29 enero, 2011

¿QUÉ ESTÁ PASANDO EN LOS PAÍSES ÁRABES?

¿Qué está pasando en Túnez, Egipto, Líbano, Yemen, y Argelia? ¿Qué está pasando en los países árabes? ¿Tendencia democrática? ¿Giro a mayores libertades al estilo como las entendemos los europeos?

Yo soy escéptico.

Bastante escéptico. No me creo eso de que el pueblo por ser pueblo lleva la semilla de la democracia y la libertad.

Es todavía temprano para saber cómo van a evolucionar tales explosiones de rabia popular. Y, sobre todo, ¿quién va a organizar el futuro poder? Adivinad quiénes son los más organizados, los más disciplinados, los más fervientes "democratas" de Dios.

Recordad Irán. Aunque ojalá me equivoque.

28 enero, 2011

ES HORA DE LEER A SOREN KIERKEGAARD

Es hora de leer a Soren Kierkegaard.

Y luego el Apocalipsis y su Juicio Final Absoluto y Verdadero.

PRESUNTA CORRUPCIÓN EN NUESTRA PRESUNTA REGIÓN

¿Qué pensáis de todo esto que está pasando ahora en Asturias?

¿Alguien podría enumerar los mecanismos ilegales que se pueden utilizar en casos de corrupción por parte de funcionaros en una administración? Sería interesante ver la ingeniería, la mecánica, los cortocircuitos, los cauces de desvío, etc, etc..

¿Cómo es posible que una jueza no sepa que no puede llevar el caso a un sitio distinto donde se produjo el presunto delito? ¿Incompetencia? ¿Presiones?

¿Por qué está teniendo tan poca o mínima repercusión nacional?

En Atrio de Nesalem no puede estar al margen de lo que sucede en Asturias y, prueba de ello, son los varios epígrafes que hemos dedicado a nuestra querida región. Dad vuestra sabia opinión.

27 enero, 2011

LA LÓGICA NEORÓTICO-INFERNAL DE LOS TESTARUDOS DE JEHOVÍN

Si alguna vez habláis con Testarudos de Jehovín tenéis que comprobar con admiración cómo un cerebro humano puede llegar a tal cuadratura de creencia maciza, de hormigón armado sin fisuras; de programación cerebral llevada a cabo con tanto éxito. Es un puto éxito de lo que puede ser un sistema cerrado con lógica absolutamente inmanente y refractaria a ningún cuestionamiento de nada. Una lógica cerrada sobre sí misma con precisión de ajuste hermético. A la Sociedad Watch-Hammer le hemos de reconocer el mérito de su casi perfecto método de lavado de cerebro, de programación de la mente tan eficaz y eficiente.

No tienen tanto éxito con los jóvenes. Los más de 25 alumnos testarudos de Jehovín que he  tenido en los institutos, eran chavales conflictivos, desajustados, enfrentados a los padres de manera seria; alguna ya rayaba en la enfermedad mental o el nerviosismo descontrolado. No tuve un solo alumno testarudo de Jehovín que fuera estudiante medianamente normal. Cosa que sorprende porque uno se los imaginaba buenos, modositos, obedientes, buenos estudiantes o cooperadores con la buena marcha de la clase. No. Pas de tout.

El sistema entonces fracasa con los chavales. Hay un fallo en el sistema a la hora de reproducirse en la generación más joven. La Watch-Hammer, entonces, no ha encontrado cómo unir ese eslabón, cómo evitar las fugas y saltos de las mentes jóvenes. Pero quienes están ajustados, bien ajustados están.

¿Qué factores hacen que una mente se convierta en un robot; en una máquina, en una obediencia ciega y dispuesta a la misma muerte si la a Sociedad Watch-Hammer se lo ordena a través de una “Verdad Bíblica”?

¿Cuáles son?
Un consejo mío: nunca deis pie a una conversación con los Testarudos de Jehovín. Salvo que queráis hacer una observación sociológica o psicológica sobre el funcionamiento de la mente humana, no entréis en la lógica infernal de la locura. Es, además de pérdida de tiempo total, una conversación en grado sumo de deshumanización y negación de vuestra persona. Para ellos no sois más que material convertible. Fuera de eso no valéis una mierda. Hay una fuerte dosis de venganza y desprecio agresivo contra el mundo satánico que representamos los inconversos. Es decir: todo el resentimiento profundo que ha acumulado esta gente durante sus vidas, te lo dirigen a ti con su lógica esquizoide-infernal. Es algo enfermizo y antipático.

25 enero, 2011

SOLUCIONADO EL DILEMA DE LA FE Y LA RAZÓN

La fe se puede interpretar como un milagro en la vida de alguien. Quien acuda con la razón y el método científico a las Escrituras se encontrará con una verdad muy humana: la elaboración de los textos en el tiempo, las fantasías y realidades de los textos, la pugna y la consolidación de intereses teológicos o doctrinales, etc, etc.. Todo muy humano.

Pero quien haya experimentado el milagro de la fe tiene en las Escrituras su Libro de Revelación y las enseñanzas son infinitas en su juego de interpretaciones sagradas.

El dilema como veis se ha solucionado de un modo sencillo. Con dos párrafos ha bastado.

DIFERENCIAS ENTRE LA TANAK JUDÍA Y LAS ESCRITURAS CRISTIANAS

Hay ciertas diferencias entre el Antiguo Testamento (Tanak) y el Nuevo Testamento (escrituras cristianas). Por ejemplo: Mientras que en la Tanak Jehová menciona el trabajo como una necesidad y además promete beneficios económicos aquí en la Tierra si se siguen sus mandamientos y se le obedece; en las escrituras cristianas Jesús no nos habla nada de trabajar, ni tan siquiera se valora el trabajo: “No os afanéis, pues diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos?”, “Así que no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán.” De hecho la vida de Jesús es una vida de comunidad ambulante sin trabajo fijo. Viven de las donaciones y la comida que les dan en un sitio y en otro y algún que otro rico seguidor. Las parábolas sobre los jornaleros y demás obreros, son nada más que símiles espirituales para conseguir el Cielo. No se trata del trabajo como valor en sí.

En la Tanak se habla de la Tierra y la vida terrenal como un fin en sí mismo, con la excepción luego de los profetas del exilio y teología posterior, que ya hablan del reinado de un Mesías futuro. Las escrituras cristianas nos hablan, sin embargo, de un paso por la Tierra como tránsito para ir al Cielo, o, recibir el Reino de los Cielos. Todo lo terrestre ha de ser desvalorizado o tratado con una moral radical de amor y desprendimiento con el fin de que el Reino de los Cielos llegue cuanto antes: en esa misma generación. En este mundo estamos de paso. Lo que importa es el Más Allá. Si Jesús aparece en los evangelios como un profeta apocalíptico, todavía con una idea de Reino en la Tierra; más tarde, las escrituras cristianas, desarrollan una teología más gnóstica, más espiritualizante. El reino espiritual y el terrenal se van contraponiendo de forma más radical.

