24 enero, 2014

PONGAMOS A PRUEBA NUESTRA OBJETIVIDAD ECONÓMICA


Ante una crisis como la actual donde en Asturias se cierran empresas cada día se podría hacer lo siguiente:

a) Investigar el por qué se van las empresas y comparar nuestras políticas económicas con las de otros sitios dónde las empresas se quedan o son atraídas (entendiendo que hablamos del primer mundo).

.b) Hacer un diagnóstico riguroso y objetivo sobre qué es lo que estamos haciendo mal.
 Seguro que algo estamos haciendo mal o hay algo que no estamos haciendo.

c) Una vez detectado el problema, se ha de anunciar a toda la población los resultados de tal diagnóstico. Así mismo se harán saber las políticas económicas basadas con rigor objetivo que solucionarían el problema o al menos lo encarrilarían en otra dirección más positiva.

d) Luego, que la población decida qué hacer y a quién votar y qué propuestas van surgiendo de la gente. A partir de este análisis y propuestas científicas las cosas podrían suceder de la siguiente manera:

1.- Seguir como siempre, votando a los de siempre aún sabiendo que nos encaminamos al suicidio económico.

2.- Votar a aquellos que presenten un programa económico adecuado al análisis objetivo y a sus propuestas de cambio.

3.-Trabajar por una alternativa radical al capitalismo donde el Estado regule la producción y la distribución y la redistribución de tal manera que se genere riqueza e igualdad sin fin, y no se llegue jamás a los horrores del comunismo pasado.

Bueno, pues ¿qué les parece?

Los Relatos de Nesalem 

ESTE EXTRAÑO MUNDO

EL PARAISO PERDIDO


13 comentarios:

  1. Ufff, creo que habrá que seguir buscando una cuarta vía.

    ResponderEliminar
  2. Sí, 4) Coger la maleta e irse al Canadá de peón a construir carreteras.

    ResponderEliminar
  3. Buen comentario, Sr. Nesalem. Un programa económico basado en un análisis racional, imparcial y científico de la situación. Y discutir el programa públicamente, y someterlo al voto de los electores.

    Muy bien también su punto 3. En vez de formular grandes principios salvadores de la Humanidad, la izquierda debería abandonar su hipocresía y tener el valor de enunciar un programa económico concreto de supresión del capitalismo, o de reducir este al control del estado y que las cosas funcionen. Que expliquen claramente a la ciudadanía cómo y cuando se debe hacer esa revolución, cómo organitzar un sistema PRODUCTIVO diferente del capitalismo y someterlo a voto en unas elecciones.

    Cuetu

    ResponderEliminar
  4. Dos y dos son cuatro, pero si hay ideología tienen que ser cinco cueste lo que cueste. Esi ye el problema de Asturies.

    ResponderEliminar
  5. Asturias está subvencionada con un 14,3% sobre el PIB del Estado (100%). El PIB de Asturias es del 89,5% o sea 10,5% menos del estatal. Hagan ustedes la diferencia y esa es nuestra situación actual: Es decir: estamos siendo subvencionados por el Estado en un +24,8%. Comparemos con el Pais Valenciano, por ejemplo.

    El PIB de la Comunidad Valenciana es de +8,9% superior al 100% estatal y ha de entregar al Estado -6,4% de su PIB.

    El PIB de Andalucía es de +2,8% y recibe del Estado +4,6%. Cantabria tiene un PIB del 95,4% y recibe del Estado +5,1%. Cataluña tiene un PIB del +3,6% y ha de dar al Estado -8,7%. Baleares tiene un PIB del +10,8% y ha de dar al Estado -14,1%.

    Extremadura tiene un PIB del -5,4 (94,6%) y recibe del Estado 17,9%!!!!

    No sigo. Las estadísticas provienen del Instituto de Estudios Fiscales, con datos relativos al 2005 publicados en el 2008.

    Lo que se deduce de estas estadísticas es que en españa no existe un balance fiscal equilibrado y proporcional entre comunidades autónomas. Es un juego de poder y conveniencia política.

    Para que fuera justo Asturias debería de recibir el 3,8% que es la diferencia entre su PIB y el PIB estatal.
    El País Valenciano debería de entregar al Estado 2,5% que es la diferencia entre su PIB y el Estatal. Extremadura debería de recibir 12,5% en lugar del 17,9% y así todo.

    Ps.- Todo ello es discutible y quizás tenga otras interpretaciones; pero en principio los números cantan y nos hacen ver el por qué de ciertas políticas y tendencias regionales. Con la nueva ley de balances de Montoro todos estos datos quedarán enterrados y la molesta realidad nos será disfrazada. Esperemos cómo.

