31 marzo, 2011

LA GUERRA EN LIBIA CONTRA GADAFI

(No todos están a favor de la intervención en Libia contra Gadafi. Un amigo, colaborador de este blog, nos ha enviado este artículo crítico contra esta guerra. Este blog está abierto a todas las opinones.)

La urgencia de Francia por iniciar la guerra contra Gadafi, su precipitación en reconocer como un “Gobierno legítimo” a la amalgama de golpistas (islamistas radicales unos, ex altos cargos traidores otros) hacía evidente la existencia de intereses económicos muy poderosos por parte de Francia, para cambiar un Gobierno que favorecía mucho más a las empresas españolas e italianas que a las francesas; algo que nunca París ha aceptado. Históricamente, fueron ingenieros de minas franceses en los años 30 los primeros en percatarse del inmenso potencial petrolero y gasista del país norteafricano, lo que unido a su política “económica-cultural” France-Afrique para el control de los recursos minerales y estratégicos de ese continente no hace más que confirmar su decisión de derrocar a alguien que era un obstáculo para sus planes. 
Ésa era la sospecha, pero sin más pruebas que la lógica de los hechos. Pruebas que, sin embargo, ha conseguido la prensa italiana, que ha desvelado con todo lujo de detalles como los servicios secretos franceses organizaron el pasado mes de noviembre en París y en Bengasi con un grupo de traidores libios el golpe para derrocar a Gadafi, que no era un peligro para nadie. Han tenido la  habilidad  de engañar a varios países para que le ayuden  a deponer y/o liquidar a un jefe de Estado contrario a sus intereses. El editorial de El Corriere della Sera acusa a Francia de “querer sustituir a Italia en las relaciones con Libia, desde el petróleo a las relaciones económicas y comerciales”. París tampoco hace nada por ocultarlo; su ministro de exteriores, Alain Juppe, no ha tenido rubor en delinear “como deberá ser el futuro de Libia”, explicando con total desvergüenza quién representa y quién no a los rebeldes. Porque el futuro Gobierno libio no lo decidirán los libios sino los franceses, que estarían incluso dispuestos, según la prensa italiana, a llegar a la partición del país, en la que sus amigos golpistas de Bengasi se quedarían con el petróleo y el gas, y Gadafi con Trípoli, con los camellos y la arena.
Las decisiones de Rodríguez Zapatero han sido una tras otra un rosario de disparates, generalizaciones y maldades que han llevado a este país a la fragmentación, a la ruina económica y moral. No obstante, uno no creía posible una estupidez como la intervención en un golpe de Estado de Francia para derrocar a un presidente amigo. Como en otros golpes similares, los servicios secretos franceses y los golpistas libios han montado una rebelión popular contra la que han disparado francotiradores desconocidos, construyendo así la patraña de defensa de los derechos humanos. Unos derechos que a Francia le importan un pimiento, como le  importó un pimiento el exterminio de 800.000 seres humanos en Ruanda, donde enfrentó unas etnias con otras por el control del coltán, un mineral estratégico esencial (1); o los genocidios ignorados en otros países africanos por el control del cobalto, la bauxita o la cromita . La participación de España en el ataque a un país, para cuyo Gobierno no tenemos más que motivos de agradecimiento, no sólo es un error histórico y una felonía, es un autentico disparate en lo económico y un desastre potencial en lo político.
Entre el desastre económico y…
El desastre económico no es que vayamos a gastarnos 30 o 100 millones de euros en la intervención, en la que, por cierto, se está dando una impresión completamente falsa de la situación de nuestras Fuerzas Armadas, en el sentido que puede parecer que tenemos medios de sobra para intervenir en cualquier parte cuando la situación es justamente la contraria. Probablemente, lo poco que hemos enviado es casi lo único que está en condiciones operativas. El resto, sin piezas de recambio, sin poder adaptarse a las nuevas tecnologías -como el portaviones Príncipe de Asturias, que pensó enviarse, pero que no estaba en condiciones por falta de presupuesto-. Sin combustible para hacer maniobras, sin munición para entrenamiento, sin dinero para nada, las Fuerzas Armadas han sido las grandes perdedoras de la crisis, mientras se despilfarran decenas de miles de millones de euros en los temas más disparatados.
El desastre está en los miles de millones que las empresas españolas, mimadas por Gadafi, van a perder en el caso de que éste acabe ganando. Si pierde dará lo mismo, porque las empresas francesas serán quienes se llevarán la parte del león y sólo nos quedarán las migajas.
Realmente, nuestros políticos de uno y otro signo que han apoyado esta locura de Zapatero sin informarse de lo obvio y sin analizar siquiera las consecuencias, son un hatajo de irresponsables, que aparte de haber secuestrado la democracia en su propio beneficio ahora nos han  metido en un conflicto en que perderemos sí o sí.
España es, o mejor dicho era, la tercera nación del mundo con más intereses económicos en Libia. En 2007, durante una visita de Gadafi a España, con su jaima y su grupo de muchachas vírgenes como guardaespaldas que causó el regocijo general, fue agasajado como el Emperador de China por Zapatero. No fue para menos, porque el viaje se saldó con un río de contratos a empresas españolas por valor de 12.300 millones de euros: 7.300 en infraestructuras, 3.500 en petróleo y gas y 1.500 millones en armas, exportaciones de armas que subieron desde entonces un 7,7%. Situación de  trato favorable a España, que mejoró más aún a raíz de la última visita del Rey a Libia en enero 2009, que cerró contratos por valor de casi 5.000 millones de euros. En aquella ocasión, Don Juan Carlos abrazó con efusión a Gadafi y le llamó hermano. Y todo esto, es lo que Zapatero, con el apoyo unánime del resto de la dictadura partitocrática coronada, acaba de tirar por el fregadero.
Se repite así de nuevo el desastre económico, corregido y aumentado, que siguió a la traición de Zapatero a sus aliados en Irak, cuando ya la ONU había aprobado la intervención. Una medida que dio la puntilla a la industria naval española, que perdería un gigantesco contrato de mantenimiento de la Sexta Flota en los Astilleros de  Cádiz durante diez años. Decenas de miles de gaditanos están hoy en el paro por ello. Cuatro fragatas F 100 para Israel, seis submarinos para Taiwán y dos gigantescos metaneros. Ese fue el coste económico de la traición. Y en lo político fuimos relegados al rincón de la Historia y España dejó de estar en el mapa.
… y lo potencialmente letal
Sin embargo, el aspecto económico, pese a ser importante, puede acabar siendo una broma si se produjera la caída de Gadafi. Sus opositores son mayoritariamente islamistas radicales, que tienen de demócratas lo que servidor tiene de Obispo, y que en caso de ganar con nuestra ayuda la guerra abrirían una plataforma gigantesca al Islam radical en todo el Norte de África. El muro de contención que es hoy Gadafi para los terroristas de al Qaeda que dominan los países de su frontera sur (Níger, Chad o Sudan) desaparecería. Tendrían una salida perfecta al Mediterráneo para extender su guerra santa contra los infieles, es decir, nosotros, financiados además con los inmensos recursos del petróleo libio. Un escenario que se convertiría en apocalíptico, si como es más que seguro, la ultrarradical Hermandad Musulmana, que junto con Francia está abasteciendo a los rebeldes con todo tipo de armas, se hace con el poder en Egipto en las elecciones de octubre.
Esta ola de radicalismo anegaría todo el Norte de África. Tendríamos literalmente el enemigo a las puertas, un enemigo sanguinario y fanático cuyo objetivo esencial es lo que llaman el “restablecimiento del Califato”, algo que, para que lo entiendan los despistados y las victimas de la LOGSE, consiste en la reconquista de al-Andalus, que en la terminología islamista no es sólo Andalucía, es el 90 % de España, incluidos los Condados Catalanes. Para esta última empresa cuentan ya con un considerable apoyo interior, como tuvieron Tarik y Muza hace 1.300 años, particularmente en dichos Condados, donde desde una web islamista, financiada con dinero público del Estado y de la Generalitat, se nos acaba de amenazar con otro 11-M.
Para esto Zapatero nos mete de lleno en una guerra, con el apoyo de un  Rajoy que ha dicho amén como un corderito, permitiendo que esta barbaridad salga políticamente gratis a los socialistas, cuyos líderes, en agradecimiento, repartían estopa al PP a diestro y siniestro por la guerra de Irak, sin que nadie -con Moragas en plena luna de miel con Trinidad Jímenez- haya salido a defenderse, ni siquiera por el mínimo respeto debido a sus electores.
Rajoy ha aceptado la deslegitimación de sus más de 10 millones de electores sin rechistar. Realmente estamos en manos de insensatos, pusilánimes y oportunistas, como la pacifista Carme Chacón (la de “todos somos Rubianes”, el de la “puta España”), que después de haber laminado literalmente la capacidad operativa de nuestras Fuerzas Armadas parece encantada con la guerra como vía de promoción para sustituir a Zapatero. Es el mundo al revés.