Apunto nada más que estas dos, pero son bastante importantes. Son dos perspectivas del mundo bastante diferentes. ¿Qué pensáis?

24 enero, 2011

SIGUE POLÉMICA ENCENDIDA Y BRILLANTE

 Os recuerdo que por ahí abajo sigue la polémica sobre este tema. Hay más comentarios.

¿PUEDE EL ESTADO IMPONER UNA MORAL DETERMINADA, BAJO EL CONCEPTO DE DERECHO, A LAS IGLESIAS?

PROGRE Y NO CONCIENCIADO CIERRAN PROVISIONALMENTE SU DIÁLOGO

 (Viene del III)


PROGRE: Bueno, yo creo que después de lo que has expuesto solo me queda decir que en lugar de hablar de mercado, habría que hablar de mercados. No es exactamente que los progres neguemos el mercado, si no que lo entendemos de otra manera. Verás, a cada época le corresponde un modo de producción y distribución. No es lo mismo el intercambio del paleolítico que el del sistema feudal, o el mercantilismo y el capitalismo actual. Eso quiere decir que más que un mercado con unas leyes objetivas universales, existen mercados que van variando y ajustándose a diferentes modos de producción. Tanto los modos de producción como los modos de distribución o redistribución, pueden adaptarse a las necesidades que nosotros queramos. Podemos producir aquello que es más necesario, en detrimento de un consumo derrochador. Podemos repartir los beneficios de la producción del modo que mejor satisfaga necesidades sociales en condiciones de igualdad. John Stuart Mill, que tu mencionas, fue quien más énfasis hizo sobre este tema de los aspectos éticos de justicia e igualdad a la hora de repartir. Marx analizó el sistema de intercambio capitalista con suma precisión y llegó a la conclusión de la competitividad entre los capitalistas por alcanzar el mayor margen de beneficio, conducía precisamente a lo contrario: a la tendencia decreciente de la tasa de ganancia. Es decir: se veían obligados a mecanizar, en detrimento de la contratación mano de obra, única mercancía capaz de producir plusvalía. En una palabra, la propiedad privada de los medios de producción generaba su propia contradicción que haría saltar por los aires el sistema capitalista, dando así lugar a otro nuevo sistema de intercambio, en otras palabras, el mercado socialista o comunista.

En realidad Marx trataba de demostrar cómo el sistema de intercambio capitalista llevaba en sí mismo el germen de su autodestrucción. Que esto no haya ocurrido de la forma que él predijo, o que el comunismo real haya degenerado en un capitalismo de estado con sus castas burocráticas y de partido, no quita el valor del análisis marxiano. Marx creía, efectivamente, que existía una dialéctica en la Historia que provocaba cambios hacia una emancipación real del sujeto humano. Una vez el hombre, liberado de las fuerzas inconscientes e irracionales que mueven la Historia; puede así mismo someterlas a un control consciente y racional al servicio de toda la sociedad en un plano de igualdad y justicia. Como vemos no hay nada de moralidad o idealismo en sus planteamientos: son leyes dialécticas inherentes a la Historia que una vez que el hombre llega a ser consciente de ellas logra entonces controlarlas a su favor. El hombre pasa a ser sujeto de su propio destino, no su objeto. Yo creo que este análisis marxista sigue siendo válido hoy día. El mercado, tal como tú lo has explicado creo que es una entelequia. Ese mercado no existió en la Edad Media, sólo comienza a existir con el modo capitalista de producción y habrá de morir con el fin de este sistema concreto.

Volviendo entonces al Einstein de las narices y al portero del centro social de mi barrio, que nos llevó a este fructífero diálogo, vuelvo a decir; ahora reforzado por mi anterior análisis, que la inteligencia del Einstein se ve favorecida por la estructura social capitalista que reconoce como inteligencia, aquello que más le favorece en referencia a su sistema de intercambio. Por lo contrario, el porterito, sufre las consecuencias de su modalidad de inteligencia que ni siquiera llega a reconocerse como inteligencia y entonces se refugia en sus evasiones, o acaba racionalizando su propio fracaso como “vagancia”, “vicios”, “amoralidad”, etc.. En un sistema de intercambio diferente, con unos modos de producción y reparto y reconocimiento diferente; pues tanto el Einstein como el portero, llegarían a desarrollar su potencial humano, en una palabra, sus inteligencias de un modo justo y adaptado a su modalidad.

NO CONCIENCIADO.- Gracias por este repaso del marxismo y sus consecuencias teóricas. Digo teóricas porque a la hora de llevarlas a la realidad son un fracaso. Pretender llegar a una plena transparencia del funcionamiento del mecanismo del mercado capitalista requiere por definición la creación de un modelo aislado de toda contingencia, de todo accidente; de todo imprevisto. La teoría marxista del valor que tu mencionas de modo lateral, está elaborada en función de la diferencia entre el precio del trabajo social necesario para la reproducción del obrero; y las horas suplementarias que le fuerza a trabajar el capitalista para así obtener su necesaria plusvalía; es decir, su beneficio. Es evidente que traspasado este modelo a la realidad rompe por muchos sitios. El valor de una mercancía no necesariamente es la fuerza de trabajo empleada en ella, si no también otros factores de índole social, psicológico, de gusto, de uso, etc. Por poner un ejemplo muy sencillo, se producen dos películas al mismo costo; las dos se presentan en los cines y vemos que una obtiene mucho mayor beneficio que la otra. Los dos capitalistas han invertido el mismo dinero en su producción con el objeto de maximizar su beneficio y luego recuperar los costes; pero resulta que una llena los cines y la otra no. ¿Cuál es el factor que hace posible un mayor valor de una película sobre otra? ¿Gusto? ¿Placer estético de las masas? Parece, en este caso ser un factor psicológico o social: es decir, algo subjetivo. Examina también la importancia que tiene la publicidad hoy día para crear valor. No por ello quiero invalidar toda la contribución de Marx a la comprensión del capitalismo de entonces, si no prestar atención a su punto de partida.

Es el punto de partida donde veo el mayor fallo. Yo te hablaba ayer con mi tercer café sobre la mesa, que el mercado es un mecanismo objetivo con sus leyes universales, etc; pero al mismo tiempo te hablaba también de la epistemología científica donde siempre estamos más cerca de la verdad aunque luego esa verdad siempre retrocede. Efectivamente, como tú dices, yo veo el mercado como algo ya siempre existente en la Historia. Es decir como un motor de intercambio con sus leyes de oferta y demanda, pero en épocas pasadas de la Historia este mecanismo era inexistente para la conciencia humana. Es como la fuerza de gravedad que antes mencionamos, no existía como realidad en la Edad Media, pero ya siempre existía como fuerza objetiva y real aunque no fuese  consciente como ley física. No se trata de un “constructo”, si no de una realidad externa a nosotros. Entonces el mercado ya siempre estuvo ahí, pero es con Adam Smith cuando ese mercado cobra realidad científica. Comienzan a perfilarse sus leyes con mucho optimismo, pero determinar el mecanismo de mercado en su total transparencia, en su total perfección y aplicabilidad, es una entelequia. Nos aproximamos más a la verdad, pero la verdad está sometida siempre a múltiples factores y contingencias; y entonces siempre retrocede. Es así como yo entiendo el mercado.

