10 junio, 2011

RUMAK SEBASTER DESCUBRE EL ORIGEN DEL BIEN

 Curiosamente al surgir el tema del bien, encuentro unas anotaciones de un tal Rurmak Sebaster que tenía arrinconadas en el ático entre miles de libros. Las cogí y sorprendido leí lo siguiente:

Yo Rurmak Sebaster, al comenzar a pensar en el bien como la esencia extraña y escasa en este mundo, fui a pasear por los alrededores de la ciudad de Romnsdr. Al llegar a una vieja iglesia abandonada encontré a un anciano vestido con una especie de sotana verde con varios símbolos irreconocibles bordados en ella. El anciano me invitó a sentarme en un banco de piedra a la entrada. Parecía saber en lo que estaba meditando y entonces al hacerle ver mi dilema me respondió de esta manera: 

El bien es la manifestación de la luz que proviene de algunas dimensiones remotas más allá de este universo. El bien está relacionado con la una nostalgia profunda que habita en los rincones más recónditos del alma humana y nos revela nuestro verdadero ser. Al recibir esta luz o revelación de nuestra propia esencia, de nuestra esencia real; entonces el mundo material, histórico, orgánico; se desfamiliariza en clave de provisionalidad, de paisaje inevitable en nuestro eterno viajar por el cosmos; y, de ahí surge el bien; la bondad. La bondad y el bien como instinto que rige algunas conductas humanas son posibles debido a nuestro desapego con la realidad de este mundo. Estamos de paso por este mundo y no podemos dejarnos atrapar en la tela de araña de sus explicaciones, justificaciones, filosofías, ideologías, religiones, etc. Estamos de paso. Este mundo es una estación más en nuestro viaje infinito. Hemos de recoger las experiencias que nos ofrece encarnados en sangre, carne y hueso; y, luego seguir hacia otros mundos, planetas, galaxias; y así retornar a la luz de donde procedemos. El bien no es algo se hace deliberadamente, ya que es un instinto inconsciente en aquellas almas que poseen esa luz remota. Por eso los buenos no son conscientes de que son buenos. Solo los malos son conscientes de lo buenos que son.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.