29 junio, 2012

¿PERO QUIÉN HA DICHO QUE NO TENEMOS ALMA?

Si la nada es todo lo que hay más allá de todo lo visible y sensible, entonces estaríamos ya siempre situados en esa nada diluídos en un eterno nirvana budista. Sería algo “natural” el estar en continua inmanencia en ese absoluto trasfondo de nada, sin sentir sufrimiento, alegría, preocupación, bien, mal, etc. Nos daría igual todo ocurriera lo que nos ocurriera. Veríamos las cosas, las tocaríamos, actuaríamos; pero no sentiríamos nada. Veríamos la realidad aparente como un “ser-nada”.

Pero no es así. Y si no es así es porque quizás lo que subyace a esta realidad no es una nada, sino un algo. Las cosas que vivimos las vivimos con sufrimiento, con placer, con sentido, con significado. Nos preocupa el bien y el mal al margen de cómo lo interpretemos. Es como si en realidad existiera “un alma” en las cosas, en las personas. Un alma. Una forma perfecta y abstracta que subyace a nuestro ser personal. Una forma abstracta y perfecta que está ahí y que es una singularidad que representa nuestra esencia.

Pero somos incapaces de vivir esa esencia en su plenitud y transparencia. La intuimos, nos define y condiciona de continuo, pero desde una lejanía interpuesta por nubes, neblinas, tinieblas, claroscuros, etc. Quizás la caída cristiana tenga que ver con algo de esto. Tenemos alma, forma; y es inmortal, perfecta en su plenitud, pero hemos caído a la existencia, y en la existencia todo es mudable, inestable; desasosiego, sufrimiento, ocasional alegría, etc.

Pero ¿qué pasaría si descubriéramos que tenemos un alma y que esa alma está ahí: perfecta, inmutable, fuera de tiempo y espacio, absolutamente singular; esperando por nuestro retorno? ¿Qué pasaría si desde ahora podemos fijar nuestra mirada en nuestra propia alma o forma?

28 junio, 2012

ES UN REMOLINO INFERNAL

Es un remolino del que no se sale. Es un remolino infernal. Muchos entran en este círculo y el apego es tan grande que no pueden vivir fuera de él. Su esencia es maligna y esclaviza. Quien entra en ese profundo círculo ya está predispuesto a someterse a su tiranía y es atrapado con facilidad.

Hay salidas fuera del círculo, pero quien cae en él tratará de cerrarlas. Se le pueden señalar las vías de escape, pero ellos negarán que existan tales salidas. Aun viéndolas, negarán la posibilidad de tales puertas al exterior. Razonarán su esclavitud. La lógica llegará a ser impecablemente infernal.

"No hay salida," te dirán. "Es imposible la salida. Y aunque esa salida nos conduzca a otra cosa,"--te dicen-- "nosotros ya no somos el tipo de personas que podamos salir del remolino; no va con nuestra naturaleza pasar por esa puerta. Vuestro mundo puede llegar a ser el verdadero infierno para nosotros. Dejadnos vivir dentro del círculo profundo. Nuestra esclavitud es nuestra forma de vida. Preferible la tiranía a vivir una libertad incierta y arriesgada." Así hablan.

Puede que se les enseñe otras salidas. Modalidades diferentes de salida. Pero ya es inútil. El círculo infernal se ha cerrado de un modo definitivo. Dentro, ellos, ya se sienten parte del infierno. Se abandonan al infierno con total indolencia y complacencia.

Oí sus voces que decían: “Mejor ser eternos cobardes dentro de esta turbulencia infernal en esta eterna tiranía; que el riesgo a una libertad tan incierta.”

Luego fue el silencio.

24 junio, 2012

ESTAS FUTURAS CIUDADES YA ESTÁN EN PROYECTO. BIENVENIDAS SEAN


El futuro va a evolucionar en esta dirección por necesidad. Yo añadiría a esta oferta de vivienda varios modos de vida que conjugaran la posibilidad del ámbito privado y del público. Por ejemplo, edificios como el que figura en la foto ofrecerían lavanderías automáticas de servicio público bien con moneda o bien con algún tipo de tarjeta tipo tarjeta de ciudadano como la que funciona en Gijón. Al resultar mucho más barato el lavado en lavanderías públicas o colectivas, muchas familias o gente que viva sola optaría por este servicio. Además, tal como ocurre ya en EEUU, las lavanderías públicas serían centro de convivencia, de guardería, de lectura, etc.