Muy diferente a cómo lo veis los progres marxistas, neomarxistas, o deconstruccionistas. Marx, y vosotros, partís de un modelo idealizado sobre el hombre y sus posibilidades de controlar la Historia. El hecho de que Marx creyera descubrir de una vez y por todas el mecanismo esencial del capitalismo y; además, ser capaz de profetizar su futuro; muestra hasta qué punto se deja llevar por la dialéctica hegeliana con su final apoteósico. La fenomenología de Hegel no deja de ser un cristianismo secularizado inmanente; un racionalismo idealista con su Apocalipsis y paraíso en la tierra. Efectivamente, este idealismo inicial de Marx, por muy científico que parezca, sigue siendo rusonianismo con su optimismo sobre la capacidad del hombre para llevar la realidad a su plena satisfacción. Recuerda que ayer hablamos sobre la imposibilidad de comprender la mente humana (¿naturaleza humana?) y los éxitos tan limitados de tantas psicologías e incluso la neurobiología con sus avanzadas investigaciones tampoco llega a proporcionar leyes universales sobre el funcionamiento del cerebro. ¿Cómo podemos entonces atrevernos a controlar el mundo o la Historia, sino somos capaces de comprendernos a nosotros mismos? ¿Cómo podemos atrevernos a planificar una economía en base a una igualdad, a una felicidad suprema, a una liberación progresiva del ser humano, si no nos comprendemos a nosotros mismos y si nos examinamos un poco, vemos las muchas contradicciones y caprichos e inestabilidad que padecemos de un modo congénito? He aquí el fallo. He aquí vuestro espejismo que tanto daño puede hacer a Occidente en este momento al fomentar quimeras en todos los campos sin garantía alguna sobre las consecuencias que puedan traer.

El mercado sigue estando ahí para quien sepa sacar partido de él, y, en base a su siempre aproximada verdad, dar las mejores oportunidades a todo el mundo.  Es mi opinión, que habré de desarrollar con más tiempo, que existe una correspondencia entre los valores religiosos y morales más arraigados de Occidente en su pureza absoluta por un lado; y, el funcionamiento óptimo del mercado por el otro. Los dos lados se conjugan, pero el hombre siempre está en algún espacio intermedio del espectro. Nunca en la perfección. Por eso los valores morales de sacrificio, de disciplina, de valor, de nobleza; y, la absoluta seguridad de que Dios existe y es el garante de toda dignidad humana, tienen suma importancia para nuestro progreso real y el desarrollo de nuestra inteligencia.

¿Lo dejamos aquí?

PROGRE.- Bueno, por ahora te concedo el descanso. Seguiremos siempre reflexionando sobre ello. Esto último te condenará al misticismo y la irracionalismo. Wow!

21 enero, 2011

RECONSTRUIDO: PROGRE Y NO CONCIENCIADO HABLAN SOBRE LA INTELIGENCIA Y EL MERCADO (III)

(Viene de la II)

PROGRE: Tú, hablas del mercado como si fuera un ente externo a la historia que dicta sus leyes objetivas. Y dices que quien no se atenga a la racionalidad del intercambio del mercado es penalizado con atraso y bloqueo económico. La ley de la oferta y la demanda, entonces es el motor de toda actividad económica y por lo tanto social, cultural, etc. ¿Es eso?

NO CONCIENCIADO: Ma o meno.

PROGRE: Pues yo te he de decir que ver el mercado como si fuera un Dios o un ente metafísico que nos dicta leyes a las que atenerse es una mistificación interesada del poder capitalista. Tampoco quienes pretenden darle una objetividad científica tal como hace Adam Smith y luego otros como F.A. Hayek, Ludwig von Mises o Bertrand de Jouvenel. El mercado es simplemente un intercambio que depende de la relación de fuerza entre las clases sociales, o complicándolo más: entre relaciones de fuerza de diversa índole que son las QUE IMPONEN SUS REGLAS DE JUEGO. Esto es algo diferente a esa visión hipostatizada de los economistas capitalistas o liberales clásicos (ahora ultraliberales). Por lo tanto las supuestas leyes del mercado son ni más ni menos que las leyes que interesan a los capitostes que se benefician de ellas, pero esas supuestas leyes pueden ser otras si los intereses son otros. por ejemplo, si el estado interviene y regula, o si las clases trabajadoras y explotadas le imponen sus leyes más justas, solidarias y de reparto. También se produciría aquello que es lo que es justamente necesario para la sociedad en un plano de igualdad.
Entonces, lo que tu dices del Einstein y del portero no es más que una falsificación de lo que realmente está ocurriendo en un plano más profundo que la gente como tú no queréis ver: Einstein se beneficia del mercado, su inteligencia es más valorada en el mercado y entonces se desarrolla con más intensidad y motivación. Es como las políticas de subvenciones que vosotros tanto criticáis: se subvenciona aquello que interesa que prospere. Y, entonces, el portero, sufre las consecuencias de las penalizaciones que efectúa el mercado a su modalidad de inteligencia. Los factores individuales que moralmente se le llama “vagancia”, “pereza”, “poco ambicioso”, etc, son más bien las consecuencias de una persona que no encuentra su rumbo, que el sistema le discrimina con sus disimuladas políticas selectivas….

NO CONCIENCIADO: De ser el mercado como tu dices, o sea, como una braga de nylon que podemos estirar y adaptar a lo que nos interese, entonces tendrías que explicarme el fracaso estrepitoso de las políticas económicas de los países comunistas. También me tendrías que explicar el boom económico chino del presente basado en libremercado capitalista con mordida estatal incluida, pero solo mordida en forma de pagos a la jerarquía mientras el mercado se mueve e su antojo. Lo que tu quieres decir es que la Historia, los movimientos de la Historia basados en lucha de clases o relación de poder; son las que condicionan un mercado que no es un ser-en-sí, sino un ser-para-sí por explicarlo de una forma existencialista. Entonces de ser así son los hombres y sus intereses concretos los que dan forma a un mercado que de otra manera podría intercambiar de otras muchas maneras. Por eso vosotros, los progres, estáis tan interesados en controlar el mercado de acuerdo a una ideología de intercambio en un plano ¿abstracto? de igualdad donde todos los hombres han de recibir y dar de acuerdo a sus potenciales y modalidades de inteligencia. Con exclusión de valores morales, claro está. ¿Voy bien?

