06 junio, 2012

NUESTRO PUÑETERO CEREBRO SEGUIRÁ SIENDO UN PUÑETERO MISTERIO

Cuando analicemos el cerebro lo haremos siempre desde la perspectiva de otro cerebro o cerebros. Siempre llegaremos a descubrir formas instrumentales de entender el cerebro y sabremos reparar cerebros de muchas maneras y llegando a rincones hasta hace poco insondables. Repararemos lesiones, comprenderemos el funcionamiento de todas sus partes y en conjunto. Tendremos el mapa del cerebro descodificado con preciso conocimiento de sus múltiples ensamblajes. ¿Podríamos llegar a programar cerebros para que obedecieran un plan, una forma de vida sin lograr desviarse? ¿Podríamos llegar a hacer posible que los cerebros humanos actuaran con lógica precisa y una inexorable ética de bondad y equilibrio?

No obstante siempre queda la duda. ¿Qué ética se podría programar a los cerebros que no fuera la que otros cerebros acordaren consensuar como ética válida y universal? ¿Y qué posibilidad existe de que nuestros cerebros lleguen algún día a consensuar una ética universal capaz de ser programada sin ningún resquicio de duda, de desplazamientos, de improvisaciones?

¿Qué piensan ustedes de esto? ¿Qué respuestas tienen?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.