 Notas
(1) Coltán es la contracción de dos minerales, columbita y tantalita, de donde se extraen niobio y tantalio, metales esenciales en la fabricación de móviles, ordenadores, videojuegos, sistemas de guía de misiles y en la industria aeroespacial. Se trata de un mineral rarísimo que sólo se encuentra en Ruanda y pocos lugares más. 

28 marzo, 2011

NIÑOS HASTA LOS 30 AÑOS.

 Un buén artículo sobre la cultura infantilizante de la España de hoy. Cahavalones que están en el bachillerato como "niños" irresponsables, sin más preocupación que tocar las narices en el aparcamiento público que son los institutos. Niños que matan y violan y siguen siendo "niños" a sus 17 y 18 años. "Niños" de hasta 30 años a los que hay que mimar y defender su derecho a la desidia y la poltrona. La ideología del niño indefenso, del menor protegido. Siempre nos movemos en extremos. Cuando somos bestiales y cuando cursis afeminados. España no encuentra su punto medio.


http://www.abc.es/20110328/opinion-colaboraciones/abcp-pobre-nino-20110328.html

23 marzo, 2011

LA CLAVE CRISTIANA DE SAN PABLO

Pablo, San Pablo, es uno de esos grandes personajes de nuestra historia occidental que dejó de figurar hace ya tiempo en los libros de texto de los institutos. Y, sin embargo, su impronta espiritual sigue estando presente en nuestra cultura, a veces, en forma de dedo acusador. Pablo es el personaje más vivo y controvertido del Nuevo Testamento, pues si bien es verdad que el Jesús de los evangelios es el personaje central, al ser Dios encarnado, se mueve siempre con la ventaja del poder que le otorga su condición divina. Pablo, sin embargo, aparece más como un ser humano real, de carne y sangre caliente. Ni siquiera Hechos de los Apóstoles logra mitificarlo con convicción, ya que la complejidad de la vida del tarsiota se escurre fuera de toda previsión. Pablo es enérgico y decidido en ocasiones, pero vulnerable y hasta claudicante, en otras. Pablo, al mismo tiempo que trata de de abrir la buena nueva del Mesías (Cristo) judío crucificado y resucitado, a toda nación, sin distinción entre judíos o gentiles; es también el mismo que no logra desapegarse por completo de sus raíces judías. En ocasiones ha de doblegarse a los dictados de la Torá que él mismo quiso superar (Hechos 21:17-26). El Apóstol de los Gentiles, tan seguro de si mismo en algunos pasajes, hasta llegar al misticismo más sublime de Romanos 8:38 (mejor desarrollado en la posterior Epístola a los Efesios), es también el hombre que se desnuda ante los demás mostrando el terrible desgarre entre los anhelos del espíritu y el acuciante deseo de la carne ( Romanos 7:14-24). ¡Oh, condición humana!

Si para el judaísmo tradicional la condición humana es perfectible y mejorable a través de la práctica de la Torá, y si para la filosofía griega hay esperanza en la coincidencia del Logos con la facultad de la Razón; para Pablo el problema está en nuestra misma naturaleza: Somos seres caídos, separados de Dios por una barrera infranqueable que hace de nuestra existencia un inevitable, como insaciable desasosiego. Cuando Pablo habla de pecado lo hace refiriéndose al mito de la caída de Adán y Eva después de desobedecer a Dios en el Edén. Siguiendo la tradicional doctrina judaica, esta caida produce una desarmonía o desplazamiento de un estado de inocencia, al conocimiento y experiencia del bien y el mal en nuestras vidas diarias. Si antes vivíamos en un estado de gracia protegidos en un paraíso, ahora el mal está presente en nosotros como un continuo desafío y elección que puede condicionar nuestras vidas a peor o a mejor. El mal trae consigo la muerte, la enfermedad y todos los desajustes morales que nos hacen tan egoístas, perversos y pecadores en tantas ocasiones, aunque en otras podemos hacer el bien y mejorar nuestra condición.

