30 septiembre, 2011

LO SIENTO, HAY QUE ARRIESGARSE A PENSAR DE OTRO MODO

En este universo no hay posibilidad de encontrar la razón por la cual es. Pero tiene que haber una razón. Desde luego, habría de ser una razón imposible de descubrir desde nuestra actual y limitada mente humana. Sería una razón explicable con la perspectiva de otras dimensiones, de otras inteligencias mucho más superiores o evolucionadas que la nuestra. O quizás, existan entes o seres extra-materiales que saben de qué va toda esta trama, pero cuyos lenguajes sean indescifrables para las limitaciones sensoriales de las criaturas hechas de materia orgánica tal como la conocemos.

Estoy convencido que hay una Razón Universal, lógica, explicable; y, pero con un Origen, prohibido a toda criatura; al margen de la dimensión en que viva, de la materia o extra-materia de la que esté compuesta. Sería una razón condicionada a ese Origen inmemorablemente misterioso y de una infinitud y eternidad abrumadoras. De una profundidad cuyo solo intento de indagación nos volvería locos. Nos trastornaría en forma de puro delirio alucinatorio.

Y nosotros aquí en este planeta avanzamos con la razón y vamos descubriendo las causas y los efectos y la descomposición de las causas y los efectos en impredecibles causas y efectos que se van concatenando y multiplicando. Todo va adquiriendo una complejidad asombrosa. Todo se desplaza. Pero la razón es la herramienta de mayor pureza moral posible; de honrada transparencia y falibilidad.

¿Y los mitos? ¿Y la religión? No serán los mitos el camino hacia una explicación del "por qué" pero por la vía imaginativa. Quizás los mitos nos estén hablando de esas otras dimensiones con sus significados y sus "por qués", por la vía afectiva-imaginaria-visionaria. Otro lenguaje que nuestra mente es también capaz de captar y trabajar.

Las religiones han atrapado los mitos y los han convertido en dogmas. Un paso muy necesario previo a la posterior liberación de los mitos. Necesario salto cualitativo. Los mitos quizás sean la única forma de explicar significados profundos del por qué del universo. Por un lado el rigor científico, la razón, y la lógica avanzan en su intento de explicación del nuestro cosmos, de su funcionamiento. Pero por otro lado los mitos ya desligados, ya liberados de su previa fase de dogmas; nos estén invitando a trabajarlos a través del arte, de la creación imaginaria, de la post-religión que nos invitará a formar comunidades espirituales con sus poderosos símbolos, mitos y doctrina moral.

Ciencia y mito: dos caminos en la misma dirección. Hay un punto de encuentro lejano, infinitamente nostálgico; donde existe el Significado.

Pero ese Origen ignoto e incommensurable nos seguirá inquietando de forma infinita. Aggghh!!!

29 septiembre, 2011

OH, PORCO, PORCO ULTRALIBERALISMO; NOS ACABARÁS MATANDO DE HAMBRE

Me pregunto. ¿Cuándo hubo liberalismo o peor aun neoliberalismo; o incluso más horrible: ultraliberalismo, en España? Sí, hubo. Hubo intentos: las Cortes liberales de Cádiz pronto ahogadas por la restauración borbónica del pérfido Fernando VII. Y luego alguna que otra amortización de la Iglesia y poco más. Pero de otra manera España siempre ha sido un país cargado de excesivo Estado, de abrumadoras como inútiles trabas burocráticas, de intensiva interferencia estatal en la economía con sus autocracias y absurdas burocracias; y, en el presente, de gravosos impuestos que no nos ayudan más que a seguir bloqueados y estancados.

Si partiéramos de la idea de que nos roban, con la legalidad en la mano, una importante parte del sudor de nuestra frente para que el Estado y sus políticos hagan lo que ellos creen que es conveniente para nosotros; entonces ya procuraríamos que ese fruto de nuestro trabajo tan alegremente expropiado por gente que se cree con la debida justificación moral para en muchos casos despilfarrarlo; fuese utilizado con la mayor eficiencia, eficacia y mayor beneficio de todos. En una palabra, empezaríamos a ser liberales.

Pero si partimos de que no nos importa o nos importa muy poco, que el Estado nos arrebate el fruto de nuestro trabajo, en función de políticas poco claras, poco transparentes; con mucho de espejismo en cuanto a beneficios sociales; entonces somos víctimas de cualquier demagogo, de cualquier ideólogo, de cualquier político o partido con intereses muy particulares un tanto alejados de los nuestros. Es así como, entonces, nos hacemos antiliberales, antiempresarios, no muy buenos socialistas, o socialdemócratas (los buenos son muy conscientes de adónde ha de ir el dinero), adictos al Estado como si fuese nuestro padre a quien no hay que molestar mucho. Esa es la España actual.

España nunca fue económicamente liberal.

