04 abril, 2011

ISLANDIA Y SU POLÍTICA ECONÓMICA. ¿Estás de Acuerdo?

 Circula esto por ahí: e-mails, prensa alternativa, El País, etc. ¿Qué pensáis de esta política económica islandesa? Polémica creativa asegurada. El texto de la introducción en cursiva no es mío.
Si alguien cree que no hay censura en la actualidad, que me diga si así como se ha sabido todo lo que pasa en Egipto, porqué los periódicos no han dicho nada de nada sobre lo que pasa en Islandia :

En Islandia, el pueblo ha hecho dimitir a un gobierno al completo, se nacionalizaron los principales bancos, se decidió no pagar la deuda que estos han creado con Gran Bretaña y Holanda a causa de su mala política financiera y se acaba de crear una asamblea popular para reescribir su constitución.
Y todo ello de forma pacífica. Toda una revolución contra el poder que nos ha conducido hasta la crisis actual.

He aquí, por qué no se han dado a conocer hechos durante dos años :
¿Qué pasaría si el resto de ciudadanos europeos tomaran ejemplo?

Esta es, brevemente, la historia de los hechos:

2008. Se nacionaliza el principal banco del país. La moneda se desploma, la bolsa suspende su actividad. El país está en bancarrota.

2009. Las protestas ciudadanas frente al parlamento logran que se convoquen elecciones anticipadas y provocan la dimisión del Primer Ministro, y de todo su gobierno en bloque. Continúa la pésima situación económica del país.

Mediante una ley se propone la devolución de la deuda a GB y Holanda mediante el pago de 3.500 millones de euros, suma que pagarán todos las familias islandesas mensualmente durante los próximos 15 años al 5,5% de interés.

2010. La gente se vuelve a echar a la calle y solicita someter la ley a referéndum. En enero de 2010 el Presidente, se niega a ratificarla y anuncia que habrá consulta popular.
En marzo se celebra el referéndum y el NO al pago de la deuda arrasa con un 93% de los votos.
A todo esto, el gobierno ha iniciado una investigación para dirimir jurídicamente las responsabilidades de la crisis. Comienzan las detenciones de varios banqueros y altos ejecutivos. La Interpol dicta una orden, y todos los banqueros implicados, abandonan el país.

En este contexto de crisis, se elige una asamblea para redactar una nueva constitución que recoja las lecciones aprendidas de la crisis y que sustituya a la actual, una copia de la constitución danesa. Para ello, se recurre directamente al pueblo soberano. Se eligen 25 ciudadanos sin filiación política de los 522 que se han presentado a las candidaturas, para lo cual sólo era necesario ser mayor de edad y tener el apoyo de 30 personas. La asamblea constitucional comenzará su trabajo en febrero de 2011 y presentará un proyecto de carta magna a partir de las recomendaciones consensuadas en distintas asambleas que se celebrarán por todo el país. Deberá ser aprobada por el actual Parlamento y por el que se constituya tras las próximas elecciones legislativas.

Esta es la breve historia de la Revolución Islandesa: dimisión de todo un gobierno en bloque, nacionalización de la banca, referéndum para que el pueblo decida sobre las decisiones económicas trascendentales, encarcelación de responsables de la crisis y reescritura de la constitución por los ciudadanos.
¿Se nos ha hablado de esto en los medios de comunicación europeos?
¿Se ha comentado en las tertulias políticas radiofónicas?
¿Se han visto imágenes de los hechos por la TV? Claro que no.


El pueblo islandés ha sabido dar una lección a toda Europa, plantándole cara al sistema y dando una lección de democracia al resto del mundo.

Ahora quieren entrar en Europa, pero ¿no podríamos ser todos islandeses?"

8 comentarios:

  1. yo estoy al dia en lo de islandia, pero por supuesto que no gracias a la prensa. ---Es una leccion en TENERLOS PUESTOS.---No espero nada semejante en un pais de babosos como el nuuestro.

    Kousinsky

    ResponderEliminar
  2. Si no estoy equivocado aquí había un comentario más de Runand con una referencia sobre Islandia que ahora no encuentro. ¿Se borró solo? ???? Podría el Sr. Runand volver a enviar esa misma referencia?

    ResponderEliminar
  3. Algo parecido a lo de Islandia es casi imposible por muchas razones. La primera es que España es una nación practicamente desmantelada y con disfunción cognitiva, incapaz de pensar políticamente más allá del "caldito dialéctico" del bipartidismo y de la bazofia políticamente correcta que pone el foco en nimiedades y sandeces para que no veamos la relaidad tal como es.
    XAVIER

    ResponderEliminar
  4. Algunas consideraciones mías. Seguro que algunas equivocadas.

