04 febrero, 2013

LA CULPABILIDAD HUMANA SEGÚN PABLO EN ROMANOS 1,18-32

18 Vemos que Dios manifiesta su ira castigando desde el cielo a toda la gente mala e injusta que con su maldad impide que se conozca la verdad. 19 Lo que de Dios se puede conocer, ellos lo conocen muy bien, porque él mismo se lo ha mostrado; 20 pues lo invisible de Dios puede llegar a conocerse si se reflexiona en sus hechos. En efecto, desde que el mundo fue creado, se ha podido ver claramente que él es Dios y que su poder nunca tendrá fin. Por eso los malvados no tienen disculpa, 21 pues aunque han conocido a Dios, no lo han honrado como a Dios ni le han dado gracias. Al contrario, han terminado pensando puras tonterías, y su necia mente se ha quedado a oscuras. 22 Decían ser sabios, pero se hicieron tontos, 23 pues cambiaron la gloria del Dios inmortal por imágenes del hombre mortal, e incluso por imágenes de aves, cuadrúpedos y reptiles.
24 Por lo cual, Dios los ha abandonado a sus impuros deseos, y unos con otros han cometido acciones vergonzosas. 25 En lugar de la verdad de Dios han buscado la mentira, y han honrado y adorado las cosas creadas por Dios y no a Dios mismo, que las creó y merece alabanza por siempre. Amén.
26 Por eso, Dios los ha abandonado a pasiones vergonzosas. Incluso sus mujeres han cambiado las relaciones naturales por las que van contra naturaleza; 27 y, de la misma manera, los hombres han dejado sus relaciones naturales con la mujer y arden en malos deseos los unos por los otros. Hombres con hombres cometen actos vergonzososy y sufren en su propio cuerpo el castigo de su perversión.
28 Como no quisieron reconocer a Dios, él los ha abandonado a sus perversos pensamientos, para que hagan lo que no deben hacer. 29 Están llenos de toda clase de injusticia, perversidad, avaricia y maldad. Son envidiosos, asesinos, pendencieros, engañadores, perversos y chismosos. 30 Hablan mal de los demás, son enemigos de Dios, insolentes, vanidosos y soberbios; inventan maldades, desobedecen a los padres, 31 son insensatos, no cumplen su palabra, no tienen cariño a nadie, no perdonan, no sienten compasión. 32 Saben muy bien que Dios ha decretado la muerte contra quienes hacen estas cosas; sin embargo las siguen haciendo, y hasta ven con gusto que otros las hagan.

6 comentarios:

  1. ¡Y esta "filosofía" tosca, bárbara y primitiva ha dominado a la humanidad europea durante siglos!

    Pedrosa Latas

    ResponderEliminar
  2. ANÁLISIS PURAMENTE FORMAL DEL TEXTO

    a) Dios es presa de la ira. La ira en hombres y animales es una respuesta emocional a una amenaza o supuesta amenaza. La ira de Dios conlleva castigo. Este comportamiento no difiere del humano, es comprensible humanamente. Dios es comprensible en términos humanos. Pablo no nos hace ver que sea una analogía. Parece ser algo propio de Dios.

    b) El hombre absolutamente sabe que hay Dios. La naturaleza y toda la creación prueban de manera irrefutable que Dios es el autor y es infinitamente poderoso. No creer en Dios es el absoluto de la necedad y lo que es más asombroso es que esa absoluta necedad de negación de Dios es escogida voluntariamente por el hombre. El hombre decide NO CREER EN DIOS a pesar de lo absoluto de su realidad.

    c) Al no creer en Dios el hombre se degrada, cae en un proceso de degradación moral; sustituye las tendencias naturales por las perversiones, las aberraciones sexuales, etc. Practican lo malo, la mentira, la injusticia, porque una vez rebeldes a Dios pues todo vale. Hay un placer perverso en esta desobediencia o negación de Dios que hace del hombre un ser voluntariamente depravado.

    Todavía más, aún sabiendo que todo esto conduce a un castigo de muerte pues todavía mejor. Contra Dios se vive perversamente mejor, diríamos de otro modo.

    APUNTES ADICIONALES

    Dios como PERSONA (ira, voluntad de decidir) trascendente. El hombre elige aceptar o no aceptar a Dios. Si elige no creer pues Dios los deja en su propia miseria y en sus pensamientos obscuros (parece mejor decir: les aviva en sus perversiones como cuando se sopla sobre un carbón encendido). Las conductas sexuales que no sean las naturales entre hombre y mujer son aberraciones condenables moralmente.

    ¿SE PUEDE HACER ESTA DEDUCCIÓN DE ESTE TEXTO PAULINO?:

    Dios muestra absolutamente su existencia y poder. El hombre puede absolutamente rechazar esa existencia pues no cabe ningún atenuante de inocencia o ignorancia. Una vez cruzada esa barrera no hay vuelta posible. Dios mismo hace lo absolutamente posible para que sigan ahí en el pozo de mierda.