Esto mismo se podría hacer con comedores. Estos grandes edificios conllevaría la posibilidad de comer en comedores colectivos a un precio muy económico, con una variedad de dietas ajustadas a la demanda; y, sobre todo el gran ahorro de trabajo que sería posible para mucha gente. Se quitaría el engorro de qué cocinar, qué comprar para la semana; etc. Estos comedores colectivos favorecerían la convivencia, la charla de sobremesa con los vecinos, etc. Así mismo se podrían organizar guarderías, cuidado de ancianos colectivo; salas de ver la tele o de ordenadores, etc.. Las posibilidades de reorganizar la vida de modo que el ámbito privado sea siempre la opción básica, pero con esas ofertas colectivas tentadoras, con la posibilidad de aumentar el disfrute de la vida; además del ahorro sustancial que ello conllevaría sería algo muy interesante. Ello implicaría también la creación de infinidad de nuevos puestos de trabajo basados en servicios colectivos, etc.

¿Qué os parece la idea?

22 junio, 2012

LOS ESPECTROS RACIONALES-MORALES DE LA VIDA

Rebuscaba por las solitarias y casi infinitas estanterías de la anciana ciudad de Bhutrsesw, un libro, cualquier libro que me diera la clave de la existencia en este planeta. De repente entre dos gruesos volúmenes de econometría aplicada, vi este pequeño legajo lleno de polvo. Lo leí y no pude parar de leer y sentir el intenso placer de haber descubierto la Verdad. ¡Albricias! he aquí la Verdad. Decía:

"Subsiste en este universo una estructura de racionalidad. Todos los aspectos de la vida están regulados por una subyacente racionalidad. No solo la naturaleza, sino también nuestras vidas individuales están sometidas a esta estructura racional. Nada podría existir sin estar ligado a esa estructura racional.

"Nuestro cuerpo sigue unas pautas racionales que van desde la enfermedad degenerativa y muerte, hasta la salud perfecta y rebosante. Nuestro cuerpo se mueve en ese equilibrio y, normalmente se mueve hacia la mitad del espectro o más hacia el lado de la salud perfecta. Cuando surge un ataque vírico o un desgaste de los órganos y tejidos, entonces el equilibrio se descompone hacia el lado negativo. El funcionamiento cerebral, como estructura biológica, entraría en este movimiento espectral: muchas psicosis, esquizofrenias, etc, se pueden explicar de este modo.

"La salud mental, sin embargo, cuenta con desequilibrios propios ligados a su forma de representar la vida como mente; a sus representaciones. Hay formas de representar la vida que se aproximan más o menos a una moralidad (racionalidad) correcta, y la mente obtiene equilibrio y placer profundo por vivir; aun en medio del sufrimiento o la injusticia más vil. Hay mentes que representan la vida en términos amorales o inmorales y entonces el desequilibrio se manifiesta por un permanente desasosiego, una permanente búsqueda de objetivos-fantasma o idealizaciones-delirio que producen ansiedad, miedos, fobias, pesadillas siniestras, manías, obsesiones crónicas, etc. A veces se mezcla el factor biológico-neurológico con el factor moral, entonces pasan a ser casos de psiquiatría o neurología (interesante el trabajo del psiquiatra inglés Theodore Dalrymple sobre este tema).

"En política y economía podemos hablar de modelos que se mueven en el espectro como idealización, amoralidad, inmoralidad, delirio-utópico. Cuando esto ocurre la política y la economía se mueven hacia el lado negativo del espectro, entran en crisis y desajustes serios; vienen las opresiones, las guerras, los conflictos sociales, etc. Cuando la economía y la política se aproximan al lado positivo de racionalidad y moralidad vienen los tiempos de bonanza, de libertad, de crecimiento, de estabilidad social y creatividad. Las estructuras de racionalidad económica vienen medidas por el funcionamiento óptimo de los mercados; y, la estructura de racionalidad política por la moral objetiva y autoevidente del no matarás, no engañarás, no robarás, etc. Ambas estructuras se conjugan en el espectro de positivo a negativo. A más racionalidad más progreso, paz y libertad. A más tendencias amorales e irracionales más conflictos, desajustes, pobreza, opresión, violencias, etc.

