12 diciembre, 2013

A LA BÚSQUEDA DE TERRITORIOS COMUNES (II)

(continuación)
Clase Social Común.- Quizás sea el mayor fracaso como territorio aglutinador de masas. Funcionó por un tiempo y
logró crear una mística proletaria y una metafísica maniquea con el burgués como enemigo. También parecía fundamentar una solidaridad común en ciertos contextos y puntuales reivindicaciones. Pero, considerando también la cortina de humo ideológica de los países comunistas, fracasó este intento identitario. Muy superado por el nacionalismo. Queda vivo como concepto sociológico y políticamente oportunista en ocasiones.Véase también ideología.

Cultura Común.- Bien es verdad que hay ocasionales identificaciones entorno a una comida típica de una región o nación; también se siente uno a bailar en corro entrañable, o vestir traje regional en determinadas fiestas; compartir costumbres, tradiciones; pero son territorios afectivos superficiales a la hora de crear identidad.

Intereses o aficiones comunes.- Aquí podríamos agrupar muchos territorios basados en profesiones comunes; deportes comunes, gusto por el arte, la ciencia, etc., etc. La identidad de profesar un oficio puede ser importante: el orgullo personal que sienten los buenos mecánicos, médicos, ingenieros, albañiles, etc., puede influir en su vida cotidiana como autoestima. Los territorios comunes afectivos en trono a una profesión o afición
pueden llegar a crear robustas identidades afectivas. El fútbol es otro ejemplo. La identificación con un equipo va coloreada con una mística, una ejemplarización de valores que puede desencadenar afectividades fuertes dentro de los equipos o contra otros equipos; incluida la violencia.

Religión Común.- Entramos en lo que podríamos llamar “territorios sagrados”. La religión es uno, junto con el nacionalismo, de los vínculos afectivos y efectivos más fuertes que sigue afectando a muchos millones de personas en el mundo. Al ser Dios (o Una Trascendencia), el concepto unificador de la religión; es decir, los territorios que configuran las religiones poseen un aura de “sacralidad” o de lo “sagrado” que hace posible una territorialidad afectiva trascendente. Además las religiones son así mismo productoras de marcadores éticos, morales y culturales, con fuerte impacto en la vida cotidiana de muchas personas. Pero la peculiaridad de estos territorios (también el nacionalismo, aunque más fuerte en la religión) es la territorialidad común afectiva dentro de ellas, al mismo tiempo que se cierran en mayor o menor grado con respecto a otros territorios, creando de este modo territorios estancos entre sí. Los intentos de crear territorios comunes entre las diversas religiones han tenido éxito en raras ocasiones y entre religiones muy afines: Consejo Mundial de las Iglesias, etc. Otra peculiaridad de ciertas religiones es la coacción social o acaparación del espacio civil y político que a veces imponen.Funcionan, en este caso, como territorios comunes necesarios en muchos países.

Ideologías Comunes.- Las ideologías funcionan en cierta medida como sustitutas de las religiones. Bien es verdad que los territorios ideológicos han venido cambiando o mutándose de diferentes maneras. La ideología, lo mismo que la religión, provee de un significado global y totalizante que hace posible las fuertes vinculaciones
afectivas dentro de ellas y contra ideologías rivales u opuestas. Podemos seguir el mismo esquema de la religión salvo que no tienen necesariamente a Dios como centro. Su terreno de acción es el cambio social a través de la política. Su ambición es acaparar el mayor poder civil y político posible incluso, en ocasiones, utilizando la coacción o el miedo llegado el momento. El nacionalismo es la ideología por excelencia, pero luego están todas aquellas ideologías basadas en fuertes intereses socio-económicos; de identidades minoritarias: feminismo, gays, negros, inmigrantes, nacionalismos minoritarios; ecologismos, contraculturas, grupos racistas, fascistas. Ideologías light de tipo socialdemocráta, liberal, conservadora, etc.

Seguimos explorando los territorios y a ver a dónde llegamos.

(continuará)

1 comentario:

  1. ¿Se puede vivir fuera de toda representación? Sea ideológica, religiosa, etc... Es que a mí me gustaría ...

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.