04 septiembre, 2017

RELIGIONES Y DEMOCRACIA: APUNTES PARA UN DEBATE

El asunto religioso se puede abordar de muchas maneras. Pero hay maneras que hoy día podrían ser aclaradas de un modo objetivo a pesar de ser la religión materia profundamente subjetiva en su raíz. Las tradiciones religiosas están ahí y van a estar ahí por muchos siglos venideros. Si algunas 
creencias religiosas acaban feneciendo, surgirán otras nuevas que las sustituirán. Y sin embargo hay algo que ha cambiado en el mundo de las fes religiosas. No hay manera de demostrar objetivamente la verdad de ninguna religión, pues una cosa es lo que una religión dice de sí misma y otra es la evidencia basada en hechos históricos objetivos que el común de los mortales pueda corroborar sin dejar lugar a dudas. En una palabra, el islam es la religión verdadera para el que cree en el islam. El cristianismo es la religión verdadera para quien crea en el cristianismo, etc. Desde el paradigma de una religión todo el universo puede ser explicado en base a unas creencias con su propia lógica, su trabajada moral, y sus creativas interpretaciones o producciones teológicas. Pero eso no es garantía suficiente para el resto de los mortales que no funcionamos dentro de ese paradigma concreto. Por tanto, si las religiones son verdades para sí y no en sí, no nos queda más remedio que convivir en paz unos con otros y medie entre todas una ley civil que hemos de respetar y nunca mezclar con nuestras creencias y prácticas tratando de imponerlas a los demás. Muchas religiones existentes en países democráticos no tienen ya ningún problema en acatar unas leyes civiles generales y mantener como organizaciones particulares sus iglesias o comunidades. En primera persona podría ser: Yo pertenezco a tal religión y trabajo por ella desde mi organización; y, toda persona que quiera ser parte de mi iglesia o comunidad, es bienvenida y además gozo de una libertad de expresión en igualdad de condiciones que las demás, puedo organizar actos, obras sociales, conferencias al público, etc. Puedo contribuir con lo que quiera a mantenerla, etc. Y además, toda aquella persona que deje de estar de acuerdo con mi religión tiene toda la libertad del mundo para salirse y enfocar su vida como quiera sin amenaza o interferencia alguna por parte de nadie. Pero hay también un aspecto muy importante a la hora de convivir en democracia: la libertad de expresión incluye la crítica a las mismas religiones en sus ideas o prácticas, sin que por ello se tenga que entender como ataque personal a personas concretas en vivir diario. Y ello implica así mismo
la libertad de las religiones de criticar las ideas opuestas sin que nadie se tenga que sentir agredido en su vida normal como ciudadano con plenos derechos. Si eso es así, la convivencia religiosa está asegurada en los países democráticos. Habríamos comprendido de una vez y por todas que la madurez, tanto religiosa como de ciudadanos, pasa por el ejercicio de la crítica de las ideas sin que nadie se sienta ofendido. Otra cosa es el odio, el insulto, la degradación de las personas, la violencia verbal o física contra grupos religiosos concretos, contra personas practicantes de tal o cual religión. Hay también otro peligro además de la abierta xenofobia: la pretensión de hacer que las leyes civiles se dobleguen a los intereses de mi verdad religiosa una vez que me considere lo suficientemente fuerte para ello, pues mi verdad es verdad universal para todo el mundo quieran o no lo quieran. 

