29 octubre, 2012

LA "TRAGEDIA" CHECOSLOVACA

Me impresionó esta carta al periódico la Nueva España de Asturias. He aquí un ejemplo de solución política civilizada y democrática. No sé lo que piensan ustedes sobre esta "tragedia" que nadie en estos países la entendió como tal. El ejemplo opuesto fue el horror de Yugoslavia. Me gustaría saber la opinión de ustedes. No es la tónica de lo que se viene publicando en España sobre el tema de Cataluña.

Estos ejemplos como el de Chequia y Eslovaquia, deberían ser proclamados por los cuatro vientos, en lugar de excitar a las masas a la mala baba y al enfrentamiento. De ahí que la ideología nacionalista (americana, francesa, española, vasca, lituana, maorí, etc) además de ser una identidad civilizadora y liberal como el ejemplo muestra; siga siendo también una de las ideologías más peligrosas por llevar en su código genético la posibilidad y potencialidad del horror, lo que Amin Maalouf llama "las identidades asesinas".

http://mas.lne.es/cartasdeloslectores/carta/11682/pais-partio.html

Hoy sale de nuevo en LNE en páginas de colaboración. Creo que ha gustado a mucha gente este escrito.

http://www.lne.es/opinion/2012/10/29/pais-partio/1319021.html

21 comentarios:

  1. Recordemos que uno de los mayores actos de ruptura e independencia fue la Reforma Protestante.

    ResponderEliminar
  2. Lo que demuestra el artículo de la señora Yarmila Reznickova es que un proceso de secesión no es más que un proceso político, que si se hace con espíritu de diálogo democrático, no conlleva situaciones traumáticas.

    Por supuesto, el artículo de la señora Reznickova evoca vivamente el asunto de Cataluña. Pero las diferencias son evidentes: la parte "checa" de aquí (la parte española) se desgañita, se pone histérica, infunde miedo, difama, ridiculiza, acusa de antidemocracia, y simplemente se pone así porque es incapaz de concebir mentalmente que una parte de España se pueda separar por medios pulcramente democráticos.

    ¿Y qué se puede hacer si el pueblo catalán expresa masivamente su intención de separarse de España? Nada, no se puede hacer nada. Sólo respetarlo y acordar la separación civilizadamente. ¿O alguien pretende mandar los tanques a Barcelona, en pleno siglo XXI y en plena Comunidad Europea?

    Saludos,

    Konstantínos

    ResponderEliminar
  3. Pues también tengo oído que muchos ciudadanos checos y eslovacos culpan de la división a los políticos de entonces, no a que hubiera una opinión mayoritaria de la sociedad.
    Aparta de eso pocas más comparaciones se pueden hacer entre los dos casos.

    ResponderEliminar
  4. De todo habrá en la viña del Señor, Sr. Último de Filipinas. De todas maneras la vía checoslovaca, fue mucho más civilizada que la vía yugoeslava. Es un hecho innegable.

    En cuanto a Cataluña:

    Hay un movimiento independentista fuerte, pero no suficiente para lograr un consenso sólido y de mayoría absoluta que haga posible una conciencia independentista capaz de llevar a cabo su proyecto de escisión de España. No obstante los acontecimientos a partir de ahora serán los que hablen. Yo soy de la opinión de que un Referéndum sería deseable para salir de dudas. Y, según encuestas, la mayoría de catalanes están a favor de un referéndum: http://www.europapress.es/nacional/noticia-74-catalanes-favor-referendum-autodeterminacion-20121010121223.html

    Pero hay un problema: la Constitución española no permite tal referéndum, a menos que se enmiende la Constitución a tales efectos. Pero para enmendar la Constitución se requiere la aprobación del Parlamento español, que dirá que no. Entonces: cualquier referéndum que se realice en Cataluña caería en la inconstitucionalidad y por lo tanto en la ilegalidad. Cataluña por esa vía legal en el marco de España lo tiene imposible.

    Supongamos ahora que los resultados de las proximas elecciones sean favorables con mayoría absoluta al proyecto independentista y se plantee la independencia a corto o largo plazo. ¿Qué va a pasar?