Ya oigo las voces que me gritan lo malo que es el liberalismo, el egoísmo del dinero; la rapacidad del capitalismo; los abusos del libre mercado y sus salarios de hambre, etc.. Peor todavía: que somos víctimas del ultraliberalismo y sus vampiros especuladores, etc. Señores, es hora de ver y entender nuestra realidad: somos un país mediocre, un país que todavía ha de romper muchas amarras y prejuicios. Hemos de analizar mejor nuestra historia y sobre todo ir deshaciendo mitos que solo favorecen intereses partidistas. Quizás el nuevo avance de este país haya de pasar por su etapa liberal. No es la panacea, pero nos toca probar un poco de ese liberalismo que sin haberlo probado, ni menos comprendido, ya lo hemos condenado de antemano.

Siempre con la idea de poder estar equivocado. Tienen ustedes la palabra.

LAS OLAS TAMBIÉN REVIENTAN Y SE ROMPEN LA CRISMA

En realidad qué me importa que Spinoza nos diga que el mundo es pura inmanencia si luego lo hemos de sentir como puro dualismo. Si bien es verdad que un Dios omnisciente y todopoderoso impediría cualquier externalidad, cualquier fuera de sí mismo, cualquier rincón que se escape a su ser; y de ahí parte la Ética de Baruch Spinoza, entonces ese dios deriva inevitablemente en una absoluta inmanencia. Nada. Ningún rincón de nuestra conciencia, de nuestra mente se escapa a esta inmanencia. En realidad ser consciente de esta realidad nos habría de llevar a una eterna balsa de aceite. Pero no es así. El mundo será pura y absoluta inmanencia, pero los humanos seguimos viviéndolo y sintiéndolo como una lucha, una fricción, un desasosiego continuo. El astuto Spinoza nos hizo ver que había posibilidad de entendernos como modalidades del ser, de la misma manera que el mar tiene olas y las olas se comportan de una manera aparentemente autónoma, pero siguen siendo parte del mar. Y de ahí toda una filosofía de conquista de la quietud de pensamiento.

De nada me sirve esta filosofía si por las mañanas el despertador sigue llamándome a filas para enfrentarme a la realidad en cualquiera de su modalidad o afecto; y, si he de ir en busca de esos afectos que refuercen mi deleite y dicha creativa, no por ello he de quedar libre de pagar un precio en inevitable sufrimiento.

¡Oh, Baruch Spinoza! Gracias por habernos creado otra ilusión óptica.

AQUELLA INCREIBLE MADALYN MURRAY O'HAIR

Recuerdo el día que conocí a Madalyn Murray O’Hair. Fui a verla al salón de la cafetería del Departamento de Business Administration de la Universidad de Texas. Alguien me dijo que daba una charla sobre ateismo y los abusos de la religión en América (EEUU). Era una ocasión para conocerla de cerca.

Era una señora alta, de unos cincuenta y tantos años que vestía un cuerpo moderadamente relleno con un vestido flojo. Sus piernas eran delgadas y muy blancas. Cuando empezó a hablar me di cuenta de la tremenda energía que tenía aquella mujer. Hablaba de un modo muy directo y utilizando en ocasiones un grueso vocabulario que despertaba las risas de los oyentes. Decía cosas como “Que metan la Biblia o el crucifijo por el ojo del culo esos cabrones de curas y pastores que se hacen ricos a costa de nuestro miedo e ignorancia.” Durante una hora nos demostró cómo evaden impuestos las iglesias con sus actividades lucrativas. La corrupción de las mega-iglesias y sus lascivos pastores. Nos hizo ver en que consistía el imperio económico mormón, etc..

Más tarde me la tropecé más de una vez en la biblioteca Perry-Castaneda de la universidad o en alguna otra charla de sobremesa en algún salón del Texas Union en el campus.

Era la fundadora de la Asociación Atea de América con sede en Austin, Texas. Fue la mujer que en el año 1960 ganó el caso Murray vs. Curlet contra el Distrito de Educación de Baltimore por permitir los rezos y lecturas de la Biblia en las escuelas, cosa que afectaba a un hijo suyo. Después de una vida un tanto turbulenta, en parte debido a su indomable carácter, se instala en Austin, precisamente la capital del Estado con mayor número de fundamentalistas cristianos y sede de la poderosa Southern Baptist Convenction. Sin lugar a dudas Madalyn era, por aquel entonces la mujer más odiada de América.

Me enteré hace unos años que en 1995 había desaparecido junto con su hijo Jon y su nieta Robin. Más tarde supimos que sus cadáveres habían aparecido en un rancho de cerca de San Antonio completamente descuartizados con una motosierra. Nada que ver con la extrema derecha religiosa. El caso fue debido a uno de los administradores de la organización atea, que había robado y desviado fondos desde hacía algún tiempo; y, viéndose cogido pues tomó su venganza personal.

Y así acabó Madalyn Murray O’Hair.