"Pero en realidad todos los aspectos de la vida se conjugan en base a estos movimientos en el espectro entre racionalidad-moralidad por un lado e irracionalidad e inmoralidad o amoralidad por el otro. En definitiva existen parámetros de racionalidad para medir nuestro estado y condición en la vida, bien sean los individuos como personas, bien sea, las sociedades o países por otro. Lo que nunca es posible es llegar al en-sí de ambos polos o lados del espectro. Siempre existimos en un para-sí en busca de equilibrio o desequilibrio.

Guardé el documento para mí. Tan solo lo entregaría a mi secta ultrasecreta para que así puedan dirigir los destinos del mundo sin ser jamás molestados.

Del diario de Nekos vonher Nagsllop

18 junio, 2012

PROTESTANTISMO Y DERECHO POSITIVO

Seguimos reflexionando como protestantes radicalmente calvinistas:

¿Qué consecuencias se sacan del protestantismo en cuanto al derecho? ¿Derecho natural o derecho positivo?

Yo creo que la postura del protestantismo es ambigua en este territorio como en otros. Por una parte hay que tener en cuenta que para el protestante (calvinista, sobre todo) hay una ley natural, hay una razón Divina; pero por otro lado hay una naturaleza humana absolutamente caída, que conlleva a sí mismo una caída del mismo cosmos.

Por tanto, no hay posibilidad de alcanzar desde la razón una ley natural transparente en la que basar unas leyes y ordenamiento jurídico. La condición humana de absoluto pecado ha corrompido incluso la razón. Pero por otro lado los ciudadanos protestantes ha de vivir en sociedad, han de participar en un ordenamiento jurídico y aceptar o no aceptar (legislar) determinadas leyes en detrimento de otras que se consideran no-bíblicas o divinas y por lo tanto, en teoría, perjudiciales para toda la sociedad .

Es obvio que los países de mayoría protestante y los ciudadanos protestantes de cualquier país, aun siendo minoría, tienen que optar por leyes que representen el orden más justo de acuerdo a su perspectiva religiosa. Los referentes obviamente serán los que emanen de la Biblia. Pero en el protestantismo esto no es tan fácil.

Si bien la Biblia contiene las verdades divinas, estas no se dan de la manera transparente y objetiva que anhelamos. Somos conscientes de dos cosas:

A)    Que el texto bíblico es un texto que aunque es Palabra de Dios, sin embargo este texto es elaborado y tejido con lenguaje muy humano. Es un texto que se ha ido elaborado en tiempo y espacio y que ha sido sujeto a reescrituras y cada reescritura significa una nueva e inevitable reinterpretación.

B)     Que la conciencia individual lectora del texto vuelve a reinterpretar y adaptar a su experiencia o a la experiencia de su comunidad o denominación los significados del texto bíblico. No habiendo autoridad central normativa que pueda imponer un único dogma, entonces más allá de las cuatro normas morales auto-evidentes para todo el mundo (no matarás, no robarás, etc) no hay posibilidad de positivar una ley natural sustentada por una razón universal que se ha de imponer como verdad y razón moral del derecho de un pueblo o nación.

Esta imposibilidad de identidad o transparencia entre razón divina o razón universal y la conciencia humana absolutamente contingente (o en lenguaje teológico: ella misma pecado en esencia), hace que el protestantismo tenga una inclinación “natural” hacia el derecho positivo: un ordenamiento jurídico o normativas sociales basadas más en las aplicaciones concretas, el consenso, aquello que emana en su momento de las constituciones, de los cuerpos legislativos democráticos, etc.