    Hay cosas que ya sabemos: España se va a negar a tal independencia, ya que la Constitución española absolutamente niega la posibilidad de secesión de cualquier parte de su territorio. A efectos políticos y jurídicos, Cataluña se pondría abiertamente en la ilegalidad, rompería la legalidad y eso llevaría a que España aplicare la Ley y eso daría luz verde (en teoría) a detenciones de líderes independentistas, a prohibiciones de todo aquello relacionado con el independentismo ya que quedaría al márgen de la ley. De radicalizarse la situación con violencia callejera, etc; el Ejército español podría constitucionalmente y legalmente intervenir en Cataluña, incluso con la venia de Europa.

    Con ello ya tendríamos el conflicto servido.

    Uno piensa que no se va a llegar a esta situación y que CIU con el Sr. Mas al frente, transformará el proyecto de independencia en un proyecto a largo plazo, en una indefinición, en un tira y afloja de me das esto y yo reniego de lo otro, etc.. Al final el gobierno catalán conseguirá cosas que le interesan en cuanto a financiación, fiscalidad, etc; y las cosas seguirán más o menos como hasta ahora: Cataluña seguirá siendo de España, pero las particularidades políticas de siempre. El tira y afloja seguirá de forma indefinida.

    Yo así lo veo, puedo estar muy equivocado. ¿Qué piensan ustedes?



    ResponderEliminar
  5. Efectivamente, la Constitución española impide la celebración de un referéndum de las características que anuncian en Cataluña. Hacerlo sería ponerse al margen de la ley, está claro. Pero nada evita que la Generalitat o el Parlamento catalán convoquen una consulta popular. Hacer una consulta no está prohibido: las hacen los ayuntamientos y todo tipo de entidades. No está prohibido en España hacer consultas.

    Otra cosa es que, lógicamente, el Estado español no va a reconocer esa consulta ni los resultados que de ella deriven.

    Pero hay algo impepinable: si hay una mayoría clara de catalanes que optan por la independencia, y esa mayoría es reiterada y se consagra políticamente, se convierte en un proyecto que, a la larga, tenderá a hacerse realidad. Y si la Constitución española no lo contempla, tendrá que acabar contemplándolo. La Constitución no es la Biblia: al ser una referencia de convivencia democrática, cambiará si cambian las características de esa convivencia democrática.

    Desde luego, las relaciones entre Cataluña y España han cambiado ya para siempre, me parece a mí. Todo lo que hemos conocido hasta ahora va a cambiar. Lo que ocurre es que no sabemos hacia dónde. ¿Va a seguir siendo mayoritario el sentir social a favor de la independencia? A lo mejor no, a lo mejor mengua y vuelve a las cifras de hace años (un 30%, creo que era). A lo mejor Mas y CiU diluyen la rotundidad de la independencia por fórmulas más "amables".

    Ver veremos.

    Kontantínos.

    ResponderEliminar
  6. No creo que la casta dominante española permita ni siquiera hacer una consulta bajo la ley de consultas. Ya se sacarán de la manga lo que haga falta para evitarlo.

    Cuetu

    ResponderEliminar
  7. De todos modos, habrá que ver lo que pasa el 25N. Son unas elecciones trascendentales para comprobar la fuerza electoral de las posiciones independentistas.

    Después, la consulta programada no podrá celebrarse, con toda seguridad, bajo la legislación española. Ni Referéndum de Autodeterminación, ni consulta simple, ni dios que lo fundó. La casta dirigente española no permitirá nada que implique un reconocimento de Cataluña como sujeto político. Aquí es donde se tendrá que producir el primer acto de ruptura de Cataluña con la legalidad esgrimida por la casta dirigente española. Si la Generalitat insiste en la consulta, tendrá que buscar supervisión y apoyos internacionales, cosa más que cruda y dificultosa.

    La independencia, si algun día llega, tendrá que ser por declaración unilateral, como los Estados Unidos de América del Norte en 1776. Está más claro que el agua. Pero yo dudo mucho de que llegue, la verdad. El camino es duro y largo, y no veo yo al pueblo catalán preparado para resistir las dificultades ni las toneladas de propaganda y de amenazas que la casta dominante española no para ni parará de proferir. A pesar de las apariencias, no lo veo preparado ni siquiera para cualquier acto que implique la más mínima ruptura con la legalidad de la casta dirigente española.

