20 noviembre, 2010

APUNTES SOBRE LA CRISIS DEL CRISTIANISMO PROTESTANTE

a) El retroceso del cristianismo en Europa es quizás más fuerte en el protestantismo. Las clases educadas, la gente con estudios, los políticos, profesionales, etcétera, son indiferentes o contrarios a la religión. Las clases bajas “pasan” de la religión y la ignorancia sobre el cristianismo es apabullante. La religión no les dice nada. Es un discurso agotado. Todo lo más una nostalgia de niño o una superstición. Las iglesias están casi vacías o pobladas por gente mayor. Muchos templos se cierran o se venden para otros usos. Ocurre lo mismo con las actividades culturales y los centros.

b) Si hay algún movimiento cristiano que crece algo son los grupos más irracionales y fundamentalistas: los pentecostales, los carismáticos, bautistas conservadores, iglesias independientes dirigidas por algún líder, etcétera. Quizás alguna secta tipo testigos de Jehová o mormones, pero ya considerados en los límites del cristianismo y sin mayor impacto social en Europa. Reducidos a movimientos sectarios. Por otro lado organizaciones católicas tipo Opus Dei u otras no creo que estén en sus mejores momentos.

c) El papel del protestantismo español sigue siendo bastante irrelevante. Las iglesias se mueven dentro de una práctica bastante conformista, cuando no sectaria. Las iglesias más liberales se van quedando sin parroquia ya que el discurso humanista de mejoras sociales, igualitarismo, caridad pública, etc, es el discurso oficial y por lo tanto es indistinguible para la gente con buena voluntad. La libertad de pensamiento e interpretación dentro de iglesias como la Iglesia Evangélica Española (IEE) o la Iglesia Evangélica Reformada Episcopal (Comunión Anglicana), tampoco parece atraer a la poca gente que todavía busca en la religión cristiana un refugio donde estar a salvo de las tendencias “disolutas” del mundo. Esta gente quiere desfogue emocional, una idea de Dios-persona muy fuerte, una escritura o dogma por el que guiarse moralmente. Líderes con cierto carisma espiritual y autoritario.

d) Toda la contribución teológica del protestantismo moderno resulta demasiado intelectual para las masas. Kart Barth, Reihold Niebuhr, Paul Tillich, Rudolf Bultmann, Dietrich Bonhoeffer, Emil Brunner, Hans Bartsch, y tantos otros requieren lectores con cierto nivel cultural y ejercicio de mente crítica. Quedan ahí en la reserva como acervo cultural e inspirador, pero las masas no sabe quienes son ni en lo más remoto. Demasiado farragosos o ambiguos para las mentes inquietas posmodernas.

e) El cristianismo moderno está muy vapuleado por la crítica moderna a las escrituras y el desarrollo de una epistemología de la fe o la creencia que convenza un mínimo. El distanciamiento que el pensamiento crítico ha hecho sobre la religión analizándola y relativizándola como se analiza cualquier estructura de creencias en relación con la mente, la cultura y la historia; relega la fe a un irracionalismo de corte milagroso o por qué sí. Las opciones religiosas cristianas en Europa se mueven en el mismo ámbito que las opciones personales o colectivas de pertenencia a cualquier club social o artístico. El cristiano se mueve en la indefensión y debilidad a la hora de demostrar lo que cree y por qué.

f) Y entonces la religión va quedando relegada a lo privado, de muros para dentro; apegos fundamentalistas resentidos de una sociedad que no quiere saber nada o muy poco del mensaje cristiano. Sectarismo. En el catolicismo la religión deriva en el folklore o acervo cultural del país: procesiones para el turismo, romerías tipo Virgen de la Macarena para coger borracheras, etcétera.
g) Sin embargo el protestantismo se revitaliza en América Latina a niveles de masa. Las diferentes iglesias pentecostales o independientes (muchas financiadas por los gringos), actúan como máquinas de significación con bastante éxito. Países como Brasil, Guatemala, Colombia, etc, son países donde las masas no están “contaminadas” de intelectualismo racionalista, de escepticismo, de indiferencias decadentes o agotamientos ideológicos y seniles de la vieja Europa. Esta gente sigue siendo joven de espíritu y lo que cuenta es la experiencia, la catarsis emocional, el significado crudo y primario de la Biblia, la fe simple libre de rompederos de cabeza.