Pero si en algo se desvía Pablo de la tradición del judaísmo en este asunto, es que para Pablo la caída del Edén significa la transmutación radical y absoluta de nuestra condición de inocencia y bondad a una naturaleza pecadora, no sólo en el sentido de elección moral; sino en el mismo tejido biológico, en la misma carne y sangre que nos forma. El pecado, entonces, es la misma esencia de nuestro ser de la que no podemos desprendernos por mucho que queramos. El pecado se hereda a través del mismo acto de procreación: pasa de padres a hijos sin posibilidad de cura o perfección. Cuando Pablo habla de pecado no habla sólo de un acto inmoral o transgresión, sino de la misma esencia humana que inevitablemente produce siempre el mal, aun disfrazada de bondad o idealismos. Las deducciones de Pablo son claras: si el pecado es inevitable, la Torá judía no puede ser un medio de salvación o redención. Ningún esfuerzo humano puede producir tal cosa. La incapacidad humana para seguir la Ley es manifiesta. Tanto judíos como gentiles están en un mismo plano de igualdad ante Dios, todos son pecadores y nada les puede salvar de esa condición: ni tan siquiera los judíos se pueden vanagloriar de seguir la Torá. En lenguaje moderno: Pablo dice que todos los seres humanos vivimos una común existencia minada por el más absoluto desasosiego e inconsistencia, y, por lo tanto es inútil pensar que de nosotros pueda surgir ninguna redención o salvación.  Pablo encara nuestra condición humana sin la más mínima contemplación piadosa. El mito de la caida le sirve como la clave que ha de desentrañar la raiz de las miserias de este mundo. Pero no por ello desiste de encontrar la salida, la salvación o redención. ¿Cómo?

La Epístola a los Romanos no tiene desperdicio. Si el ser humano es incapaz de salvación alguna, sólo una intervención divina en nuestra historia podría ser capaz de sacarnos de pecado, del mal. Sólo por gracia divina podríamos ser redimidos y salvados. Es una gracia de Dios que escapa a toda comprensión y conocimiento: Él mismo, Dios, se encarna en la historia, se hace hombre; carga con todas flaquezas y miserias de la carne, se enfrenta a todas las injusticias, al mal, a las enfermedades y al final vence a la misma muerte en el acto de crucifixión y posterior resurrección. Pero algo más: Jesús, el Cristo, cumple la Torá en su perfecto significado que no es más que el amor. No las formas y rituales, sino el espíritu de la Ley. El  mito de la caída  queda suplantado por el mito de la redención y resurrección del segundo Adán: Cristo. El viejo pacto queda superado por el nuevo. La salvación del ser humano queda condicionada a una elección gratuita y por gracia por parte de Dios. Se salvan aquellos que son llamados. De ahí que surja el concepto de predestinación en esta epístola y en otras posteriores. Es un problema insoluble en el Nuevo Testamento. Será más tarde San Agustín y luego la reforma protestante quienes vuelván a la raiz paulina del cristianismo con todas las consecuencias posteriores en nuestra civilización europea-occidental. La salvación de Pablo, sin embargo, no es una salvación política, ni un cambio de estructuras sociales: es una salvación que acontece en el espíritu del creyente, algo así como un nuevo nacimiento que nos arrebata, a pesar de lo que inevitablemente somos. Si la inmanencia del pecado es absoluta en nuestra naturaleza, sólo queda la gracia divina como esperanza. Sin la certeza de una gracia trascendente, la naturaleza paulina no tendría más sentido que el fracaso y la muerte.  He ahí la clave cristiana de Pablo.

22 marzo, 2011

EL SECRETO


El secreto está en ver el instante como un acto de cristalina perplejidad. Como algo incomprensiblemente milagroso que nos está sucediendo a nosotros pero, que nosotros tampoco sabemos realmente quienes somos. Puede ocurrir. Pero para que ocurra hemos de aprender a vivir en el silencio: más allá del pensamiento.

Nesalem

(La soledad no surge por la ausencia de lo accesorio, ni consiste en ella, sino por la llegada de otra verdad, por el asalto de la plenitud de lo solamente extraño y único)
Martin Heidegger

GAYATRI SPIVAK Y LA GRAMATOLOGÍA

Gayatri Spivak fue mi profesora de crítica literaria por un par de años en la Universidad de Texas en Austin. Con Gayatri tuve que leer todo lo relacionado con el estructuralismo, post-estructuralismo, posmodernismo, feminismo, racismo y deconstrucción. Gayatri era entonces una autoridad en el mundo anglosajón en estos temas pues había hecho una traducción del libro de Derrida: Sur la Grammatologie/ On Grammatology. Curiosamente la introducción de Gayatri Spivak al libro cubría ciento y pico páginas, creando la impresión de ser el libro suyo más que del propio autor francés. Gayatri era un tanto histriónica dando clases. Siempre acudía vestida con su sari o vestimenta india ya que ella era de Calcuta y además provenía de una casta brahmán, cosa que, según ella, le tenía sin cuidado. Estaba metida en todo lo relacionado con la deconstrucción del sujeto occidental, del sujeto colonial y del sujeto masculino o sujeto construido en base a la superioridad masculina.-La disciplina de la deconstrucción era bastante difícil para los estudiantes que estábamos habituados a pensar en términos de sujeto o subjetividad como espacio privilegiado de las personas. Y luego el mundo externo de la objetividad o realidad. Con la deconstrucción el sujeto pasaba a ser un espacio invadido por los discursos de todo tipo que habría de politizarse al descubrir en él el mismo juego de relación de poder hipostatizado como sustancia. En otras palabras: el juego de poder quedaba disimulado como una dimensión en esencia fuera del mundo y entonces la labor de la deconstrucción consistía en revelar y evidenciar el dominio de las ideologías de poder en la misma “subjetividad”, en el plano de la conciencia. Todo ello exigía un tour de force excepcional por parte de sus alumnos entre los que estaba yo. Era difícil porque se trataba de subvertir todas las categorías del pensamiento occidental para desmitificarlas y desfamiliarizarlo con Gayatri en clase. Dura tarea de la que yo aprendí mucho y me forcé a leer lo que tenía que haber leído años atrás.