    En fin, que, primero, a esperar estas elecciones del 25N. Y ya veremos.

    Cuetu

    ResponderEliminar
  8. No estamos hablando de otro asunto que habría que considerar. En la actualidad la identidad nacional española está muy a la baja si se compara con Francia o con Suecia o Grecia mismo. Ser español levanta el orgullo de muy poca gente en España y fuera de España. Si miro a los edificios públicos: institutos, oficinas gubernativas de esto y lo otro, campos de fútbol; etc, veo muchas benderas españolas deshilachadas y sucias colgando de mala manera, muchas veces no hay bandera alguna. No hablemos de fiestas nacionales (12 de octubre, etc.)sin bandera alguna colgada de ningún sitio y poquísimo o ninguna manifestación nacional de nada por parte de la gente. Cuando hablas con la gente o gente joven sobre todo, ves indiferencia al tema de la identidad nacional. La gente en España no es chovinista al modo griego (oh Grecia plagada de banderas por todos los sitios)o al modo americano. Digamos que "pasa" del asunto "España" como símbolo de algo que merezca la pena exhibir. Ser español a veces parece más una condena que un orgullo: la crisis, la corrupción galopante, el no haber tenido nunca este país una tradición liberal que valorase con fuerza la sociedad civil y entonces he ahí el principio de un nacionalismo español POPULAR y democrático. En España tanto derechas como izquierdas tienen el nexo del antiliberalismo. Hay un denominador común antiliberal que entiende la democracia más como algo de conveniencia que de convicción.

    El espíritu nacional español sigue siendo identidad fuerte de "derechona", o de extrema derecha y eso espanta a mucha gente que lo relaciona con Franco, con esa tonalidad fascistoide de vana arrogancia, de "por cojones" y "no enmendalla" que ya no gusta a nadie.

    Definitivamente, el nacionalismo español ha de encontrar otras afectividades que no sean esas. Otras identificaciones que vayan más con las aspiraciones de una sociedad civil educada,culta, trabajadora, antipícara, antichulesca, antifascista; etc.

    Quizás muchos catalanes encontraran esa otra identidad española más aceptable, más de gusto de todos. Muchos españoles necesitamos ese otro tipo de identidad española como agua de mayo. En primer lugar habría que cambiar la bandera. Empecemos por ahí.

    ¿Qué pensáis de esto?

    ResponderEliminar
  9. Yo pienso que España, en este momento, es un proyecto político a la deriva. No sé de dónde puede salir un patriotismo español, cuando vemos que el proyecto de España está relacionado íntimamente con una corrupción consentida, con una connivencia entre la golfería económico-política y los poderes judiciales, con una falta absoluta de planificación como Estado. ¿Quién se puede sentir patriota de esta España canalla? ¿Nos quieren hacer patriotas españoles a golpe de corridas de toros y de ondeo cañí de la rojigualda en los eventos futboleros? Que no nos toquen las narices, hombre. No me extraña que los catalanes se busquen otros planes al margen de esta cutrez.

    Konstantínos

    ResponderEliminar
  10. La Guerra Civil nos mostró lo que hizo España con la posibilidad de una democracia liberal. Rápidamente se convirtió en un campo de batalla de ideologías extremas, que no de individuos libres que eligen opciones como sujetos, como ciudadanos responsables. Los individuos son rápidamente subordinados a las ideologías colectivistas marxistas, anarquistas. Radicalismo. Maximalismo. Los vascos y catalanes se repliegan a sus identidades diferenciadoras de lo español. Más colectivismos. Lo que importan son los colectivos de gente fuertemente ideologizada La derecha, ante el empuje de fuerzas sociales que teme la van a desplazar de su posición de secular privilegio; se va replegando hacia un conservadurismo de tendencia católica-integrista; cuando no de abierto fascismo o por lo menos de cualquier pretexto que sirviera de chispa para instaurar una dictadura que pusiera "orden" en el caos. Sí hubo personas o partidos o alas de partidos que apelaban a un espíritu liberal moderado TANTO DE IZQUIERDAS COMO DE DERECHAS O NACIONALISTAS CATALANES Y VASCOS. Pero esas voces no tuvieron eco alguno ante el maximalismo de las ideologías fuertes, fanáticas; ideologías del NO PASARÁN; ideologías todas ellas que apelan a las fuerzas colectivas del proletariado, de la Patria, de la Iglesia, de la Madre que lo Parió.