    ResponderEliminar
  6. Todo el mundo con un poco de buena voluntad podría explorar estas cosas. Si uno está equivocado o lo entiende mal pues entonces entramos en diálogo. Efectivamente, no puede haber diálogo sino hay buena voluntad desde el principio o partimos de principios absolutos.

    ResponderEliminar
  7. No obstante un calvinista radical acaba siempre pensando en la perversidad y persistencia del mal. Ya sé que vivimos en un mundo con tendencias hacia un optimismo guay en muchas corrientes de pensamiento; pero cuanto más se mira la realidad y hacia uno mismo, más se detecta el mal campeando a sus anchas, distorsionando las cosas, confundiendo las mentes con el miedo. Los malvados o el lado malvado de nuestro ser, meten mucho más ruido y tienen mucho más protagonismo en este planeta de lo que deberían; pero si no hay X cantidad de maldad ocupando poder o distrosionando, entonces se desplaza otra cantidad Y para cubrir vacío. La realidad rehuye al vacío de malvados y maldad.

    Craso, general romano, recurrió a matar a uno de cada diez soldados a palos por no ofrecer resistencia al ejército de Espartaco. Ejecutó de esta forma a casi 4000 de sus propios soldados a manos de sus compañeros y delante de ellos en formación, muriendo peor que perros apaleados. Esta fue la forma en que impuso disciplina y ganar posteriormente a Espartaco. Un imperio se construye con una base importante de cinismo y de crueldad. Pero si no es ese imperio vendrá otro que hará algo parecido para mantenerse en el poder.

    Los humanos somos muchas cosas, bien es verdad; pero en juego de poder suelen ganar la maldad y los malvados. En realidad es ello (el lado malvado, el mal) lo que hace sostener este mundo.

    ResponderEliminar
  8. ¿Será que nos faltan suficientes malvados en Asturias para llevar la región a mejor puerto?

    ResponderEliminar
  9. Para mucha gente el problema es el capitalismo sin corazón, los bancos chupasangres, los ricos corruptos, las financieras acaparadoras, el mercado cruel y vil y los políticos sinvergüenzas. Lo bueno sería que el Estado y los políticos (no-sinvergüenzas) intervinieran e impidieran el cierre de las empresas. Si el Estado lo impide ¿Qué pasaría? ¿Podría el Estado intervenir en contra de sus propias leyes tal como establecen los contratos? ¿Qué repercusiones podría tener esto a nivel internacional? ¿Qué calificación se haría de un estado que no respeta sus propias leyes e interviene en el cierre de una empresa obligándola a seguir produciendo?

    Muchos dirían que habría que expropiar la empresa o al menos multarla fuertemente y que ese dinero revierta en los forzosamente despedidos. La maquinaria se vendería o reutilizaría. Quizás se pueda hacer, pero ¿qué empresas se arriesgarían a venir a Asturias para "sufrir" tal "castigo" en el futuro? Hay organismos por el mundo con sede en Nueva York o Berlín o Londres, etc, que califican países y regiones dentro de una escala positiva y negativa y en función de la posibilidad de ejercer dentro de las reglas de un mercado favorable. las empresas buscan su mayor rentabilidad y si esa rentabilidad no se cumple o se cumple de un modo no satisfactorio, pues la ley les permite irse.

    ¿Cómo cambiar esto? Muy difícil. Unos ven la posibilidad de hacer leyes internacionales que impidan estas cosas; pero llegar a un acuerdo internacional en estos asuntos es perder el tiempo. Si a China o a EEUU o a Filipinas; etc, no les interesa poner trabas a los mercados libres por ser ellos principales beneficiarios; va a acabar como el Encuentro de Civilizaciones de Zapatero. ¿Derribar el capitalismo e instaurar un socialismo en España que promueve otra economía? ¿O en el mundo? Pero los comunismos y socialismos historicamente existentes han sido una ruina. Los escandinavos no son precisamente socialismos económicamente hablando.

    Desde luego que si te quitan el trabajo y te ponen en la calle tienes que hacer algo, pero yo pasaría también por las oficinas de ciertos partidos y de ciertos sindicatos burocratizados y les exigiría que explicasen su pasividad, su falta de ideas, su poltrona; su demagogia, etc.. Desde luego yo, en las condiciones actuales de Asturias, y siendo joven haría lo posible por desaparecer de esta querida tierra e irme a otros territorios donde haya más posibilidades. Aquí no me quedaría.

    ResponderEliminar
  10. La deslocalización de unos es la localización de otros. Si tenemos en cuenta un mundo globalizado lo que se está produciendo son desequilibrios en función de un futuro equilibrio. La búsqueda desesperada de las empresas y multinacionales por condiciones favorables que hagan posible mayor competitividad; hace que estas se trasladen de los países del primer mundo donde los costes son mucho más altos a los países menos exigentes con estas. Pero es todo cuestión de tiempo. A medida que los países "emergentes" vayan siendo industrializados se va a ir produciendo una nivelación de intereses: los países emergentes van a exigir más distribución, más gasto social, más derechos; y entonces se va a ir produciendo una nivelación económico-social a nivel mundial.

