24 mayo, 2013

¿CAMBIO CLIMÁTICO O IDEOLOGÍA APOCALÍPTICA?

Atención a este vídeo sobre el supuesto cambio climático. Es de la BBC. No tiene desperdicio. Lo que está claro es que alguien miente. ¿Quién miente?

Ps.- El vídeo es gentileza de Cuetu, asíduo colaborador de este Atrio.

http://www.youtube.com/watch?v=QcsImZaYMac

15 comentarios:

  1. Pues si nos atenemos al invierno que hemos tenido, los ecologistas salen un tanto mal parados.

    ResponderEliminar
  2. El razonamiento ecologista sería este:

    El capitalismo destruye la Naturaleza, es antinatural. El capitalismo destruye el equilibrio natural y nos desestabiliza y nos hace vivir formas de vida artificiales, no naturales, des-naturalizadas. Por eso el ser humano auténtico, verdadero, equilibrado, naturalizado; que se inspira en la Natulaleza y comprende su logos, trata de encontrar ese equilibrio, esa conjunción, esa armonía Hombre-naturaleza; en oposición al capitalismo o des-harmonía, destrucción, etc. Por eso que haya una desestabilización climática es propio del capitalismo que vive a la contra de la Naturaleza y su logos. Es todo ponerse a ello y encontrarla. Es visible: humos, grasas y residuos en los ríos y el mar, ciudades de atmósfera irrespirable, los hielos que se disuleven en los polos, etc..

    ResponderEliminar
  3. El ecologismo está muy bien, y ha servido en los últimos tiempos para que todos tomen conciencia del respeto al medio ambiente. De hecho, el ecologismo ha tenido y tiene influencia directa en positivas decisiones políticas o empresariales sobre el medio ambiente.

    Bien, eso es verdad. Pero al mismo tiempo existen corrientes o actitudes del ecologismo que son muy tiquismiquis, que llevan la defensa del medio a extremos obsesivos, que viven en una continua alarma al olor de vaticinios lúgubres sobre el futuro de la Humanidad si no somos "buenos". Son una especie de teología laica. Son unos coñazos y unos cenizos, hablando breve.

    ¿Dónde están las tragedias del agujero de ozono? Se tomaron medidas y está en vías de solución.

    ¿Dónde están las tragedias de la lluvia ácida?

    Aconsejo la lectura de "El ecologista escéptico", de Bjorn Lomborg, exactivista de Green Peace. Un libro documentadísimo para juzgar sin prejuicios el estado del planeta.

    Konstantínos

    ResponderEliminar
  4. No hay que contaminar ni ensuciar los ríos, lagos y mares. Es malo echar residuos químicos venenosos en la tierra. Y hacen muy bien los estados castigando estas conductas, y las gentes limpias denunciando esos abusos.

    Ahora bien, una cosa es eso, ser limpios, y otra cosa es ser apocalípticos. Amenazar a la humanidad con grandes males si no asumen una determinada ideología. ¡Cómo que ideología!, dirà alguno; ¡La ecología es una ciencia! Bien cierto es, la ecología es la ciencia que estudia la influencia de unos seres vivos sobre los otros y sobre el medio natural, con los equilibrios y desequilibrios que se producen. Pero la climatología es una ciencia muy, pero que muy complicada, y que hoy en día todavía no puede llegar a conclusiones definitivas. Sobre el clima influyen multitud de factores, muchos de ellos poco conocidos: la composición de la atmósfera (gases de efecto invernadero o de efecto pantalla), nubosidad, radiación cósmica, actividad solar, calor interno de la Tierra, movimientos periódicos y desplazamientos muy sutiles en el eje de la Tierra, anomalías en la órbita, influencia de la biosfera, campo magnético de la Tierra y sus caprichosas variaciones... Recuèrdese, por ejemplo, que la desertización del Sáhara se produce en periodos de unos 20.000 años, y hace tres millones de años que empezó (naturalmente, sin que la actividad humana tenga nada que ver), según constatan los depósitos oceánicos de arenas transportadas periódicamente por el viento. La última desertización del Sáhara se produjo hace unos 7 mil años. Parece ser que la causa está en ciertas oscilaciones a largo plazo del eje terrestre. En definitiva, los factores que influyen sobre el clima son muchos, muy variados y poco conocidos. Piénsese, por ejemplo, que solo en años muy recientes se ha establecido una red mundial de boyas fiables para conocer realmente las temperaturas y otras magnitudes en diferentes puntos de la Tierra. Muchos datos del siglo XX son fragmentarios y poco fiables.