h) El protestantismo sigue siendo una fuerza importante de cohesión social y moral en EEUU, aunque yo añadiría que con excepciones tipo iglesias de minorías negras o hispanas o blancos pobres rurales, donde la fe es cruda y simple; sin embargo la sociedad americana vive una religiosidad de ficción, de identidad social, de intentar creer o autosugestión de creer. El virus de la cultura, de las comparaciones “relativizantes”, de la ciencia, del hedonismo, del consumismo, etcétera, hace de la religión en las clases altas una vestimenta social de identificación, en ciertas clases medias una necesidad moral y de cohesión social, y, en las clases bajas quizás mucha mayor fe incondicional, pero también necesidad de club social y contacto con la familia sucedánea de la congregación.

i) Estos apuntes parecen algo pesimistas, pero yo creo que tratan de ser realistas. El cristianismo tuvo sus épocas de “máquina significante” a nivel de masas y clases gobernantes. No sólo el ímpetu proselitista del movimiento cristiano primitivo, sino también de las órdenes religiosas, de la Reforma, del movimiento metodista y los “revivals” tipo Jonathan Edwards, D.L. Moody, Billy Gram.; el vigoroso movimiento pentecostal, etcétera, etcétera. Pero hoy día los países avanzados son refractarios a cualquier campaña de evangelización, de movilización cristiana, etc.

Problemas:

A) La presión social y cultural del contexto en que vivimos hace difícil el mantenimiento de la fe. Hay más presiones a cuestionarla, a estar expuesto a críticas inteligentes del cristianismo, a modos de vida de tolerancia y permisividad que no invitan a reforzar una moral cristiana puritana. Los medios de comunicación y entretenimiento nos invitan a abandonar modos tradicionales de socialización, congregación, etc., en detrimento de mayor consumo, redes sociales, facilidades de desplazamientos.

B) La lectura de los textos-revelación no son tan claras cuando se leen en un contexto cultural muy consciente de las interpretaciones, de las manipulaciones de significados, de la predisposición psicológica a la hora de “entender”. La relación con Dios tiene que luchar contra las explicaciones psicológicas: un producto de deseos personales, de imaginación, de proyecciones; “comeduras de coco”, etc.

C) ¿Alguna idea?

20 comentarios:

  1. A cerca de que "el retroceso del xtmo en la Europa protestante sea mas fuerte", no tengo esta misma percepción. Por un lado, en el protestantismo se está produciendo hace mas tiempo. Por otro lado, ha sido mas rápido, o mas intenso en el catolicismo: en menos tiempo iguales efectos que en los países protestantes. El caso de España creo que es paradigmático. Educado en la religión católica el distanciamiento con dicha religión ha sido vertiginoso.
    A cerca de que "las opciones religiosas cristinas en Europa se mueven en el mismo ámbito que las opciones personales o colectivas de pertenencia a cualquier club social o artístico". Yo diría que el fenomeno ha sido a la inversa, una sociedad de ocio ha planteado alternativas “religiosas” a corto plazo mucho mas atractivas: deporte tipo Grupo Cultura Covadonga, gimnasios etc, Grandes centros comerciales: Templos “religiosos” de adoración al dios Cosumo; y ONG’s de ayuda y “amor al prójimo”. Le han ganado la partida según explicaré mas adelante.
    Que "el cristiano se mueve en la indefensión y debilidad a la hora de demostrar lo que cree y por qué". Pienso que hace tiempo que la apologética cristiana debería moverse –y en algunos países europeos, así lo hace- no en el ámbito de la defensa: justificar, defender y convencer de lo que cree y hace; sino en el ámbito del contraataque: por qué el hombre y mujer europea piensa como piensa y cree lo que cree y si es coherente con eso que piensa y cree. Es mi pensamiento que la crisis (gran) económica europea ha demostrado lo vano de esos pensamientos y creencias. Aún sin ella, el esquema vital del ser humano occidental contemporaneo no pasa la minima prueba del algodón.
    Que "la religión queda relegada a lo privado" es una deriva del pensamiento que la religión es fundamentalmente algo personal, a la carta... Donde no se busca coherencia ni sentido, solo que sea válido para la persona concreta y su situación concreta. Es, mas que religión, una espiritualidad new age, de tipo oriental alejada de todo aspecto comunitario de la cual solo se responde ante uno mismo, superemotiva. Por eso existe una combinación de materialismo equilibrado con colores, materias, amuletos, supersticiones, números, astros de significado espiritual, que cada uno "coctelea" a gusto aunque como aceite y agua, no combinen. Pero esta es la razón que todas las alternativas a la religión, según expliqué antes, le hayan ganado la partida... son religiones que no exigen nada.