19 agosto, 2017

LOS PROFETAS DE LA HISTORIA

Según gente musulmana que conozco, para ellos el motivo de los atentados yihadistas, es una conspiración sionista con complicidad de Arabia Saudí; cuyos monarcas, según esta versión, serían de ascendencia judía y cómplices con el terrorismo de inspiración sionista, sin faltar el trasfondo de USA y "los poderes financieros". Como esta versión ya la vengo oyendo de varios practicantes de dicha religión y procedentes de diferentes países o mísmamente locales, pues mucho me temo que debe de ser una versión muy extendida entre muchos musulmanes de la calle y el modo cómo entienden las cosas tan salvajes que están aconteciendo en el mundo actual. Supongo que cuando un coche bomba explota en un mercado o mezquita o iglesia de Bagdad, Damasco o El Cairo, pues
muchos ciudadanos musulmanes de esos países podrían participar de alguna interpretación conspiro-paranoica del tipo señalado: vendría a ser así: "si sufrimos tanto terrorismo propio o si este terrorismo suicida se extiende por Europa creando recelo contra la población musulmana; eso quiere decir que nuestros enemigos reales sionistas e imperialistas nos están tratando de destruir de muchas maneras. A más terror yihadista, más desconfianza de los musulmanes contra Occidente y sus inspiradores en la sombre: el sionismo." Esto es el pez que se muerde la cola. A aguas revueltas ganancia de pescadores.
Por otra parte, hay una progresía que busca con constancia y avidez, las causas sociales, históricas y políticas del "terrorismo" y entonces ve todo ello como el tópico producto de la desigualdad, de la pobreza, de la miseria, del mal reparto de la riqueza en el mundo, etc. "No seamos hipócritas", nos dicen, "la causa de todo esto está en la rapacidad y la prepotencia imperialista de Occidente que invadimos, ansiamos apoderarnos de su petróleo y les creamos guerras. El terrorismo es la respuesta a nuestros abusos previos." Y lo dicen con esa superioridad moral de quienes ya vienen de vuelta en todo lo relacionado con la historia y se saben los escogidos para salvarla. No falta tampoco alguna versión conspiro-paranoica del tipo explicado arriba.
Siempre me ha sorprendido esa gente que ha nacido con el don de la pureza moral y una envidiable transparencia visionaria que ven, sin dudar un ápice, cuáles son los problemas y soluciones de la Humanidad. Suelen producir o participar de ideologías perfectamente elaboradas, simplificadas y cuadriculadas, que nos hacen comprender sin mucho batir el cerebro, cuáles son los buenos y los malos y dónde hay que colocarse para ser justiciero de esa Historia o ese Dios. Como el común de los mortales ya tenemos suficiente con los saberes necesarios para ganarnos el pan, y cómo la vida es cada vez más compleja o irreducible a ninguna fórmula mágica, pues es inevitable que los profetas y los sacerdotes de las verdades eternas nos sigan haciendo ver lo alienados que estamos y lo mucho que podemos conseguir batiendo la imaginación con ellos. Repetir historia es lo normal.

31 julio, 2017

EL PAN NUESTRO DE CADA DÍA

Pan. Panacea. Hay que ir a por el pan. El pan bregado para quienes padecían de úlcera de estómago. Antonio y María vendían pan bregado en su comercio de Sama, pero Antonio padecía de una enfermedad pulmonar. Viviendo en Madrid fuimos a ver a Antonio a Cercedilla, donde había un hospital de enfermos del pulmón. En plena sierra de Navacerrada. Hace mucho tiempo. Los dos han muerto hace mucho tiempo. Pasé por donde estaba su comercio y no quedaba ni rastro de él. Así es la vida. Pan como cuerpo de Cristo. Literalidad: pan es cuerpo de Cristo. Simbolismo: pan como
símbolo del cuerpo de Cristo. En la primera el pan ES el Cuerpo de Cristo. En la segunda el pan NO es el cuerpo de Cristo, pues el cuerpo de Cristo ha de estar en otra parte. Creo que hubiese sido feliz de panadero. El olor del pan es olor a nobleza, a verdad, a realidad pura y dura. El pan que cuece en el horno. Al fuego que no lo chamusca. Que lo cuece, lo hornea, le da una transformación divina. Un fuego noble y purificador que nos da vida a través del pan. ¡Qué rico está este pan! Cruje el pan. Nos crujen a impuestos. El Estado nos cruje a impuestos. Cruje el pan y nos crujen con los impuestos. Son dos formas de crujir muy diferentes. En una crujimos, en la otra nos crujen. En la primera somos activos, en la segunda somos pasivos. El cuerpo de Cristo crujía. Crujían sus huesos. Todo debe de crujir en una cruz. Crujiendo pasivamente bajo la férula romana. Los legionarios tenían su ración de pan que les permitía crujir a los enemigos: a pueblos enteros que crujían bajo su fuerza. No hay mayor placer que comer un trozo de pan recién hecho cuando el hambre apremia. Pan con queso. Pan con jamón. Pan y vino. Qué diremos del vino. Había una película de título Marcelino Pan y Vino. Trataba también del cuerpo de Cristo. Ganarás el pan con el sudor de tú frente. Ganarás tú pan a costa del vecino de enfrente. Las mujeres públicas ganan su pan con su cuerpo al servicio del público. El pan y el cuerpo. Cuerpo de pan. Mi cuerpo se ha formado con mucho pan. Pan público. El público pide pan. Si no tienen pan que coman hojaldre. María Antonieta. El público. El pueblo. El corpus social. Corpus Christi. La corporalidad. Mi cuerpo ocupa un espacio. Mi alma es invisible. Mi alma se corporaliza cuando como pan recién cocido, pan recién hecho. Mi cuerpo se espiritualiza cuando huelo el pan recién sacado del horno. Padre nuestro que estás en el cielo...danos el pan nuestro de cada día. Amén. 