    1) La ley ha de prevalecer: quien ha cometido delitos, sean financieros u otros, han de pagar. En España eso dependerá de las relaciones de fuerza de los partidos políticos en el poder. Si interesa para destruir al partido opositor Ok, si no se tapa o se obstaculiza con jueces corruptos de la “onda”, etc..

    2) Nacionalizar la banca implica que todo el país asume la deuda lo quiera o no. La gente se niega a pagar esa deuda ya que muchos no han contribuido a ella (Ojo, otros muchos sí, aceptando créditos baratos y metiéndose en consumo aparentemente fácil) Yo tengo mis dudas con las nacionalizaciones: el capital financiero creo que debe de ser libre de actuar dentro de la ley. Si el Estado ha de decidir sobre el crédito la política se interfiere en la economía y a la larga el sistema financiero se agarrota, se aleja del libre mercado; y, comienza a servir intereses ideológicos, populistas, etc. En Islandia supongo que eso ha de ser una medida temporal de limpieza.

    3) Las lecciones aprendidas de la crisis son muchas. Entre ellas que el crédito aparentemente barato conlleva trampa y nos hace vivir una economía-ficción. Los ciudadanos islandeses casi seguro que han aprendido la lección mejor que muchos europeos que todavía creen en los Reyes Magos de un reparto al margen del mercado. Estos ciudadanos están dispuestos a coger la economía con objetividad y realismo: el mercado se ha de conjugar con una moral democrática que evite los desajustes basados políticas de crédito populista de intereses bajos, de repartos injustificados, de mercados cautivos que enriquecen a unos pocos a costa del esfuerzo de muchos, etc..

    España está a años luz de todo eso. Nuestra forma de hacer las cosas se guía por picarescas, por amiguismos y enchufismos, por sectarismo ideológico de partidos o tendencias. Por ahora imposible las soluciones a la islandesa. Lo siento.

    ResponderEliminar
  5. Nessalem eres un incauto, tú crees en el viejo liberalismo, pero eso ya no existe, el problema no son los que aceptaron los créditos baratos, sino los que los concedieron sabiendo que eran insolventes, pero que engordaban su cuenta de beneficios –los famosos bonus- y que luego en connivencia con otros delincuentes –agencias de calificación, operadores sin escrúpulos, ….- colocaban a otros con las máximas garantías de solvencia, arruinando a sus clientes que habían puesto la confianza en su supuesta eficiencia y lealtad.

    El mercado democrático no existe, la globalización del mercado ha significado que una legión de especuladores y delincuentes se hayan lanzado a acaparar amplios sectores productivos –un ejemplo pueden ser los alimentos, comprando cosechas de trigo, soja, …., en Argentina y en Rusia-, imponiendo sus reglas a base de corromper a todo el que se ponga en su camino y creando monopolios, que es la antítesis del libre mercado, pero bajo la máscara de la libre competencia que aniquilan.

    Se negocia sin ningún escrúpulo con la mafia rusa –la nomenclatura soviética de la que Putin es el máximo exponente-, el Partido Comunista Chino –con ese teoría indigesta e infumable de un país dos sistemas-, con los sátrapas árabes –donde las mujeres, los inmigrantes y las clases más bajas no tienen ningún derecho-, pero no pasa nada hay dinero y los negocios están por encima de todo eso, que es literatura bonita y nada más. Ningún banquero –salvo en Islandia- ha entrado en la cárcel, ninguna agencia de calificación ha sido cerrada, al contrario a lo que se han dedicado ha sido a recibir ayudas escandalosas de unos políticos y supuestas autoridades financieras que o bien se han asustado o han caído en sus redes corruptas. Además los supuestos expertos que en casi todos los medios de comunicación repiten el mismo mensaje –bien aprendido de los nazis- que la única alternativa es la que ellos pregonan, claro está después de recibir suculentas becas, subvenciones a sus proyectos, estudios pagados en centros afines, …. Esa es la realidad, lo demás son cuentos.

    M. Gijón

    ResponderEliminar
  6. Estoy en lo sustancial bastante de acuerdo con M. Gijón. Yo añado, parafraseando a Henry Ford, que es mejor que la mayoría de la población no sepa como se crea el dinero y no conozca el sistema económico porque de lo contrario habría una revolución. ¿Mercado libre? ¿Donde? ¿En España? Me lo debo haber perdido. ¿Nacionalización de la banca? ¿Por qué no?