    ResponderEliminar
  2. En otra cuestión, el protestantismo que triunfa en Ámerica Latina también es el pentecostal y carismático, pero creo que las razones son diferentes a Europa donde el racionalismo fracasó, sustituido por el escepticismo y lo emocional y sentimental. En Ámerica Latina pienso que los movimientos pentecostales y carismáticos han encajado mejor en la cultura de esos países, conectando con raíces ancestrales.
    Otra idea, esta sobre el punto i) Para “evangelizar” el cristianismo ha de ser muy personal y relevante en todas las áreas de la vida, no solo los domingos. Para un cristianismo con presencia social y relevante a nivel de comunidad, se necesitan colectivos muy “vivos” y creo que este ha sido el pie cojo del protestantismo en España, donde los colectivos han sufrido –y sufren- muchas ”mermas” interiores.
    Me gustaría añadir a los problemas un apartado de OPORTUNIDADES:

    La crisis económica ha puesto de manifiesto:

    el valor de la creencia religiosa (los mismos psicologos que minosvaloran la religión, reconocen que cuando alguien tiene profundas convicciones religiosas personales afronta mejor esa crisis);

    el valor del apoyo comunitario, también valorado por los “oraculos” de los psicologos, que hablan del terrible riesgo que supone para el desempleado perder su entorno social de convivencia, su socialización: de hecho “predican” ocupar el tiempo en voluntariado social: asociaciones vecinales, ong’s etc. Las pequeñas comunidades ofrecen un paraguas protector de valor incalculable;

    los pies de barro de los fundamentos donde se ha construido el hombre y la mujer posmoderna actual.

    Aparentemente la batalla parece plantearse en términos de lo visual, la imagen, frente a la Palabra, leido oido, el texto. No olvidemos que la imagen es enormemente mucho mas manipulable... y que el Protestantismo ganó esa lucha en el S.XVI al Catolicismo... A corto plazo puede dar réditos... pero mina la misma esencia del Cristianismo...
    Un saludo.
    Pla

    ResponderEliminar
  3. No tengo nada que oponer a la reflexión que desarrollas. Creo que es acertada en su integridad. Si acaso, hacer un comentario sobre la razón, que yo entiendo, puede ser, al menos en parte, causa de que las cosas sean como describes.

    El ser humano, en general, acude a Dios, solamente cuando lo necesita o cree necesitarlo, pero cuando en su inconsciencia se cree autosuficiente, simplemente se olvida de su existencia.

    Es claro que quien nos dice que algunas cosas no debemos hacerlas, no deja de ser algo molesto para quien considera que esas cosas son la base de su felicidad.

    Sin duda Dios es una voz que puede ser molesta a muchos, y por lo tanto mejor olvidar que existe.

    En nuestra sociedad occidental este olvido es posible ya que todo nos es dado sin un esfuerzo considerable, y por lo tanto la dependencia divina no se la considera necesaria.

    En sociedades menos ricas, la necesidad de Dios es mayor, sin duda alguna.

    Comprender que Dios no es una carga normativa, sino una ayuda de vida, es algo que puede ser difícil de hacer llegar a una sociedad donde los valores han pasado a ser una carga, en vez de una referencia necesaria para la convivencia pacífica.

    Azor

    ResponderEliminar
  4. No creo que la crisis espiritual de occidente se pueda diferenciar por confesiones religiosas. Lo que está en crisis es el Cristianismo como ideario espiritual, sea en una u en otra confesión cristiana.



    Que el Cristianismo se manifiesta de forma externa diversa, según la idiosincrasia del lugar, es innegable.



    Pero el Cristianismo, lo que sufre es un ataque directo como tal, no en sus diferentes expresiones religiosas, ni manifestaciones exteriores. El ataque es a su misma esencia y existencia. Se trata de extirpar la idea del Dios cristiano de la sociedad. El Cristianismo es el enemigo que impide el dominio absoluto de los seres humanos libres por quienes tratan de imponerse como clase ideológica dominante, para así alcanzar el poder absoluto.