Consciente o inconsciente, el protestantismo (su modalidad inconformista y la posterior evolución del calvinismo), abrió en su día el camino a la separación de iglesia y Estado y a la libertada de cultos. Esta ambigüedad y problemática interpretativa del protestantismo ha de verse más como una apertura a las libertades civiles e individuales, algo positivo en nuestra civilización occidental; que como un problema de caos o confusión y obcecación moral. El semper reformanda de la las iglesias reformadas es siempre una invitación a infinitas interpretaciones en tiempo y espacio; a una siempre posibilidad de adaptación al contexto presente de la Palabra de Dios contenida en el texto bíblico.

15 junio, 2012

CUANDO NAVEGAMOS

Cuando navegamos por la vida lo hacemos inexorablemente desde nuestra alma. Nadie se puede situar ahí afuera en absoluta transparencia con el mundo. Siempre habitamos en nuestra alma y es desde ahí, desde nuestra interioridad donde vivimos la vida con todos sus afectos.

La vida es un territorio inexplorado, confuso, con sus desiertos, selvas, colinas, bosques, mares, estepas, tundras; capas de hielo. A veces se producen fuertes vientos, hay tempestades; otras veces hay irritante calma, calores insoportables, fríos que nos crean angustias y temblores. En otras ocasiones hay aire tranquilo, sol templado, paisajes acogedores, lluvia que nos alivia. Hay poblaciones que nos atraen, otras nos producen rechazo, otras nos dejan en la más absoluta indiferencia; otras las cruzamos, pero sin sentirnos vinculadas a ellas por muchas invitaciones a quedarnos que recibamos. Y, luego hay fronteras, horizontes, cielos abiertos hacia el universo que nos abren caminos nuevos, ideas nuevas, exploraciones intrigantes; descubrimientos sorprendentes.

Tanto ahí fuera en ese mundo, como ahí dentro en esa alma; estamos en constante navegación. Navegación peligros en ocasiones, en otras quedamos aprisionados en constantes círculos viciosos orbitando centros gravitatorios de malignidad, de incapacidad, de sufrimiento. Hay prisiones que nos atrapan con facilidad y nos llevan a un permanente malestar autodestructivo; pero no hay nada de lo que no se pueda salir cuando hay luz que nos guía, referentes absolutos innegociables, mapas que nos ayudan a seguir el camino correcto.

La vida de cada persona es un recorrido hacia algo. Hay una fuerte y poderosa intuición o voz interior que se deja ver y oír en los momentos que la necesitamos. Es esa voz, o esa luz que nos devuelve a nuestra tonalidad propia, a nuestro color íntimo, a nuestros paisajes de nostalgia lejana y profunda; esa nostalgia que nos renueva y rescata cuando caemos, o nos perdemos en laberintos nebulosos. Poderosa o voz interior que habita en un en-sí que jamás podemos comprender en su transparencia, pero que habita en nosotros como un para-sí de suficiencia absoluta.

Nuestros referentes absolutos e innegociables están escritos en nuestra alma como leyes naturales. Están también escritos en nuestros textos de tradición judeo-cristiana. Son fuerza y motor de la vida; postes señaladores: no asesinarás, no robarás, no mentirás, no utilizarás a los demás en beneficio propio o forzarás su voluntad para sacar provecho. El Evangelio lo resume como “amarás a tu prójimo como a ti mismo”. Aquello que amas en ti lo has de saber ver, apreciar y amar en tu prójimo también. Aquello que rechazas en ti lo has de rechazar así mismo en tu prójimo. Saber decir “no”, alejarse de gente tóxica que no conviene, pero sin dejar de buscar esa apertura donde sea posible el territorio común compartido en plena confianza, respeto y dignidad. Son los referentes morales necesarios para luego elaborar una ética propia, una estética imaginativa creativa y arriesgada, una ciencia segura; una economía lo más equilibrada posible. 

14 junio, 2012

¿POR QUÉ LOS NIÑOS ESPAÑOLES NO PUEDEN VENDER SUS JUGUETES?