09 julio, 2017

EL FUNDAMENTALISTA MAS FUNDAMENTALISTA POSIBLE

El fundamentalista leía la Biblia literalmente. Toda palabra equivalía a un sentido único y transparente. Todas las historias y relatos eran auténticos y verdaderos. Los 7 días eran 7 días. Josué había parado al sol. Moisés habia separado las aguas del Mar Rojo. El escenario del Edén era real y todo lo que allí había sucedido había sido real. Y Yahveh se aparecía de verdad al pueblo de Israel. Y Jesucristo había resucitado a Lázaro literalmente. Y Jesucristo había resucitado al pie de la letra y en tiempo y espacio real. Nada de simbolismos ni desplazamientos a la carta. La Biblia describía acontecimientos reales e históricos. Y la fe era eso: creer en la Verdad Absoluta de la Biblia. Todo lo demás era el orgullo humano interfiriéndose en la Revelación Divina, o simplemente una falsificación satánica.
 La literalidad del texto le daba una seguridad total. Como las demostraciones matemáticas que parten de axiomas así se fiaba él de la Revelación  Y así vivía feliz, capaz de aguantar toda contrariedad y sufrimiento. Su relación con otros hermanos fundamentalistas era de fanático amor eterno, no importaba el carácter que tuvieran o las diferencias en modo de vida. Además nuestro fundamentalista había renegociado el significado del concepto fanático. Ahora para él era un concepto preñado de positividad: habia que ser un fanático de Dios. Eso era bueno. Implicaba el más puro amor incondicional.
Pero hete aquí que había otro fundamentalista más fundamentalista que él y le dijo a nuestro fundamentalista: "Hermano, para ser el más puro en la fe has de ser verdadero literalista de las Sagradas Escrituras y tú aún no lo eres."
"¿Cómo", respondió asombrado nuestro buen fundamentalista.
"La pura literalidad es la pura letra escrita o hablada en su absoluta materialidad, en su pura estructura, en su puro silencio, en su pura forma. Todo significado que añade o complementa esa Absoluta Estructura no es más que cháchara y ruido. Lo siento hermano."
Entonces nuestro fundamentalista quedó triste y angustiado. Su fe comenzaba a temblar. Buscaría ese fundamentalismo de los fundamentalismos y entonces sería realmente feliz.