    Es ahí donde las deslocalizaciones no tendrán sentido; pero entonces se presentará un problema serio al capitalismo: al disminuir la posibilidad de competitividad y conquista de nuevos mercados territoriales; este se puede bloquear y generar una crisis de proporciones globales y hasta cataclísmicas....

    Claro que si eres un trabajador de Tenneco o Coca Cola estas cosas suenan a cuento chino. Lo importante para un trabajador que sufre las consecuencias de la deslocalización brutal, es que su situación se solucione de la manera más justa; que se cumpla la ley; y forzar a las emrpesas a quedarse por compromisos adquiridos. Pero eso en este momento es jodidamente difícil. Las empresas se ven forzadas a una mayor competitividad y búsqueda intensa de nuevos mercados y si en Asturias les ponen "pegas" pues se irán a Polonia o a Marruecos; con el agravante de que Asturias quedaría marcada como territorio de riesgo para nuevas inversiones. Es la pescadilla que se come la cola.

    Es esta una situación de desplazamientos sísmicos en la economía global.

    ResponderEliminar
  11. Creo, Sr. Nesalem, que su comentario sobre los PIB regionales es un poco confuso. En primer lugar, creo que debería aclarar que esos porcentajes se refieren al PIB por habitante, pues es evidente que el PIB de Asturias no es el 89,5% del estatal, como Ud. dice. Pero es posible que el PIB por habitante de Asturias sí que sea el 89,5% del PIB por habitante medio estatal.

    Por otro lado, la cuestión de las balanzas fiscales entre regiones no tiene nada que ver con el PIB de cada región. Las balanzas fiscales son eso, FISCALES, y se refieren solo a los impuestos pagados al fisco y a los gastos que ese mismo fisco hace en la región. Por ejemplo, si una región A paga al fisco 100 mil € y recibe del Estado unos gastos por todos los conceptos de 130 mil €, podemos decir que esa región tiene un superàvit fiscal de 30 mil €. Análogamente, si otra región B paga al fisco 200 mil € y recibe del Estado por todos los conceptos 150 mil €, esa región tendrá un dèficit fiscal de 50 mil €. Eso es lo que se llama las balanzas fiscales de cada región. Fíjese que para nada necesitamos saber cual es el PIB de cada región. Y eso no quiere decir que el PIB no sea importante para otros cálculos económicos.

    Es claro que ese dèficit y ese superàvit podrían expresarse como un porcentaje de los PIB respectivos, pero no veo para qué pueda servir ese cálculo si no es para introduir confusión en una cosa que en principio es sencilla.

    Atentamente,


    Cuetu

    ResponderEliminar
  12. Gracias por la aclaración. Efectivamente es así de sencillo. Yo hacía referencia al libro de Germá Bel "Anatomía de un desencuentro: La Cataluña que es y la España que no pudo ser" donde le PIB es importante a la hora de determinar la redistribución de riqueza de las regiones. Pero centrándose en fiscalidad solamente puede que tenga usted razón. No obstante volveré a leer esos capítulos y con esta aclaración suya aclararme yo más.

    ResponderEliminar
  13. Hay unos razonamientos que destilan pura realidad. Es así como lo pintas, Nesalem, y yo añado un matiz que desgraciadamente subyace en todo este proceso de deshumanización del trabajo. Cada vez más, las empresas ponen un primer y casi único mandamiento, como norma de obligado cumplimiento: GANAR DINERO. No les hables de preceptos morales o de ayudas en la socialización de este sistema de vida. Las empresas pretenden ganar dinero, cuanto más mejor y todo lo que se aparte de este objetivo es materia a extinguir. Por tanto iremos viendo como cada vez más, se prescinde de contratación laboral. Las máquinas son caras, pero se amortizan a medio o largo plazo... Los hombres, la mano de obra, es barata, pero crea contratos de mantenimiento de empleo que tienen repercusión muy negativa en la imagen empresarial, toda vez que la futura eliminación creará ambientes hostiles por los perjuicios que ocasiona a esa masa humana que se torna en rebelde y ruidosa al expresar sus reivindicaciones..

    Será dificil determinar como sale de esta situación. Pero tendremos que asumir que este sistema que ha venido funcionando de la forma que conocemos y que hemos vivido en primera persona, está totalmente caduco y obsoleto. La tecnología, la cultura y nuestra propia mentalidad crearán nuevas formas de vida que poco se parecerán a todo esto que ahora da los últimos coletazos.

    Oileruas

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.