TODO ILUSIÓN, TODO UN ESPEJISMO O INÚTIL PESADILLA

Es curiosa la creencia de la Ciencia Cristiana fundada hace siglo y medio por Mary Baker Eddy. Dice esta religión americana que el mundo y el universo es absolutamente perfecto porque todo es Espíritu, Mente y perfección divina. Por tanto, dice esta irrefutable lógica sagrada; el mal, las enfermedades, la muerte, el odio, la violencia, la perronería humana; es debido a un error de percepción, un espejismo, pura ilusión sin realidad alguna. Es decir, si te rompes una pierna pues vives esa experiencia como un error de percepción, una pesadilla como un sueño del cual te puedes despertar si adquieres tu verdadera y real condición de mente de Dios absolutamente perfecta. Entonces la pesadilla desaparece y te ves curado, te ves perfecto; no ha habido nunca tal rotura.

Curiosa religión la Christian Science, curioso personaje Mary Baker Eddy y su famoso libro Science and Health with Key to the Scriptures. (Ciencia y Salud con Clave para las Escrituras).

NO HUBO RESPUESTA

Gorjok se estuvo devanando los sesos sobre la existencia de Dios y la verdadera religión. Llevaba días sin apenas comer. Sentía un tremendo desasosiego que no le permitía concentrase en su trabajo. Se empezaba a alejar de la gente para buscar rincones solitarios entre las montañas.

No hubo respuesta que le satisficiera. Todo quedaba en un enredo mental.

Fue entonces cuando decidió cortar por la tangente: “Si Dios existe y es bueno y verdadero, entonces es Él quien se me tiene que manifestar de manera palpable. Sin lugar a ninguna duda. Es decir, se me tiene que aparecer con señales y evidencias absolutas. Mientras eso no ocurra no me he de preocupar más de ese asunto.” Se dijo a sí mismo.

Ni que decir tiene que fue ateo el resto de su vida.

ABSOLUTE SILENCE

En realidad en este universo todas las piezas encajan. No hay nada que esté fuera de su sitio. Es imposible que algo esté fuera de su sitio. Todo en absoluto orden. La máquina en pleno rendimiento, sin fisuras, sin fugas, sin desgaste, sin averías. Todo como debe de estar, todo como debe de ser.

Ante esta evidencia, lo mejor es guardar un absoluto silencio.

27 septiembre, 2011

JUNG DIJO EN ALGÚN SITIO: LA MUERTE DE DIOS VA SEGUIDA DE SU RESURRECCIÓN

Mi imaginación, al igual que la de John Lennon, ha tratado de imaginar un mundo sin Dios, un mundo ateo supuestamente libre de las supersticiones y opresiones de la religión.

No el mundo actual, presente, donde las masas europeas se mueven más en la indiferencia tanto hacia la religión como hacia el ateismo y, por lo tanto se hace difícil saber hacia dónde se van a inclinar las masas en un futuro próximo cuando el hedonismo y la indiferencia moral se agote y surja entonces el tedio y el aburrimiento. Muchos ateos creen que las masas europeas son ateas racionalistas que saben negar a Dios y por eso lo han, supuestamente, dejado atrás. Creo que no están entendiendo nada. La indiferencia de las masas por la religión o por la antirreligión (en Europa, no América), no significa el triunfo del ateismo militante. Tan solo es un período de transición que también está indicando el agotamiento de los relativismos posmodernos, de la frialdad efectiva a que nos lleva un conocimiento sin más horizonte que la muerte.

Mi imaginación ha estado pensando en esa utopía atea de un mundo sin Dios tal como la pensaban los ateos del siglo XIX (a la Feuerbach, Marx, Nietzsche, Freud, etc.) y esa utopía (Oh! John Lennon!) curiosamente ya tuvo su primera oportunidad histórica: los horrores del estalinismo y del nazismo. El ateismo como proyecto histórico, lo mismo que el cristianismo como proyecto político (el absolutismo de la Iglesia Católica, las iglesias estatales protestantes, las corrientes puritanas de imposición social, etc), ya están agotados.

No así el deseo de trascendencia. Ni el deseo de inmanencia.

No así el deseo de espiritualidad, de una vida más allá de la muerte, de metafísica. Ni tampoco de su contrario: monismo, panteísmo, empirismo, etc.

El cristianismo tiene ahora la oportunidad de dar su mensaje al mundo en plena libertad. Dios hecho hombre, muerto y resucitado tiene la posibilidad de apaciguar innecesarias ansiedades y serios dilemas existenciales. La ciencia por su lado tiene todo el universo como infinito territorio para sus investigaciones y descubrimientos.

Me olvidaba del Islam. ¿Y el Islam?

23 septiembre, 2011

NO CABE DUDA QUE ES UN CALVINISMO MUY RADICAL

El calvinismo llevado a su máxima expresión nos conduce a una práctica cristiana basada en la más pura transparencia posible de vivir la realidad. El iconoclastismo calvinista en su radical rechazo a toda idolatría y representación divina, implica también el rechazo de todo devaneo mental que busca encontrar salvación y referentes en los fantasmas de nuestra subjetividad. El Antiguo Testamento era claro al respecto: el Más Allá o el mundo de las interioridades es un territorio cenagoso, enfermizo, resbaladizo; creador de inútiles y agotadoras fantasías. Solo la práctica de la Torah era real. D-ós es la solidez de la acción, de la realidad que palpamos; de las leyes universales que rigen y regulan el universo.