    ResponderEliminar
  3. 18: "Dios manifiesta su ira castigando desde el cielo a toda la gente mala e injusta". Pero lo que observamos en el mundo es que mucha gente sufre toda suerte de penas y castigos, unos más y otros menos horribles, independientemente de si son malos e injustos o buenos y justos. No son los malos los que sufren la ira de Dios, sino todo aquel a quien le toca, aunque sea bueno.

    20: "En efecto, desde que el mundo fue creado, se ha podido ver claramente que él es Dios y que su poder nunca tendrá fin. Por eso los malvados no tienen disculpa." Pero lo que se ha podido ver claramente es que los dioses de todas las religiones han resultado ser falsos, no existen, incluyendo el dios del cristianismo. No se puede exigir honradamente a nadie que crea en una persona cuya existencia no es manifiesta y evidente, de la cual no hay prueba ni indicio alguno, basándose solamente en la palabra de los sacerdotes. Y luego, esa burda indentificación entre "los malvados" y los que no creen. Cuando cualquier persona que no haya nacido ayer sabe que en este mundo se pueden encontrar malvados y buenas personas entre los creyentes de todas las religiones, en la misma proporción que entre los no creyentes.

    El texto es la típica diatriba amenazadora de todo sacerdote (egipcios, babilonios, judíos, cristianos, musulmanes...) para atemorizar a la gente, para inducirlos a creer en lo que la casta sacerdotal quiere que crean. El temor a la ira de un dios siempre ha obrado milagros. Milagros de conversión. "Creeré en esto y así estaré en paz con los dioses y, lo que es más importante, con los sacerdotes", ha pensado (y piensa...) el pueblo sencillo a lo largo de los milenios.

    Por eso, coincido con el Sr. Pedrosa Latas en la tosquedad y primitivismo de las ideas que emanan de estos textos antiguos.

    Cuetu

    ResponderEliminar
  4. Viviendo en los tejidos textuales este texto nos situaría de este modo en el universo textual:

    Tendríamos la idea de un texto-Dios separado o externo a nuestro texto-tejido y al ser externo y con poder de condicionar nuestro texto-tejido. Pero ese texto “externo” no deja de ser parte de nuestro mismo tejido textual, solo que ahora le atribuimos nosotros exterioridad, poder efectivo sobre nuestro tejido-texto. En una palabra; hemos tejido o estamos tejiendo un texto que luego lo separamos de nosotros como si fuera externo, pero al mismo tiempo con poder de subordinarnos e imponernos una autoría personal e incondicional por condiderarse él creador-productor único y exclusivo de todo el texto-universo. Considerándose este texto-Dios autor de todo el tejido universal de acuerdo a modelos o patrones particulares y discretos, tiene entonces el poder de pretender hacer autoevidente “su obra”, su tejido. Tiene también el poder de imponer su tejido afectivo sobre todos los tejidos-textos y así subordinar las intensidades que circulan por tales tejidos-texto en función de su Texto-Divino que actúa como necesario Centro Gravitatorio. Todos los textos, entonces, se irían tejiendo en función de un Texto-Modelo-Referente.

    Aquellos textos que siguieran produciendo textos-tejido a su modo y manera fuera de ese Centro-Texto-Divino, estarían, bajo este punto de vista o mirada, desviándose del Bordado Correcto, del Patrón Correcto AUNQUE EN REALIDAD TODOS ESTÁN ENTRELAZADOS EN EL MISMO E INFINITO TEXTO-UNIVERSAL.
    Y así toda desviación merece la muerte, la destrucción de sus hilos y hebras y disolución de tejidos-texto; el desbaratamiento de sus palabras y sentidos. Algo así como un texto-vía muerta o pozo negros donde todo diseño, ruido y color se confunde en un supuesto caos.

    PERO LOS TEJIDOS-TEXTO SIGUEN LABRANDO Y BORDANDO Y TEJIENDO E HILVANANDO Y DESHILVANANDO AD INFINITUM

    ResponderEliminar
  5. Vaya. Una explicación técnica magistral, Sr. Nesalem, con la cual no puedo por menos que estar de acuerdo.

    Cuetu

    ResponderEliminar
  6. Hablando con cristianos católicos, éstos suelen formular a menudo esa idea de que el no creer en Dios es una opción personal; una opción libremente escogida, pero movida en el fondo por la perversidad. "Es evidente que el Universo lo ha creado Dios, eso lo ve cualquier sere humano que no tenga la mente torcida por malas doctrinas. Por tanto, creer en Dios es una cosa fácil y natural; tú puedes elegir también creer en Dios, però por una rebeldía y perversidad propia de espíritus malvados, has elegido no creer." Es decir, el hecho de no creer ya es indicio suficiente de perversidad de espíritu. Tal es la formulación de la cosa que suelen hacer los católicos. Es la misma que, en el texto que Ud., transcribe, hace Pablo de Tarso.

    Cuetu

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.