04 enero, 2014

MIDENA Y GENSANO DIALOGAN SOBRA LA NADA O ALGO (I)

Midena Nigrostal y Gensano Burtalero eran amigos desde hacia mucho tiempo. Hoy, al ver cerrado el Cafe Pimpone, pues comenzaron a pasear. Casi siempre hablaban de esos temas que sólo se pueden hablar con alguna gente; muy poca gente, y en ello se enfrescaban mientras paseaban.

Gensano Burtalero.- ¿Qué te pasa Midena?

 Midena Nigrostal.- Pienso que el universo no es más que un inmenso torbellino donde algunos humanos vivimos con la idea de que a pesar de todo todo ello ha de tener una clave trascendente; quizás todo ello ha de remitir a un modelo perfecto del que somos parte pero que por alguna razón algo ha ido mal y nos vemos instalados en ese torbellino tratando de encontrar sentido.

Gensano Burtalero.- Jobar, te has levantado con ánimos turbulentos amiga Midena. No es verdad que todos los humanos vivimos con la idea de que este universo ha de tener una clave trascendente; yo más bien diría que la mayoría de los humanos hoy día vivimos ya sin pensar en esas cosas. La mayoría aceptamos que la existencia es así, sin trascendencia alguna; o si ha de haber alguna, no nos han sido dadas las claves y por lo tanto pues vivimos según nos pida el cuerpo. A unos el cuerpo les pide ser razonables y equilibrados y a otros les pide ser irresponsables pero astutos; a otros les pide entregarse a los placeres sin tope; otros al trabajo; otros son medio santos y viven en su inopia particular o colectiva; otros viven la vida entregados a una causa; otros son oportunistas y tramposos; otros hipocritones; otros inocentes e inmaduros, otros eternos resentidos; otros psicopáticamente fríos y calculadores. Hay muchas modalidades de estar en el mundo y pocas de ellas son buenas de verdad por desgracia.

Midena Nigrostal.- Bueno, en realidad tienes razón de que somos una minoría hoy día los que pensamos que ha de haber unas claves para todo este aparente sin sentido. Yo sigo perteneciendo a esa minoría. Tienes razón que la gente hoy día ya prescinde de modelos trascendentes o metafísicos para vivir, aunque todavía persisten las ideológicas de hacer un mundo mejor según una ética de derechos humanos. Aun así, ya todo en la actualidad se rige por el paradigma de que estamos solos en el universo y nos las hemos de arreglar como sea para vivir y construir un mundo. También las religiones y las creencias se tienen que batir a la defensiva blindando la fe como sea y al precio que sea, pero sin ser capaces ya de dar razones absolutas e indiscutibles que garanticen la verdad para todos. Es decir: las religiones también se han relativizado y se adaptan como pueden para sobrevivir como tales. En realidad este ya es un mundo que acepta una cruda inmanencia dentro de un universo cerrado sobre sí mismo, sin posibilidad de escapatoria a otras dimensiones espirituales, externas, trascendentes.

Gensano Burtalero.- Efectivamente, amiga Midena, ese es el paradigma dominante. La ciencia y la filosofía se mueven ya en ese paradigma como beber un vaso de agua. Todos los conocimientos o prácticas humanas se mueven en esa dimensión inmanente o monista; pues aun las psicologías más profundas lo achacan todo a la mente, a fenómenos de la mente humana en última instancia. Religiones como el cristianismo o el Islam u otras viven en territorios que en realidad ya no les pertenecen. Es decir, están circunscritas y subordinadas a vivir sin poder dar una respuesta absolutamente válida a la pregunta sobre la fe o la revelación. Yo esto lo veo bien. Es vivir la cruda verdad de saber que no hay Verdad. Y si hay una Verdad es una verdad que no hemos tenido que inventar y aceptar como un axioma: derechos humanos, conocimiento científico, dogma religioso, ideología X o Z, etc. 
(continuará)

13 comentarios:

  1. LA HISTORIA DE PERCONÍCERO DE ARACUDÓMEDES

    Perconícero de Aracudómedes no creía en el flujo del tiempo y de la vida. Simplemente se negaba a creer que existían cambios en la vida a través del tiempo: “Mentira cochina”, decía él cuando le hablaban del tiempo que fluye y de lo corta que es la vida y de que ayer éramos niños y hoy somos ya viejos, etc.

    Pues Perconícero de Aracudómedes creía que ya siempre estaba todo es su absoluto sitio; absolutamente inamovible. Incluso hasta el aparentemente efecto mental de estar viviendo en flujos de tiempo y cambios de espacio ya era algo absolutamente compacto en un presente eterno.