El mensaje de la cruz significa la culminación de la Torah en ese desapego absoluto de todo fantasma, de toda beatería, de toda especulación teológica para resucitar a una absoluta predisposición a vivir la vida en su plena externalidad, en la plena acción consciente de que no hay que engañar a nadie ni engañarse. No hay que robar a nadie ni dejarse robar, no solo en lo material, sino también de nuestro potencial de acción y creatividad. No hay que mentir en nuestra vida con los demás, ni con nosotros mismos creyendo fabulaciones ideologías o religiosas, creadas por otros para arrebatarnos nuestra afectividad y utilizarla a su favor o en función de frustrantes quimeras que solo generan al final un sufrimiento añadido.

Es el amor a lo palpable, a lo que se ve, a lo que se puede demostrar o si no es posible demostrarlo pues ser humildes y reconocer nuestra ignorancia ante el misterio. Esa sinceridad radical nos lleva a la admiración por las ciencias, por el pensamiento racional. Pero también a la valoración del arte como territorio donde se pueden plasmar nuestras fantasías, nuestras elucubraciones fantasmales, nuestras percepciones de lo cualitativamente bello, sublime, misterioso; extraño, complejo, feo, diabólico. O también la posibilidad de reflejar a los demás, dar a la luz a la gente ese mundo de continuas afectividades, desplazamientos en múltiples direcciones: decepciones, sufrimientos; experiencias de plenitud y riqueza.

El trasfondo de las Escrituras es la condenación de toda idolatría y no hay peor idolatría que alimentar fantasmas, falsas ilusiones, la mórbida tendencia a dejarnos engañar por todas esas representaciones imaginativas que intentan poseernos; arrebatar nuestras energías en función de sumisiones políticas, religiosas, de círculos viciosos de más esclavitud. La fe es la fe en el D-os vivo, el D-ós que nos ofrece la realidad como territorio único de vida con sentido: trabajo, sentido moral de lo que hacemos, valoración de la transparencia racional por un lado y, la libre voluntad creativa artística por otro.

20 septiembre, 2011

LA BIBLIA Y EL CIENTIFISMO FUNDAMENTALISTA


A mi me parece que la Biblia utiliza necesariamente un lenguaje mítico, simbólico y alegórico. No podía ser de otra manera en las épocas en que se escribió. Las mentes de aquellas gentes que la escribieron no podían pensar de forma científica, ni objetiva. Esas son formas modernas de entender el mundo. Ellos escribían pensando que un Espíritu divino o Dios mismo les dirigían la escritura o el discurso. Entonces lo que “transcribían” solo podía presentado en formas míticas, metafóricas, metonímicas, etc..

Pero he aquí que los modernos fundamentalistas nos quieren hacer creer que la Biblia habla de verdades objetivas, de discursos transparentes a una realidad histórica; de milagros que fueron reales y palpables. O sea, los fundamentalistas en un absurdo alarde de reduccionismo cientifista, tratan de extrapolar las mentes de aquellas épocas a un discurso moderno, pleno de objetividad, transparencia y dos y dos son cuatro. Con lo cual se empeñan en hacer la cuadratura del círculo tratando de traducir la mente necesariamente mítica de un pasado milenario, a un lenguaje científico moderno de transparencia entre lenguaje y realidad. Absurdo.

¿No sería mejor aproximarse a estos textos sagrados ateniéndonos a su significado mítico-simbólico? Lo mítico-simbólico siempre apunta a otra realidad y a otra dimensión espiritual, pero que nunca podemos atrapar en una plena comprensión y transparencia y entonces nos abrimos constantemente a una riqueza interpretativa adaptada a circunstancias nuevas, sin negar para nada los valores absolutos que necesariamente subyacen en el Universo. Valores que jamás podremos comprender en su totalidad en esta vida terrena.

19 septiembre, 2011

EL GRAN DEBATE DEL DALLAS THEOLOGICAL SEMINARY SOBRE EL NUEVO TESTAMENTO

El Dallas Theological Seminary está interesado en demostrar que el Nuevo Testamento está inspirado por Dios y es un texto objetivo sobre una realidad objetiva con sucesos que han sido verdad y no mito o ficción sustentadora de teologías concretas. Es decir, si yo leo el Nuevo Testamento estoy leyendo verdades que Dios quiere que yo sepa. Los milagros son milagros, el Jesús de los evangelios es real en todas sus modalidades y aparentes contradicciones. Los textos son absolutamente fiables y el canon se establece no porque la Iglesia lo establezca en base a una selección interesada y de acuerdo con una teología ya delimitada, sino que es el Texto en sí como una Verdad que se va imponiendo por sus cualidades intrínsecas de Revelación divina. Es, entonces, el Texto el que hace posible el Canon sagrado cristiano en base a su self-evidence (en su misma evidencia) Verdad y no la selección humana de una iglesia cristiana concreta (en vías de ser católica), ya un tanto alejada de sus principios como secta judía, en oposición a otras iglesias cristianas contrincantes que también reclaman su verdad.