El problema con la deconstrucción es que comenzabas a estar en guerra de guerrillas con todo el pensamiento hipostatizado. Tu labor se convertía en hacer circular aguas estancadas o congeladas, es decir ideas o conceptos o identidades siempre afirmadas y nunca cuestionadas y deshacerlas en lo que realmente eran: juegos de discursos de poder en constante lucha por el dominio de la conciencia. Adiós al “yo” como base o sustancia del sujeto, el “yo” entonces quedaba descentralizado y comprendido como algo en siempre inestable e inseguro equilibrio. A veces lograba situarse en una u otra identidad, pero siempre como identidad politizada y puesta al servicio de una lucha concreta contra los discursos de dominación. Duro, duro. Todo ello lo aplicábamos a los trabajos literarios, sobretodo, pero podía aplicarse a cualquier texto. Las clases con Spivak fueron una experiencia difícil de aprendizaje a navegar en aguas turbulentas.

ASÍ SOMOS SEGÚN LA "FRENCH THEORY"

 Así somos según la French Theory o posmdernismo- post-estructuralista, ¡ejem! Este es mi resumen del libro "French Theory" leído en su día.

Un sujeto descentrado implica un sujeto caprichoso que se mueve de acuerdo a sus instintos lúdicos y rompe con aquello que no le interesa. Pero el sujeto lúdico necesita comer, techo y dinero para poder satisfacer sus caprichos lúdicos. Hace falta un soporte económico que permita esa posibilidad de sujeto nómada. Pero la French Theory cree que al descentrarse los sujetos, al descodificarse los sujetos, se va rompiendo con las territorizaciones del mercado y creando nuevas formas de producir. Está por ver cómo puede crearse otra forma de mercado sin represión u orden de algún tipo. A grosso modo una "economía rizoma" sería una vuelta al feudalismo. Todo esto parte de una concepción del ser humano deshumanizado. Es decir: ser humano como individuo o concepto es una construcción ideológica necesaria para una determinada relación de poder, de la misma manera: una reconstrucción o producción de la sociedad basada en la eliminación de subordinado/opresor crearía otros sujetos u otros individuos que funcionarían de acuerdo a una mayor satisfacción del deseo, de creatividad, - Los intercambios serían libres, las comunidades se reconstruirían de acuerdo a intereses dispersos.

Un individuo se situaría en la relación de fuerzas de un modo estratégico, de una forma que sus flujos creativos o de deseo se puedan desarrollar y crecer. Pero quizás este posicionamiento exige también luchas sociales que rompan con obstáculos legales o económicos que hagan posible un mayor desarrollo de los individuos: encuadramientos y estrategias que rompan límites y fronteras para que circulen los nómadas libres de referentes o conceptos que los fijen.

Esta postura rechaza las identidades que fijen al sujeto a cualquier referente, o, en todo caso; esa identificación sería provisional o de conveniencia siempre en función de abrir flujos liberadores, de construir nuevas redes de relación. Todo resulta provisional y en función de seguir el viaje. Nunca vasallo, siempre mutante y libre. Creación de máquinas de deseo.

Los individuos son construcciones delimitadas en función de máquinas económicas y sociales. Una situación de sufrimiento implica flujos atascados o dispersión sin deseo. Dejar que cada individuo elija sus redes o comunidades de deseo o creatividad extinguiría su resentimiento destructivo. Todo aquello que implique desapego de referentes da libertad, pero toda libertad se puede reterritorizar o recodificar en otro centro gravitatorio fundamentalista. El nómada ha de estar siempre rehuyendo tales reinscripciones o reterritorizaciones. Este es el juego.

20 marzo, 2011

SÍ A LA INTERVENCIÓN EN LIBIA SIN COMPLEJOS

En realidad este tío nunca me cayó bien, incluso cundo era todavía antiUSA y bastante izquierdoso. Nunca entendí por qué aquella izquierda apoyaba en el fondo a Gadafi, a Saddam o a las dictaduras socialistas por lo bajinis y con letra pequeña. La cosa era ir contra el capitalismo y contra USA y entonces el enemigo de tu enemigo es tu amigo sea quien sea. Que estos tiranos fueran crueles y arbitrarios importaba poco a quienes luego no permitían o protestaban contra cualquier indicio de injusticia en casa. Eran dos raseros. Dos morales diferentes. Una para mí en casa, en democracia "burguesa"; y, otra para los dictadores llamados anti-imperialistas. A esos había que perdonárselo todo y las noticias que se daban contra ellos era todo mentira porque la CIA lo controlaba todo y no nos dejaba ver la verdad.
Ahora hay una guerra contra este crápula, pero sigue habiendo gente con un idealismo que estremece y sigue creyendo que Occidente es malo, hipócrita, y quiere el petróleo y Gadafi es un pretexto aunque mate, torture y sea un perfecto hijo puta y cuantos menos hijos de puta en este mundo mejor no importa cual sea el pretexto o motivo para quietarselos delante. Invítales a que vivan el Libia con Gadafi y que luego le prediquen los derechos humanos y las libertades que defienden aquí. Está muy claro. Tan claro como el agua.

Claro que el mundo es malo y Occidente es también malo en muchas cosas porque los hombres somos lo que somos. Pero el socialismo real resultó infame y lo único que parece tener tener futuro son las democracias occidentales. Si los Gadafis y los Chávez y los Ahmadineyad toman las riendas del mundo vamos a sufrir mucho. Serían tiranías caprichosas e insoportables. Y esa izquierda idealista lo sabe. ¿No será mejor vencerlos y derrotarlos antes de que nos causen problemas y sigan oprimiendo y torturando salvajemente o sibilinamente a su gente? Así es como lo veo.

17 marzo, 2011

LA LEY SINDE ¿PROTEGE O CONTROLA?

A la pregunta sobre si la Ley Sinde está hecha para proteger la propiedad intelectual y, por lo tanto, es justa. Un buen amigo de Sevilla me envía esta respuesta que puede crear debate:
 
El problema de la Ley Sinde no es la protección de la propiedad intelectual. Creo que cualquier persona sensata debe estar de acuerdo con este punto. El tema está en que esta Ley propone crear comisiones (con todo lo que ello conlleva en este país) que tendrán potestad para cerrar sitios en Internet, evitando el procedimiento judicial habitual en un estado de derecho como el nuestro. La situación es la siguiente: a día de hoy no hay una sola sentencia condenatoria relacionada con estos temas a pesar de las cientos (quizás miles) de demandas presentadas, por lo que se han 'montado' un sistema que evite los jueces. Cada uno que saque sus propias conclusiones.

Esta ley no defiende la propiedad intelectual, más bien se centra en proteger a unos intermediarios y a sus modelos de negocios caducos. Sectores que han dado la espalda al desarrollo tecnológico al contrario de lo ocurrido en otros países donde se protege la propiedad intelectual y SÓLO LOS JUECES PUEDEN CERRAR SITIOS WEB.