10 junio, 2017

LA DESAPARICIÓN DE DIOS: UN MISTERIO DIVINO

COMENTARIO Y RESUMEN DEL LIBRO DEL HEBRAÍSTA RICHARD ELLIOTT FRIEDMAN 

Este libro se presenta como un misterio a resolver, y es un misterio que subyace en la Biblia como tema a través de todos sus libros. Bien sea que consideremos las historias de la Biblia como mitos, literatura o revelación, para Richard Elliott Friedman en las Escrituras hay un progresivo desarrollo de la manifestación de Dios al hombre, que va desde el conocimiento de Dios como presencia empírica, real, visible y audible; hasta su desaparición como divinidad que interviene en los asuntos humanos de forma explícita. Así vemos que en el Edén Dios hablaba íntimamente con Adán y Eva, paseaba por el paraíso, ordenaba lo que tenían que hacer. Más adelante Dios habla con Noé, participa en la construcción del arca, hace un pacto con él; rompe el cosmos para crear una inundación.
Dios está allí presente, cercano, visible con su poder y su ira. Luego escoge a Abraham y en un momento dado hace presencia física con él en forma de tres varones que se acercan a su tienda. Uno de los varones se identifica como Yahweh y habla y dice. En general en los cinco libros de la Torá Dios es presencia visible, audible ante multitudes, sus intervenciones tienen repercusiones en el desarrollo histórico de Israel, son relevantes para la humanidad.
En el Éxodo, Números y Deuteronomio, Dios se manifiesta por medio de milagros, prodigios, habla con Moisés cara a cara, el pueblo ve sus portentos, la gloria de Dios hace presencia en forma de nubes. Pero poco a poco estos milagros y portentos, estos pactos con su pueblo y con sus líderes, van disminuyendo, hasta llegar a un momento en que Dios mismo dice: “Se encenderá mí furor contra él en aquel día; y los abandonaré, y esconderé de ellos mi rostro … /…ciertamente yo esconderé mi rostro  en aquel día. (Dt 31: 17,18). Progresivamente la presencia de Dios se va reduciendo a determinados habitáculos o sitios específicos donde se manifiesta de forma mediatizada y más indirecta: el tabernáculo, más adelante el templo. En este Dios habita en el sancta sanctorum y sólo los sacerdotes pueden llegar a él. Los milagros públicamente portentosos y directos van disminuyendo para quedar más reducidos a milagros personales a través de algún juez o profeta que los efectúa en su nombre, pero al mismo tiempo ya dejan de ser milagros con relevancia en el destino de Israel y la humanidad. Así habían sido los pactos con Noé, con Abraham, las promesas de líneas de sucesión, el Diluvio como giro en la relación con la humanidad, el Decálogo en el Sinaí, la personal matanza de los primogénitos por parte del mismo Dios. Y así mismo su presencia física, directa, empírica: la lucha contra Jacob en Peniel donde Dios es una forma humana en conflicto con el futuro patriarca, etc., las apariciones como hombre o ángel.

(Sigue en comentarios)

29 mayo, 2017

NO ME LO PUEDO CREER

Caña seca. Chasquido. La tormenta amenaza. Un relámpago y un chasquido. Un látigo hace arrancar la diligencia. La gravedad de unos ojos aislados del mundo. Miran desde la oscuridad. Cuerpos de animal. Nuestros disimulados cuerpos de animal. El chasquido de una idea enciende una centella en la oscuridad. La gravedad de los ojos comienza a brillar. Cuando pisamos la tierra húmeda tomamos contacto con nuestra animalidad. Chiscar con un chasquido. Los charcos se ensanchan. La caña seca espera su fuego. Espera su oportuna centella. Su rápido final. Pero ha de ser en otro momento. Ahora está mojada. Solo otra mirada puede recoger la grave mirada. Intervienen los ojos de la imaginación. Es solo un cuadro congelado. Nos hemos limitado al espacio del cuadro. Al universo sincrónico del cuadro. Nos congelamos con la materia del cuadro. Nos disolvemos en el cuadro.

¿Quién? Gestos. Expresiones, Palabras. Movimientos. La mecánica de un cuerpo. La pura neutralidad de un cuerpo. Un cuerpo absolutamente aislado del resto del universo. Congelado. Paralizado. No preguntes por el "quién" sino por el "qué". Pura materia sin alma. Ánima. Animal. Materia viviente. Consciente. Sensible. Irascible. Irritable. Inestable. Intratable. La resurrección de la carne. Una gran carcajada recorre el universo. He renacido. Estoy vivo. Un "qué" pasa a ser un "quién". El "qué" se hizo "quién" y habitó con los demás. No le des más vueltas. Es un apagarse y encenderse. Un cómo y un cuándo en cualquier lugar y con cualquiera.

La vi venir de frente. Cuando se dio cuenta que era yo, bajó los ojos. Y la mirada chocó contra el cemento de la acera. Un cuerpo puede avivar una llama. El fuego es pura química. El amor ha perdido su misterio. Ya somos pura química. He de ir a la farmacia a por mi pastilla de fuego. Cuando volvió a mirar de frente yo ya era puro cemento; pura química sin pastilla de fuego. Ella se rió. No hay mayor chasquido que una risa inesperada. Ha rebotado la risa del cemento como una chispa. Hay vida. Hay amor. La química se disuelve en misterio y su chispa prende mi fuego sin pastilla. La resurrección del alma. La resurrección de la carne. Amén.