El Dallas Theological Seminar organiza un interesante debate en Dallas entre Daniel B. Wallace, famoso erudito del Nuevo testamento, creyente protestante fundamentalista y, Bart D. Ehrman, famoso erudito agnóstico sobre el Nuevo Testamento que reduce los textos canónicos a documentos amañados o producidos u organizados en su mayor parte para justificar teologías concretas de iglesias concretas en los primeros dos siglos del cristianismo. Para el primero, Daniel B. Wallace, todo en el Nuevo Testamento es divinamente inspirado y así como la Verdad se va imponiendo a la mentira o el fraude; pues los textos Verdaderos se fueron imponiendo a los falsos para formar el Canon neotestamentario que hoy día tenemos a nuestra disposición en todas las biblias (católicas y protestantes). Para Bart D. Ehrman todo es humanos y muy humano en el Nuevo Testamento. Ehrman ha sido traducido al español y suele aparecer en muchas librerías como La Casa del Libro, FNAC, etc. Wallace, sin embargo, por ser protestante, es conocido más bien entre los suyos. Quizás esté traducido por editoriales protestantes como CLIE, y, suele aparecer en páginas web de iglesias fundamentalistas españolas.

El debate tendrá lugar el 1 de Octubre. He aquí la reseña http://bible.org/.

Mi opinión al respecto parte de la idea de que todo lo que conocemos lo hacemos desde la mente humana y con lenguajes humanos. La mente misma es algo imposible de conocer en sí misma y la realidad externa es algo que podemos conocer hasta cierto punto. Que esto, en lo que estoy escribiendo ahora, es un ordenador es algo que todos podemos corroborar. Lo mismo el parque ahí afuera, etc.. Pero conocer el ordenador como cosa-en-sí sabiendo en qué consisten todos sus componentes materiales y electrónicos, etc, es imposible. Solo podemos manejar las manifestaciones que nos permite la materia para nuestro conocimiento y uso. Los textos que componen el Nuevo Testamento pudieran ser manifestación de una Verdad de Dios que este quiere que sepamos y aceptemos; pero esa misma idea de Dios y de Verdad no dejan de ser ideas que se producen en la mente humana. Wallace, curiosamente también fundamentalista científico, nos dice que el Nuevo Testamento es verdad porque es ante todo verdad objetiva demostrable. Ehrman admite que esas son ideas de la mente humana basadas en hechos ya muy filtrados e interpretados por textos producidos a decenas de años a posteriori y sufren las mismas vicisitudes y contingencias de cualquier texto o documento histórico. Probar su historicidad es siempre problemático y entonces el Nuevo Testamento no pasa la prueba científica que demuestre su Infabilidad.

Mi opinión al respecto es que es un error tratar de demostrar científicamente la fe. La fe o se entiende en primer lugar como milagro, y por tanto la intervención divina en la mente humana por revelación; o, de otra manera es meterse en camisa de once varas. No hay nada más patético y fraudulento (inconscientemente fraudulento, a veces) como ver a un creyente tratando de usar el método científico para demostrar su fe. La fe y la ciencia son dos mundos diferentes. El creyente ha de aceptar su Nuevo Testamento porque se lo dicta la fe. Es un libro de fe. Tratar de demostrar la infabilidad del Nuevo Testamento por el método científico es un error. Es hacer trampas y se nota mucho.

De todas maneras veremos a ver qué ocurre en ese debate en inglés y si luego lo editan en video para seguirlo con un buen café.

17 septiembre, 2011

PEPE Y PIPA HABLAN SOBRE EL AQUÍ Y EL ALLÁ.


PEPE.-¿Has leído ese epígrafe sobre la Tecnología Cósmica?

PIPA.-Sí, pero me parece una diarrea mental. La gente cuando no quiere enfrentarse a la vida real tal como es, empieza a elucubrar con ideas raras, con cuentos pseudo-filosóficos. Todo eso es pura neurosis que no sirve para vivir, sino para evadirse de la realidad.

PEPE.-Pero qué sería de la vida si no hubiera esa posibilidad de jugar con la imaginación, de buscar un sentido último, de situar las cosas en un esquema, teoría o mito. A mi me gusta leer a la gente que se atreve a especular con la llamada realidad y nos muestra los infinitos dobleces de esa supuesta realidad.

PIPA.-Vamos a ver, podemos hablar de ciencia y entonces pues hablamos de ciencia; podemos hablar de religión o de moral y entonces hablamos de religión y de moral; queremos hablar de economía, pues entonces hablamos de economía. Pero tratar de buscar teorías que engloben de forma gratuita estos tres campos me parece absurdo, una mistificación sin más sentido que eso que tu dices el juego mental o imaginativo. ¡OK! Pero no va en serio.