PROGRE: Sí, sigue. Interesante.

NO CONCIENCIADO: Entonces vosotros también sois muy conscientes del mercado o de los mercados, pero con la idea de domesticarlos, de domarlos, de REGULARLOS. En otras palabras de someter el mercado “salvaje” a unas leyes sociales consensuadas o predeterminadas. De otra forma: someter el mercado a la POLÍTICA O A LA IDEOLOGÍA y entonces el mercado pasa a estar al servicio de la sociedad igualitaria donde todos los hombres recibirán de acuerdo, NO A SUS MÉRITOS, sino a SUS VARIADAS Y MULTIDIMENSIONALES CAPACIDADES. Pero es aquí donde yo encuentro grandes fallos en vuestra teoría económica.
Porque, ¿dónde está la “esencia” del hombre? ¿Cómo podemos entender la realidad de lo que es el hombre como individuo y ser social para saber ajustar el mercado a tal modelo o definición? En los principios de la civilización occidental partíamos de que el hombre era “hijo o criatura de Dios”; y, como tal, sería juzgado en un plano de igualdad con la Ley de Dios como espejo y vara de medir. Es decir, los hombres nacían bajo una misma condición de libre albedrío; y, como tal, habrían de esforzarse en mantener esa libertad moral de acuerdo a la moral divina. Ser libre era llevar una vida en consonancia con la Ley de Dios. Otra cosa era el lugar que se ocupaba en la sociedad y desde el cual se ejercía tal libre albedrío moral. Pero en definitiva, todos habrían de dar cuenta a Dios bajo una ley moral universal. Más tarde cuando el concepto de Dios pierde vigencia y validez, queda entonces, la creación huérfana de Padre; y la Ley de Dios va cediendo a nuevos referentes basados en la razón y el conocimiento empírico.

Ahora es el mismo Hombre quien ha de determinar cuáles han de ser las leyes objetivas que regulen la vida y la existencia. Se elabora el método científico basado en la regularidad e iterabilidad de los fenómenos observables y la posible reducción de estos fenómenos a formulas matemáticas y modelos teóricos. La Ciencia funciona con resultados evidentes. Las leyes del universo siguían siendo externas a nosotros; por tanto conocerlas y ponerlas a nuestro servicio, sería fundamental para la buena marcha y progreso del mundo. Hasta el momento la Ciencia no rechaza la posibilidad de conocer una verdad a la que siempre nos podemos acercar y enunciar con un grado más de objetividad. De no ser así sería imposible reconocer lo que es falso de lo correcto y no habría avance posible. Pero si antes se destrona a Dios como garante del orden humano, más adelante, en el pasado siglo XX, también hay un intento de despojar a la Ciencia de su monopolio sobre la verdad. Nuevas filosofías y formas de pensamiento, incluidas las posmodernas (que muchos de vosotros progres habéis abrazado), niegan la posibilidad de ninguna objetividad, de ninguna Ley Externa al hombre; ya que todo se reduce al lenguaje, a la fenomenología de la conciencia y entonces el método científico es un artilugio más de "producción de la verdad", necesario para una conciencia eurocéntrica en expansión imperialista de conquista razpaz del tercer mundo y la naturaleza. Si antes se "deconstruye" a Dios con la Razón y la Ciencia, ahora la Ciencia queda deconstruida por una relación de fuerza y poder, de culturas y saberes; y, de historias (que no Historia) en pugna por su propia conciencia o Voz Propia en condiciones de igualdad. Un ejemplo nos viene bien para ilustrar este modo de pensar: ¿La ley de la gravedad existe? Bueno, existe y no existe; diría un posmoderno, existe como efecto natural, pero cuando pasa a ser ley física entonces pasa a ser un “constructo” social puesto en función de intereses concretos. Para la conciencia medieval no había fuerza de la gravedad, no existía tal "constructo" a la hora de entender la naturaleza. Mucho pensamiento progre hoy día va en esa dirección.

En resumen, las leyes externas que regulan nuestra existencia han de pasar por el tribunal de la prueba empírica o la experimentación. Pero ¿puede la Ciencia descubrir las leyes morales o políticas o económicas de la sociedad? ¿Puede la Ciencia descubrir los secretos de la mente humana? ¿Puede la mente humana descubrirse a si misma como objeto desde la misma conciencia, sin posibilidad de mirarse desde un punto externo a sí misma? Todos los esfuerzos del psicoanálisis y las psicologías de todo tipo (conductistas, gestalt, cognoscitivas, etc) son nada más que aproximaciones ideológicas a la mente con algunos éxitos y fracasos. La neurobiología busca las bases de la inteligencia en el cerebro, pero sin leyes universales a la vista que se puedan imponer como verdad o aproximación a la verdad de la mente humana. Por tanto, tan solo el método científico aplicado a la naturaleza, resiste con la evidencia y una pertinaz honestidad, el intento de destronarla de su soberanía sobre la verdad. Y, el mercado con sus leyes, forma parte de esa verdad científica consttituida como ley universal. Quizás la única ley que nos sirve de referente objetivo para organizar una sociedad justa y próspera. Cualquier otra referencia posmoderna con pretensiones de bondad o de igualdad o de compasión humanitaria basada en los discursos sociales, en las dinámicas de las historias de todos los pueblos oprimidos por su liberación, o en las experiencias de la conciencia humana; son solo cantos retóricos sin solución real y objetiva alguna a los problemas que tanto cacarean. Sus "soluciones" se convierten en fácil demagogia política que a la larga bloquean las soluciones reales basadas en la objetividad científica. En definitiva: vuestro control de mercado carece de toda legitimidad científica; es pura arbitrariedad ideológica lo que os mueve. Puro idealismo que choca dramaticamente y negativamente contra las leyes objetivas del mercado.

PROGRE: ¡Vaya viaje! Te dejo seguir porque te veo muy emocionado y es interesante lo que dices. Nobleza obliga.

NO CONCIENCIADO: Pues ahora voy al mercado y sus leyes.

PROGRE: Vale, vale. Todo tuyo, pero luego habrá que matizar todo esto.

NO CONCIENCIADO: Adam Smith y Ricardo, John Stuart Mill y Marx creían en el mercado como un fenómeno natural que regulaba la vida social y económica de la humanidad. Encontrar sus leyes era el objetivo de estos investigadores-filósofos. Pero como en toda ciencia las aproximaciones teóricas a su objeto habrían de ser muy trabajadas. El mercado no era la ley de la gravedad newtoniana; la complejidad era bastante evidente. No obstante hay un acuerdo básico en la universalidad de la equivalencia a que nos somete el mecanismo del mercado y cuya aceptación o desinterés nos puede influir satisfactoriamente o dramáticamente en nuestro bienestar y progreso económico. Marx hubiera criticado la postura idealista del progre actual por negar la objetividad del mercado, como ya lo hizo en su día con el llamado socialismo utópico. Marx abogaba por un desarrollo del mercado que hiciera posible una industrialización y producción de riqueza óptima, para así hacer posible la sociedad socialista controlada por la clase obrera revolucionaria. Pero ahora lo dejamos ahí que ya llevamos tres cafés y van a cerrar el local. Menos mal que está prohibido fumar, si no no hubiera podido hablar.