    Por otro lado, muchas de las teorías catastrofistas se basan en modelos informáticos. Es decir, se ceba una computadora con una serie de datos iniciales y un programa se encarga de hacer una proyección a 10, 100 o 1000 años. Ahora bien, sabido es que muchos modelos matemáticos tienden al descontrol, es decir, que una ligerísima variación en solo uno de los datos iniciales con que se ceba a la computadora puede "predecir" resultados catastróficos a pocos años vista. No sé si el "efecto mariposa" se puede producir en el mundo real (más bien creo que no), pero lo que sí que es cierto es que el efecto mariposa es el pan de cada día en los modelos informáticos. Y luego hay que tener en cuenta que esos datos iniciales son fragmentarios, poco fiables y sumamente inclompletos. Puede haber uno o diez factores ignorados o mal cuantificados que proporcionarían resultados muy diferentes.

    En definitiva, lo que yo pienso es que la ciencia climatológica no ha llegado todavía al nivel de exactitud y fiabilidad necesaria para hacer predicciones fiables a largo plazo. Si es que algún día llega. Por lo tanto, el hacer predicciones catastrofistas que implican decisiones políticas donde se juegan cosas trascendentales para la economía mundial, lo encuentro a todas luces desmesurado y abusivo. Teniendo en cuenta que los intereses económicos Y POLÍTICOS juegan un papel decisivo en todas las decisiones políticas humanas. Y hay que tener en cuenta que la mayoría de los "expertos" del Panel Mundial ese del clima no son, en realidad, científicos (como muy bien nos muestra el vídeo), sino políticos propuestos por los diferentes países, con su carga indudable de intereses y presiones, hasta el punto de promover la expulsión de científicos "discrepantes" con la tesis catastrofista oficial.

    En resumen, limpieza y no contaminar, sí; pero catastrofismo ideológico, no.

    Cuetu

    ResponderEliminar
  5. El DDT era bueno y, de haber seguido aplicándose, hubiera acabado en poco tiempo con la malaria en el mundo. Pero Rachel Carson, ecologista de salón, publicó en 1962 su libro catastrofista "Primavera Silenciosa", creando una alarma apocalíptica que hizo mucho furor en todo el mundo. Yo me acuerdo que, en aquellos años, leyendo el "Selecciones del Reader's Digest" me quedaba indignadísimo al saber que "hasta en los peces de la Antàrtida" se había encontrado DDT. Luego se supo que esas conclusiones se basaban en experimentos mal hechos y en datos inciertos, pero el mal ya estaba hecho. A ver quien es el guapo que hoy el día aboga por restablecer el uso del DDT. (Los hay, sin embargo; y todo llegará).

    Yo me acuerdo que, a la edad de 15 años, cogí piojos en la cabeza. Mi madre me echó un espolvoreo del bote de DDT, al cabo de una o dos horas me lavé la cabeza y hasta hoy. En cambio hoy, cuando un niño coge piojos, tiene que estar semanas enteras echándose unos antipiojos que sirven para muy poco, y muchas veces no logra quitàrselos.

    Pues bien, yo no sufrí ningún perjuicio atribuible al DDT. No sólo eso (que sería irrelevante): no se conoce a NADIE EN EL MUNDO que haya sufrido ninguna enfermedad ni trastorno, aunque fuere leve, a causa del DDT. Más bien puede decirse lo contrario: de hecho, miles o millones de personas murieron a causa de la prohibición del DDT. Pero el DDT sigue implacablemente prohibido. Cuando sus beneficios en la agricultura y medicina preventiva serían muy importantes. El DDT es un ejemplo de lo que puede lograr el catastrofismo ecologista.

    Otro ejemplo son los alimentos transgénicos. Pero este es otro tema.

    Cuetu

    ResponderEliminar
  6. Pues hay una campaña mundial para acabar con los alimentos transgénicos!