Más sobre ley Sinde.
http://www.lne.es/opinion/2011/03/17/internet-propiedad-intelectual-derecho/1047371.html  

15 marzo, 2011

CIRCULAR E-MAIL SOBRE DÉFICIT NACIONAL: DEBATE

 En esas circulares que llegan a veces por e-mail me llegó esta. Como hay argumentos que destacan y otros que faltan. Lo someto a debate. Empieza así:

Ojo en Belgica llevan casi un año sin gobierno y estan en la gloria, EL  SISTEMA FUNCIONA  SOLO  CON UNAS BUENAS Leyes  

España debe bajar su déficit en 9,4 puntos porcentuales en la próxima década, una de las reducciones más drásticas del mundo, según el Fondo Monetario Internacional... que además pide un recorte en las prestaciones sanitarias de nuestro paí­s para reducir la deuda. Menudo panorama.
¿No crees que ha llegado el momento de coger el toro por los cuernos?...

ELIMINAR EL SENADO. NORUEGA, SUECIA, DINAMARCA, NO TIENEN SENADO, ALEMANIA SOLO 100 SENADORES, EE.UU. UN SENADOR POR CADA ESTADO. LOS GRANDES TEÓRICOS DEL DERECHO INTERNACIONAL Y CONSTITUCIONAL (DUVERGER, JELLINEC, ETC.) OPINAN QUE ES UNA CÁMARA INNECESARIA, PRESCINDIBLE Y QUE ESTÁ EN EXTINCIÓN, ¿ENTONCES POR QUÉ TENEMOS QUE MANTENER A 260 SENADORES? DE ESTA FORMA AHORRAREMOS 3.500 MILLONES DE EUROS CADA AÑO.

ELIMINAR LA PENSIÓN VITALICIA DE TODOS LOS DIPUTADOS, SENADORES Y DEMÁS "PADRES DE LA PATRIA ".



REVISAR LOS SUELDOS DE ESTOS ALCALDILLOS DE TRES AL CUARTO QUE SE PONEN LOS SUELDOS QUE LES DA LA GANA.

CAMBIAR LAS LEYES, Y ADEMÁS DE CÁRCEL PARA LOS LADRONES, OBLIGAR A QUE TODO EL DINERO QUE HAN ROBADO LOS POLÍTICOS Y DEMÁS "ADJUNTOS" VUELVA A LAS ARCAS DE DONDE HAN SIDO ROBADO. (p.e. Pachulis, Pantojas, Bonos, Juan Guerra, hija de Chavez, Camps, Matas, Munar, etc...)

ELIMINAR TODOS los coches oficiales (no es posible que tengamos más coches oficiales que USA).

Anular TODAS las tarjetas VISA oficiales (que cada uno page con la propia) y poner en la calle a TODOS los "cargos de confianza" (tenemos funcionarios de sobra para encargarse de esas labores).

ELIMINAR A TODOS los diplomáticos excepto un embajador y un cónsul en cada paí­s. (No es posible que gastemos en esto más que Alemania y El Reino Unido).

Con eso, y con rebajar un 30% las partidas 4, 6 y 7 de los PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO (transferencias a sindicatos, partidos políticos, fundaciones opacas y varios) se ahorrarí­an más de 45.000 millones de Euros, no harí­a falta tocar las pensiones ni los sueldos de los funcionarios, como tampoco harí­a falta recortar 6.000 millones de Euros en inversión pública.


Tiene razón el FMI cuando dice que "un buen plan de ajuste podrí­a incluso acelerar la actividad económica".

