23 noviembre, 2014

LA FAMILIA, THE FAMILY O INTERNATIONAL FELLOWSHIP FOUNDATION

La Familia o la International Fellowship Foundation tiene como objetivo la conversión a Cristo de la gente instalada en el poder, pero el Cristo de esta organización no es el Cristo de las iglesias exactamente, sino que hablamos de un Cristo que ha de gobernar el mundo, o que ya lo está gobernando, y entonces los pasos a dar están orientados a unir en un mismo propósito a todas las personas que
gobiernan países, controlan medios económicos y financieros. Es decir: a todos aquellos que tienen influencia en los aspectos políticos y sociales de las naciones. En lugar de la conversión de los pobres, la Familia--The Family--busca la conversión de los ricos; y así, a través de los ricos, supuestamente se favorece a todos los pobres del mundo a través de un Gobierno Mundial de Cristo donde todo estará justamente repartido y en su debido Orden.
The Family ha logrado con sus Breakfast Prayers (desayunos de oración), y en las diversas modalidades de los mismos, obtener una importante como discreta influencia y penetración en todos aquellos círculos de decisión donde la política americana pueda tener alcance. Esto ha sido así a lo largo de los años cuarenta, desde que su fundador Abram Vereide logró establecer estos almuerzos como práctica bien recibida y convenientemente aceptada por los políticos, ejecutivos y hombres de negocios más prominentes de la vida estadounidense. No sólo en Washington, sino también en las capitales de los estados o cualquier centro de poder.
No es que se trate de una conversión radical que haga de esta gente unos nacidos de nuevo al modo "evangelicalista" y entonces han de pasar, por necesidad, a comprometerse con una denominación concreta, sino que la conversión de los círculos de retiro o los breakfast prayer implica más una puesta en común de objetivos político-económicos bajo la figura prominente y de máxima autoridad que gobierna o ha de gobernar el mundo que es Cristo. Y dejo esto abierto de "gobernar" o "ha de gobernar", porque tampoco existe una teología o doctrina precisa en este discreta organización de misión espiritual. Podría considerárseles como postmilenaristas en el sentido de que el mundo hay que recuperarlo o restablecerlo o reconvertirlo a Cristo a través del trabajo de sus siervos o servidores. Cristo es una figura central y absoluta en cuanto a objetivos a cumplir, aunque dichos objetivos más que definirse en función de los escritos evangélicos, se definan mejor en el sentido más común de la filosofía del libre mercado en lo económico, de ley y orden en lo social; de una élite de los mejores en lo político y una moral de decencia privada. No es que sean liberales precisamente--que no lo son en su sentido justo--, sino que son hombres y mujeres que ven en el capitalismo una fuente de potencial cuasi divino y que al relacionarse ocasionalmente y sin mucho compromiso de tiempo bajo la figura de Jesús, pues los intereses económicos compartidos puestos bajo ese prisma de confirmación divina, los sentimientos también se aúnan y se enmarcan bajo un sentido trascendental.

No es nada más que eso. No es precisamente militancia, ni tampoco compromiso de secta o iglesia; aunque quien quiera recibir más "alimento" puede entrar más en ello a través de sus casas de retiro: es simplemente ese contacto ocasional, ese "get together" (juntarse) bajo la figura de Cristo y en oración compartiendo alimentos lo que hace de la International Fellowship Foundation una organización eficaz.
Los almuerzos nacionales que se celebran anualmente en Washington son todo un éxito y a ellos acuden como invitados presidentes, dictadores, financieros, etc, etc., (el ex-presidente Zapatero estuvo en uno de ellos invitado por Obama). No importa que algunos de ellos no sean cristianos, lo importante es que estén allí y bajo esa tutela del Maestro (los musulmanes aliados respetan al Jesús profeta), se puede uno relacionar, hablar de negocios, encontrar comprensión mutua, recibir reconocimiento, etc.