Curiosamente quienes más nos quieren proteger de los abusos del mercado, son quienes más obstáculos ponen a la iniciativa particular, personal, civil. En España se habla mucho del neoliberalismo que nos abrasa, pero esas voces no dicen lo mucho que nos abrasan las excesivas regulaciones en un país donde nunca hubo nada que se pueda llamar liberalismo en serio. Aquí siempre hubo restricciones para todo menos para la picaresca y el amiguismo, dos factores que siempre han incidido en lo de siempre: en perpetuar a los mediocres y a los bribones en puestos de poder, sin importar ideología. Montar empresas en España sigue siendo muy difícil, y ahora más que no hay crédito. Y, siempre hubo una izquierda poderosa o una derecha de Estado fuerte, que siempre asoció el concepto “empresa” o "liberalismo" a latrocinio. Ser empresario es igual a ser ladrón y explotador, dicen estos magos de la solidaridad y la bondad social. Ser liberal es ser un capitalista salvaje que goza con exprimir al pobre hasta su última gota de sudor y sangre.

Y sin embargo es ahora cuando más se necesita la iniciativa particular, la iniciativa civil en forma de cooperativas, empresas formadas por esos amigos que no quieren ser sindicalistas, ni trabajar como funcionarios, ni vivir del cuento de la cultura subvencionada hasta las cejas; ni tampoco irse a África a lavar su conciencia europea "imperialista". Gente joven que quieren hacer cosas nuevas con ideas nuevas, con ambición de vender esas ideas a todo el mundo en un mercado mucho más libre y menos restrictivo que el actual. Precisamente cuando estoy escribiendo esto siento un silbido electrónico de afilador callejero que se anuncia como tal y una pareja joven con una furgoneta ofrece su mercancía y trabajo al barrio. Enseguida les voy a llevar mis cuchillos embotados, pero no dejen de leer este artículo de Javier Inaraja sacado de su interesante blog "Emprendebloggers":


11 junio, 2012

MANUSCRITO ESCRITO SOBRE UN PERGAMINO QUE HABLA DE UN PAÍS LLAMADO X

Caminaba por las calles de la antigua Senakerib en un día caluroso y bajo los efectos de una bebida que me había preparado el sacerdote Btusrtur, cuando de repente descubrí aquel pergamino que habría de sacar de quicio a todo el consejo sacerdotal del dios Marduk. ¿A qué se refería dicho manuscrito?  Se leyó muchas veces y nadie sabía a qué imperio, nación o tribu se refería dicho manuscrito. Entonces, el Sumo Sacerdote al ver el miedo que provocaba lo guardó en el cofre de oro y lo enterró bajo el altar. El pergamino decía así:

No caben lamentaciones. En X se han hecho las cosas muy mal. Todos hemos hecho las cosas muy mal. Todos somos partícipes de votar a politicastros mediocres y demagogos. A todos nos ha interesado creer que los duros valían a dos pesetas. A todos nos gusta un estado de bienestar sin preguntarnos de dónde ha de salir la riqueza para mantenerlo. A todos nos gusta echar la culpa al otro de nuestras propias miserias y errores. A muchos nos gusta culpar sistemas, globalizaciones, fantasmagóricos ultraliberalismos, insidiosas conspiraciones; pero la verdad es que hemos fallado todos: unos por ser los políticos ineptos y mediocres que nos gobiernan; y, otros por votarles para sacar tajada del momento. Sabemos que los políticos de turno nos roban y ningunean, pero seguimos votándoles con amor y desidia. Seguimos creyendo en la inteligencia picaresca, en la moral ambigua; en la irresponsabilidad de delegar todo o casi todo al Estado.

No caben lamentaciones. Todos hemos hecho las cosas mal: izquierdas, derechas, centro, descentro, etc… Todos: empresarios oportunistas cazamercados blindados, sindicalismo burocratizado y financiado por el Estado y atado a intereses partidistas; banqueros sin escrúpulos arropados por Banco Central y políticos, autonomías despilfarradoras con dinero fácil compra-votos, etc.etc. 

Nos rescatan, porque solos no podemos rescatarnos.