CON LA MITAD DEL DINERO QUE EL ESTADO SE AHORRARÍA CON ESTAS MEDIDAS, SE ACABARÍA LA CRISIS EN ESPAÑA


11 marzo, 2011

AL PROFESOR KLARTEW LE ESTÁ PASANDO ALGO

Klaien: ¿Adónde vas Klartew con esa prisa tan apresurada e intensa?
Klartew: Voy a trabajar a mi instituto para enseñar inglés.
Klaien: Pues eso debería de ser motivo de satisfacción y de alegría. Deberías de tomártelo con más calma.
Klartew: No, amigo Klaien. En los institutos de enseñanza sobrevivimos de la peor o mejor manera posible.
Klaien: ¿Cómo es eso amigo Klartew?
Klartew: Pues que la política de la enseñanza se basa en dos cosas: mayor número de aprobados y menor disciplina posible.
Klaien: Pero contra eso habrá una rebelión de profesores en toda regla, ¿no?
Klartew: No señor. Los profesores se adaptan obedientemente a lo que les dice; y, con un poco de miedo y cuatro perras de más con que se paga esa lealtad, pues el sistema va tirando y cumpliendo su misión política.
Klaien: No me digas que es así.
Klartew: Así es. Si quieres ser un profesor con cierta disciplina y rigor y aprobar al que se lo merece de verdad lo tienes todo perdido. No solo los alumnos van a ir en contra de uno, conociendo de sobra la carencia de autoridad del profesor; sino que la mayoría de los propios compañeros; y, hasta uno mismo, nos iremos traicionando con sofismas pseudolegalísticos masoquístico-autoinculpatorios que nos vamos sembrando a base de cobarde rumorología justificatoria para al final obedecer y conformarse a los dictados políticos. Al final tragamos con ello porque en el fondo todo da lo mismo y haciéndolo te van a pagar incluso más. Es la mezcla tan generalizada de oportunismo, miedo y cinismo que domina nuestro país en este momento. Las rebeliones individuales que pueda haber mueren en la más absoluta y perversa indiferencia. Las colectivas se domestican con los sindicatos que saben llevarlas a puertos seguros sin cuestionar la esencia del mal, pues ellos son también parte del Estado que los financia.  
Klaien: Pero eso es corrupción de la enseñanza, eso es negativo para nuestra nación. Nos hará débiles ante otras naciones más disciplinadas.
Klartew: Sí, es verdad pero no es eso lo que se mira. Importan poco o nada esos valores de disciplina y fortaleza de carácter. Más bien lo contrario: cuanto más quejica, más débil, más quejumbroso, más viciosón; más pejiguera, más vago, más mentiroso, más maleducado, más protestón; pues mejor. Todos son productos sociales a los que hay que cuidar y adaptar. La educación es la máquina estatal de socialización a toda costa y a falta de educación familiar con creencias firmes (vicio fascista o retrógrado) pues el Estado ha de cumplir esa función de adapatación y ajuste preferentemente a cualquier otra consideración de formación en conocimientos. Esa es la labor política del Estado llamado de bienestar. Así que los malos productos de una sociedad sin referentes morales (cosa facha o reaccionaria por definición) son muy bienvenidos para llevar a cabo su regeneración institucional sin más serio compromiso que la obligatoriedad y el aprendizaje de cuatro pamplinas. El buen estudiante ya se las arregla el solito. Es el "favorecido" socialmente, pero quien realmente interesa es el "desfavorecido". Es él quien mejor va a justificar el sistema de enseñanza actual. Todo ello es muy guay, muy solidario, muy igualitario. ¿Quién va a criticarlo? Se pondría automaticamente al lado de las fuerzas del mal, de la derechona, del fascismo discriminatorio. 
Klaien: No lo puedo creer. Por favor no vayas a ese instituto a trabajar. Te van a destruir, a volver loco, a romperte en mil pedazos!!!
Klartew: Me he de ganar el pan y con el tiempo me convertiré en un cínico profesional, sin más valor que el egoísmo propio y la irresponsabilidad más perversa que te puedas imaginar. Es decir: me limitaré a aprobar al mayor número posible de alumnos por cincuenta mil razones: llegar puntual, traer libros, no molestar y ser buenito por tres minutos o haber aprendido a escribir la O mejor que el trimestre anterior; o, valorar como aprobado el que ya no me hable a voces insultantes la alumna X; y, por ya saber controlar su mal carácter. Y, además, no me complicaré la vida poniendo orden en la clase y dejaré que metan ruido como mejor les pinte a los alumnos y yo no me inmutaré y me haré absolutamente sordo. Dejaré que sigan las algarabías por los pasillos y las carreras salvajes y las blasfemias sacrílegas y dejaré que se metan mano en los pasillos con el sexo más desinhibido posible entre todo sexo posible. Y cuando lleguen tarde no haré caso y miraré para otro lado; yo, majo profesor muy majo; yo muy sensible con las debilidades humanas. Me arrepentiré de mis pasados ramalazos fascistoides para llegar a esa suprema indiferencia tan dulce y tan conveniente.
Klaien: Pero aunque fuese a contracorriente podrías intentar enseñar con disciplina y autoridad. Echárselo en cara a los demás.
Klartew: No. No. Por Dios no…..!!!! Aggghhhh.
Klaien: ¿Qué te pasa? Por Dios qué te pasa. Tiemblas…. Perdón….
Klartew: No, si quisiera ser así estaría perdido. ¡¡Absolutamente perdido!! La Inspección, Jefatura de Estudios, los orientadores, los políticos, la sociedad pija-guay, los padres-madres; las parejas de hecho, los protopadres-madres, las postmadres-padres, los/las compañeros/as sentimentales o tutoras/es del niño/-a; la prensa servil carroñera, la tele local, el sociólogo del ayuntamiento, los servicios sociales; las asociaciones contra el machismo; los grupos ecológicos, las asociaciones gay-lesbianas, todos se echarán encima de mí. Me calificarán como profesor incomprensivo, poco empático con los niños, huraño, reprimido sexual u homosexual no- salido-del-armario, neurótico, quizás esquizoide. Quizás un carcamal anacrónico, un sádico encubierto, un machista o xenófobo, un ultraliberal peligroso o quizás alguien del Opus Dei.
Klaien: No me digas. No puede ser.
Klartew: Me acusarán de ser un fanático de los contenidos; un protonazi o un consumista antiecológico, un esencialista-metafísico; quizás un peligroso cristiano fundamentalista. Peor todavía: me acusarían de anti-multicultural y anti-pluralista sin sentimientos hacia las diversas sensibilidades y modalidades mentales e imaginativas de los adolescentes.
Klaien: Pero esto es para enfermar, amigo Klartew. Quizás necesites descanso. Ven vamos a tomar un café. Di que estás enfermo.
Klartew: …Me apuntarán a la cara y me acusarán de individualista, anti-solidario, falocrático, eurocéntrico, o logocéntrico, o; pasaré a ser un resentido social con ánimo de venganza psicótica contra la frescura juvenil sedienta de espontaneidad y creatividad. Me sacarán evidencias de haber proferido frases insultantes contra la religión musulmana; o chistes difamatorios contra los gordos o de haber mandado callar a un gitano en clase de mal humor y sin medir la sensibilidad de ese miembro de esa minoría étnica. Creo que me siento mal, muy mal. Soy un mal profe, muy malo, malo. Pido perdón a la sociedad!!!!! Pero lo peor de todo será la aplicación ya automáticamente inconsciente de la marginación silenciosa a través del mecanismo del más puro cinismo e indiferencia. ¡¡¡Estoy perdido!!!
Klaien:¡¡Por favor!! ¡¡Cálmate!! Amigo Klartew, deja ese trabajo. Ven hablaré con mi amigo Perkinop para que te deje freír hamburguesas en su restaurante. Cálmate!! 
Klartew: No, he de ir a trabajar. Adiós y gracias por haberme escuchado.
Klaien: Adiós. Cuidate. Jodalpito, que país.

KOUSINSKI NOS ALERTA SOBRE LAS CAJAS DE AHORROS

Kousinski desde New York nos dice:

No me extraña nada que la mayoría de los españoles no tengais ni puta idea de economia. La noticia del dia es que el credito del gobierno sufrio hoy otro pelotazo en la cara. Y según los reportes del Comercial Cajastur iba de maravilla, ya privatizada ( en manos de amiguetes (cronies), que ahora exigen la salvacion con fondos públicos). Menos mal que nadie se entera de nada, porque de lo contrario montarían la guillotina en la Plaza Mayor.

http://www.elcomerciodigital.com/20110310/economia/cajas-bancos-precisan-millones-201103101858.html

¿Qué pasa con las cajas de ahorro? ¿Habrá catástrofe económica debido a estos chanchullos políticos? ¿Saltarán las masas a la calle; las masas obreras y campesinas, para echar a estos corruptos incompetentes? o ¿es que en el fondo todo está bien atado?

09 marzo, 2011

¿QUÉ ES LA ECONOMÍA SOSTENIBLE? ¿QUÉ ES EL PRECIO JUSTO?

¿Hay alguien por ahí, entre los visitantes a este foro, que nos pueda explicar qué es la economía sostenible? ¿En qué se diferencia una economía sostenible de una economía de mercado, por ejemplo?