    Resumiendo: Echen un vistazo a la historia española del siglo XIX y XX. Yo lo que observo es la mal-formación de una identidad nacional española que quiso nacer como nación liberal con su constitución liberal, pero que pronto fue ahogada por el más cutre y cruel espíritu reaccionario de Fernando VII. Nada que hacer, España había quedado aislada de los movimientos transformadores europeos: La Reforma protestante, la influencias y reformas liberales de la revolución americana y francesa, etc, etc. España siguió en su aislamiento, con una Iglesia tan omnipotente como inquisitorial, con sus estallidos sociales intensos pero sin cauce civilizado.

    Pero si observamos las tendencias actuales de derechas como de izquierdas, vemos de nuevo un marcado sentimiento antiliberal que tiene como objetivo de su crítica la misma democracia liberal que en España nunca es liberal; siempre está intervenida, interferida, apropiada por partidos-secta, por ideologías colectivistas, estatalistas, por terrorismo nacionalista, etc. Fíjense en los movimientos 15M u otros: son antiliberales hasta la médula en un país que nunca fue liberal. Fíjense en la derecha y sus reformas económicas antiliberales, su intento de vuelta a un nacionalismo español carente de afectividad colectiva salvo los partidos de fútbol de la Selección y poco más. España sigue viendo la democracia liberal más como conveniencia y pretexto que de fuerte convicción. La democracia es siempre para otra cosa, para Grandes Ideales pendientes, etc, etc. ¿Qué opináis?


    ResponderEliminar
  11. ¿Que no hay un proyecto español? No lo hay si hablamos de ser nación a la vanguardia de la ciencia o la tecnología, del arte o de los estudios paleontológicos; del comercio mundial o de la investigación médica, de la agronomía mundial o de la oceanografía, etc. Pero sí que hay un proyecto de España clarísimo desde los tiempos de la Transición: hacer de Madrid una megalópolis mundial, escaparate de las grandezas españolas para admiración de propios y extraños. El París de la Europa meridional.

    Para llevar a cabo este proyecto, la casta dominante española no ha reparado en medios. No importa si los trenes de gran velocidad son económicamente ruinosos: lo que importa es que sean los trenes de Madrid, que Madrid tenga cinco (¿o son seis?) trenes de alta velocidad hacia todos los puntos cardinales. Lo mismo cabría decir de las Autovias Gratuitas Radiales de Madrid, autopistas de circunvalación o radiales faraónicas, o de unas terminales de aeropuerto que nadie en Europa, ni siquiera Alemania, posee. O de la obligación que tienen las compañías aéreas mundiales que contratan con España de utilizar como terminal el aeropuerto de Madrid, y muchas cosas más.

    Si alguna vez, por causas ajenas a la voluntad española, se concedieron unos Juegos Olímpicos a Barcelona, la casta dirigente puso en marcha enseguida una contraofensiva total de mucho mayor calado para lavar tamaña ofensa: el primer tren TGV no rentable español para comunicar Madrid con… Sevilla; una Exposición Mundial en Sevilla, con dinero a espuertas y a fondo perdido; un "Madrid, Capital Mundial de la Cultura", etc.

    De modo que sí, creo que sí que hay un proyecto español identificable. Pero, como es natural, no es muy atrayente para las naciones no castellanas de la Península Ibérica, ni tampoco para la gente industriosa y responsable en general, que haberla hayla.

    Cuetu

    ResponderEliminar
  12. Al Sr. Nesalem le parece que "la identidad española está muy a la baja". No creo que sea así. El Sr. Nesalem se basa en el indicio de la baja exhibición de la bandera española, que no es, a su juicio, comparable con la exhibición que de la bandera propia hacen otras naciones.