PROGRE: Vale, vale, así tendré tiempo a pensar y repasar en todo lo que hemos venido hablando.  

(continuará

20 enero, 2011

PROGRE Y NO CONCIENCIADO HABLAN SOBRE LA INTELIGENCIA (II)

NO CONCIENCIADO.- Pero parémonos un poco a pensar en los valores individuales del portero y los del Einstein. Imaginémonos que tanto el Einstein como el portero han sido educados por familias con valores fuertes de estudio, de disciplina, gusto por el saber, la cultura, etc. Pero mientras que Einstein aplica al máximo esos valores y los aprovecha a su favor; sin embargo el portero no hace caso de ellos, pierde el tiempo, le gusta más divertirse; es perezoso e indisciplinado en las clases. ¿No es razonable que nuestro Einstein sea premiado como persona por sus méritos y capacidades y que el portero acabe de portero, como justo lugar al que debe pertenecer por el menor esfuerzo dedicado en su vida?

PROGRE.- ¡Pshh! Puede ocurrir, pero si profundizamos más en el tema veremos que a lo mejor los padres, las instituciones, el sistema; pues, todos ellos, valoran más la inteligencia racional-científica-técnica por tener un valor superior de mercado. Entonces el Einstein al tener una modalidad de inteligencia más en tonalidad con el lado racional y científico, pues sale beneficiado y le cuesta paradójicamente menos el estudiar, el trabajar disciplinadamente. Mientras que al portero, al no contar con esa modalidad de inteligencia, pues se desanima desde el principio y tira la toalla y busca otros derroteros que se salen de las exigencias institucionales, del puto mercado, etc., y, al final, sale perdiendo; es un perdedor a quien además le vamos a achacar hipócritamente su carencia moral y valore y disciplina, ¡¡joooder!! Por eso el sistema educativo ha de buscar igualar, corregir y compensar las inteligencias no favoreciendo solo la inteligencia racional-científica, sino también la inteligencia creativa en otros aspectos: artísticos, emocionales, manuales, habilidades y destrezas sociales y solidarias, etc.
El Einstein es favorecido por la sociedad, mientras que el porterito de tu centro social de barrio queda desfavorecido. Claro que si de otra sociedad se tratare el portero saldría favorecido y el Einstein estaría por ahí emborrachándose y siendo acusado de amoral, je, je… Es todo relativo al tipo de sociedad y lo que valora.

NO CONCIENCIADO.- O sea que tú crees que todo depende del ambiente social y el individuo no hace más que reaccionar de acuerdo a sus tendencias particulares. Si la sociedad premia un tipo de inteligencia , ese individuo o persona tiene más facilidades de fracasar que otro que ha de nadar a contracorriente y puede perecer en el intento. ¿Es así?

PROGRE:- Sí, efectivamente. Y eso que estamos hablando de dos individuos con el mismo sustrato social. Imagínate ahora los que proceden de las clases pobres y explotadas, las clases desfavorecidas, minorías raciales discriminadas, etc. Fíjate en la cantidad de taras sociales que trae esa gente por carencia de ingresos suficientes, por estar menos expuestos al saber y la cultura; por la desestructuración familiar o la pésima claidad de vida de sus barrios. Luego van a la escuela y se encuentran en condiciones de mucha desventaja respecto a los demás en una escuela que tiende a valorar y plegarse a los dictados del mercado capitalista con lo que solo favorece a los más “listos” que llamamos y a los otros , pues son los “burros”. ¡Vaya injusticia e hipocresía, tío!!

NO CONCIENCIADO.- Pero ese esquema falla muchas veces. Empecemos por esa valoración negativa del mercado capitalista que tú haces. El mercado es el motor de toda economía. Sin intercambios de riqueza y producción no habría progreso económico ni social, ni cultural, ni nada. Es lógico que quien mejor se ajuste a las demandas del mercado en un momento concreto, salga beneficiado. La gente con sentido emprendedor, comercial, práctico; y, sobretodo con amplitud de miras además de amantes de la libertad de intercambio en todos los sentidos, no solo el comercial; pues esa gente salen beneficiados. Pero el mercado al ser el motor de la economía hace posible el progreso en todas las esferas sociales y genera demanda en todas ellas: médicos, arquitectos, obreros, filósofos, albañiles, y, desgraciadamente políticos, demasiados políticos son un lastre para el mercado. Je, je…
Entonces es natural que las carreras más directamente relacionadas con la producción que responde a una demanda social básica de bienestar y libertad, sean las más premiadas, las más estimuladas, las que atraigan a los cerebros con más vocación a este tipo de demanda básica para el progreso de una sociedad moderna. De no ser así la economía se estancaría y no habría progreso para nadie. Todos quedaríamos reducidos a nuestra mínima expresión de mediocridad y pobreza. ¡Qué bien!  De ahí que también ciertos valores de disciplina, de motivación, de ambición personal por superarse, de sana competitividad; de valores fuertes a la hora de atenerse a la ley y a los contratos; de valorar así mismo los méritos individuales o colectivos de la gente tengan un valor primordial para mantener este progreso social.

Bien es verdad que nuestro Einstein sale favorecido en relación con las exigencias del mercado, pero no solamente el mercado, también por su esfuerzo personal, su inteligencia natural para comprender cosas complejas y difíciles que otros no pueden o no llegan, por diferencias naturales entre sus inteligencias. El portero si es listo, aunque no salga favorecido por su carencia de inteligencia racional-científica; sin embargo puede aprovechar otras mil posibilidades que el mercado también le ofrece una vez satisfechas las demandas más básicas de producción y creación de riqueza, para luego proveer de demandas y necesidades sociales, culturales, solidaridad, etc.. Si no lo hace, no es porque la sociedad no le premie; sino porque es un vago a quien le gusta más pasárselo bien, premiarse en el presente con juergas; y, luego Dios dirá. Su puesto de portero es justo. En otra ocasión hablaremos de la pobreza y la educación y dejaremos las demagogias a parte.

PROGRE Y NO CONCIENCIADO HABLAN SOBRE LA INTELIGENCIA (I)

PROGRE.-  La inteligencia es un bien social y los “inteligentes” deben de considerarse favorecidos ante los “menos inteligentes” que son los desfavorecidos socialmente. Hay que igualar esta diferencia que nos hace favorecer a unos en detrimento de otros. Los gobiernos han de utilizar programas de ayuda y refuerzo para que los desfavorecidos intelectualmente logren igualarse a los favorecidos o mal llamados “inteligentes”. No puede haber ciudadanos de primera y segunda. Todos somos hemos de estar en un mismo plano de igualdad y reconocimiento al margen de nuestras diferencias físicas, sexuales, étnicas, o ideológicas.