PEPE.-Bueno. Hay algo que a mi me gusta. Cuando dice que sólo podemos conocer las manifestaciones de las partículas elementales del universo, pero nunca la cosa-en-sí de tales mundos; y, de la misma manera el mercado o la moral de lo que es bueno o malo; me parece muy cierto. Efectivamente, hay una objetividad en esas tres cosas; hay una verdad, hay una realidad; pero no hay posibilidad desde nuestra mente de captarlas, aunque sí es posible captar las manifestaciones de esas tres dimensiones e ir aproximándose hasta cierto punto a su verdad con el método apropiado, el método más transparente y necesario. La verdad exige la moral de la transparencia y de la claridad. No vale mentir o engañar o hacer trampas. Los tres campos de conocimiento o las tres máquinas cósmicas (como él las llama), se necesitan en una especie de engranaje necesario. Cuando no hay transparencia y la mente se pierde en ilusiones políticas, ideológicas o económicas; entonces hay un alejamiento de la verdad. No así el arte. Quizás la religión como arte que es también el territorio de la imaginación. Me gusta, me gusta este tipo de especulación….

PIPA.-Sí, eso es una mezcolanza de platonismo y de kantianismo. Yo soy más spinoziano, más materialista; esa cosa-en-sí, que ese Nesalem dice, sólo alcanzamos a través de su manifestación (el “fenómeno” diría Kant); en realidad lo que existe de verdad es precisamente esa manifestación. Lo de la cosa-en-sí no es más que una mistificación neoplatónica. No hay tal cosa-en-sí. En lugar de llamarlo manifestación de algo, lo mejor es llamarlo la realidad sin trasfondo o profundidad alguna. Fuera ilusiones. No hay unidad trascendente alguna, no hay Dios, ni sustitutos de dioses posibles. En el fondo ese Nesalem de las narices solo aspira a encontrar su D-ós por algún sitio y ese D-ós acaba siendo un fantasma. ¡¡Je, je!!

PEPE.-Pero es curioso que todos aspiramos a una verdad moral, una calificación de lo que esté bien o esta mal. Todos aspiramos a intercambiar nuestras habilidades, nuestras palabras, experiencias de una forma justa que podamos ser comprendidos. Todos aspiramos a trabajar y ser remunerados de forma justa por nuestro trabajo, ideas, etc. Todos aspiramos a intercambiar mercancías de una forma justa y equilibrada, para luego usar nuestra riqueza o beneficio en nuestro provecho o de los demás y, no de una forma caprichosa, sino con criterios morales de lo que está bien o mal. Todos aspiramos a conocer los secretos de la naturaleza, y sacar provecho de ellos, y aspiramos a hacerlo de una forma transparente. Yo sí creo, como Nesalem, que hay una Máquina Cósmica que produce este universo siguiendo pautas de intercambio, aspirando a una verdad moral ineludible…

PIPA.-Bueno. Dejémoslo ahí. Me gusta más leer sobre cómo los bancos nos roban o sobre cosas palpables del día a día que no estas chorradas pseudo-filo-religiosas. Je, je, je…Pura neurosis…

14 septiembre, 2011

MERCADO, CIENCIA Y TORÁ: UNA INTRODUCCIÓN A LA TECNOLOGÍA CÓSMICA

El mercado es una máquina universal de equivalencia. El mercado existe, es real. No podemos llegar a conocerle como cosa-en-sí, pero vemos sus manifestaciones y; hasta cierto punto, logramos sacar el más óptimo provecho de ella. Pero el mercado está ligado a otra máquina universal de equivalencia: la Torá. La Torá (la verdad moral) existe, es real. No podemos llegar a conocerla como cosa-en-sí, pero vemos sus manifestaciones; y, hasta cierto punto y en ciertos contextos, logramos sacar el más óptimo provecho moral de ella. La Torá es una máquina universal de equivalencia en nuestras relaciones con nosotros mismos, con nuestra colectividad, y con los demás: el otro, el prójimo. Podríamos también hablar de el “electrón”, o de las últimas particulas del núcleo atómico, como algo que existe, que es real; que tampoco llegamos a conocerlos como cosa-en-sí, pero que si vemos sus manifestaciones y logramos, en ciertos contextos, sacar el máximo provecho de esa subyacente máquina de equivalencia universal.  Hay un transfondo universal en todo ello: Mercado, Torá y Ciencia. Negar la realidad maquínica que representan cada uno de estos conceptos, sería entrar en un grave desequilibrio. Atribuir a cada una de estas máquinas de equivalencia universal (externas a nosotros; es decir: objetivas), una realidad fantasmal, subjetiva, individual, producto de relaciones de poder, de la ideología política del momento; es entrar en grave desequilibrio; en abierta dislocación; no importa lo que dure el espejismo de un aparente éxito.