    Por eso era un hombre tan extraño que podía estar horas y horas sentado en banco del parque con la sonrisa en la boca. Su mundo era un calidoscopio de formas eternamente congeladas. Su paz mental era absoluta.

    ResponderEliminar
  2. Hay una historia de Lovecraft donde el personaje es un hombre muy solitario y soñador. Sus sueños lo transportaban a otra realidad de ciudades y paisajes remotamente lejanos, mejor dicho míticamente lejanos. Allí en esas lejanías oníricas había comenzado una nueva vida donde era un hombre feliz en una comunidad que lo aceptaba. Era un mundo de príncipes, de magos, de mujeres hermosas; de cielos profundos y mundos cercanos habitados.

    Pero nuestro hombre tenía que volver a la realidad y detestaba la realidad; la odiaba. La realidad de este mundo le parecía cruel, despiada; con gente aburrida y cosas así. Entonces renunciaba a vivir en la realidad y, siendo él un hombre con algún patrimonio heredado, pues se dedicó a comprar y consumir drogas para permanecer más tiempo en sus mundos de ensueños. Pero no podía llegar a su reino favorito donde tan agusto se había sentido. No obstante seguía visitando otros mundos fantásticos: mundos con templos dedicados a dioses raros; de gentes que siempre esperaban acontecimientos nuevos venidos de más allás remotos; comerciantes venidos de territorios oscuros; que travesaban desiertos infinitos para volver a reinos de asombrosas riquezas.

    Hasta que un día sintió la llamada de aquel reino donde ya se había establecido mientras caminaba de noche por las calles húmedas y frías de una ciudad inglesa. Entonces tomo más droga de la cuenta y el resultado fue que a medida que se sentía hundido en el sueño iba recuperando el reino perdido donde todos lo acogían como uno de ellos y donde una bella joven princesa lo esperaba para casarse. Por fin sintió que definitivamente se quedaba a vivir en aquel reino y era un hombre inmensamente feliz.

    El caso es que al día siguiente encontraban un cadáver en un parque oscuro de la ciudad inglesa de un hombre consumido por el frío.

    ResponderEliminar
  3. Hubo una mujer madura y hermosa que además de ser culta y de mente creativa disfrutaba de sus escarceos y especulaciones místicas. Un día anunció a sus amigos de tertulia cafetera que descubriría más tarde que temprano el punto de encuentro entre lo espiritual y lo material. El caso es que en las discusiones de tertulia se ahbía llegado a la conclusión de que si existía un mundo espiritual era imposible que se pudiera relacionar con nada material; por tanto había una absoluta discontinuidad entre los dos mundos y era imposible saber nada del supuesto mundo espiritual. En definitiva: como si no existeira. Para el caso patatas.

    Pero nuestra mujer se empeñó en que tenía que existir ese punto de contacto entre lo espiritual y lo material y que ella lo encontraría más tarde que temprano posiblemente, pero lo encontraría. Así que ni corta ni perezosa se puso a la labor. Visitó tierras extrañas y habló con chamanes de toda estirpe, pero siempre le parecía que todo aquello que oía y veía no dejaban de ser representaciones humanas dominadas por cultura e historia descodificable. Tomó drogas con indios del México profundo y vio visiones mil del tipo de los libros de Don Juan, del fallecido antropólogo Castaneda. Habló con monjes budistas tibetanos y con famosos mediums espiritistas; pero jamás estaba segura de que todo aquello pudiera representar la entrada a otro mundo del espíritu.

    Hasta que un día vio algo extraño en lo alto de una montaña de un territorio llamado Asturias en el norte de España. Llamó a sus amigos de tertulia por el móvil y les dijo que ya casi estaba logrando su propósito y que al día siguiente subiría a la montaña pues allí había algo raro que la estaba llamando.

    Y así fue que al día siguiente subió ....

    Sus amigos y familiares llamaron a la policía de aquel territorio al ver que ya no recibían llamada alguna y que el tiempo pasaba de forma angustiosa. Pero a pesar de las muchas batidas que se dieron y las búsquedas con los mejores aparatos de detección, no se pudo encontrar nada de nada. Nuestra buena mujer había desaparecido sin dejar rastro alguno.

    Todos sus amigos dedujeron que había logrado su objetivo: había encontrado ese punto donde confluye y se relaciona el mundo espiritual y el material; pero de todas maneras seguía siendo imposible demostrar su existencia, pues nuestra inteligente y despierta mujer llamada Nikadia Sulmetor nunca jamás volvió para probar con hechos y datos empíricos la existencia de tal punto.

    ResponderEliminar
  4. En el cristianismo este tema es central en la figura de Jesucristo donde esencia divina y humana se encuentran.