    Yo creo que la baja exhibición de la bandera española está relacionada con el hecho de que tal bandera fue la del ejército y el bando vencedores en la Guerra Civil, y que, queramos o no, lleva esta connotación desde entonces. La izquierda española nunca se identificó del todo con tal bandera franquista. De hecho, tal bandera española siempre se identifica con la derecha y, todavía más, con la extrema derecha.

    Pero esto no quita que el nacionalismo español sea muy fuerte, y que se manifieste de otras variadas maneras: supremacismo y altivez ante las naciones ibéricas sin estado, orgullo y picaresca "racial" ante los poderes europeos, imposición de la lengua española en todos los sitios donde pueden, etc.

    Cuetu

    ResponderEliminar
  13. Si las cosas se hubieran hecho bien y democràticamente durante la Transición, no existiría el problema de Cataluña.

    Por ejemplo, la organización territorial. Mejor hubiera sido establecer constitucionalmente cuatro naciones que coincidirían aproximadamente con las cuatro lenguas ibéricas: catalán, vasco, castellano y gallego-portugués. En cada territorio sería obligatoria y oficial solamente la lengua propia, y las demás serían de uso libre en un mercado libre. Ninguna lengua española sería obligatoria fuera de su territorio patrimonial. Los asuntos comunes de España, y solamente estos, serían gestionados por las cuatro naciones en pie de igualdad, sin hegemonías ni predominios de ninguna sobre las otras. Los órganos comunes de España serían representativos de las cuatro naciones en igualdad, sin tener en cuenta el número de habitantes de cada una.

    Pero no se hizo así. Se prefirió consagrar la supremacía castellana, ya bien establecida por el franquismo, con algunos retoques; por ejemplo, la despenalización de las lenguas no castellanas que, de esta manera, pudieron enseñarse sin persecución política. Y poco más.

    Pero ahora ya es tarde para plantear una España federal, que, por otro lado, nadie en España quiere. Nunca la casta dominante española permitirá que haya una Cataluña, Vasconia o Galicia que trate directamente, de tu a tu, con Castilla. Su esquema mental, su "mantra", es el de "el todo y la parte", y "la parte no decidir por el todo" y bla bla bla, sin moverse nunca del mismo sitio imperial, que es el de la parte que es todo y que es todo sin ser parte. "Las partes son los Otros". Sostenella y no enmendalla.

    Ahora las cosas, en Cataluña y Vasconia, van por el camino de la independencia. Si esta fracasa, como previsiblemente fracasará, se producirá una venganza española (léase castellana) para, ahora si, reducir definitivamente estas díscolas provincias y que nunca más vuelvan a levantar cabeza. "Españolizar", es la palabra. Tal es el futuro inexorable que nos espera a medio plazo. Lo conseguirán o no lo conseguirán, pero esa va a ser la dinámica futura. Que es la que siempre ha sido, no nos engañemos.

    Cuetu

    ResponderEliminar
  14. Poder constituyente y poder constituido. Dos conceptos importantes en esta polémica.

    http://raulbaduel.blogspot.com.es/2007/11/el-poder-constituyente-es-la-voluntad.html

    ResponderEliminar
  15. He leído, Sr. Nesalem, el enlace que nos da a la explicación del concepto de Poder Constituyente y lo encuentro sumamente interesante. En efecto, todo pueblo es soberano y, en uso de su soberanía, puede erigirse SIEMPRE QUE QUIERA en Poder Constituyente. El problema para Cataluña y Vasconia es que ese derecho de todo pueblo a su soberanía no es reconocido por la casta dominante española. Todos sus esfuerzos propagandísticos y tergiversadores de la Historia de la referida casta van dirigidos, precisamente, a negar al pueblo catalán su categoría de Pueblo constituyente: Cataluña no es y nunca fue nación, no es un pueblo, el único pueblo que existe es el español, etc. etc. Entonces, ¿cómo "demostrar" a quien no atiende a razones que Cataluña es un pueblo? Pues yo creo que no hay nada que demostrar; Cataluña únicamente puede actuar por la vía de los hechos: cuando Cataluña vote mayoritariamente su independencia (si algún día la vota, cosa que dudo mucho), asume la categoría de pueblo libre y soberano, dueño de sus actos. Se constituye, por así decirlo, en Poder Constituyente.