Recordad que también podéis visitar Los Relatos de Nesalem http://nesalem-wwwrelatos.blogspot.com.es/

14 comentarios:

  1. ¿Por qué será que veo tantos parecidos con Torreciudad y sus muchachos?

    ResponderEliminar
  2. Pues, oiga, Sr. Nesalem, eso de hablar de negocios me gusta. Precisamente tengo yo una idea de nuevo negocio que me rueda dentro de la cabeza, concretamente, hete aquí, un nuevo material para fregonas. A ver si me invitan a esos almuerzos y encuentro a alguien que me lo financie. Amén.

    Pedrosa Latas

    Pedrosa Latas

    ResponderEliminar
  3. Los disimulados intentos de politizar la religión o de "espiritualizar" la política llevan a un territorio borroso y ambiguo, donde la separación de Iglesia y Estado comienza a quedar en entredicho. No sólo La Familia, sino que también hay intentos por parte de ciertos sectores del fundamentalismo populista americano de entrar en política y en proyectos de gobierno marcadamente religiosos. Recordamos La Mayoría Moral del ya fallecido Falwell, pero hay más y muy empeñados en conquistar el territorio civil-social a favor de "Cristo". Algunos fundamentalismos lo consiguen a nivel de condado o incluso de estado (estados de la Unión), influyendo o condicionando la enseñanza pública a través de currículos que intentan hacer de la religión cristiana una religión para todos. Véase el tema de la enseñanza del creacionismo como supuesta disciplina cinentífica, etc.
    Muchos cristianos sienten la tentación post-milenarista como práctica de fe; lo cual incluye ya no sólo la conducta apropiadamente ética y moral en cada caso de la vida del creyente, sino que ven también la política como un arma más en esta "conquista" del reino de Cristo que ha de imponerse al mundo antes de su venida.
    Un cristianismo que sobrepasa la barrera de la separación de Iglesia y Estado, es un cristianismo que a la corta o a la larga se ha de convertir en una fuerza de intransigencia e intolerancia. Lo mismo que ahora criticamos y con razón a las teocracias musulmanas.

    ResponderEliminar
  4. Tim Keller toma como punto de partida los 5 modelos que expone H.Richard Niebuhr en su libro Cristo y la Cultura.
    Uno de ellos es el transformacionista: transformar la cultura para cambiar el mundo. Hunde sus raíces en el pensamiento del teólogo y político holandés Abraham Kuyper.
    Entre sus puntos débiles o defectos Keller señala, entre otros, excesiva confianza en la política como una manera de cambiar la cultura, y el ignorar los peligros del poder: Constantinismo.
    La Derecha religiosa seria la expresión más extrema de este posicionamiento teológico superando por el exterior al neocalvinismo,

    J.L. (Gijón)

    ResponderEliminar
  5. Los primeros cristianos eran SEPÀRATISTAS respecto al poder político-civil, aunque como sujetos del Imperio cumplían con todas las leyes que no se interfirieran con su fe. Ese SEPARATISMO se fue transformando en integración y asimilación del Imperio.

    ResponderEliminar
  6. Es imposible fijarse o sujetarse uno mismo a un punto absoluto. Siempre estamos en zonas espectrales de la existencia. Siempre estamos entre las cosas en un estado de graduación. La verdad es que ya siempre estamos en política, pero en mayor o menor grado dependiendo de muchos factores. Hay un cristianismo que gustaría de hacerse con el poder político y orientar el mundo en la dirección del Reino de Dios, pero hay otro cristianismo que rechaza tal idea y se aleja de los centros de poder para buscar su espacio propio como comunidad.
    Hay cristianismos que buscan centros de poder bajo una organización en forma piramidal: hay entonces cargos clericales bajo estructura episcopal. La Iglesia católica es el mejor ejemplo de este orden piramidal. Otras iglesias cristianas buscan una independencia y fuerte autonomía local: las iglesias de tipo congregacionalista son un ejemplo. Los hermanos de Plymouth son (o eran) el ejemplo más radical de esta o autodeterminación.
    Pero todo está siempre en cambio, en movimiento; en continuo desplazamiento y nos vamos asentando en un orden de graduación respecto a ideas centrales que nunca logramos alcanzar ni en su mínima plenitud.
    Es la existencia humana. Es su misma "esencia" el no poder alcanzar una Esencia, aunque sí orientarnos en función de ella.