NO CONCIENCIADO.- Pero, entonces ¿no hay tontos e inteligentes? ¿Todos llegaremos a ser igual de inteligentes? O, ¿la inteligencia se mide de muchas maneras e igualar se trata entonces de desarrollar diferentes tipos de inteligencia que ante la sociedad han de tener la misma consideración?

PROGRE.- Vas entendiendo. Se acabó el decir que este es más inteligente que la otra o viceversa. Cada uno tiene su modalidad de inteligencia aplicada a diferentes aspectos de la vida. Nadie puede ser considerado más o menos inteligente y en caso contrario se habría de penalizar por ejercer discriminación sobre otras modalidades de inteligencia.

NO CONCIENCIADO.- Ya entiendo. ¿Quiere esto decir que un Einstein o una Madame Curie son tan inteligentes como el portero del centro social de mi barrio, solo que son diferentes modalidades de inteligencia y entonces el Einstein de las narices no tiene por qué ganar más que el portero, ni tiene por qué tener más privilegios porque si no sería discriminación?

PROGRE.- Bueno, maticemos, je, je. La inteligencia del Einstein estaría al servicio de la sociedad y con todo aquello que necesite para desarrollar su modalidad de inteligencia, sabiendo que su inteligencia está al servicio de la sociedad y al mismo nivel de dignidad que la inteligencia del portero. Son dos maneras de ubicar dos modalidades de inteligencia en un mismo plano de igualdad social.

NO CONCIENCIADO.- No entiendo. ¿Quieres decir que la inteligencia de un Einstein no tiene más valor que la inteligencia del portero? ¿Quieres decir que lo que hace el Einstein no tiene más valor social e individual que el portero? Inmensamente más valor, diría yo. ¿Y a más valor no corresponde más mérito, más premio y estímulo?

PROGRE.- El premio lo lleva en sus descubrimientos e investigaciones como mérito, pero no propio e individual; sino agradeciendo a la sociedad que lo valora, que lo ha favorecido y paga por sus laboratorios, etc. El portero es parte también de ese mérito del Einstein. Repito: la inteligencia no es propiedad individual, sino social.

NO CONCIENCIADO.- Me cuesta trabajo entenderlo. Pero seguiremos con otros ejemplos.

19 enero, 2011

¿PUEDE EL ESTADO IMPONER UNA MORAL DETERMINADA, BAJO EL CONCEPTO DE DERECHO, A LAS IGLESIAS?



He aquí un caso a analizar. Personalmente creo que los dueños de ese hotel no son nadie para juzgar la condición sexual de sus clientes. Allá cada uno con su moral y cuentas dará a Dios de lo que haga, pero hay otro asunto que sí puede ser preocupante. Pronto, con la Ley Pajín, veremos muchos casos como este: ¿puede una iglesia rechazar los matrimonios homosexuales o a los gays ordenarse como pastores o pastoras? ¿Dónde está el límite de una opción moral constituida en derecho y las opciones morales de muchas iglesias cristianas que por principio cuestionan ese derecho?

El tema es peliagudo.

¿Qué pensáis?

http://www.abc.es/20110119/internacional/abci-juez-britanico-condena-hotel-201101190847.html

 http://www.abc.es/20110119/opinion-colaboraciones/abcp-iguales-inepcia-20110119.html

16 enero, 2011

CRÍTICA DE LA PELÍCULA "TAMBIÉN LA LLUVIA"

La película española “Después la lluvia” se puede ver como cine y hacer una crítica profesional, o se puede ver como mensaje y contenido, y; entonces veremos una película ajustada al mito progre de la bondad del pueblo, por un lado; y, del materialismo neoliberal soez e imperialista de Occidente por el otro. Son las fuerzas del Bien y el Mal que se enfrentan para ganar la Historia. El Bien triunfa con la rebelión de los indios de Bolivia en su Guerra del Agua, acontecimiento real sucedido en el 2000 en Cochabamba; y el Mal que son los imperialistas yankis en forma de multinacional rapaz y ladrona tienen que salir con pies en polvorosa.

La película juega con dos temas que van en paralelo y, entonces, al mismo tiempo que sucede la Guerra del Agua en Cochabamba y sus alrededores, pues un equipo de rodaje principalmente español, trata de rodar el asunto histórico de la conquista de Colón y la masacre, esclavitud y conquista de los indios. Los temas se entremezclan y, los extras indios que trabajan en la película sobre Colón, son los mismos que están también metidos en la Guerra del Agua. El paralelismo es inteligentemente utilizado para hacernos ver el horror de la conquista española y el horror del imperialismo y neocolonialismo neoliberal del presente.

La directora, Icíar Bollaín, que es compañera sentimental del guionista de la película “Después la lluvia”, también guinista de Ken Loach y, así mismo buen amigo del fallecido historiador radical de izquierdas americano Howard Zinn; pues enfrenta los temas de la privatización del agua con la colectivización que pide el pueblo. Enfrenta la bondad y sabiduría del indio noble a la codicia del dinero típica de Occidente; también la corrupción del gobierno de Bolivia (en aquel entonces Hugo Banzer era el presidente), contra el hambre de libertad y justicia del pueblo. La trama es algo más enredada, pero esos son los temas en conflicto puestos en escena con el efecto deseado para concienciarnos de lo malos e hipócritas que somos los occidentales neoliberales, y, lo buenos y potencialmente democráticos que son el Pueblo representado por los nobles salvajes indios. Si digo que la película es 50% propaganda política y 50% arte pasaré a ser condenado con ganas por el lector progre que ama este tipo de temas.

Yo soy escéptico con todos. Efectivamente la Guerra del Agua tuvo lugar y fue debido a una privatización mal llevada que no tenía en cuenta muchas cosas. Efectivamente, el gobierno de Banzer era corrupto y opresivo. Cierto que la colonización española fue horrorosa en algunos aspectos, pero analizando las cosas con más detenimiento no todo encaja tan bien en la trama progre.