    ResponderEliminar
  7. Pues sí. Es el liberalismo salvaje y el sistema capitalista, que nos quieren envenenar con productos alimenticios llenos de química y manipulaciones genéticas. Cualquier día nos van a salir granos verdes por todo el cuerpo, o nos va a crecer las orejas hasta hacerse como trompetas, o nos van a nacer miembros supletorios en medio de enfermedades atroces. Hay que luchar contra esos alimentos transgénicos que las multinacionales del gran capital nos quieren meter, aunque para ello tengan que destruir las especies vegetales de todo el Planeta y envenenar a todo bicho viviente. Hay que volver a los cultivos puros, con estiércol animal, cuando el hombre era puro y el Planeta era puro y las aguas y el aire eran puros y no había más enfermedades que las necesarias. Cuando había fuentes puras y los árboles daban frutos naturales, y la raza humana era inocente y feliz. ¡Muerte al capitalismo!

    Pedrosa Latas

    ResponderEliminar
  8. El sistema capitalista es el Demiurgo, llamado también Satán o Baalzebú. Fue dios de los babilónicos también. Marduk.

    ResponderEliminar
  9. Marduk es el dios supremo, que nos dio el Libro Santo "Enuma Elish". Mordekai, en el Libro de Esther, lleva su nombre Santo. Teso Mordekai? Mardokai? El Merodach bíblico? Todo es muy confuso.

    Pedrosa Latas

    ResponderEliminar
  10. Los transgénicos, Sr. Nesalem y Sres. comentaristas, son alimentos completamente seguros, experimentados una y mil veces. De hecho, yo me comería mucho más tranquilo cualquier transgénico autorizado que un alimento de "agricultura ecológica", pues estoy seguro que el primero está mucho más controlado y es mucho más seguro y beneficioso para la salud que el segundo. De hecho, los alimentos de agricultura ecológica ya han ocasionado bastantes muertes; no hay más que recordar el caso de muertes recientes en Alemania, que en un primer momento se quisieron atribuir a los pepinos de origen español, pero que resultó que eran causadas por un cereal importado de agricultura ecológica.

    Los alimentos transgénicos tienen, además, unas cualidades nutritivas mucho mejores, que los hacen más aptos para la salud humana. Eso sin hablar de las enormes ventajas económicas de su uso. No hay ningún estudio científico, ninguno, que haya puesto de manifiesto ninguna contraindicación de los transgénicos. Sí que hay, y mucha, propaganda delirante en contra de los transgénicos. Son artículos de prensa que cuentan males horribles causados por transgénicos, pero no citan estudios concretos, ni autores ni universidades de prestigio que avalen esas opiniones tan radicalemente contrarias. Mientras esas referencias estén ausentes, bien se puede decir que se trata de propaganda religiosa radical (de la religión ecologista, por supuesto) sin ningún aval científico que respalde tales afirmaciones.

    Para ver explicaciones más detalladas (imposibles de dar en un simple comentario, claro) pueden Uds. acudir a:

    Manuel LOZANO LEYVA: El fin de la ciencia. Págs. 379 a 386 "La revolución genética". Ed. Debate, 2012.

    J.M. MULET: Los productos naturales ¡vaya timo!. Págs. 39 a 65 "Transgénicos, la amenaza fantasma". Ed. Laietoli, 2012

    Entre muchos otros.

    Cuetu

    ResponderEliminar
  11. Sr. Cuetu:

    He puesto su interesante comentario sobre los transgénicos en twitter y facebook. Cualquier opinión la transladaré al Atrio en este mismo epígrafe como comentario, si no viene ya directamente como tal.

    ResponderEliminar
  12. Pues vale, que se los coma todos el.....

    M.I.

    ResponderEliminar
  13. Bueno, está bien leer opiniones contrarias. Los que están a favor como el Sr. Cuetu deberían de leer los argumentos de los que están a en contra.

    http://actualidad.rt.com/ciencias/view/50935-Productos-transg%C3%A9nicos-amenazan-a-Humanidad

    ResponderEliminar
  14. Quizás la verdad está en el medio de las dos posturas. Siempre queda una incógnita por saber a la hora de poner en marcha alimentos de diseño.

    ResponderEliminar
  15. Dicen los Mandamientos Ilustrados: "No harás del relato político una batalla entre buenos y malos; no dividirás la realidad entre las fuerzas del bien y las del mal, y buscarás el matiz; no caerás en el maniqueismo y no concebirás el mundo como una batalla entre ángeles y demonios." Muy bien; lección aprendida.

    Pero también dicen: "En las cosas técnicas y científicas, da la palabra a los técnicos y científicos, que son los que realmente saben de esos temas, asegurándote de que son ellos los que hablan por medio de experimentos y estudios contrastados, y de que no hablen políticos o doctrinarios usurpando o tergiversando su voz".

    Cuetu

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.