    ResponderEliminar
  7.  Nesalem dijo que podía estar equivocado. No obstante pregunto y exploro con derecho a nueva equivocación que estoy dispuesto a rectificar:

    1) ¿No tiene ninguna responsabilidad quien coge la hipoteca sabiendo que no podrá pagarla o que tiene dudas de que la puede pagar; o de que sabe que se va a endeudar? Muchos dijimos que no a tales hipotecas porque tratábamos de ser realistas y responsables. No creemos en paraísos artificiales, compramos lo que justamente podemos. Nadie da duros a cuatro pesetas.

    2) Estoy de acuerdo en la delincuencia en que incurrieron muchos banqueros financieros y debería juzgárseles por ello.

    3) El mercado funciona bajo la ley universal de la oferta y la demanda. Es una ley objetiva que lo mismo que cualquier ley universal hay que procurar no trasgredirla para que no nos cause perjuicio y ruina. Se aproxima uno a su optimización cuando se atiene al máximo rendimiento y al mínimo coste. Ello implica dejar plena libertad a las fuerzas creativas de innovación, de desarrollo y potencial humano; el mercado exige la libre competencia y para ello necesita un marco democrático constitucional de división de poderes que impida la acumulación indebida o el robo: las dictaduras de todo tipo, los lobbies empresariales y financieros, los lobbies sindicales, etc. O sea, todos aquellos que transgrediendo las leyes de juego de la libre competencia intentan (haciendo trampas, cortocircuitos, desviaciones, etc) que el mercado siga funcionando en función de su exclusivo favor. Imposible. Una vez que las leyes de la libre competencia y sus instituciones democráticas han sido dañadas, deformadas, interferidas, con intención de beneficiarse indebidamente; el mercado empieza a atascarse, a entorpecerse, a obstaculizarse; y, entonces empieza la ineficiencia, la acumulación indebida y mal utilizada, la pobreza, el paro, la explotación siniestra y cruel; las economías bloquedas, etc.. La máquina del libre mercado se atasca y produce deformaciones. Nunca se para: eso es imposible. Produce tumores, enfermedades, burbujas, monopolios, gigantismo estatal, etc.. Las aguas de los flujos económicos se estancan y producen enfermedades hasta que revienta de alguna manera en forma de revoluciones, de conflictos agudos, guerras, etc.

    4) Todos los males que enumera M. de Gijón, si es así objetivamente cómo lo describe; son consecuencia curiosamente de una deformación interesada (razones políticas, ideológicas, religiosas, simplemente amorales y cínicas, etc.) del mecanismo de mercado libre cuyas leyes universales están ahí para su uso correcto y eficaz.

    5) No hay escapatoria a las leyes del mercado. O se siguen óptimamente al libre servicio de los hombres libres con deseos de desarrollar su potencial, inventiva, superación, capacidad de riesgo; o sea, su libertad; o, de lo contrario el mercado se deforma, enferma y crea pobreza, paro masivo, opresión ideológica y religiosa, partitocracias omnipotentes, presidencialismos, satrapías, etc. Es así de sencillo. Reconozco que el equilibrio es difícil, pero fijaros cómo vivimos hoy día y cómo vivían hace 80 años en España; algún progreso hay gracias al denostado mercado, el cual siempre conlleva, la ciencia, la libertad democrática, los derechos individuales y por tanto colectivos, etc.

    ResponderEliminar
  8. En principio y en teoría no me opongo al libre mercado. La realidad de aquí (España) y ahora (2011) está muy alejada del libre mercado real.
    Veamos algunos ejemplos: la burbuja inmobiliaria dicen que fué producto del libre mercado. En realidad, fué consecuencia de lo que los facinerosos quieren que sea el libre mercado: licencia para robar y estafar. Se compincharon bancos, tasadoras, ayuntamientos e inmobiliarias para fijar unos precios engordados en un 30 o 40 por ciento del precio REAL DE MERCADO.
    Es curioso, pero el libre mercado necesita de unas leyes severas que defiendan al inocente y castiguen al culpable (misión básica de los
    gobernantes) y éso es impensable en España, reino del todo vale. En la Escritura, tenemos un ejemplo de gobernante sabio y prudente además de ser arquetipo del Salvador. Me refiero a José ,el cual en los años de abundancia guardó el grano para evitar que en los años de escasez "los mercados" abusaran del pueblo incauto. Yo echo mucho de menos a gobernates sabios que cumplan con su vocación, se salten todas las ideologías viegentes y sirvan a su pueblo.
    La famosa cadena INTERECONOMIA está todo el día hablando de libertad y libre mercado, pero en en realidad quieren decir: libre mercado para unos pocos, libertad religiosa sí , pero según las leyes del mercado, las minorías protestantes, judías etc no tienen derecho a abrir la boca, son una minoría: EL MERCADO, ese es el mercado.

    Xavier (Toledo)

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.