La privatización fue mal llevada, pero hoy día Cochabamba está con problemas de agua debido a la pésima gestión y corrupción de la empresa estatal SEMAPA. Hoy día se puede ver que si la privatización se hubiera hecho con cabeza y teniendo en cuenta los intereses del vecindario y los barrios; hubiese sido la solución correcta. La empresa privada que lo quería llevar a cabo era una empresa especializada y con técnicos adecuados para su mantenimiento y búsqueda de fuentes para su suministro. Por otra parte es equivocado llamar neoliberalismo a gobiernos corruptos que usan el amiguismo y las influencias y los favores para llevar a cabo sus políticas utilizando el poder del Estado. Yo no lo llamaría neoliberalismo, sino populismo, estatismo, autarquía, dictadura; todo menos neoliberalismo. Neoliberalismo implica el juego de mercado que curiosamente excluye todo eso que ocurría y ocurre en Bolivia para poder desarrollarse una economía libre y próspera. Bolivia y muchos países de Latinoamérica no saben, por desgracia, lo que es liberalismo de verdad. No nos dice la película que Evo Morales llevó a Cochabamba al 40% de sus militantes cocaleros para mantener el conflicto y enfrentamiento con el ejército. Tampoco nos dice que el conflicto tuvo repercusión internacional en los movimientos antiglobalización y se politizó de manera exagerada por la progresía de estos foros.

Confieso que la película me aburrió. Los personajes a veces caían en los tópicos aunque había pretensiones de hacerlos complejos, pero la ideología lo impidió. Hoy día gobierna Morales en Bolivia; y, las Guerras del Agua, han pasado a ser guerras de gasolina o de otras cosas. Bolivia con progres o sin ellos no sale del atraso. Todo es más complejo y complicado de lo que parece.

Sobre la Guerra del Agua vista desde la actualidad: 
http://www.lostiempos.com/diario/actualidad/local/20090405/cochabamba-gano-la-guerra-y-perdio-el-agua_1533_2529.html


13 enero, 2011

TVE SUSPENDE UN PROGRAMA SOBRE JERUSALÉN

Es increíble. Suspenden el programa de "Españoles en el Mundo" en Jerusalén porque no salen españoles de Jerusalén Este. Pero leed, leed este artículo de El País. No tiene desperdicio. TVE es pro-Palestina como Dios manda y los cánones progres obligan. No se les ocurre hacer otro con esos españoles, sino que se retira y punto.




http://www.elpais.com/articulo/sociedad/TVE/retira/capitulo/Espanoles/mundo/Jerusalen/ofrecer/vision/incompleta/elpepusoc/20110113elpepusoc_3/Tes

De ABC. Hermann Tertsch
http://www.abc.es/20110114/opinion-colaboraciones/abcp-enemigo-agua-20110114.html

DOS MANUSCRITOS MALDITOS ENCONTRADOS EN UN SÓTANO INMUNDO

He encontrado estos dos manuscritos herejes en un rincón de una maldita biblioteca en un sótano inmundo. Son manuscritos que nos hablan de la arrogante herejía nunca extirpada del calvinismo protestante. Os los enseño y publico para que veáis lo pernicioso y blasfemo de esta doctrina que se creía o se cree (por ahí andan). Uno habla en primera persona (la hoguera hubiera purificado esa corrupta alma) y el otro en tercera (la rueda hubiera quebrantado sus tercos huesos).  

Mucha gente no acaba de entender que el mercado es una ley inexorable de equivalencia que no se puede obviar ni negar. Es una ley objetiva e universal que nos mide, nos compara, nos valora. Quien más se aleje de esta ley negándola o interfiriéndose en sus leyes más atraso económico, más dictaduras, más corrupción y picaresca, más Estado omnipotente y sus burocracias interesadas; más religión oscurantista. Muchos protestantes aceptamos el mercado como esa ley que marca nuestro progreso moral y ético en primer lugar. Si hacemos las cosas bien el mercado nos premia con progreso económico. Los países católicos (la izquierda también posee este espíritu católico) tenéis más problemas con el mercado: lo negáis y en ello está vuestro atraso y delirio de paraíso en la tierra.

Hay dos leyes inexorables en la tierra: una es el mercado. La otra es el espíritu protestante calvinista basada en la inexorable e indestructible fe y experiencia de que Dios les ha salvado una vez y para siempre. Tanto una ley como otra se complementan y hace que el creyente protestante calvinista viva la realidad del mundo con su crudeza, sin utopías imaginarias; y, siempre produciendo en lo económico, asociación local y congregacionalista en lo religioso y social. Familias fuertes, desarrollo de la ciencia y la tecnología en función de una dignidad individual y social. Trabajo, estudio, lectura de la Biblia de donde emana la verdad trascendente, sana diversión y esparcimiento, deporte, etc. El calvinismo protestante desarrolla un individualismo fuerte que ha de ser la base de una vida social basada en las comunidades locales independientes, la federación de dichas comunidades y un Consejo Moderador que equilibre las demandas y necesidades de tales comunidades locales a la luz de la ley del mercado y las leyes bíblicas.

10 enero, 2011

LEIRE PAJÍN Y EL GÉNERO

Saco este trozo de un comentarista de ABC, Juan Manuel de Prada, publicado hoy (10-1-10)


¿Y qué propugna la ideología de género? Pues propugna que la diferencia entre los sexos no es algo natural, sino el producto de prácticas sociales represoras que conviene aniquilar. Propugna que la diferencia sexual entre el varón y la mujer no es una realidad innata propia del ser humano; y que sólo existen géneros: es decir, roles sociales optativos en la conducta sexual del individuo. Para la ideología de género el sexo no es algo determinado por el nacimiento, sino la consecuencia de una elección o deseo. Y cualquiera que ose pronunciarse contra tales apriorismos demenciales será inmediatamente jorobado por esta ley, que considerará reo de homofobia a quien sostenga que el matrimonio es la unión de personas de distinto sexo, o de inductor al machismo a cualquiera que se atreva a deslizar una ironía contra mi señora Leire; y, para acabar de jorobar a los réprobos, la anunciada ley pretende crear una suerte de tribunal policial, encargado de vigilar la conducta social y de ejercer acciones judiciales contra los réprobos, que tendrán —en un flagrante caso de prueba diabólica— que demostrar su inocencia si no desean ser castigados. Así se «construye una sociedad» en la que brillan luminarias como mi señora Leire, día de mi noche, gloria de mi pena, norte de mis caminos, estrella de mi ventura.

ARCADI OLIVERES Y LOS LADRONES DEL PRIMER MUNDO

He recibido este video que podría dar lugar a un serio debate sobre relación Tercer Mundo y Primer Mundo. Arcadi parte de las premisas típicas del pensamiento progre donde el Primer Mundo es, no sólo culpable, sino que estamos gobernados por delincuentes. El mundo, según él, podría ser otra cosa si se produjeran los cambios que él menciona. Hay mucha tela que cortar con este video y sería bueno oir vuestras opiniones. Es un tema clave e importantísimo porque, en mi opinión, hay mitos que subyacen en este tipo de análisis que posiblemente sea importante cuestionar o afirmar (todo depende de la óptica).


Fragmento de una conferencia de Arcadi Oliveres sobre inmigración. Sin desperdicio.




