30 octubre, 2011

DESDE ADENTRO Y DESDE AFUERA

Si la vida es tan corta y tan fugaz, quizás la esencia de todo nuestro ser sea la Muerte. Entonces, quizás, sea en la Muerte donde esté la explicación de todos los misterios que nos asedian. La vida vive en una constante tensión y desasosiego. Hay algo que la presiona desde adentro y desde afuera.

Hoy hemos decidido aceptar la Muerte como la Esencia de Nuestro Ser.

Hemos dejado entrar a la Eternidad en nuestro Espíritu.

Por primera vez hemos sentido un inmenso sosiego recorrer nuestras venas. ¿Cómo hemos sido tan necios e ignorantes que nunca nos dimos cuenta del Secreto?

Pero al mismo tiempo no dejamos de pensar en aquello que nos sigue presionando desde afuera y desde dentro.

3 comentarios:

  1. Yo ya estuve muerto, Sr. Nesalem. Sí. Durante un tiempo que va desde el origen del Universo hasta, aproximadamente, el año 1947, en cuyo setiembre vi la luz por vez primera.

    Yo ya estuve muerto, y bien muerto. Y lo mismo podría decir Ud., Sr. Nesalem. Ese es el Secreto que todos guardamos. Y le aseguro, Sr. Nesalem, que no había nada: simplemente, yo no existía, que eso es lo que quiere decir la palabra muerte. No había nada, y ni decir tiene que no había nada que se asemejara a una "explicación de todos los misterios que nos asedian". Se lo aseguro.

    Por tanto, el día que se acabe esta breve fulguración que llamamos vida, nada nuevo ni desconocido espero. Ninguna revelación de nada, ni ningún extasis magnífico. (Sólo faltaría que después de aguantar una vida aquí tuviéramos que aguantar otras vidas por esos espacios celestiales. ¡No, por favor! Sería una broma de muy mal gusto.)

    Nada nuevo ni desconocido espero, sino lo mismo que ya viví, o, en este caso, habría que decir "lo mismo que ya morí". Muertos estuvimos los humanos durante una eternidad antes de nuestro nacimiento, y muertos seguiremos durante "otra" eternidad. Nada nuevo bajo el sol.

    Y si uno no puede imaginarse cómo es eso de estar muerto, que se imagine su estado antes de nacer. Así como estuvo, estará. Y no hay ningún indicio de que las cosas sean de otra manera.

    Y la única explicación de misterios de la existencia que puede haber es la que nos da la ciencia. Son explicaciones sorprendentes y acojonantes, conseguidas con arduo trabajo; pero mucha gente no les da ningún valor, ni siquiera las comprenden ni tienen interés en comprenderlas, se quedan como si oyeran llover, porque ¡ay! son explicaciones "humanas", no vienen a corroborar sus creencias maravillosas. Pero no hay otras.

    Runand

    ResponderEliminar
  2. ¿No hay ningún hombre o mujer de fe asiduos a este blog que sepa responder a Runand?

    ResponderEliminar
  3. ¿Cómo sabe usted Sr. Runand lo que había antes de usted nacer? ¿Cómo sabe lo que habrá después de la muerte? ¿Cómo sabe lo que ahora mismo hay en este inaudito e infinito cosmos? ¿Dispone de sentidos capaces de llegar a conocer lo desconocido?

    Los cristianos dicen que hay Revelación y que tal revelación es la Biblia; pero la Biblia la pudieron escribir hombres antiguos que no diferenciaban la realidad de la ficción religiosa y oían voces que les mandaban escribir y profetizar. (Julian Jaynes:The Origin of Consciousness in the Breakdown of the Bicameral Mind).

    Los Rosacruces y los Gnósticos hablan de otra revelación esotérica que ha venido circulanado por la Historia de forma underground y entonces hay unos mundos etéreos y astrales y la monda que capatan la atención e intrigan y hacen buenos libros de váter cuando hay estreñimiento.

    Yo me he apuntado a los cultos secretos lovecrafianos que hablan de horrores que salen de debajo de la tierra y que están conectados con los dioses malditos y blasfemos que hicieron este planeta. Me molan los cultos secretos estos y sus rituales extraños que se hacen todos en pelotas....

    Nelson Quack

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.