    ResponderEliminar
  7. No hablemos ya de cada iglesia respecto a ideas, fuerzas e intensidades sociales, biológicas, económicas, etc. ¿Qué relación de intensidad existe respecto a las energías sexuales y cómo se aproxima una congregación o individuos de tal congregación o iglesia a dichas energías dentro de un orden discursivo moral? Por poner un ejemplo.
    Porque no se trata de una voluntad en un punto fijo o ya fijado que tan sólo ha de adecuarse a una Verdad también fijada en un punto absoluto. Ese esquema nos lleva a la eterna frustración, pues ninguno de esos puntos son puntos ni están fijos; son más bien procesos y nuestra relación con tales energías son relaciones de tipo gradual. Nuestra moralidad se ha de hacer más física, más palpablemente "material"; más "realista" dirían algunos.
    Por mucho que aprecie el fundamentalismo evengélico (y lo aprecio de verdad), sin embargo se embarca en el mismo dilema respecto a los textos bíblicos, del positivismo científico (cientifismo) respecto a la realidad que investiga.
    El calvinismo radical va más allá y es consecuente con una visión del mundo en continuo e inevitable desplazamiento. He ahí la Caída.

    ResponderEliminar
  8. Leyendo a Tim Keller la perspectiva es que son la "teología" de cada cual, predominante en un momento determinado la que impulsa una conducta y una forma de estar del Cristianismo en el mundo. Cuando ésta es mayoritaria enseguida surge otra perspectiva hasta que desbanca a la anterior en preeminencia.
    El autor analiza que la situación actual donde el cristianismo en Europa se relaciona con una sociedad postcristiana no es equivalente a la que el cristianismo enfrentó en sus primeros siglos de existencia con una sociedad pagana.
    Y lo afirma porque en aquel tiempo el cristianismo introdujo valores morales tales como la protección a los marginados y desechados surgiendo los orfanatos y hospitales. Y hoy, la cultura postcristiana asume esos valores como propios ignorando su raíz cristiana, y mas aún, negando que aquellos tuvieran algo que ver con el Cristianismo. Como los derechos humanos fundamentados en la imago Dei.
    El caso norteamericano pues no ha llegado al grado de postmoderno o de Europa!! aunque avanza en esa dirección.

    J.L. (Gijón)

    ResponderEliminar
  9. De hecho, la misma teología liberal obedece a uno de los modelos. Así que no es cuestión de cómo leemos los textos bíblicos sino de como pensamos la relación Cristianismo - Cultura.
    Eso si. Cuando uno se encuentra dentro de una corriente teológica parece que eso siempre ha sido así y le es más difícil colocarse en espectador.
    La dificultad que yo encuentro a esa lectura (que entiendo trate de huir del literalismo-reduccionista) es que se encuentra con un limite. El sobrenatural, al cual rechaza por sistema. Así pues, encuentra una gran dificultad en explicar por qué los seguidores de Jesús crecieron tan rápidamente y que la resurreccíon de Cristo sea una pieza tan clave. Responder que fue una elaboración de la comunidad primitiva con el paso del tiempo me parece una respuesta simple, pero nada fácil de aceptar. Para eso también se necesita fe. Y creo que esta es la pieza clave. Por eso, los esfuerzos literalistas se encuentran con el mismo problema, confundir ciertas huellas de sobrenaturalidad, con una prueba empírica irrefutable.