05 enero, 2011

AINOA, NO SEAS MALA, SI SIGUES ASÍ TE VOY A LLEVAR A CASA

Es fácil ver si vais a un parque donde haya niños jugando y padres observando la mala educación de unos hijos infantes que a la mínima se enfrentan a sus padres, ya no solo con las típicas rabietas y caprichos propios de la edad; sino, incluso, con patadas e insultos que hacen a uno que por “allí pasaba” sentir vergüenza ajena y rabia ante tal dictadura fascista infantil. Es fácil escuchar: “¡¡No me da la gana!!” a viva voz o “¡¡Vete a la mierda!!” dando patadas a la madre; o, “¡¡Márchate de aquí y déjame en paz, yo hago lo que quiero!!” a un padre que no sabe cómo reaccionar y cosas por el estilo.

Creo que todos hemos visto en sidrerías o restaurantes críos sin control que tratan de imponer su ley jugando como les dé la gana, molestando a los padres y a los demás, sin que nadie intervenga con decisión. Lo máximo que se oye a veces con voz débil y lastimera por parte de algún padre o tutor o novio de la madre y viceversa o segundos o terceros padrastros o madrastras es: “Borja, como no te calles, te voy a castigar sin salir, mira que eres malo.” o con una vacilación cobarde rayando en lo ridículo: “Mira que eres mala, Ainoa, a la próxima te llevo a casa. Pórtate bien,” Y los niños siguen y siguen a lo suyo sin importarles un bledo lo que digan los mayores y conscientes de su poder caprichoso sin más límites que el propio aburrimiento de sus acciones.

Cuando la familia natural se destruye y se sustituye por otras cosas, bien es verdad que puede salir bien y las sustituciones sean responsables y con criterios formados de lo que está bien y está mal, pero lo más común es que no. Los enseñantes tenemos la experiencia de ver cómo cuando hay un divorcio los hijos se descompensan y muchos padres divorciados juegan a ver quien consiente o más y mejor al niño para ganárselo. Un padre exigente y disciplinario tiene todas las de perder en este caso. Será el malo de la película en la mayor parte de los casos. La nueva persona que haya entrado en esa casa no va a ser quien imponga disciplina cuando su entrada en la familia es vista con rechazo por los niños que no la aceptan por principio. La ruptura de la familia natural de padre y madre conlleva muchos más problemas en la educación de los chiquillos que los matrimonios mal avenidos en otras épocas de familia tradicional. Lo que se ha impuesto como moda o bajo el criterio de mayor libertad individual no siempre es bueno para la responsabilidad y el deber ante los demás, sobre todo los niños..

No estoy hablando de que el divorcio sea malo en sí. Puede haber razones poderosas en muchos casos para no seguir en una relación matrimonial, pero cuando las relaciones matrimoniales que conllevan la cría de hijos, se transforman en meros contratos provisionales que se pueden romper ante la mínima dificultad o responsabilidad; estamos hablando de algo más serio. Estamos hablando de una política social deliberadamente anti-familia, una política que milita contra la autoridad familiar del padre y la madre porque le resulta molesta, porque quizás este modelo ya no es el que interesa. Entonces el Estado da facilidades para que los matrimonios dejen de serlo en ese sentido natural, para pasar a ser arreglos provisionales guiados por el simple capricho de sus cónyuges. Esto estaría bien si no hubiera hijos, pero si los hay, esto resulta mortal para todo lo referente a su formación y referentes sociales. Eso quiere decir que al Estado le interesa diluir y romper con todo aquello que impida su único y exclusivo control. La crisis de la familia natural y su deliberada destrucción es el paso previo a una intromisión y control ya decidido del Estado en la educación de las criaturas. Desde la cuna hasta la tumba el Estado se encarga ya de la educación, cría y control de las personas. Es necesario quitar autoridad a los padres, convencerles de que adopten una pedagogía absurda, cursi y totalmente ineficaz a la hora de hacer callar una boca grosera y vociferante de un niño que disputa abiertamente el poder de sus padres y con éxito.

Efectivamente las leyes del Estado prohíben dar una buena nalgada o azote en el momento preciso; imponiéndose la autoridad donde debe de estar y con la firmeza que requiere. ¡¡Horror!! Todas las semanas salen noticias de padres condenados por algún azote público, por alguna “paliza” quizás bien merecida a un mozalbete descarriado y desafiante que de contar los padres con apoyo y autoridad sería quizás el correctivo más adecuado en algunos casos. No excluyo que haya casos de padres brutales y para eso debe existir legislación, pero lo que el Estado persigue con estas políticas destructivas es la “liberación” de los individuos de cualquier tutela que no sea la suya, al margen de la edad que tengan. Es potenciar toda una psicología y pedagogía con sus infraestructuras y burocracia abundantes que sustituya a la familia natural y deje a los adultos que algún día lleven la vida que les dé la gana, libres de las “ataduras” de sus vástagos. Estamos en la transición a esa “utopía”.

Lo que estamos viendo en los parques públicos es la consecuencia de una política deliberada de arrebato de la autoridad de unos padres o tutores ya indiferentes, quizás en muchos casos cínicos; y, en otros claramente atemorizados e impotentes para imponerse al perverso egoísmo de un niño sin control alguno. Estos niños que más adelante impondrán sus caprichos narcisistas de adolescentes mimados a sus profesores, serán los futuros ciudadanos de un Estado que se hará indispensable en sus vidas irresponsables para poder sobrevivir.

Muchos piensan que esta es la inevitable "evolución" de la familia posmoderna y entonces lo escrito arriba es típico de un reaccionario que no acepta los cambios de la posmodernidad y sus arreglos familiares alternativos y majos. Los suplementos semanales de El País nos muestran lo majo, bonito y conveniente que resultan los nuevos arreglos de convivencia y parejas. Otros muchos pensamos que todo esto tiene un lado más siniestro e interesado y que la crítica ya no solo procede de los grupos católicos conservadores, sino mucho más general e incluso de gente de izquierdas que no cierra los ojos por el mero hecho de ser etiquetado de carca. 

04 enero, 2011

ANIMALES DE PRESA

Es muy difícil encontrar esas personas que nos comprendan en nuestros propios términos para luego dialogar, compartir o discutir. Eso no es lo normal. Lo normal es encontrar personas que siempre nos quieran invadir, convencer, colonizar, conquistar, apropiar, poseer, imponer sus ideas, valores, ideología o proyecciones sobre nosotros. Eso es lo normal. Y por eso no se pregunta, no se indaga, no se siente curiosidad alguna por saber qué es lo que realmente pensamos antes de hablar o discutir; sino que ya se asume con certeza, a veces, con absoluta certeza; o se ejerce desconfianza inicial sobre lo que decimos y entonces lo colocamos en un a priorístico paréntesis, para luego automáticamente o sibilinamente  atacarlo, desecharlo, ridiculizarlo, etc.

Somos, no cabe duda, animales de presa, y, también somos seres humanos; como no.