04 diciembre, 2011

¿QUÉ ES EL ISLAMISMO MODERADO TRIUNFANTE A LAS PUERTAS DE NUESTRA "CRISTIANA" CASA?

Simplemente comentar que los partidos islamistas MODERADOS, han ganado las elecciones en Túnez, Egipto, y ahora en Marruecos; mañana, no lo dudemos, será en Siria, Yemen, etc.. La pregunta que nos hacemos es: ¿Qué significa islamista moderado? ¿En qué consiste esa moderación? ¿Cuál es el ideario de esta moderación islámica? Lo expongo con toda sinceridad; sin sorna alguna. Sólo con ánimo de poder informarnos todos.

El asunto es importante, ya que nuestras ilusiones occidentales de “gobiernos democráticos” sobre estos países, pueden ser correctas o equivocadas. ¿Se ha producido el cambio deseado en el Islam de separar la religión del Estado?
Bueno, ¿qué opinan ustedes?

9 comentarios:

  1. Traduciendo (de "newspeak"): Islamistas vendidos y manejados por elites occidentales

    ResponderEliminar
  2. O integrismos disimulados con apoyo Saudí... No me parece que sean muy pro-occidentales. Ya veremos cómo evolucionan. OjAlá (y nunca mejor dicho), sea para una mayor libertad.

    K (no-Kousinsky)

    ResponderEliminar
  3. Quizá el término "islamista moderado" sea un concepto periodístico necesario para diferenciar ese Islam del clarament jihadista y guerrero de Al Qaeda, por ejemplo.

    Runand

    ResponderEliminar
  4. La yihad (traducción literal "esfuerzo"), que algunas tendencias islámicas consideran el sexto pilar del Islam, obliga a todos los creyentes y es un concepto fundamental del Islam. No es sólo la guerra santa, como es sabido, sino también un esfuerzo interior y exterior para expandir el Islam y luchar contra sus enemigos por medio de la controversia, la defensa verbal, la política y la guerra.

    Todo musulmán está obligado por este mandamiento, pero solo algunos tienen el "honor" y el "privilegio" de participar en la guerra santa. Los que mueren en esta lucha son considerados mártires, y gozan de los mayores honores dentro del Islam.

    Los que no participan directamente en la lucha armada admiran a los que sí participan, porque son los que cumplen ese mandamiento con la máxima perfección y con las máximas consecuencias. Eso explica que, ante atentados o asesinatos muy crueles, nadie en el mundo islámico condena a los asesinos. ¿Como ha de condenar un musulmán a los mártires que cumplen el mandamiento mejor que ellos?

    Por eso, la existencia de un Islam moderado es muy dudosa. Puede haber algunos sectores minoritarios que condenen estos métodos crueles, pero no se manifiestan de ninguna manera. En Occidente, ante atentados terroristas de ETA o de otros, siempre hay manifestaciones de mucha gente que está en contra y los condena rotundamente. No así en el Islam.

    ¿Dónde están los musulmanes pretendidamente "moderados"? ¿Cual es su voz? ¿Cuales sus órganos o exponentes? No los hay.

    Puede que se explique por la fuerte represión que existe en ese mundo contra toda disidencia, pero yo creo que es porque, en el fondo, todos los musulmanes están de acuerdo con los atentados y crímenes contra los infieles. Aunque no dudo que entre ellos puede haber personas "normales" cuya voz no puede llegr hasta nosotros porque tienen un gran miedo a las represalias.

    Si, por ejemplo, las mujeres que osaron conducir coches en Arabia Saudita fueron perseguidas por la policía y perdieron "ipso facto" sus empleos, fueron vilipendiadas y escarnecidas públicamente por el populacho sin nadie que las defendiera, ¿qué puede esperar el musulmán que condene a los mártires que cumplen el precepto ejemplarmente? Pues eso.

    Runand

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que el Islam no puede evolucionar hacia una mayor apertura por las siguientes razones:

    Los países islámicos no han experimentado un proceso histórico comparable a lo que significó la Ilustración para la evolución de Europa. Las sociedades islámicas son radicalmente endocéntricas, en el sentido de que no aceptan ningún corpus intelectual externo a ellas mismas, al Islam mismo. Todas las ideas que vienen de fuera son perversas y blasfemas por definición, doctrinas de infieles que un seguidor de Mahoma no puede aceptar de ninguna forma. Por otro lado, tampoco aceptan las culturas propias de sus países anteriores al Islam, una época, según ellos, de idolatría y de oscuridad que no merece ni siquiera la atención seria de sus historiadores. No tienen, pues, ningún referente aceptable ni ilustre fuera del Islam, ni en el tiempo ni en el espacio. La sociedad europea en general, por el contrario, fue relativamente exocéntrica, incluso en la epoca medieval, cuando predominaba de manera absoluta la Iglesia Católica.
    Tengamos en cuenta lo que significó para Europa el Humanismo: hacia el s. XV, los autores literarios, filósofos e historiadores griegos y latinos empezaron a disfrutar de un enorme prestigio cultural, un prestigio que desde siempre habían tenido. Pero estos autores tan venerados provenían, en su gran mayoría, del mundo pagano, es decir, de un mundo no cristiano; eran, pues, autores e ideas exteriores al cristianismo. La sociedad cristiana, pues, daba ya entrada en su seno a ideas y pensamientos ajenos radicamente al cristianismo. Todo esto fue evolucionando y dio origen posteriormente a la Reforma protestante y a la misma Ilustración, con su predominio total de la razón en detrimento de la autoridad de los libros sagrados.