    J.L. (Gijón)

    ResponderEliminar
  10. Un tema interesante de investigación o lectura sería el de las democracias cristianas en Europa. El calvinista Abraham Kuyper (1837-1920) sería una figura importante a considerar dentro de las democracias cristianas de raíz protestante. Kuyper y otros reaccionan contra las tendencias de un laicismo, liberalismo, socialismo; que busca aislar la religión al terreno privado. Hablamos de países con iglesias protestantes nacionales y una mayoría de población nominal y culturalmente evangélica. La respuesta tanto católica como protestante en Europa era buscar fórmulas políticas de raíz cristianas que conjugaran con el concepto de democracia liberal, pero defendiendo unos valores cristianos que han de inspirar la acción social y distribución económica. Me llama la atención en Kuyper su concepto de "pilarización" de la sociedad civil holandesa basada en la posibilidad de que cada sector de la población identificado con una religión concreta (católicos y protestantes en este caso), o una ideología (laicismo liberal, socialismo, etc); tengan la posibilidad de organizarse de forma segmentada y en condiciones de igualdad ante la ley. Así los protestantes organizarían sus escuelas, universidades, sus instituciones propias; los católicos lo mismo, los socialistas, etc.. Es interesante leer sobre esta experiencia que también implica una concepción cristiana neo-calvinista de afirmación del evangelio, no sólo a nivel de iglesia o moral individual per se, sino que esa moralidad o acción cristiana implicaría así mismo un hacer social de transformación o conservación social en función de valores cristianos. Según Kuyper vivimos una continua recreación de la Creación y ninguna faceta de nuestra vida nos ha de ser ajeno a la idea de Soberanía de Cristo.

    ResponderEliminar
  11. J.L. de Gijón nos presenta una interesante propuesta de reflexión en un comentario más arriba. Como toda inteligente propuesta, ello requiere cierto esfuerzo crítico.

    Lectura de textos. Qué es lo natural y lo sobrenatural. Si hubiese un yo o centro espiritual es evidente que nunca estamos en él en plena transparencia e identidad. Siempre estamos a cierta distancia en forma de intuición y deseo. A distancia de una idea, de algo intangible pero que nos reclama, nos atrae como un centro gravitatorio. Pero siempre gravitamos a cierta distancia; a veces nos alejamos más de la cuenta, otras nos acercamos y nos sentimos seguros de nosotros-mismos. Pero también otras nos enfriamos, nos fragmentamos, perdemos el centro gravitatorio y entramos en confusión. También nos cruzan diferentes intensidades o afectos: pluralidad de gustos, deseos, territorios imaginativos; miedos, contracciones, repliegues. Y, ciertamente, vivimos en nuestro cuerpo y como cuerpo; y la extensión de nuestro cuerpo son otras personas, conjuntos de personas, sociedad, comunidades o grupos gregarios. ¿Qué es lo natural y lo sobrenatural? Oiga, no estaremos haciendo una división innecesaria. ¿No estará incluido lo sobrenatural en lo natural y viceversa? ¿Qué es esa idea a la que aspiro? ¿Qué es esa perfección a la que aspiro? ¿Acaso está separada de mi realidad material, corporal? ¿No serán condiciones de existencia separadas por distancias o distanciamientos graduales? Porque de no ser así, ¿cómo podríamos nosotros los humanos, a través de nuestros sentidos y órganos, concebir un reino o dimensión absolutamente diferente de lo que somos? Lo sobrenatural sería lo mismo que hablar de lo no-existente para nosotros.
    Los textos, la textualidad de la Biblia. Cuando leemos la Biblia he ahí esa dinámica hombre-D-ós. D-ós como idea central jamás poseída, jamás alcanzada; pero siempre presente y en diferentes formas; algunas de ellas horribles; iracundas, vengativas sin paliativo alguno. En esta construcción o producción de textos hay mutaciones, hay alejamientos, hay intimidades; hay luchas de poder que se tratan de comprender y circunscribir bajo la Ley, la Torá. Pero la Torá es la perfección jamás alcanzada; la imposibilidad y la impotencia de la plenitud de ser. Es el estar más cerca o más lejos de una perfección que ya-siempre nos elude. De ahí entonces la carencia, la caída; el estado de caída.
    La carencia absoluta se opone a la Plenitud. Ese es el drama de la Tanak o Antiguo Testamento. Carencia, terrible carencia que implora por una plenitud que no se alcanza.