No se puede “triunfar” de un modo real y verdadero en el mercado, sin “triunfar” al mismo tiempo en la Torá o la Verdad Moral; no se puede “triunfar” en la Ciencia de un modo real sin haber un “triunfo” de mercado y de “verdad moral” en su persecución de transparencia y de consenso racional. No se quiere decir con ello que el científico haya de ser religioso, su misma disciplina y método le fuerza a ser “moral” si quiere hacer ciencia de verdad. No puede mentir, ni engañar, ni vender ilusiones vanas, etc. El mercado nos exige ideas productivas, trabajo bien hecho, cooperación, superación y crecimiento. Todo ello ha de redundar en mayor beneficio y en una distribución de la riqueza que ha de favorecer a los demás. Quien trate de engañar, de atajar, de sacar ventaja, de acumular por vías políticas represivas, o ideológicas; acaba alejándose de la ley universal que dicta el mercado; y, más tarde o temprano, han de surgir los desequilibrios, las crisis, etc…

Tres máquinas de equivalencia universal que en el fondo es la misma máquina. Tres leyes universales, que en el fondo es la misma Ley. Es Real, Existe; no podemos llegar a conocerla como cosa en sí, pero vemos sus manifestaciones; percibimos su Verdad Universal y ese es el motor que nos lleva a seguir trabajando, luchando, viviendo.

10 septiembre, 2011

LOS BANCOS NOS ROBAN IMPUNEMENTE

Si los bancos tuvieran la obligación de informarnos con claridad de todas las comisiones que nos cobran, de todos los productos que nos venden; los clientes veríamos con más claridad lo mucho que nos roban. Los bancos nos están robando con impunidad. El Banco Central debería de actuar en muchas ocasiones contra estos abusos, pero todos, clientes y bancos nos hemos hecho a la idea de que robar y dejarnos ser robados, es mejor que enfrentarnos a estos expertos del como sacarte los cuartos sin tener que dar explicaciones a nadie. Esa letra pequeña. Esa comisión por esto y lo otro, todo está pensado para sacarte los cuartos de una y mil maneras.

Si hubiese libre competencia entre bancos no haría falta el Banco Central para hacer valer los derechos de los consumidores de bancos. Si el banco X roba de esta y otra manera, el banco Y podría vender esos mismos productos de manera honesta y sin las comisiones ladronas de los otros bancos. Entonces el banco Y, atraería muchos más clientes, y los bancos ladrones tendrían que hacer lo mismo o cerrar por quiebra.

Que no ocurra esto quiere decir que los bancos forman un consorcio organizado para que todos salgan beneficiados a base de inteligente y experto latrocinio. Ningún banco nos habla de sus obligaciones con el cliente, ningún banco es denunciado abiertamente por sus prácticas. Y, lo peor, es que una denuncia ante el banco central de este tipo, sería lo más extraño y estrambótico que les pudiera ocurrir.

Este es el mundo que nos toca vivir.  

08 septiembre, 2011

OTRA VEZ LA POLÉMICA CON EL CATALÁN

De nuevo el tema del catalán, tratado por la prensa española con los prejuicios de siempre. Siempre que sale un tema relacionado con las lenguas minoritarias del Estado, surge una visceralidad un tanto venenosa. Es difícil dialogar sobre este tema con tranquilidad con la gente normal de calle o trabajo en el ámbito medio español porque sin quererlo salen venenos irracionales por todos los sitios. Hay mucha violencia contenida con este tema.

Yo voy a abrir el debate con unas preguntas y alguna respuesta y, luego, que cada cual las conteste como quiera. ¿Es el catalán una lengua derivada del latín como lo es el castellano o el francés, por ejemplo? Si es una lengua tan real como el castellano y el francés u otras en el mundo, ¿qué debe hacer Cataluña y el gobierno catalán y el gobierno español, para que esta lengua crezca y se desarrolle y se enseñe con plena libertad? Obviamente debe de tener los mismos derechos que cualquier lengua del mundo, creo yo. De no ser así, corre peligro de ir perdiendo terreno que poco a poco irá cediendo a otras lenguas: castellano, francés, inglés, etc.

Ahora bien, en Cataluña se habla también el castellano, el cual tiene presencia en medios de comunicación importantes: La Vanguardia, TVE, etc. El castellano al ser el idioma oficial del Estado y el que hablan los inmigrantes españoles o castellano-parlantes catalanes, tiene también presencia en la enseñanza. ¿Es proporcionada y equilibrada la enseñanza del catalán y el castellano en Cataluña? ¿Responde el sistema educativo a esta realidad lingüística con sentido proporcional a la realidad de ambas lenguas y demanda de padres? ¿Debe un catalano-parlante aprender castellano y un castellano-parlante catalán? Si por ley las dos son obligatorias así debería de ser. No cabe la excusa de que como soy castellano parlante no me pueden “forzar” a aprender catalán o al revés.

