arquetipos inmateriales. Una pasada. Ahora se han puesto a tocar una gaita holográfica y el tambor retumba como el demonio.
Señores, comprendan la absurda y absoluta imposibilidad de compartir con ustedes lo mejor que yo puedo imaginar. Yo quisiera conquistar el mundo con mi botella de sidra perfecta, pero entre mi imaginación y el mundo material hay una absoluta discontinuidad. Jamás podrá ser posible la perfecta materialización de mi poderosa botella de sidra. Por tanto, les invito a Casa Pin a tomar unas botellas de sidra reales con huevos cocidos y lacón. Casa Pin, la sidra que mejor se aproxima a la perfección.
 

16 marzo, 2014

FÍSICA Y QUÍMICA CON EJERCICIOS PRÁCTICOS

La Sra. Monosílaba se levanta y toma un café. Mira por la ventana y ve que hace sol. El día está abierto a varias posibilidades. Infinitas posibilidades. A cada instante podría suceder de todo. No hay un mundo. Hay multitud de mundos, infinitos mundos. Cada instante es una abertura todavía sin explorar. Mucha suerte señora Monosílaba.

El señor Unodostrés se ha ido a la cafetería y ha cogido la prensa. 
Unodostrés quiere leer lo que pasa en la prensa. Y en la prensa pasan muchas cosas ordenadas de acuerdo al mundo de la prensa. Una vez alimentado de la prensa y su mundo, vuelve al taller a reparar coches. El mundo de la reparación de coches no deja de ser un mundo apasionante a veces.
Conceptus Unívocus ha diseñado su gran concepto. Se llama Europa. Ha cogido países y los ha incrustado en su molde. Pero los países se le fueron disgregando en minorías nacionales. Cogió un trozo de pegamento y se puso a pegarlos de acuerdo al original impreso que tenía delante de las narices. Pero el pegamento no logra adherir bien y los países quedan incrustados de forma anormal en el molde. Pero tampoco los países pegan bien. De hecho el Sr. Unívocus no puede adherirlos unos con otros y recurre a una grapadora. Pero todo queda horriblemente deformado. Bullen en los países fuerzas e intensidades diversas que colisionan a veces. Unas veces se forman coágulos, otras grandes corrientes de electricidad y magnetismo que pujan en inesperadas direcciones. Todo amenaza desbaratarse y el concepto no se forma como a él le gustaría. Le gusta el original. El original está ya ordenado y con colores y proporcionado. Decide entonces tirar a la basura su molde conceptual y quedarse con el original. Su mente se seguirá rigiendo por el original.
Mujer X encuentra a hombre Y. Mujer X gusta hombre Y. Hombre Y gusta mujer X. Hombre Y mujer X se van a hotel Z. Mujer X y hombre Y acoplan y sienten fuertes corrientes que les atraviesan. Colchón de agua se bambolea como un océano algo agitado. Las corrientes e intensidades descienden luego a coordenadas mínimas. Mujer X mira por la ventana del hotel Z y ve una ciudad en movimiento. Hombre Y se mira al espejo y ve una figura en un plano reflectante. “X minutos más tarde mujer X dice adiós a hombre Y. Los dos puntos se van distanciando.

05 marzo, 2014

QUIERO SEGUIR DANDO LIMOSNA A LOS POBRES

A los pobres se les podía ayudar dándoles limosna. Salías de la iglesia y allí había muchos pobres para darles limosna. Les dabas la limosna y quedabas a gusto con tu
alma. Ganabas la eternidad dando limosna a los pobres.

Escuchaba la radio cuando iba en autobús y el programa era sobre una ONG. Se reclamaba el espíritu solidario y la labor de la ONG por boca de la señora que la representaba era algo bueno, noble, justo, cooperativo, solidario; desprendido. Su voz era suave, llena de plenitud solidaria. La presentadora derramaba piedad y entusiasmo.
Tendré que dar a una ONG y así quedaré a gusto conmigo  mismo y ganaré el cielo. Daré una limosna a través de una ONG.
Leía el periódico o veía la TV y me di cuenta que para ayudar a los pobres había que dar más impuestos al Estado.
Pero el Estado me obliga a dar limosna a los pobres. Ya no puedo ganar la Gloria.
He de borrarme del Estado.
Quiero volver a dar limosna a los pobres cuando salía de la iglesia y así estar a gusto con mi alma y ganar el Cielo.