29 septiembre, 2011

NO HUBO RESPUESTA

Gorjok se estuvo devanando los sesos sobre la existencia de Dios y la verdadera religión. Llevaba días sin apenas comer. Sentía un tremendo desasosiego que no le permitía concentrase en su trabajo. Se empezaba a alejar de la gente para buscar rincones solitarios entre las montañas.

No hubo respuesta que le satisficiera. Todo quedaba en un enredo mental.

Fue entonces cuando decidió cortar por la tangente: “Si Dios existe y es bueno y verdadero, entonces es Él quien se me tiene que manifestar de manera palpable. Sin lugar a ninguna duda. Es decir, se me tiene que aparecer con señales y evidencias absolutas. Mientras eso no ocurra no me he de preocupar más de ese asunto.” Se dijo a sí mismo.

Ni que decir tiene que fue ateo el resto de su vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.