29 mayo, 2013

EL PREMIO NOBEL J.M.COETZEE CONTRA LOS TOROS

Véase una opinión de este premio nobel sobre los toros en España. Coetzee trata de convencer a nuestro
Congreso de Diputados para que no declaren a los toros como una modalidad cultural o cultura. La verdad es que da que pensar. Yo he leído su novela "Disgrace/Desgracia" y me ha parecido una gran obra. Trata sobre el abandono y la crueldad humana en un contexto de conflicto racial. Véase también un comentario de un tal Eufemio-Voces que no está nada mal.

http://www.elcomercio.es/rc/20130528/mas-actualidad/cultura/coetzee-toros-critica-201305281924.html

Atención con este mismo tema y en relación con Gijón!!
http://www.elcomercio.es/20130531/asturias/gijon/compromisu-xixon-afirma-ordenanza-201305311549.html

(SIENTO QUE TENGA QUE SER ASÍ, ha pasado a http://nesalem-wwwrelatos.blogspot.com.es/ )

14 comentarios:

  1. He ido varias veces a los toros, me he aburrido soberanamente (como me pasaría de haber ido a la Ópera)pero aún así no me considero antitaurino.
    ¿Ha dicho algo Coetzee sobre las granjas de pollos, vacas o conejos? Que compare.

    ResponderEliminar
  2. Sí, es cierto: las granjas de animales son un perfecto horror para la vida de estas criaturas. Cuando veo uno de estos sitios se me cae el alma a los pies. Nos proveen de comida, pero no deja de ser un horror.

    ResponderEliminar
  3. Habría que evitar todo lo posible el infligir sufrimientos a los animales, y hacer que tengan una vida agradable. Que luego tengamos que comérnoslos forma parte de las leyes no escritas de la naturaleza, que hace que unos seres tengan que sobrevivir comiéndose a otros. Esto es inevitable y es ley de vida. Pero siempre se puede llevar a cabo esto haciendo que los animales tengan una vida satisfactoria dentro de lo posible, y sin someterlos a ningún acto de crueldad. Por ejemplo, yo estoy seguro que las vacas que pastan en las montañas (y también las de los establos) son perfectamente conscientes de que sus hijos de tierna edad, cuando son arrancados de su lado por el hombre, son llevados a la muerte. Lo saben, lo saben a ciencia cierta. Y es horrible, porque tienen sentimientos. Sólo habría que sacrificar vacas o toros adultos, y si la carne no es tan tierna pues no pasa nada. Y la muerte hoy día puede ser administrada de una manera rápida e indolora.

    La mayoría de animales domésticos no existirían ya si no fuera por el provecho que el hombre obtiene. Vacas, ovejas, cabras, gallinas, cerdos... Su supervivencia en el mundo actual depende enteramente del hombre. Si dejaran un día de aportarle beneficios, sólo sobrevirían unos cuantos ejemplares en régimen de parque zoológico. Que no deja de ser otro beneficio para el hombre, de orden estético y moral.

    Cuetu

    ResponderEliminar
  4. En cuanto a las corridas de toros, opino que dice muy poco de unos ciudadanos el hecho de que encuentren diversión y regocijo viendo como se tortura hasta la muerte a un animal. No hacen nada ilegal, pero la calificación moral de estos ciudadanos yo la considero muy baja. La leyes ya existentes que prohiben ejercer crueldad contra los animales deberían extenderse al espectácuo taurino.

    Cataluña, por iniciativa legislativa popular, declaró ilegal este espectáculo taurino. Y este factor, el factor Cataluña, creo que es determinante en la exaltación de los toros en España. El poder español siempre ha considerado los toros como un espectáculo nacional y racial, y su prohibición por parte de Cataluña se la toman como una ofensa (si no delito) de lesa patria. Por lo tanto, les ha faltado tiempo para hacer una ley patriótica de rango superior para anular la ley catalana. España responde a la democracia catalana con continuos "¡trágala!" basados en la imposición y el autoritarismo. España nada entiende de negociaciones ni voluntades populares. Y entre los muchos "¡trágala!" que caracterizan la política española contra Cataluña, uno de ellos es la exaltación de la barbarie taurina a la categoría de una de la Bellas Artes. Y este, el factor Cataluña, es el factor más importante en este asunto. Sin Cataluña, seguramente la misma España hubiera ya prohibido los toros.

    Cuetu

    ResponderEliminar
  5. Los cerdos. He visto granjas de cerdos; muchas pocilgas de cerdos y tengo que decir que la deuda del ser humano con el cerdo es impagable. Si algún día alguna civilización extraterrestre porcina de inteligencia superior a la nuestra (no cabe duda que sí, pues el cerdo el pobre es un animal inteligente), sabe de nuestra crueldad con sus semejantes nos van a aplicar rayo laser cósmico hasta las orejas. Bien merecido lo tenemos.

    ResponderEliminar
  6. Lo malo será que después le parezca apetecible la oreja humana al laser y monten aquí una granja de humanos para consumo y disfrute de esa civilización.