    No lo conseguirán, pero lo intentarán de todas las maneras posibles.

    Azor

    ResponderEliminar
  5. Cuando el cristianismo o el islam, o los mormones, se tienen que enfrentar a la razón y a la prueba empírica; no saben o no contestan o todo es farragoso.

    He ahí el problema. Es bien fácil.

    K.

    ResponderEliminar
  6. Para el protestantismo la revelación es la Biblia. La Biblia no se puede justificar de una manera racional o empírica. No pasa la prueba. Entonces pasa a ser una serie de relatos míticos, ordenanzas y mandamientos para una nación, profecías u oráculos; epístolas de Pablo y otros, cuatro diferentes evangelios sobre Jesús, y el Apocalipsis.

    Se puede decir: a) la Biblia como revelación se antepone a la razón: cuando Dios vuelva se nos revelará la verdad absoluta de la Biblia sin fisuras y de acuerdo a la Razón divina y humana. Por ahora nuestra naturaleza defectuosa solo puede ver parte. Se ha de ir a las Escrituras con fe. No fe en ninguna iglesia o líder. Fe en la Biblia.

    Se puede decir: la Biblia habla un lenguaje mítico que es el lenguaje espiritual. Tanto si algunas historias bíblicas se puedan probar empíricamente y otras no, el lenguaje es mítico. Los primeros cristianos no leían el texto de las escrituras como lo hacemos los protestantes de hoy: ellos oían las historias sobre Jesús u oían la lectura de alguna epístola. Pocos sabían leer y la forma de entender el evangelio era oral e imaginativa porque la realidad no se entendía como hoy de forma objetiva. La mente de entonces mezclaba sin ningún problema el “mito” con la “realidad” por que la mentalidad era otra. Además el Canon era algo difuso por entonces, incluso en el judaísmo.

    Para los católicos la revelación es ante todo lo que diga el magisterio de la Iglesia y las encíclicas del Papa. Para los católicos la Biblia es revelación, pero es revelación filtrada e interpretada por el magisterio de la misma. El católico no interpreta la Biblia personalmente, sino de acuerdo a la obediencia de la Iglesia en primer lugar.

    Evidentemente, tampoco el magisterio de la iglesia ni los dogmas católicos son demostrables empíricamente ni racionalmente. Es cuestión de fe en la Iglesia y el Papa.

    Entonces el cristianismo se va a tener que definir simplemente como el milagro de la fe. La razón y las pruebas empíricas habrán de aplicarse a los hechos y actuaciones de los cristianos. La defensa de la dignidad individual, ¿es razonable en tal o cual contexto? Si el Islam no respeta esa dignidad quizás entonces el cristiano se mueve en una moral más razonable y de acuerdo a la vida (histórica, social, etc.) que otros. ¿Qué tipo de sociedad defienden los cristianos? ¿Y los budistas? ¿Y el Islam? Pero claro, un ateo puede defender cosas similares y sin creer en Dios….

    Help!!!! Help!!! Necesitamos más ideas….

    ResponderEliminar
  7. De todas maneras yo me pregunto, ¿por qué la fe cristiana se ha de juzgar de acuerdo al tribunal de la razón empírica?
    Pero de no ser así, ¿quién juzga quien está en la verdad y no en cualquier creencia caprichosa? ¿El Papa? ¿El pastor Smith? ¿El sínodo luterano u ortodoxo griego?

    Yo, desde mi postura calvinista, creo que ya todo está en los designios de Dios. Esta vida que vivimos en toda su extensión es ya parte del diseño y designio de Dios. Hay un milagro de fe que se produce en lo profundo de algunas personas sin que ellos sepan por qué. Sucede. Se cree. Y es irresistible y eterno. Nadie lo puede arrebatar.

    No tengo otra explicación.

    ResponderEliminar
  8. El papel de la razón es importante pero no exclusivo ni determinante.
    Si Dios es SER SUPERIOR que está por encima de la humanidad, quiere decir que si tenemos razón no hemos de rechazarla. Forma parte del "equipo" provisto por Dios!
    El reto hoy es la búsqueda de una alternativa al paraíso diseñado por la razón que la II Guerra Mundial se encargó de hacer añicos.
    Pero es un camino sin mucha salida, porque el posmodernismo que ha desechado la razón no puede deshacerse de ella.
    Vive la fantasía que le ha creado la emoción, el sentimiento, el subjetivismo, y prometido otro paraíso que por fin la crisis económica ha hecho añicos.
    Si no nos enteramos de esto, tenemos un futuro negro.

