12 diciembre, 2011

UN BUEN ENEMIGO ES TAN NECESARIO COMO EL COMER

¿Quiénes son nuestros enemigos? ¿Qué constituye el enemigo en nuestras vidas? Quizás tengamos que escribir una historia de los enemigos. La vida vista bajo el acecho de un enemigo. Enemigos psicológicos, enemigos físicos, enemigos-fantasmas, enemigos-proyección; diablos, demonios, dioses; deseos ciegos, sistemas políticos, sectas secretas; masonerías, razas conspiradoras, mujeres, hombres, gente rara, degenerados, pecadores, santos paranoicos; reformadores, alienígenas; el capitalismo salvaje; los banqueros chupa-sangres; El Sistema, el Club de Bilderberg; los Illuminati, los progres, la izquierda, los chinos, los rusos, los americanos; los negros, los judíos, los gitanos, los españoles; los musulmanes, el Barsa, el Madrid, los cristianos, los calvinistas, la trama cósmica-alienígena, los monstruos lovecaftianos; Cascos; Merkel, Dios, etc, etc, etc…

Es imposible sobrevivir sin enemigos. Toda civilización, país, sistema, partido político, secta dura, o persona; jamás podrán sobrevivir sin enemigos. El enemigo nos sitúa en el mundo, nos da fuerzas para enfrentarnos a la vida con coraje y sentido. Un buen enemigo nos hace fuertes, nos hace valorarnos a nosotros mismos; nos hace luchar; competir, enfrentarnos; etc.

Habría que relacionar el fenómenos de las depresiones modernas y el aburrimiento tan nefasto que padecen muchos en la falta de un buen enemigo; una buena secta dura o mafia que le persiga; una mujer (hombre) bruja viciosona que le busque las cosquillas; un imperio extraterrestre que le lea los pensamientos; un infame inquisidor que ansíe torturarle en la rueda; una conspiración americana liberal; etc, etc.  Con un buen enemigo no ha lugar a depresiones, a neurosis, a tedio.

Las naciones se cohesionan mejor con enemigos fuertes, las sociedades se hacen más sólidas, los amores más duraderos; las religiones más duras y llenas de mártires y santos. Los partidos políticos se fanatizan y siguen al líder con más fiereza. Los imperios se fortalecen y extienden sus fronteras y se enriquecen mejor, etc..hasta Cristo nos dice que para amar mejor hace falta amar al enemigo.

Nada mejor que un buen enemigo para vivir mejor.

¿Quién es su enemigo? Descubra a sus enemigos cuanto antes para recuperar su salud mental y equilibrio.

8 comentarios:

  1. Je je... Tiene Ud. toda la razón, Sr. Nesalem. Le felicito por este artículo, que la ha salido bordado.

    Runand

    ResponderEliminar
  2. Por eso los "illuminati" siempre están buscando la dialéctica, la bronca y la guerra. Buenos chicos que buscan nuestro bien, Je Je
    XAVIER

    ResponderEliminar
  3. Me uno a la felicitación por el artículo.
    No debemos olvidar nunca a los clásicos que ya nos enseñaron que. quien sólo tiene enemigos, no es de fiar, pero que menos aún lo es quien solamente tiene amigos.
    Hay que estar enfrente de aquellos que no son dignos de ser llamados amigos por sus actos o pensamientos, lo contrario es un abandono de principios que lleva a la ruina moral.
    Para ejemplo de ello tenemos La Alianza de Civilizaciones.

    AZOR

    ResponderEliminar
  4. Xavier:

    Los "Illuminati" sirven para que muchos escritorzuelos se estén ganando una buena pasta gansa manteniendo el mito.

    ResponderEliminar
  5. Los Illuminati sirven parra ocultar la verdadera cara de los que dirigen los destinos del mundo y consideran que la humanidad es estúpida. Gracias al cielo como dice el salmo 2 sobre los que comjuran "El que se sienta en los cielos se ríe, el SEÑOR se burla de ellos" Yo también, salvando las distancias.
    XAVIER

    ResponderEliminar
  6. Yo la verdad lo que he leído sobre los Illuminati me suena a cuento chino. Puede haber alguna rosacruz con este nombre o simular que son algo, pero me parecen politicamente nulos. Eso sí, los libros sobre este tema se venden bien.

    ResponderEliminar
  7. Está bien la reflexión, pero yo añadiría que lo que es realmente necesario es ser DISTINTO, diferenciarse, y eso es lo que hace reconocible a una persona o grupo. Si la Humanidad fuera un conjunto indiviso de personas, no tendría gracia. La Humanidad está segmentada en colectividades diversas y en individuos diversos, que necesitan DIFERENCIARSE de los otros.

    Hay, por tanto, una gradación que va del DIFERENTE, al RIVAL (= diferente con quien se entra en buena lid), y al ENEMIGO (diferente odiado, con quien se entra en mala lid).

    Konstantínos

    ResponderEliminar
  8. El enemigo es tan necesario como irremediable. En el mejor de los casos pasa de ser exterior a ser proyección de nuestro propio ser.

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.