Otra pregunta: ¿Qué significa un mercado basado en el precio justo? Me refiero a esas tiendas que suelen dirigir ONG’s y que se llaman tiendas de precio justo. Parece que se trata de eliminar intermediarios para comprar al productor o campesino del Tercer Mundo sus productos al precio justo. Pero yo no entiendo. ¿No sigue siendo esto otra modalidad de mercado?

¿Qué opináis?

05 marzo, 2011

EL DEVENIR DE LOS PAÍSES ÁRABES

Las revueltas de los países árabes nos resultan sorprendentes. Desde aquí, desde Occidente, los problemas del pueblo árabe que sufre opresión, se reducen más bien a los sufridos palestinos o a los invadidos iraquíes. Tanto unos como otros nos ayudan a seguir viendo la cara fea de nuestro denostado “imperialismo” sediento de petróleo, nuestra hipocresía occidental y doble moral, o del “criminal” estado de Israel. Los demás, el resto de millones de pueblos árabes distribuidos por tantos otros países, parecían hasta ahora una masa más bien anónima, callada, resignada, o si era movilizada; lo era en función del fundamentalismo islámico y sus histerias antioccidentales, o para expresar sus iras contra la raíz de sus insoportables humillaciones: Israel y el sionismo. Hablábamos más bien poco sobre cómo se perpetraban las violaciones de los derechos humanos en Túnez, en Libia, en Egipto, en Argelia o Marruecos. No hablemos ya de ese estado policiaco llamado Siria, donde las torturas y asesinatos de disidentes políticos u oposición siguen estando a la orden del día. Y si miramos hacia el sur desde el Creciente Fértil allá en Arabia Saudí y los ricos emiratos que salpican la costa del Golfo Pérsico, todo parecía y parece sostenerse en un maravilloso equilibrio de monarquías absolutistas y sus súbditos viviendo en la opulencia. Poco se quiere saber sobre cómo viven los inmigrantes en estas satrapías, pero Amnistía Internacional nos lo suele recordar de vez en cuando, aunque sin apenas eco en las conciencias bienpensantes europeas. Más al sur está Yemen, la nación más pobre del mundo árabe con un presidente que rige el país desde 1990 y donde un tercio de la población sufre hambre crónica. Si a todo esto añadimos el problema de la intensa discriminación de la mujer en todos estos países con puntuales excepciones, llegamos a la conclusión de que en el mundo árabe había y hay mucha tela que cortar en cuanto a derechos humanos, injusticias, atropellos, torturas, asesinatos, etc., etc. Pero lo más sorprendente es que hasta hace poco no era políticamente correcto, en ciertos ámbitos progresistas, criticar al carnicero de Gadafi o al intocable presidente Bashar al-Assad de Siria, ya que de alguna manera representaban cierto socialismo árabe y una obstinada resistencia a Israel. Menos correcto era hablar de la propia opresión que ejercen sobre su propio pueblo organizaciones como Hamás en la franja de Gaza o las diferentes ramas de la OLP. Todo ello quedaba más o menos justificado por su “desesperada” condición de víctimas del estado judío.

Las masas árabes parecen despertar de un modo tan inesperado como increíble. Por un lado la visión que muchos sosteníamos del pueblo árabe era simplemente prejuiciosa: un pueblo fatalista, resignado a sus dictadores, sátrapas o ulemas; un pueblo atrapado en un círculo vicioso de atraso, corrupción y fanatismo. Por otro lado se hacía y se hace también una interesada abstracción reduciendo estos pueblos a meras víctimas del capitalismo occidental y su ansia depredadora; pasando por alto aquellos problemas en gran parte atribuibles a su propia historia e idiosincrasia social. Las últimas revueltas de los pueblos árabes nos vienen a demostrar una vez más que la historia suele devenir de una forma más bien inesperada, todo lo contrario de una evolución teóricamente predecible. No solo la influencia de las nuevas tecnologías y su capacidad de comunicación, son factores a tener en cuenta; pero también el reflejo de quienes se miran a los países occidentales y ven aquello que desearían también para sí. Y como destaca Bernard Lewis, conocido experto del mundo árabe en una reciente entrevista; hemos de considerar en estos países las masas de juventud en paro incapaces de satisfacer sus deseos sexuales al margen del matrimonio, con su dote obligatoria; o la prostitución, cosas que no se pueden costear. Es importante también añadir la mayor concienciación de las mujeres árabes que buscan su sitio en la sociedad en condiciones de igualdad. No en vano fue Túnez el país donde comenzó la rebelión, país donde la mujer ocupa puestos de relevancia en la sociedad y donde la educación es obligatoria para ambos sexos. ¿Quiere esto decir que los países árabes han de evolucionar a una democracia occidental con sus partidos y elecciones?

Extrapolar la realidad occidental a los países árabes es un error. Los conceptos de libertad y democracia no son inteligibles de la misma manera que los entendemos nosotros. Los resultados de las elecciones presidenciales suelen todas acabar en un presidencialismo absoluto debido a la configuración y distribución del poder en las sociedades musulmanas. Se parte ya desde el principio y en la propia familia de un alto grado de educación autoritaria y autocrática. Luego están las lealtades a las familias, los clanes, gremios profesionales, etc. que condicionan la vida y futuro de las personas de una forma muy diferente al individuo-ciudadano de una democracia occidental. Unas elecciones generales al estilo occidental podrían, paradójicamente, abrir la vía al poder a los partidos más organizados y con redes sociales fuertemente implantados en barrios, mezquitas, universidades; es decir, los partidos y organizaciones integristas. Con ello toda esperanza de cambio y adaptación progresiva a una democracia adaptada a sus necesidades y partiendo de sus propias instituciones, quedaría ahogada en una nueva edad media de atraso y absolutismo teocrático. ¿Cuál ha de ser el devenir de los países árabes teniendo en cuenta su diversidad y complejidad? La interrogante es tan abierta como intrigante. Seremos testigos de algo nuevo e imprevisible. Por el momento sentimos una gran admiración por este ejemplo de valor y lucha de los pueblos árabes en nombre de la justicia y la dignidad.


04 marzo, 2011

INDISPOSICIÓN DESPUÉS DE UNA PESADA SIESTA

Mucha política se ha convertido en un juego profesionalizado de poder y perpetuación del mismo dentro de un ya admitido y bastante generalizado cinismo de quienes saben que en realidad ya hay muy poco por qué luchar salvo hacer aquello evidente y fingir que se está haciendo siempre más de lo que se hace. Uno es socialista como puede ser del Madrid o el Barcelona y lo importante es que gane mi equipo y los míos y si el socialismo significó alguna vez algo de poesía o romanticismo y movimiento obrero en función de un nuevo mundo de necesidades cubiertas y poco o nulo trabajo; ahora ya sólo es una máquina de ganar elecciones al coste que sea, como sea y en nombre del bien.