    El pensamiento progre ha dicho que la religión solo funciona en los países atrasados economicamente... pero Islandia, Grecia, Irlanda.. y veremos como sigue se han encargado de gritar bien alto que el posmodernismo ha traido cosas positivas pero no es válido.

    ResponderEliminar
  9. Si miramos las estadísticas del CIS sobre religiosidad en España (Internet, claro), además de asombrarnos de la cantidad de gente que se declara agnóstica o atea, veremos que la religiosidad va siempre asociada a: edad (a más viejos, más religiosos), medio (el rural más religioso que el urbano), estudios (a mayor nivel, menos religión). Es curioso. Podemos afirmar, pues, sin temor a mentir ni equivocarnos, que la religiosidad en el mundo de hoy es, sociológicamente, un fenómeno regresivo. A partir de la cantidad de alumnos que escogen religión, se puede saber también que Cataluña, Valencia, Baleares y Aragón son bastente menos religiosas que el resto de las Españas. Es curioso.

    ResponderEliminar
  10. El comentario anterior: Runand

    ResponderEliminar
  11. A nivel mundial, se dice que los países más cultos y adelantados viven prácticamente ya sin religión: Inglaterra, Suecia, Noruega, Dinamarca, Holanda... la religión es ya tan difusa e invertebrada que no existe en la práctica. Casi nadie va ya a las misas y cultos.
    Tambien Japón y China son grandes países sin religión: sólo una vaga veneración por los antepasados, pero sin creencia "fuerte" en dioses ni almas. Y la característica principal de la religión, a mi juicio, es la creeencia en DIOSES y ALMAS. Si no hay esto, no creo que pueda hablrse de religión.

    Runand

    ResponderEliminar
  12. He leído la Biblia con atención, y me parece cualquier cosa menos la obra de un Ser creador del Universo. Seria un tema larguísimo, como se puede suponer, prolijo y de larga controversia con los creyentes. Pero para fundamentar mi vida moral y espiritual, les aseguro que podría encontrar muchas otras cosas bastante mejores que la Bíblia. Repasen Uds, por ejemplo, la moral bárbara que se desprende del Deuteronomio: las lapidaciones y degollaciones están a la orden del día, por faltas que la moral actual consideraría nimiedades o chiquilladas. Ese mundo bárbaro, (lleno de esclavitud no condenada, humillación de la mujer, penas de muerte) me produce rechazo y desprecio. Igual que ese Dios brutal y despótico. La moral occidental actual (amasada a través de dos mil años de dolorosa experiencia histórica, de conocimiento, de ciencia, de filosofia, de libertad de pensameiento, de humanidad) es, sin lugar a dudas, mil veces superior a la que se desprende de la Biblia. Se puede denostar todo lo que se quiera el corrupto mundo occidental actual, pero estoy convencido que representa las más altas cotas alcanzadas por la humanidad en todos los campos, a lo largo de toda su existencia. Incluída la moral.

    Runand

    ResponderEliminar
  13. Me refiero ahora al comentario del Sr. Azor, en el sentido de que él percibe un "ataque" al cristianismo para "extirpar la idea de Dios", por parte de "seres humanos que buscan el poder absoluto".

    Yo, personalmente, creo que la idea de la existencia de Dios es errónea, y podría dar argumentos y razones (señal de respeto por el adversario) por las que creo eso. Pero por supuesto que respeto a las personas que creen lo contrario, y no tengo ningún interés en arrancarles su creencia ni nada parecido. Y creo que el hecho de ser buena o mala persona nada tiene que ver con el credo político o religioso que se profese. Los ateos que conozco suelen ser personas apacibles y dialogantes, y no les veo ningún ánimo de arrancar nada a nadie, ni de hacer demagogia proselitista. Escribir libros razonando científicamente o filosóficamente el ateísmo es muy diferente de la propaganda demagógica o agresiva.