    ResponderEliminar
  5. Lo cual indicaría que el punto de encuentro entre el Reino del Espíritu y el Reino de la Carne o Material está en la persona de Jesucristo. ¿Producto de las teologías? ¿Invento metafísico? ¿Realidad? ¿Por la fe? ¿Datos empíricos? ¿Cómo?

    ResponderEliminar
  6. CONTENIDOS FILOSÓFICOS DEL CRISTIANISMO

    Si no me equivoco, Sr. Nesalem, en el Cristianismo, el encuentro entre materia y espíritu se verifica en todo hombre, poseedor de un alma inmortal hecha a imagen y semejanza de Dios. Jesucristo no es sinó la víctima de un sacrificio humano grato al Padre, sacrificio que tiene por objeto la remisión de un pecado común a todos los Hombres, a saber, el Pecado Original, cometido por Adán y Eva y que recae sobre toda su descendència. Como ve, todo un ejemplo y aplicación de los Derechos Humanos!

    Pedrosa Latas

    ResponderEliminar
  7. LAS RAZONES DE LA CREENCIA

    De todos modos, el 99 por ciento de los cristianos no adoptan su religión por razones filosóficas. Los protestantes, además, no creen el el cristianismo; creen en la Bíblia, que no es exacamente lo mismo. Los católicos, no creen tampoco en el cristianismo; creen en la Iglesia, que no es ni mucho menos lo mismo. Ambos, católicos y protestantes, creen porque les han enseñado a creer desde pequeños, y no porque hayan llegado a la conclusión filosófica de que sus creencias son verdaderas. Lo mismo vale para el Islam: el 99,99% de musulmanes cree porque le han enseñado a creer desde pequeño. Si hubieran nacido aquí, serían cristianos o ateos.

    ResponderEliminar
  8. Foldóporo de Cremallers era un hombre muy arriesgado con sus ideas. Un día leyendo doctrinas sobre el alma y el espíritu empezó a elucubrar hasta altas horas de la noche cuando ya toda la ciudad dormía. Si hay un espíritu en mí, se decía, pues entonces poseo una esencia superior a la carne que por necesidad ha de dominar a la carne. No cabría la posibilidad de que la carne condicione al espíritu, pues eso sería imposible. Entonces el espíritu al ser puro y perfecto respecto a la carne pues neutralizaría cualquier pretensión de la carne por dominar al ente humano. No tendría por que haber enfermedades, maldades, confusiones, relaciones envenenadas entre los humanos; guerras, exterminios, sadismos provocados por cerebros enfermos; maltrato a la inocencia y todo ese mal que corroe a la humanidad de forma perversa e insidiosa.

    Foldóporo de Cremallers tomó otro sorbo de café y abrió la ventana para contemplar la calle solitaria. Eran ya las 2 de la mañana y preveía una intensa noche de placer de pensamiento. Al disponer este nuestro personaje de patrimonio suficiente para no trabajar, pues se podía permitir el lujo de dejar su mente en plena libertad y aventura. Al vivir en un mundo que le permitía el libre pensamiento sin censuras o inquisiciones, pues era feliz elucubrando en cosas tan inescrutables. Cerró la ventana y siguió.

    Pues si hay espíritu y yo puedo enfermar y ser malo diciendo alguna necedad en cualquier conversación y herir las susceptibilidades de mi prójimo, entonces ese espíritu es evidente que no domina mi carne vil. Sería un espíritu impotente y un espíritu impotente ante la carne sería una contradicción insoportable. No puede ser espíritu lo que habite en el ente humano, salvo que definamos espíritu de otra manera y entonces fuese como una materia más destilada en un orden jerárquico de perfección. De ser así, entonces sería algo así como una misma substancia respecto a la carne, sólo que en un grado más de conocimiento de Dios. Pero si un grado más entonces el espíritu tendría algo de poder sobre la materia, pero no todo. Bueno, eso compaginaba mejor con la evidencia de la perra vida cotidiana. A un extremo del espectro Dios y al otro el Diablo. Unos humanos más cerca de Dios y otros más del Diablo. No sería mala explicación.

    Y tomó otro sorbo de café. El gato le miraba un tanto extrañado.

    Entonces pensó que la palabra espíritu como todas las palabras y conceptos tenían una historia plena de significados y etimologías curiosas evolucionadas a través de la historia. Por otra parte el mundo de los espíritus era complejo y había espíritus buenos y perfectos, pero también satánicos y malévolos. La Biblia también presentaba problemas con respecto al uso de estas palabras. Le quedaban muchas horas de estudio. Miró el reloj y creyó conveniente conciliar el sueño. Este mundo era muy confuso y equívoco..