La ley es la ley. Si no se está de acuerdo con la ley constitucional, entonces habrá que cambiarla. Mientras Cataluña sea parte del Estado Español forma ineludiblemente parte de la jurisdicción de dicho estado y ese estado tiene la obligación de defender las dos lenguas por igual. Otra cosa es que la realidad tiende a ser otra: Cataluña busca la plena oficialidad de su lengua en detrimento del castellano que pasa a ser otra lengua secundaria. Y, por su parte, el Estado trata de imponer la lengua oficial castellana como lengua de uso en Cataluña en detrimento del catalán.

Luego están los prejuicios por una parte y por otra. Los prejuicios tienen su raíz en el ámbito de la identidad y las pasiones que resultan del desplazamiento de esa identidad. Si yo me he educado con la idea de que los catalanes hablan catalán para hacerme de rabiar o porque no quieren ser españoles, entonces tengo un serio problema de identidad nacional. Entiendo que mi nacionalidad española no puede permitir que otras lenguas dentro del territorio del Estado, tengan la misma posibilidad que la mía que es la oficial. El castellano debería de ser la lengua de ellos por obligación y en detrimento de su lengua regional que no debería de tener oficialidad alguna, salvo la conversación informal de casa, bar o la calle y el folclore. Atención: esta es la idea que tienen todavía muchos españoles y, no solamente el español de la calle.

Y, luego están los catalanes, que por espíritu nacionalista catalán no quieren ver que mientras sean parte del estado español tienen obligaciones respecto a dicho Estado; y, una de ellas es el conocimiento de la lengua castellana por todos los catalanes que lleven carné de identidad como españoles y que han de funcionar política socialmente dentro del Estado. Muchos catalanes quieren obviar esta realidad: son parte y arte del Estado español y por ello votan cada cuatro años. De no ser así, la mayoría de los catalanes ya habrían votado por un partido manifiestamente independentista y separatista.

Tenéis la palabra.

03 septiembre, 2011

ÁFRICA

Quise escribir sobre África, pero lo que había escrito me sonaba un tanto panfletario. Las cosas son siempre más complejas. Los mundos africanos no son las historias europeas. Un mundo de tribus, de clanes, de animismos, de poblados; de costumbres tan diferentes de las nuestras; es un mundo lejano a nuestra comprensión. Luego está el Norte de África, la África sahariana, la África de la selva, de la costa. También Etiopía y Somalia. La África del Este: Kenia, Tanzania, Uganda, Rwanda, Burundi; Malawi, etc. Luego, Sudáfrica con su compleja diversidad: Namibia, Botswana, Zimbabwe, Lesotho. Y ¿qué decir del África poscolonial portugués? Angola, Mozambique, Guinea –Bissau, Cabo Verde. Luego Congo, la República Democrática del Congo, Nigeria y todos los países del West África. Es todo muy complejo y difícil de simplificar.

Lo fácil sería simplificar. Hay simplificaciones y reduccionismos de todo tipo. Hay infundadas explicaciones racistas, las hay culturales, las hay económicas, políticas, antropológicas y lo que sea. De lo que estoy convencido es que no hay una receta, ni una explicación determinante. Los mundos africanos tendrán que adaptarse como sea al mundo moderno. Los modelos de Estado-Nación europeos no responden a la realidad étnica africana. El Estado se convierte en un arma asesina y depredadora del dictador de turno, que se ve a sí mismo, primero como jefe de su tribu o pueblo, a quien tiene que favorecer utilizando el poder dicho estado como medio para enriquecerse y enriquecer a su familia o clan. Luego, a sus lacayos, al ejército o milicias que lo mantiene en el poder, etc. Parece ser una política de supervivencia que se repite en muchos de estos “países”. Los dictadores se suceden y hacen más de lo mismo: partido único o paripé multipartidista, implcable represión con el enemigo interno (otra étnia, oposición); juego de intereses con Occidente lo cual incluye “las ayudas al desarrollo” que se han convertido en una importante fuente de ingresos a utilizar políticamente como convenga. Hay excepciones (Botswana y Namibia son un ejemplo entre otros). Empieza a haber cambios de mentalidad y disposición para hacer las cosas de otra manera. Empiezan a surgir nuevas generaciones con otras ideas y maneras de comprenderse.

Es todo muy complejo y todo cambia con mucha rapidez. Me di cuenta que los modelos que estaba utilizando no eran ya los adecuados. Las sociedades son fluidas, líquidas. Tanto en África como en Europa o el mundo entero. Todo está cambiando con mucha rapidez. Los horrores africanos han sido también los nuestros hasta hace poco: los Balcanes y sus limpiezas étnicas. Nadie sabe lo que puede pasar en una Europa extremamente debilitada por la crisis y una posible desintegración social interna que nos lleve de nuevo a matarnos sin compasión. África no deja de ser humana, demasiado humana. Otra modalidad de ser humanos arrastrando miserias y pequeñas grandezas de muchos que desconocemos porque no son noticia. África nos llega a Europa y, no va a ser fácil el entendimiento si ese mundo o mundos africanos persisten en sus identidades; o, a su vez los racismos de uno y otro lado sean las únicas explicaciones a mano.

Es todo muy complejo. Lo siento, no tengo recetas a mano.