22 junio, 2012

LOS ESPECTROS RACIONALES-MORALES DE LA VIDA

Rebuscaba por las solitarias y casi infinitas estanterías de la anciana ciudad de Bhutrsesw, un libro, cualquier libro que me diera la clave de la existencia en este planeta. De repente entre dos gruesos volúmenes de econometría aplicada, vi este pequeño legajo lleno de polvo. Lo leí y no pude parar de leer y sentir el intenso placer de haber descubierto la Verdad. ¡Albricias! he aquí la Verdad. Decía:

"Subsiste en este universo una estructura de racionalidad. Todos los aspectos de la vida están regulados por una subyacente racionalidad. No solo la naturaleza, sino también nuestras vidas individuales están sometidas a esta estructura racional. Nada podría existir sin estar ligado a esa estructura racional.

"Nuestro cuerpo sigue unas pautas racionales que van desde la enfermedad degenerativa y muerte, hasta la salud perfecta y rebosante. Nuestro cuerpo se mueve en ese equilibrio y, normalmente se mueve hacia la mitad del espectro o más hacia el lado de la salud perfecta. Cuando surge un ataque vírico o un desgaste de los órganos y tejidos, entonces el equilibrio se descompone hacia el lado negativo. El funcionamiento cerebral, como estructura biológica, entraría en este movimiento espectral: muchas psicosis, esquizofrenias, etc, se pueden explicar de este modo.

"La salud mental, sin embargo, cuenta con desequilibrios propios ligados a su forma de representar la vida como mente; a sus representaciones. Hay formas de representar la vida que se aproximan más o menos a una moralidad (racionalidad) correcta, y la mente obtiene equilibrio y placer profundo por vivir; aun en medio del sufrimiento o la injusticia más vil. Hay mentes que representan la vida en términos amorales o inmorales y entonces el desequilibrio se manifiesta por un permanente desasosiego, una permanente búsqueda de objetivos-fantasma o idealizaciones-delirio que producen ansiedad, miedos, fobias, pesadillas siniestras, manías, obsesiones crónicas, etc. A veces se mezcla el factor biológico-neurológico con el factor moral, entonces pasan a ser casos de psiquiatría o neurología (interesante el trabajo del psiquiatra inglés Theodore Dalrymple sobre este tema).

"En política y economía podemos hablar de modelos que se mueven en el espectro como idealización, amoralidad, inmoralidad, delirio-utópico. Cuando esto ocurre la política y la economía se mueven hacia el lado negativo del espectro, entran en crisis y desajustes serios; vienen las opresiones, las guerras, los conflictos sociales, etc. Cuando la economía y la política se aproximan al lado positivo de racionalidad y moralidad vienen los tiempos de bonanza, de libertad, de crecimiento, de estabilidad social y creatividad. Las estructuras de racionalidad económica vienen medidas por el funcionamiento óptimo de los mercados; y, la estructura de racionalidad política por la moral objetiva y autoevidente del no matarás, no engañarás, no robarás, etc. Ambas estructuras se conjugan en el espectro de positivo a negativo. A más racionalidad más progreso, paz y libertad. A más tendencias amorales e irracionales más conflictos, desajustes, pobreza, opresión, violencias, etc.

"Pero en realidad todos los aspectos de la vida se conjugan en base a estos movimientos en el espectro entre racionalidad-moralidad por un lado e irracionalidad e inmoralidad o amoralidad por el otro. En definitiva existen parámetros de racionalidad para medir nuestro estado y condición en la vida, bien sean los individuos como personas, bien sea, las sociedades o países por otro. Lo que nunca es posible es llegar al en-sí de ambos polos o lados del espectro. Siempre existimos en un para-sí en busca de equilibrio o desequilibrio.

Guardé el documento para mí. Tan solo lo entregaría a mi secta ultrasecreta para que así puedan dirigir los destinos del mundo sin ser jamás molestados.

Del diario de Nekos vonher Nagsllop

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.