    Lo contrario que muchas Iglesias, comenzando por la Católica. Históricamente, es sabido que emplearon la fuerza, la tortura y el asesinato para imponer a los demás sus dogmas. Y también los protestantes en determinados momentos. Y no hablemos del Islam, como impone su creencia en Dios a cuchilladas. Pero también hay múltiples asoaciaciones seglares dedicadas, con muchos medios, a la difusión de las diferentes religiones. Ante estas imágenes, creo que los ateos, incluso los más acérrimos, salimos bastante favorecidos. Y, sobre todo, que no puede hablarse, en el mundo actual, de un ataque organizado contra las religiones. Si acaso, de una lucha de ideas, pero eso es normal y lógico siempre que se haga en el campo de la libertad y la democracia. Sí que hubo la represion comunista contra la religión, pero más por motivos políticos (eliminar una fuerza política rival) que de ateísmo. No era el simple ateísmo lo que los movía.

    ResponderEliminar
  14. Los calvinistas persisten en una idea fija y testaruda capaz de movilizar hasta los carros de bueyes de los boers en Sudáfrica por millas y millas hasta llegar al Transvaal.

    Y es que los que reciben la llamada persisten en ella como bueyes sabiendo que todo está predestinado por D--s por muy jodido y malo y criminal que parezca la vida. Nada de optimismos. El mundo nos parece un lugar inóspito, desgradable, engañoso, tramposo, criminal muchas veces; pero ese mundo es de D--s; es así como lo quiere y sus llamados lo saben y siguen esa llamada pertinaz, dura, obstinada...
    Con esa vieja biblia bajo el brazo leyendo al colérico de Jehová hasta la muerte.

    ResponderEliminar
  15. No creo, Sr. Nesalem, que los calvinistas que menciona sean esencialmente diferentes al resto de los mortales. Yo no creo que fueran al Transvaal simplemente porque D--s se lo mandara. Igual que los pioneros del Oeste americano y todos los demás mortales, creo, simplemente, que en un momento dado de sus vidas se abren ante ellos dos o más caminos alternativos, todos ellos malos o muy malos, y ellos escogen el camino que les parece menos malo. Escogen, como todo el mundo, en función de sus intereses, ilusiones, ideología bíblica o no bíblica...

    En todo momento tenemos ante nosotros dos o más caminos, todos ellos malos. Escogemos el que vemos menos malo. En eso consiste la vida. "Es así de fácil".

    ResponderEliminar
  16. El comentario anterior: Runand

    ResponderEliminar
  17. He de explorar algo más ese calvinismo que predica Nesalem. Suena a cristinismo duro y viril.

    ResponderEliminar
  18. Yo soy creyente católica y creo que los cristianos deberíamos ser más valientes en general.

    Mila

    ResponderEliminar
  19. A Runand con todo el aprecio:

    1. Según las estadísticas (Internet o no) el tema "religión", pienso, queda ceñido en la mente de las personas a una institución o Iglesia (no edificio, claro). Es por esto que las respuestas a las preguntas de las estadísticas fallan. Religión es "comprar el décimo de lotería que se distribuye en tu empresa", es poner un color en la pared porque es positivo, es "sentir un no se qué cuando en la fiesta del pueblo se procede a un rito ancestral" (normalmente pagano, revestido de catolicismo, que algunos dicen "cristianizado"). Lo siento, la sociedad hoy es más religiosa de lo que se quiere ver: RELIGIÓN NEW AGE!!!!!
    2. Lo de naciones cultas sin prácticas religiosas (visto lo anterior, mentira) es un gran mito. Como me contó una señora, por cierto, agnóstica como mínimo, nos educamos en el pensamiento que decía que cuanta mas cultura, mas humanos y por tanto, mejores. No creíamos. Pero llegó la guerra civil, y todos tomaron las armas. Médicos, me dijo específicamente, y "cultos" cometieron barbaries. ¿Aún creemos en el mito del "progreso cultural" sin límites? No hemos aprendido nada de la historia y de la complejidad del ser humano.
    Pla

    ResponderEliminar
  20. Para mí el protestantismo sigue siendo la fe más madura y coherente para un mundo como el presente.

    Ser protestante exige una individualidad fuerte, un trabajo persistente sobre esa individualidad y un estar en el mundo pleno de realismo. Nada de utopías. Nada de esperar que te administren los sacramentos y te administren tu vida espiritual.

    Un contrato entre el individuo y Dios. Y eso es lo que más detestan en las culturas de la opresión: ellos quieren socialismo, solidaridad, colectivismo y un Papa que administre. Un clero. Un partido que te diga lo que hay que hacer. Sacramentalismo de subvenciones, de Estado.

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.