30 julio, 2011

UN BUEN CALVINISTA

Como buen calvinista he de creer que ya todo está predestinado. Todo está en su justo sitio. Todo sucede en su absoluta transparencia. La infame condición de pecador y de Pecado sucede como absoluta necesidad divina.

Pero si algo me separa del panteísmo de Spinoza tal como lo expresa en sus primeros capítulos de la ética (no en vano vivió en la Holanda calvinista); es la Voluntad Divina: única Libre y Soberana Voluntad.

Que todo lo que está ocurriendo se deba todo a una trama absoluta y transparente de esa Voluntad Soberana, me da absoluta paz espiritual. Todo está en su justo sitio.

Pero, ¡¡¡qué soledad tan grande y absoluta vive nuestro Jehová!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.