    ResponderEliminar
  9. El misterio no es el espiritu como contrapuesto a la materia/energia y perteneciente a un mundo diferente del material. El problema es la existencia de la consciencia, sabiendo, como sabemos, que no hay un mundo diferente al de la materia/energia. No existe el problema de la interacción espíritu-materia, puesto que no hay nada diferente a la materia/energia. Pero subsiste el problema de por qué las mentes tienen que ser conscientes y experimentantes de sensaciones. No es lo mismo EXPLICAR una sensación o estado anímico en base a los procesos bioquímicos subyacentes, cosa que, o bien es ya posible, o puede imaginarse como posible, que EXPERIMENTAR esa sensación o estado anímico. ¿Por qué tiene que ser necesario experimentar conscientemente? ¿Qué aporta esto a la evolución de los seres vivos? ¿Qué diferencia habría entre un autómata bioquímico, en todo idéntico a un ser humano, y un ser humano autentico? Esta es, a mi juicio, la única cuestión filosòfica importante. Y, como sucede en nuestros tiempos, las cuestiones filosóficas fundamentales son asunto de la ciència más que de la filòsofía.

    Cuetu

    ResponderEliminar
  10. Nistaliana de Gionatrices era una buena mujer que desde que había enviudado vivía sola en su casa de campo rodeada de libros y buena música. Disponiendo, como disponía, de una buena pensión que le permitía vivir entregada a sus placeres intelectuales y artísticos; pues a veces pensaba cosas como estas:

    “Si alguien pudiera situarse personalmente en una época histórica determinada se daría cuenta de que el sentir de la gente y la forma de vida y sus estructuras mentales para nada o muy poco iban a coincidir con la representación actual que tenemos de la Historia. Los relatos históricos presentes están plagados de anacronismos interesados, de extrapolaciones ideológicas, de intereses personales que encuentran lo que quieren encontrar y desechan lo que no quieren ver. Mucha historia actual nos dice lo que esperamos que nos quiera decir. Muchos libros de historias de naciones o estados actuales son sólo relatos de mercenarios al servicio de una política concreta. A veces se hace de forma inconsciente, sin darnos cuenta de lo mucho que influyen nuestros afectos más profundos en la forma de pensar e investigar. Muchos libros y teologías y relatos-revelación responden al interés concreto de religiones y organizaciones que buscan ante todo su perpetuación.”

    Pensaba entonces Nistaliana de Gonatrices: “¿cómo podría haber sido todo aquello de Jesús y el nacimiento del cristianismo si tuviéremos la posibilidad de vivirlo en su realidad sincrónica; inmersos en ella como testigos? ¡Agggg! Se nos ha ido. Se ha borrado para siempre.”

    Nistaliana entonces salió a dar de comer a su perro Pusro y miró el cielo todavía estrellado de un plácido amanecer.

    ResponderEliminar
  11. A Jacundilla de la Timarola los axiomas matemáticos, las pruebas autoevidentes de la geometría; las demostraciones inexorables, las constantes de la física y sus leyes universales; le producían un placer estético indescriptible. Cuando se reunía con sus selectos y cuidadosamente elegidos amigos, pues exponía las complicadas ecuaciones que había explorado como si de un conocimiento esotérico de muy alto voltage se tratara. Después celebraban un party con buenas bebidas y buena música y peladillas en la mesa con patatas fritas artesanas.

    Pero el súmmum del no va más fue aquel día que había roto con el universo comunmente aceptado y, siguiendo la lógica de Leibniz, se metió a inventar universos diferentes con sus leyes de la física diferentes y sus matemáticas completamente de otro mundo y otra lógica casi inalcanzable. Casi; pues la mente de Jacundilla poseía la puerta a ese casi. Así es que sus investigaciones la llevaron a la construcción físico-matemática de un universo totalmente desconocido, aunque si reconocible de ser expuesto con la claridad de Jacundilla.

    Fue una exposición apoteósica que luego dio lugar a unas tecnologías totalmente coherentes en su estructura interna, pero de aplicaciones a absurdas en nuestro mundo.

    Aquel día la fiesta se extendió toda la noche en un tiempo y espacio retorcido entre planos cósmicos de dudosa procedencia. Las peladillas y las patatas fritas artesanas parecían flotar en una siniestra nube.

    ResponderEliminar
  12. Envidio a doña Jacundilla de la Timarola y a doña Nistalina de Gionatrices. Se ve que son personas que llevan unas vidas plácidas, felices y satisfactorias, entregadas a la reflexión y a las buenas lecturas. Y me imagino fácilmente que también su vida sexual debe ser ampliamente satisfactoria.

    Pedrosa Latas

    ResponderEliminar
  13. Le felicito efusivamente. Sr. Nessalem. Sus escritos rezuman una potente madurez intelectual, fina ironia y una más que notable calidad literaria, Pocos blogs hay que muestren una calidad semejante.

    El Inquilín

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.