03 febrero, 2011

REMOTA NOSTALGIA

Vi esa noche la escena de mi madre llamándome desde un ventanuco del pasillo de aquella lúgubre cueva.

¡¡Nesalim! ¡¡Nesalim!! ¡A casa!, ¡a cenar!

Yo estaba jugando con mis amigos y mis fantasías de niño. El cielo oscurecía.

Por alguna razón hoy, muchos años más tarde, he vuelto a oír la voz de mi madre llamándome de la misma manera y desde el mismo ventanuco, pero todo ello era como un eco que provenía desde las profundidades de una extraña y remota nostalgia.

Algo remoto que sigue vivo y latente en la infinita y benevolente memoria de D-ós.

2 comentarios:

  1. Los niños pequeños de ahora están viviendo eso, adquiriendo esos recuerdos primordiales que luego serán mitos.

    Veo con claridad como viven cosas así en sus pequeñas y tiernas vidas, pequeñas vivencias que recordarán en el futuro, cuando nosotros ya no estemos.

    Runand

    ResponderEliminar
  2. La sorpresa es que vamos a estar en otras dimensiones. No seas tan pesimista Runand.

    Mila

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.