    ResponderEliminar
  7. Curiosamente se salvarían los musulmanes y los judíos practicantes de la venganza cósmica de los Porcino-Extraterrestres. (Por-Ex)

    ResponderEliminar
  8. El tema de los toros está demasiado politizado. Si a favor, entonces carca; si en contra: entonces progre o catalanista.

    No tenemos remedio en esta Celtibería Show.

    ResponderEliminar
  9. No, hay un punto intermedio: la fiesta campera con vaquilla incluida de la despedida de la boda del futuro yerno de Mas.

    ResponderEliminar
  10. No saquemos las cosas de quicio. Yo creo que los toros son barbarie (ya lo he explicado) y que no hay derecho ha hacer del sufrimiento de un animal un espectáculo. Eso es lo esencial. Y, segundo, Cataluña y Canarias prohibieron este espectáculo, basándose en leyes más generales que prohiben infligir sufrimiento innecesario a los animales. Y Cataluña hizo bien, en mi opinión; igual que si Guanajuato, Sonora, Alberta, Michigan o Minas Gerais lo hacen. También harían bien. No se trata de progresía, carcundia o catalanismo. No estamos hablando de eso, y no hay razón para meter cosas diferentes en el mismo paquete. Entre esas tres tendencias políticas puede muy bien haber partidarios y detractores de los toros. son cosas diferentes. Es España quien lo politiza, y quien da a la posición antitaurina un sentido de "lesa patria" que en origen no tiene, ni en España ni en Cataluña.

    Cuetu

    ResponderEliminar
  11. En Asturias nunca hubo afición a los toros. Hay ferias en Gijón y Oviedo de manera puntual, pero es una afición muy reducida y enfocada a una población turística, de paso, etc. Las corridas televisadas, que en otros sitios tienen público en bares, etc.; en Asturias la gente no mira el espectáculo; nadie mira una corrida de toros. No hay maldito interés por los toros. Yo nunca vi una corrida en mi vida, y cuando por primera vez vi una por la tele me pareció algo cruel en extremo. Nunca entendí porque a muchos españoles les gusta los toros; y, peor todavía, por qué los toros tienen que representar una supuesta esencia española. Menos todavía el por qué hay gente que se empeña en glorificar a los toros o por qué los toros tienen tanta prensa; y, ahora se usa este espectáculo como contrapunto catalán.

    Cuando estuve en Estados Unidos enseñando español me fastidiaba mucho que asociaran a España con el olé y olé y olé; pero esa es la identidad que producimos y con la cual yo, y muchos españoles, no nos identificamos. Yo me encargaba de decir a los chavales que los toros era un espectáculo de algunas zonas de España, pero que a muchos españoles no nos gustaba y que además lo considerábamos una aberración como otras tantas que se producen en muchas culturas del mundo. Conmigo varios cientos de americanos descubrieron que había españoles muy lejos de la cultura taurina.

    En resumen: a mi no me gustan los toros, los considero una fiesta salvaje y brutal y si me dan la opción de votar su prohibición lo haría; de la misma manera que se prohibieron en su día las peleas de gallos y de perros.

    ResponderEliminar
  12. Razonando por qué los toros están fuera de nuestro ámbito de civilización, creo que las razones fundamentales son estas dos:

    1. Los toros consisten en matar a un animal gratuitamente. No se puede comparar los toros con los mataderos: en los mataderos se matan animales con una justificación clara, que es la de alimentar a las personas.

    2. Los toros consisten en hacer un espectáculo público de la muerte gratuita a un animal. Tampoco vale la comparación con los mataderos, puesto que en éstos no se monta ningún espectáculo público.

    El hecho de que el nacionalismo español cañí reivindique histéricamente la cutrez torera como un signo de identidad patria, dice mucho acerca de qué tipo de ideología es esa del nacionalismo españolero. ¿Que los toros gustan en Madrid o en Andalucía? Pues que les aproveche. En Canarias y en Cataluña se abolieron por ley. Pues que les aproveche también. En cada sitio hacen con su soberana voluntad lo que quieren. Pero el patrioterismo torero no soporta lo de Cataluña (de Canarias hablan poco, ellos sabrán por qué).

    La verdad es que los toros me traen bastante indiferente, excepto cuando los patrioteros los convierten en estandarte de sus patrioterías. Entonces es cuando uno se avergüenza de ser ciudadano de un país tan hortera como este.

    Konstantínos

    ResponderEliminar
  13. Los toros morirán cuando ya la gente no vaya a las plazas. Cosa que podría suceder muy pronto.

    ResponderEliminar
  14. Extractos de una entrevista con Tom Sharp.

    —¿Sabe que está alojado en el hotel donde se hospedan habitualmente los toreros?

    —Sí, claro que lo sé. Una vez me invitaron a una: corrida y, así de pronto, pensé que sería interesante conocer ese ambiente. Pero cuando llegó el día no pude asistir; creo que no me sentía en condiciones de poder soportar la náusea. Matar animales después de jugar con ellos durante una hora me parece una brutalidad.

    —En este país mucha gente lo considera un arte.

    —Porque han crecido con ello, se han acostumbrado. Yo he visto matar muchos cerdos y no lo encuentro nada artístico. Pero no he venido para criticar la cultura española; también la caza de zorros puede considerarse una crueldad; en todos los países hay algún deporte de sangre.

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.