    ResponderEliminar
  12. EL EVANGELIO DEL ÉXITO O DE LA PROSPERIDAD

    El evangelio que mueve masas en USA es el evangelio del fundamentalismo en sus variantes y el del movimiento pentecostal con sus variantes. Con algunas excepciones, es un evangelio fuertemente centrado en el individuo y muy bien ajustado al ethos capitalista. El evangelismo/evangelicalismo y las variantes pentecostales de tipo independiente o interdenominacional-- las Asambleas de Dios son críticas a este tipo de evangelio-- del llamado evangelio del éxito, se refieren más bien al éxito o prosperidad individual. Progreso económico, social, moral que se ha de traducir en bienes económicos; la fe se manifiesta en más ingresos, un buen trabajo, la posibilidad de comprar un buen coche o una buena casa. Vestir bien, etc. Incluye también sanación divina, mejora de salud en general, buenas dietas, etc.
    Es también el evangelio de muchos telepredicadores que predican en las mega-churches o mega-iglesias con miles de miembros que gozan de todos los servicios y comodidades en esos enormes auditorios provistos de todo lujo de moquetado, climatización, sonido e instalaciones audiovisuales de última generación, difusión TV vía satélite e Internet y redes sociales; traducción simultánea en varios idiomas; maderas buenas y bien trabajadas; arquitectura costosísima en muchos casos sin desestimar fantasía alguna llegado el momento. Por ejemplo, una mega-iglesia de Dallas instaló un pasillo-acuario de 264,500 litros con un estandarte que dice: "Seguidme, y os haré pescadores de hombres".
    No hay lugar para la pobreza en estas iglesias donde el evangelio es precisamente la mejor medicina para salir de ella. Los frutos de la fe cobran visibilidad material, no se trata de conformarse sólo con buenos deseos o felicidades en abstracto; la fe ha de convertirse en felicidad material en forma de un buen BMW, una buena casa con todas las mejores instalaciones, buena ropa, etc.
    Que no quiere decir que descuiden la caridad hacia los demás con donaciones sustanciosas en muchos casos; las visitas a los hermanos al hospital; etc. Pero la pobreza no es ninguna virtud, ni potencial revolucionario alguno: es una condición social que obedece más a nuestros vicios personales e individuales que a ninguna razón social o estructural. Un creyente ha de luchar por superarse, formarse, para competir en el mercado, por abrirse paso con cualquier tipo de trabajo o iniciativa emprendedora o empresarial.
    No es sólo un fenómeno del fundamentalismo/evangelicalismo de la sociedad blanca,--Kenneth Copeland o Joel Osteen, son un ejemplo-- lo es también entre muchos creyentes negros, los cuales aportan últimamente importantes telepredicadores que se pueden ver con cierta frecuencia en CBN o TBN: Bishop Eddy Long, Crefo Dollar, T.D. Jakes, Ray McCauley, Frederick Price, etc, etc..

    Estas importantes manifestaciones evangélicas, del protestantismo fundamentalista aerodinámico y futurista logran movilizar energías, intensificar el espíritu en forma de grandes colectividades fuertemente motivadas a través de su potencial individual. No hay inhibición alguna a la hora de expresarlo, no se sufre del paradigma solidario-colectivista-estatalista europeo; es un evangelio descarnadamente individualista y sin inhibiciones. Con todas sus contradicciones y sus excesos, pero necesario para muchos.

    ResponderEliminar
  13. ¿Habrá cosa más decididamente antieuropea que lo que he descrito arriba?

    ResponderEliminar
  14. Vuelvo a invitar a todo aquel que quiera enviar una opinión o comentario a hacerlo con toda libertad. Sólo es cuestión de seguir las indicaciones que marco abajo.

    Animaros!!!

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.