13 enero, 2012

LA ASTURIAS QUE NOS EMPEZÓ A DEJAR SER

En aquellos años los asturianos se fueron convirtiendo a las sectas más herméticas, a las iglesias protestantes hypercalvinistas, a los movimientos espiritistas y teósofos; a la Iglesia Mormona; a los cristadelfos; a las masonerías del Gran Arquitecto; al rosacrucianismo, swedenborgianismo, mennonismo con Amish incluidos; comunas místicas de la Nueva Era y otras cosas más heréticas y clandestinas de cultos extraños. El judaismo comenzó a florecer en todas sus variantes y muchos judíos hicieron de Asturias su tierra prometida junto con Israel.

Y al mismo tiempo Asturias se fue haciendo más próspera, más interesante, más abierta al mundo, más cosmopolita. La región fue adquiriendo un carácter más receptivo al capitalismo más avanzado; las grades multinacionales empezaron a ver a Asturias como tierra prometedora de sus inversiones y pronto se empezaron a abrir centros tecnológicos de investigación y bata blanca y de salarios altos. Se creaban miles y miles de trabajos relacionados con la microbiótica, la nanotecnología, inteligencia artificial, energías futurísticas, etc, etc..

Al haberse creado una sociedad civil basada en la variedad espiritual y hereje de secta dura o iglesia independiente y disciplina comunitaria inconformista dentro de sus organizaciones sectarias; entonces se creo también un espacio libre de la ideología oficial anterior, que así mismo favoreció la libertad de ser raro, extraño, extravagante a rabiar; absolutamente librepensador a la contra, incluso de los laicos subvencionados; de los ateos, de los materialistas por moda y oportunismo que se vieron reducidos a una minoría extremadamente debilitada ante este empuje creativo.

Aquello era insólito para Asturias. La ideología anterior había estancado a Asturias por decenios y hasta casi cien años en una sociedad seca, dura, fuertemente provinciana; de materialismo cultural izquierdoso sindicalero; o de derechona aldeana monopolizadoras de la vida civil, inexistente fuera de esos parámetros oficiales y fuertemente subvencionados. Una sociedad asturiana, aquella anterior, que manifestaba un carácter antiespiritual pronunciado, un atavismo antireligioso estéril y ciegamente cerrado a otras posibilidades. Una sociedad que orbitaba alrededor de lo de siempre; conformista con su atraso; con sus eternos líderes políticos grises y mediocres hasta el hastío. Una Asturias subvencionada, y mendiga de dineros externos para poder seguir existiendo. Una Asturias arruinada, envejecida, prejubilada; pedigüeña, emigratoria, etc.

Pero todo cambió de forma increíble.

Y surgieron las conversiones a los movimientos espirituales heréticos, fuertemente sectarios en sus comunidades, solamente en sus comunidades. El terreno político fue siendo acaparado por gentes honradas a carta cabal, de fuertes convicciones morales; de adicción al trabajo bien hecho y con aspiraciones al progreso económico real en base una competitividad y disciplina. Gentes leales a su iglesia, secta u organización masónica, pero absolutamente independientes en su compromiso con la sociedad civil y regional. Asturias, para ellos pasó a ser una marca suprema de productos bien hechos, de garantía de honestidad; de tierra con fibra y textura capaz de dejar atrás en el atraso al resto de España y de Europa.

Asturias pasó a ser la tierra que nos dejaba ser.

3 comentarios:

  1. En aquellos años se proclamó la Constitución de de la Tierra Libre Asturiana. Sus puntos más importntes eran:

    a) Absoluta separación de iglesias, organizaciones, grupos, comunas, comunidades, congregacioenes. logias, etc; y el Estado Regional. Cada organixación, iglesias, etc., se habrá de financiar a través de sus miembros: cuotas, diezmos, donativos, etc. La enseñanza religiosa o espiritual corresponde a cada iglesia, organización, etc.. el llevarla a cabo en sus locales.

    b)Absoltamente prohibidas las subvenciones o ayudas exteriores que no estén debidamente justificadas y consensuadas por el Parlamento Asturiano. Cada uno ha de pagar o financiar voluntariamente con donativos, su partido, su sindicato, su cultura, su música, su folklore, su arte, su cine, etc. Nadie tiene porque verse forzado a pagar aquello que no le gusta durante su tiempo libre o de ocio.

    c) Absoluta separación de la política de las creencias o ideologías de cada iglesia, organización, etc.. La política asturiana será una técnica objetiva de distribución, de incentivación, de creación y aplicación de leyes para ciudadanos iguales ante la ley e igualmente libres en la sociedad civil.

    ResponderEliminar
  2. En cuanto al idioma se acordó dejarlo al libre albedrío de sus habitantes. No habría idioma oficial. El Gobierno asturiano publicaba sus documentos en castellano, asturiano e inglés.

    Curiosamente, a lo largo de los años, y en la práctica social del día a día se fue consolidando el inglés como primer idioma de uso, el castellano fue el segundo y; sorprendentemente, el asturiano se comenzó a utilizar como lengua interna de las iglesias, organizaciones, comunas, etc..

    Cada colegio elegía el idioma que habría de utilizar en su currículo. Así fue como en Asturias nunca fue necesario imponer una lengua desde arriba. La gente misma utilizaba su idioma de manera libre y sin problemas en una sociedad civil madura.

    ResponderEliminar
  3. No es mala la idea de una sociedad civil que se abre cuando hay pugnas privadas que tratan de ganar poder. Creo que algo así sucedió en Estados Unidos. Es la posibilidad que lo civil quede en manos neutras.

    En España los partidos políticos y sindicatos e Iglesia aspiran al poder político. No son entes privados y eso hace que secuestren la vida civil y la anulen.

    Buena idea lo de las lenguas en libertad. Inadmisible para la mentalidad de hoy.

    K. (No-Kousinsky)

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.