    Cuetu

    ResponderEliminar
  16. Sí. De acuerdo, pero los catalanes no hacen lo suficiente para dejar de ser víctimas. Ser siempre víctima es un estado algo lamentable. Jugar siempre con la ambigüedad del sí, pero no; es, a la larga, un juego de conveniencia y no de firme convicción. Véase ahora la encuesta que dice que si la independencia implica salir de Europa entonces el independentismo bajaría al 40%. Conveniencia no convicción. El Sr. Mas ya habla de renunciar a la independencia en caso de que Europa no les deje seguir en la Comunidad.

    Aquellos pueblos que son dignos de su independencia ponen toda la carne democrática en el asador y al riesgo que sea. Los que no pues se acomodan de acuerdo a las conveniencias del momento. A la larga su nacionalismo se va convirtiendo en regionalismo.

    ResponderEliminar
  17. Sr. Nesalem, le recomiendo que no se crea Ud. todo lo que vea en las TVs de la casta dirigente española, ni todo lo que lea en su prensa. Es mucho lo que se juegan en estas elecciones, y no reparan en medios, limpios o sucios, para llevar el agua a su molino. La propaganda disfrazada de información está a la orden del día. Es un bombardeo masivo, créame. No sólo se tergiversan y deforman las noticias, sino que se acude sin vergüenza ninguna a la mentira pura y simple, y a la denigración sistemática del Sr. Mas y de los independentistas en general. Yo he visto ejemplos a montones. Para estar bien informado es norma básica leer a las dos partes, y luego sacar conclusiones. Hay excelente información en internet en los diarios digitales: avuielpunt.cat e-noticies.cat naciodigital.cat racocatala.cat elsingulardigital.cat y otros.

    Cuetu

    ResponderEliminar
  18. Siempre se puede decir, claro, que la información de origen catalán es sospechosa de manipular a favor de la independencia. Esto lo oigo continuamente en boca de españoles de buena fe. Yo, que siempre me he interesado por el tema y sigo desde hace muchísimos años la cuestión, creo que la información catalana sobre la cuestión catalana es INFINITAMENTE mejor que la española. Claro, otra vez puede aducirse que yo, al ser favorable a la libertad de Cataluña, puedo ser parcial en mi juicio. Pero yo diría que mi juicio se formó en el sentido que se formó, precisamente por darme cuenta de que, en la cuestión catalana, es Cataluña, y no la casta dominante secular española, quien lleva razón. Cataluña tiene razón, y lo que dice el independentismo catalán es mucho más razonable y sensato que las barbaridades y barrabasadas que configuran la opinión mayoritaria española ("la ideología dominante es la ideología de la clase dominante", Marx dixit). Y esto no he llegado a admitirlo como dogma de fe indiscutible, sino discutiéndolo cada día, poniéndolo constantemente en cuestión. Siempre, desde hace muchos años, he estado dispuesto a admitir la posibilidad de estar equivocado en mi juicio sobre Cataluña, pero este cuestionamiento constante de mis ideas es lo que me asegura que la cosa es así como os explico: Cataluña tiene razón.

    En definitiva, veremos los resulados electorales del 25N, en los cuales, ¡oh milagro! la independencia está representada por CiU y por el presidente Mas (además de por otros partidos). Esperemos estos resultados y veamos cómo seguirá el proceso imparable que se ha abierto en Cataluña.

    ResponderEliminar
  19. Comentario anterior: Cuetu

    ResponderEliminar
  20. Ah! Y un medio de información muy bueno y objetivo, que se me olvidó en la lista anterior: www.vilaweb.cat Es un diario digital que vale la pena leer.

    Cuetu

    ResponderEliminar
  21. Dejemos que los acontecimientos hablen y obremos siempre con juicio y santo equilibrio.

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.