Esto es muy serio: o cambiamos el chip, o nos gobernarán desde Europa para evitar que caigamos en las trampas e irresponsabilidades de siempre. Lo sentimos por la gente buena, noble y trabajadora que también abunda en este país, pero X necesita un revolcón serio que erradique estas lacras corrupto-democráticas. La democracia para muchos es nada más que la libertad de robar mejor, de sacar mayor y mejor provecho personal; de usar, interpretar o abrumar con leyes o normativas que actuan más como impedimentos, obstáculos, diques contra el riesgo, la inventiva, la estimulante competitividad.

De no cambiar seguiremos repitiendo el infame dicho popular de X: el que venga detrás, que arree.

Nadie sabe por cuanto tiempo ha de estar dicho manuscrito bajo el altar, pero en Senakerib se espera por un profeta que resuelva el enigma cuanto antes. De no ser así, corremos el peligro de que los ríos no vuelvan a crecer y las plagas de Marduk nos hieran de muerte con fiebres inimaginables.

06 junio, 2012

¿ES RENTABLE O NO ES RENTABLE EL CARBÓN ASTURIANO?

 Me he decidido a escribir por fin sobre el asunto de los mineros asturianos:

El carbón asturiano vuelve a la calle. Los mineros bajo el estandarte de su poderoso sindicato SOMA y su líder Villa amenazan con seguir y seguir luchando por la supervivencia de las minas de Asturias. Hay comandos-piquetes cortando autopistas, escaramuzas con la Guardia Civil, carreteras, El Musel, etc.; y la cosa parece que va a seguir para largo.

La pregunta que uno se hace es: ¿Es rentable el carbón asturiano? ¿Tiene mercado? De ser así sería la mayor estupidez del mundo cerrar las minas asturianas o dejarlas deteriorarse. Sería una economía catastrófica para cualquier gobierno hacer eso. Y si es lo contrario habría que preguntarse también, ¿tiene sentido mantener minas que sólo generan déficit? ¿Es bueno que Asturias siga alimentando una economía subvencionada para no tener conflictividad social?

¿Hay alguien por ahí entre los seguidores de este blog que sepa responder a estas preguntas con conocimiento de causa?

Tened en cuenta que hay fuerte debate en epígrafes como este:

PILAR RAHOLA Y FERNANDO ÓNEGA SOBRE LOS PITIDOS AL HIMNO ESPAÑOL

NUESTRO PUÑETERO CEREBRO SEGUIRÁ SIENDO UN PUÑETERO MISTERIO

Cuando analicemos el cerebro lo haremos siempre desde la perspectiva de otro cerebro o cerebros. Siempre llegaremos a descubrir formas instrumentales de entender el cerebro y sabremos reparar cerebros de muchas maneras y llegando a rincones hasta hace poco insondables. Repararemos lesiones, comprenderemos el funcionamiento de todas sus partes y en conjunto. Tendremos el mapa del cerebro descodificado con preciso conocimiento de sus múltiples ensamblajes. ¿Podríamos llegar a programar cerebros para que obedecieran un plan, una forma de vida sin lograr desviarse? ¿Podríamos llegar a hacer posible que los cerebros humanos actuaran con lógica precisa y una inexorable ética de bondad y equilibrio?

No obstante siempre queda la duda. ¿Qué ética se podría programar a los cerebros que no fuera la que otros cerebros acordaren consensuar como ética válida y universal? ¿Y qué posibilidad existe de que nuestros cerebros lleguen algún día a consensuar una ética universal capaz de ser programada sin ningún resquicio de duda, de desplazamientos, de improvisaciones?

¿Qué piensan ustedes de esto? ¿Qué respuestas tienen?

