22 abril, 2011

LA BRUTAL TEODICEA DE LEO SMITH

Leo Smith escribió lo siguiente antes de ser ejecutado en la plaza pública de Nomortew. Terrible teodicea. Este Atrio lo publica con cierto miedo y temor

El problema del mal queda solucionado de la siguiente manera, ( y para ello vamos a utilizar un solo atributo divino: su omnipotencia.)
Si Dios es omnipotente es imposible que hay lugar en el universo que esté fuera de él. Es decir: es imposible que haya ninguna exterioridad fuera de Dios. Todo está presente en Él.
Entonces lo que entendemos por el mal es parte integral del mismo Dios. Es otra modalidad de ser del mismo Dios, ya que todo lo existente es Dios en-sí y para-sí.
Satanás, los diablos y los matarifes de la Historia, los sádicos malignos y demás son inexorablemente modalidades de Dios.
Cualquier persona de carne y hueso es parte de Dios. Es una modalidad de Dios.
Todo lo que ocurre a una persona en cualquier momento está incluido y predestinado por Dios.
Todo lo que ocurre en cualquier momento en el universo está incluido y predestinado por Dios.
Darse cuenta de esto es darse cuenta que todo lo que somos, pensamos, especulamos, hacemos, etc. es Dios actuando en la modalidad, Pepe, María, etc.
Todo, absolutamente todo, está bajo la omnipotencia divina: tus dudas, tus sufrimientos, cualquier elección, etc., todo está ocurriendo absolutamente en Dios.
Ese es el descubrimiento de la fe que Dios concede a quien quiere y niega, por el momento, a quien quiere.

Por tanto quienes hablan de libre albedrío están viviendo en la modalidad de alienación. No hay voluntad alguna que pueda condicionar a Dios desde fuera. Eso negaría su omnipotencia de todas todas.

Entonces el mal es parte del ser divino imputable a su arbitraria y libre voluntad.

Lo siento, es así. No cabe otra explicación.

¡Cachis en la mar! Me queda una duda: La omnipotencia de Dios llevada al absoluto acaba siendo una inmanencia también absoluta. De ser así, no tiene sentido la voluntad de Dios ya que una voluntad implica un querer algo; y, si alguien quiere algo es que algo le falta y a Dios no le falta nada, por tanto Dios en su omnipotencia queda convertido en absoluta inmanencia. Y entonces la conciencia humana se convierte, como quien dice, en la conciencia de Dios en busca del conocimiento de sí mismo. Y entonces volvemos al individuo humano en su existir en el mundo. Es todo un círculo vicioso. Hegel (antes Spinoza) me parece que sabía mucho de esto.

5 comentarios:

  1. Ya los antiguos griegos, como Ud. sabe sin duda, Sr. Nesalem, vieron que la existencia del mal era una prueba decisiva contra la existencia de los dioses. Por ejemplo, la muerte de niños pequeños terriblemente torturados, hecho que sucede cada día a manos del hombre o a manos de la naturaleza.

    Si Dios es omnipotente y permite el mal, entonces es malo y no merece ningún respeto. Si Dios es bueno y no puede impedir el mal, entonces no es omnipotente y no puede Él ser el Hacedor de un Universo que no controla.

    El recurso al panteísmo al más puro estilo spinoziano no resuelve el dilema.

    Los católicos a machamartillo pasan de dilemas o contradicciones, y lo único que les importa no es lo que yo o Ud. podamos decir, sinó lo que dice la Santa Madre Iglesia. No somos nadie para ponerles dilemas a ellos. Pero cuando se dignan bajar a la arena dialéctica, suelen decir que el mal procede siempre del hombre, el cual fue creado con libre albedrío. Si Dios impidiera el mal, estaría coartando nuestra libertad, y eso no puede ser porque nuestra libertad es una cosa esencial en el cosmos cristiano.

    Fácilmente se ve que no se resuelve el dilema ni de lejos, pero a ellos les parece un gran argumento que te deja K.O. Así es el mundo perro, Sr. Nesalem.

    Runand

    ResponderEliminar
  2. Con lo cual, Sr. Nesalem, volvemos a lo que yo decía en un comentario anterior: que eso de ser Dios tiene que ser bastante jodido y frustrante. Porque no sólo llevo milenios intentando que el hombre vaya por el camino de Mi ley sin conseguirlo ni un ápice, sino que, encima, tengo que quedar por Malo porque no puedo impedir el mal, ya que el Universo que Yo creé se Me impone en forma de libre albedrío humano que no puedo ni tocar sin grave daño. Sea Ud. Dios para esto, Sr. Nesalem! No vale la pena ser Dios.

    Runand

    ResponderEliminar
  3. Bueno. A cada uno con su responsabilidad y sus problemas. Los que creemos en la predestinación no tenemos duda de que D-ós está detrás de todo porque sí.

    Dice Isaias 45:6-7:"...no hay más que yo; yo Jehová, y ninguno más que yo, que formo la luz y creo las tinieblas, que hago la paz y creo la adversidad. Yo Jehová soy el que hago todo esto."

    ResponderEliminar
  4. Claro, pero eso que Ud. dice deja el dilema intacto. O no tiene poder o es un perro. No podemos huir tan fàcilmente de este juicio sobre Él.

    ¿Qué vamos a pensar de una persona que permite o no puede evitar la tortura infame y la muerte de niños inocentes?

    Runand

    ResponderEliminar
  5. La Tanak es la la contínua lucha entre un Jehová que intenta que le obedezcan, que castiga a los infractores de la Torá; que elimina pueblos idólatras. Pero luego es el Dios de la compasión, de la promesa de un mundo justo y equilibrado con su Ley y su Gobierno mundial.

    Pero sea por uno o por otro, Israel siempre acaba desobedeciendo y adorando ídolos y fornicando. En fin.

    Por otro lado Jehová o Yahwe, hace un extraño y sorprendente alarde de estar en todo, de ser el la causa de todo. De torcer y enderezar las cosas; de endurecer a Faraón par que no crea a Moisés, ????? Jehová es un personaje extraño, contradictorio, infinitamente bueno, pero infinitamente justiciero y castigador.

    ¿Y si fuere verdad esto? ¿Acaso el mundo muestra alguna faceta más coherente y sensata en conjunto? ¿No seremos todos expresión de este Dios que se mueve entre estas terribles ambivalencias?

    Nada demostrable, nada objetivo, pero esta existencia en este universo sigue siendo un misterio perronero. Me da la impresión que Jehová, que Yaweh, está aquí en este planeta con plena conciencia de las cosas, pero "alejado", al mismo tiempo que se observa así mismo a través de nosotros.

    Suerte poder especular en plena libertad.

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.