Y si del PP pues lo mismo solo que con otras siglas y otros colores, pero en esencia lo mismo con algunas necesarias variantes de guión. Mucha clase política se ha constituido en una casta privilegiada que vive bien a costa de nuestros impuestos y que hace lo posible y lo increíble para justificar su sueldo y su profesión; suelen mentir, suelen corromperse, suelen tomarnos el pelo, algunos dicen alguna media verdad, algún que otro puede ser honrado pero suele dimitir pronto o es silenciado; y, por lo general son buenos actores aunque malos declamadores. El resto de los mortales delegamos por necesidad y lealtad democrática en tales señores o señoras y, mientras no pasemos hambre, nos da igual. Mejor ser gobernados y vampirizados (sin dolor) que tener que preocuparnos por mandarles a tomar por el culo y luego vengan otros que pueden resultar peor o mejor. Mejor vivir en los laureles democráticos que no estar en guerra contra el poder o sufrir salvíficas e higiénicas dictaduras del silencio; o, anarquismos turbulentos y asesinos.

Algún día o en algún momento vendrá algo que nos haga salir en masa a la calle en nombre de lo inimaginable, lo innombrable y sin etiqueta alguna. Pero siempre va a ser otra modalidad de poder y control más o menos light o hard. Recordemos nuestra básica e inestable naturaleza humana tan razonable y equilibrada cuando podemos o nos interesa y tan irracional la mayoría de las veces. Nuestros miedos existenciales, nuestras proyecciones personales; nuestro desasosiego sin fin con fases delirantes.  La política somos nosotros.

Amén.

03 marzo, 2011

NIETZSCHE Y LA CONCIENCIA O EL PUNTO DE PARTIDA DE RUNAND

Extracto sacado del libro "Nietzsche: biografía de su pensamiento". Rüdiger Safranski. Fábula Tusquets Editores. Barcelona 2004. (P. 229). 

El problema de la conciencia, dice Nietzsche, se nos presenta cuando empezamos a comprender en qué medida la mayoría de los procesos de la vida se las componen sin la conciencia. Eso es obvio por lo que se refiere a los procesos vegetativos, animales y fisiológicos. Pero también los actos “espirituales” de voluntad, de recuerdo, e incluso de pensamiento pueden componérselas sin el reflejo y la autorreferencia concomitante; no tendrían por qué comparecer en la conciencia para llevar a cabo el sentido de su realización. Ni siquiera la conciencia tendría por qué hacerse consciente. Su propia duplicación no es estructuralmente necesaria. Formulado brevemente: “La vida entera sería posible sin verse en el espejo, a la manera como, de hecho, también ahora en nosotros la mayor parte de la vida se desarrolla sin tal reflejo. ¿Y para qué entonces la conciencia si en lo fundamental es superflua”? Nietzsche responde: la conciencia es la esfera del entre.
La retícula humana es un sistema de comunicación, y la conciencia es una especie de avasallamiento del individuo por su inclusión en la estructura de comunicación. “En realidad, la conciencia es tan solo una red de enlace entre hombre y hombre”. En esta red de enlace el lenguaje funcionacomo “signo de comunicación”. Naturalmente, hay además otros signos comunicativos, tales como la mirada, los gestos, las cosas configuradas, todo un universo simbólico en el que acontecen las comunicaciones. De ahí deduce Nietzsche “que la conciencia no pertenece propiamente a la existencia individual del hombre, sino, más bien, a lo que en él es comunidad y naturaleza de rebaño”. El individuo apenas podrá “entender” su peculiaridad con ayuda de una conciencia comunitaria. La conciencia no está dada para esto. Es un fenómeno de circulación y no un medio de entenderse a sí mismo; cuando se usa para tal finalidad, no es de extrañar que descarrilemos y dejemos de encontrarnos. Lo inefable, que somos nosotros mismos, cae a través de esa red del lenguaje y de la conciencia, inherentes ambos a la socialización. Todos, escribe Nietzsche, conocemos la experiencia consistente en que, cuando intentamos comprendernos a nosotros mismos, lo que hacemos consciente “siempre es meramente lo que de suyo no es individual”.

01 marzo, 2011

UNA INVITACIÓN AL ESPACIO SAGRADO Y LA TRASCENDENCIA

Recomiendo a los ateos o agnósticos o indiferentes o irreverentes o nihilistas; que dediquen al menos una hora a la semana para celebrar un culto sagrado. Es decir: es necesario reservar una hora para hacer un paréntesis en la vida y hacer de ese paréntesis un espacio sagrado, trascendente, litúrgico-ceremonial (si queréis); de encuentro con el misterio de la existencia, de humildad ante el infinito o lo eterno.

Yo, como protestante, dedico una hora a mi culto y descubro cada día más los grandes beneficios que esto produce en mi vida espiritual: los cantos de los himnos, la lectura de la Palabra y su interpretación, el sermón, las oraciones en silencio. Todo ello contribuye al recogimiento, a la apertura hacia una Trascendencia que no podemos conocer ni aprehender de un modo racional, (como nada se puede conocer ni aprehender de una forma absoluta o completa en esta vida); pero que sí nos hace sentir un descanso y una sana sensación de significado y propósito en este confuso mundo.

Y la clave de todo en nuestras iglesias protestantes, es saber que nuestras Escrituras están siempre sometidas a interpretación. Es imposible llegar a un significado objetivo de los misterios, las doctrinas o los dogmas. Pero sí llegamos a participar de imágenes, de símbolos, de metáforas, de arquetipos y principios que logran configurar nuestra vida y nos ayudan a actuar con acierto en la existencia.

No tiene sentido permanecer siendo ateo o agnóstico o indiferente o nihilista cuando hay posibilidad de reconducir la vida con la sed de trascendencia de alguna manera saciada. No tiene sentido pasar por la vida con esa insana y neurótica sensación de inutilidad y vacío eterno. Es un error que produce sufrimiento a toneladas y de una forma estúpida. No hay por qué dejar el interés por la ciencia, por la especulación filosófica, por la vida, por la política, etc. Es necesario que practiquemos todos aquellos saberes o artes que nos gustan, pero sabiendo que al final son solo juegos de la mente; necesarios juegos de la mente mientras el espíritu ya descansa en su necesidad sagrada.

Bienvenidos a la cordura y al sentido sagrado de las cosas.