01 junio, 2012

VENGA, VENGA, VAMOS A DARNOS UN VIAJE POR LA TEMPRANA TEOLOGÍA CRISTIANA

Quise escribir sobre el carbón y los mineros asturianos, pero me deprimía el tema y lo abandoné. Luego intenté escribir sobre Bankia, pero me entró una angustia mortal y lo dejé para poner música heavy metal a todo volumen. Entonces me vino una idea curiosa que surgía de la teología cristiana temprana. Para muchos, muchísimos, la teología es un conocimiento inútil que no merece la pena perder el tiempo con ello; pero para gente como yo que tantas veces anhelamos meternos en las laberínticas elucubraciones religiosas y espirituales; la teología es un oasis de aguas frescas y cristalinas en medio de este jodido mundo de unidimensionalidad materialista y atea. Ante la seca frivolidad, o la tendenciosidad viciosamente cínica de muchas cosas que nos rodean; entonces he ahí la teología para viajar, para volar con alas hacia lo alto. También las alocadas y atrevidas herejías con sus reduccionismos fantásticos nos ayudan a vivir en este mundo con cierto sentido del humor. Luego viene el látigo de la ortodoxia teológica, y; a base de apologéticas sin fin e implacable poder político, todo se intenta que vuelva a ese imposible redil de equilibrio y rectitud. Fino sentido del humor. Refinado sentido del humor.

Esa idea curiosa que me surgió mientras me atizaban las orejas los sones del heavy metal de Man-O-War en volumen 20, era el tema de la figura de Jesús y su posterior divinización. Ya sabéis que en los albores del cristianismo temprano había tanta confusión sobre la figura de Jesús como hay ahora, (hablo desde la crítica histórica, no desde la fe). Así que me vinieron a la memoria los intentos de divinización de la figura de Jesús que ya surgieron en los mismos judíos nazarenos, antes de ser llamados cristianos; y que pronto se plasmaron en los evangelios sinópticos, para culminar el asunto en el evangelio de Juan. La figura de Jesús se puede situar en un espectro que va desde el Jesús histórico: un profeta judío apocalíptico, hasta el Jesús cien por cien divinizado de los docetistas (y más tarde de los gnósticos). Ya sabéis que la postura ortodoxa del Jesús de las dos substancias de Dios y Hombre que luego derivó en la Trinidad, se constituyó en el Concilio de Nicea en el año 325 D.C. Aun así el arrianismo, que seguía creyendo en la inferioridad de Jesús respecto a Dios, siguió dando guerra por mucho tiempo después.

La divinización de Jesús (hablo desde la crítica histórica, no desde la fe), se puede entender como el intento de desplazar al Jesús judío, comprendido desde un paradigma judío-mesiánico de la historia sagrada de la Tanak o Antiguo Testamento; hacia paradigmas universales greco-romanos donde el exclusivismo judío y su Dios celoso constituían un problema para la expansión de un cristianismo que buscaba su aceptación entre los gentiles de la Pax Romana. Es así cómo esta transubstanciación de Jesús en divinidad logra así mismo modificar, crear un “diálogo” interno dentro del Jehová severo, celoso y exclusivista de la Tanak. Es así, cómo entonces, un Jesús elevado a substancia divina deja de ser figura exclusivamente histórica judía, asunto judío, para convertirse en un Dios que ha de amar a todos (judíos, griegos, romanos, etc) por igual; a toda la humanidad sin distinciones étnicas o nacionales; o sea, una figura espiritualizada, sublimada que abarca a todo el cosmos.

Hubo posturas heréticas muy radicales que llevaron el asunto del Cristo-Dios al absoluto. Hemos de recordar que Si Jesús era Dios, entonces era imposible que fuera hombre; y, por lo tanto no era verdad que el Jesús de los evangelios fuese hombre: su forma humana no era más que apariencia; algo así como un fantasma. Quien había muerto clavado en la cruz era un fantasma también. El verdadero Cristo-Jesús estaba viendo desde su dimensión divina cómo torturaban y crucificaban a un fantasma y, algunos escritos docéticos como el evangelio apócrifo de Pedro, nos dicen que Jesús estaba en la cruz sin sufrir un ápice, hasta que Dios se lo llevó al cielo. Otros, como el hereje Basílides, decían que a la hora de ser crucificado Jesús, José de Arimatea se ofreció voluntario para llevar la cruz. Jesús, entonces, transmutó la apariencia de José de Arimatea por la suya y viceversa: José de Arimatea adquirió la de Jesús. Entonces los romanos crucificaron a José de Arimatea mientras Jesús se reía viendo cómo los romanos eran engañados!

Es curioso, este mundo es muy curioso mire donde se mire.