20 marzo, 2011

SÍ A LA INTERVENCIÓN EN LIBIA SIN COMPLEJOS

En realidad este tío nunca me cayó bien, incluso cundo era todavía antiUSA y bastante izquierdoso. Nunca entendí por qué aquella izquierda apoyaba en el fondo a Gadafi, a Saddam o a las dictaduras socialistas por lo bajinis y con letra pequeña. La cosa era ir contra el capitalismo y contra USA y entonces el enemigo de tu enemigo es tu amigo sea quien sea. Que estos tiranos fueran crueles y arbitrarios importaba poco a quienes luego no permitían o protestaban contra cualquier indicio de injusticia en casa. Eran dos raseros. Dos morales diferentes. Una para mí en casa, en democracia "burguesa"; y, otra para los dictadores llamados anti-imperialistas. A esos había que perdonárselo todo y las noticias que se daban contra ellos era todo mentira porque la CIA lo controlaba todo y no nos dejaba ver la verdad.
Ahora hay una guerra contra este crápula, pero sigue habiendo gente con un idealismo que estremece y sigue creyendo que Occidente es malo, hipócrita, y quiere el petróleo y Gadafi es un pretexto aunque mate, torture y sea un perfecto hijo puta y cuantos menos hijos de puta en este mundo mejor no importa cual sea el pretexto o motivo para quietarselos delante. Invítales a que vivan el Libia con Gadafi y que luego le prediquen los derechos humanos y las libertades que defienden aquí. Está muy claro. Tan claro como el agua.

Claro que el mundo es malo y Occidente es también malo en muchas cosas porque los hombres somos lo que somos. Pero el socialismo real resultó infame y lo único que parece tener tener futuro son las democracias occidentales. Si los Gadafis y los Chávez y los Ahmadineyad toman las riendas del mundo vamos a sufrir mucho. Serían tiranías caprichosas e insoportables. Y esa izquierda idealista lo sabe. ¿No será mejor vencerlos y derrotarlos antes de que nos causen problemas y sigan oprimiendo y torturando salvajemente o sibilinamente a su gente? Así es como lo veo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.