    (continúa)

    ResponderEliminar
  6. En el mundo islámico, no lo olvidemos, no es la razón la que tiene la última palabra, sino el Corán y la sharia; la razón es para ellos un mero instrumento que sirve para probar la gran verdad del Corán; la razón que va contra el Corán la consideran perversa y blasfema. Por otro lado, el poder político en Europa no provenía de la religión ni de la Iglesia; el poder de los reinos bárbaros que suplantaron al Imperio Romano tenía origen, precisamente, en la legitimidad romana, puesto que muchos pueblos bárbaros entraron al Imperio como feudatarios o federados (en teoría, claro) del Imperio Romano. Este concepto de una autoridad real independiente de la religión, se mantuvo durante toda la Edad Media, por más que los reyes se sentían subjetivamente subordinados al Papa en tanto que cristianos. Muy diferente es el origen del poder entre los musulmanes: este tiene su origen en la religión, y en nada más que en la religión. Las autoridades políticas eran, a la vez, autoridades religiosas,
    y así se mantiene hasta nuestros días, con diferentes grados de dependencia según el país. De hecho, todas las constituciones de los países musulmanes tienen un artículo específico donde se proclama la subordinación de toda legislación a la sharia o ley islámica. Las sociedades islámicas tienen muy difícil, pues, la salida de un mundo completamente endocentrado, donde todas las fuerzas sociales inciden en el reforzamiento de este centro. Sin referencias exteriores, ni en el tiempo ni lo el espacio, aceptadas como válidas (más bien rechazadas con fuerza), la evolución histórica de las sociedades islámicas en un sentido parecido a las europeas se ve, por ahora, prácticamente imposible. Y la primavera árabe no puede por sí misma cambiar esta dinámica.

    Quizás las nuevas tecnologías y la libertad que traen implícita, así como el papel ejemplar del modelo de Occidente, cada día más visible para ellos, podrían un día abrir alguna pequeña grieta en estas sociedades y propiciar un cambio de origen interno en el sentido de la primacía de la razón y las libertades democráticas. Pero encuentro que esto quiere tiempo, bastante de tiempo. Y no hay ningún motivo para pensar que este cambio se tenga que producir necesariamente; las cosas podrían ir perfectamente en el sentido contrario, hacia una involución y una clausura más grande en el Islam.

    Runand

    ResponderEliminar
  7. Cuando estuve en Marruecos uno de los guías era un musulmán culto que nos fue enseñando las diversas escuelas coránicas del antiguo Fez. Era hijo de una autoridad religiosa que por cierto había muerto hacía una semana y estaba triste el hombre. Me pareció una persona buena y dialogante, nada interesado en meternos religión, pero él era muy religioso. Eso se veía.

    Cuando estuve en Israel pude conocer mejor a Marius Wolff; que es una persona muy buena y dialogante y cuando hablaba con Marius y recorríamos sitios de Israel me recordaba mucho al guía marroquí. Los dos eran muy parecidos, no solo físicamente; sino también en actitud. Buenas personas los dos. Es algo que se siente. Hay vibraciones.

    Hay veces que pienso en Marius y ese guía y parecen fundirse los dos en una sola personalidad. Me los puedo imaginar hablando con un te o café sobre la mesa y compartiendo esperanzas e ilusiones.

    Tiene que haber una salida. Es imposible que todo el Islam sea tan perverso. Tiene que haber una salida; una puerta de comunicación.

    ResponderEliminar
  8. Recordar solamente que en esa visita a Marruecos el "grupo" éramos nada más que mi mujer y yo.

    Tuvimos la suerte de tener un chófer judío marroquí de unos 65 años (David)muy defensor de Israel y del Rey de Marruecos. Muy conocedor de la historia. Luego nos llevó en vista casi privada a la sinagoga de Marrakech. Era una sinagoga escondida entre callejuelas antiguas y allí vimos lo que parecía, además de sinagoga, un museo del judaísmo norteafricano. El rabino nos fue explicando todo mientras una de sus hijas jóvenes nos miraba con cierta suspicacia.

    Luego en las ciudades teníamos un guía propio y el de Fez fue excepcional. Una persona de vasta cultura y sensibilidad. Pudimos disfrutar de dos mundos marroquíes: el musulmán y el judío. Fue algo curioso poder haber disfrutado de ambos mundos en unas inolvidables vacaciones.

    ResponderEliminar
  9. Estimado amigo Nesalem,

    Espero que algun dia el guia marroqui, tu y yo podremos reunirnos y charlar a una taza de cafe en cualquier lugar: Marraquesh, Gijon, Tel Aviv o, por que no Damasco.

    No creo que el islam este mas perverso o menos perverso que otras religiones tales como el cristianismo o judaismo por que simplemente no creo que las religiones son perversas, sino que unas perspectivas sobre la creacion del universo y del ser humano y la organizacion de la sociedad humana. Creo tambien que los que las perverten son aquellos que las politizan e intentan imponerlas a todos los demas por fuerza y no menos por aquellos que, en vez de intentar a respectar y entender a sus proximos e dialogar con ellos, llegan a generalizar y discriminar/estigmatizar personas y o pueblos/naciones en su totalidad,"

    Abrazos,

    Marius (Israel)

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.