13 abril, 2011

EL REVERENDO WARREN Y LAS CLAVES DE LA REVELACIÓN

Abrí el sexto sobre con cierto miedo. El Reverendo se me estaba revelando como una mente tan arriesgada como inspiradora. Seguí leyendo...

Me quedé un tanto meditativo una vez que hube descubierto la objetividad irrefutable de mi fe. Sí la meditación sobre las Escrituras hebreas y cristianas me han llevado a la constante de la fe, entonces para mí esa es una prueba de que ellas son la Revelación de D-ós. La Biblia está escrita en diferentes épocas, por diferentes mentes y mentalidades, con diferentes estilos y discursos. La Biblia es un texto complejo, ambiguo, metafórico muchas veces, simbólico otras; realista muchas veces. La Biblia abarca muchas facetas de lo que entendemos por Historia Sagrada. Hay diversas teologías que se entremezclan. Hay un texto visible, pero hay un texto sombra que se puede deducir a través del texto visible. La Revelación de las verdades bíblicas han de ir sucediéndose a través de una lectura cuidadosa; una lectura racional, una lectura que se basa en hacer preguntas para obtener respuestas. Por un lado está la insondable mente humana que se desconoce a sí misma, pero que posee el lenguaje como herramienta hermenéutica; y, por otro está el misterio insondable de D-ós que también utiliza el lenguaje para aproximarse al hombre. De nuevo, el encuentro entre D-ós y el hombre se hace a través del lenguaje.

Curioso. Es el momento de meditar y reflexionar. Sola fide.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.