30 julio, 2011

LA IMPLANTACIÓN DE UN SUBSIDIO DE PARO INDEFINIDO


SACADO DE UNA PUBLICACIÓN CATALANA.
La implantación de un subsidio de paro indefinido y sus consecuencias
En Bélgica se aprobó la implantación de un subsidio de paro indefinido (también llamado «minimex») donde todas las personas en edad de trabajar que no tuvieran trabajo recibían una prestación fija de dinero. De vez en cuando, se han levantado voces en contra de esta medida, pero la realidad ha dado muchos más argumentos a favor que argumentos en contra. Uno de los argumentos en contra es la existencia de vagos profesionales: personas que cobran desde hace más de 10 años seguidos el subsidio de paro y no hacen ningún esfuerzo para encontrar trabajo.
 Pero se sabe que si no hubiera este subsidio, pasaría como en el resto del mundo: Una parte de las personas que no reciben el salario social se dedicaría a la mendicidad. Una parte de los parados se dedicaría a la mendicidad por las calles, iría a comedores y dormitorios públicos, removería las basuras, fastidiaría a la otra gente en transportes públicos como el metro y los trenes, dormiría en los bancos de los parques públicos y moriría en la calle. Una parte de las personas que no reciben el salario social se dedicaría a la delincuencia.
Otra parte de estos parados se dedicaría a la delincuencia: robos, secuestros, estafas. Después iría a las cárceles, con los costes que ello supone. Algunos traficarían con droga, facilitando la marginación de los jóvenes. Y muchas mujeres, e incluso hombres, iterarían de la prostitución. La delincuencia, en resumidas cuentas, provoca muchos gastos y un estado policial innecesario.
 Una parte de las personas que no reciben el salario social se dedicaría a la prostitución. La otra parte que queda iría, efectivamente, a trabajar. Pero en realidad son personas a las que no les gusta trabajar. Si tuvieran ocasión, disminuirían el ritmo de trabajo, entretener a sus compañeros y hasta-y-todo harían huelgas innecesarias. Los parados forzados a trabajar son una carga para las empresas y para la sociedad. Sin el subsidio de paro indefinido los parados no pueden comprar en los establecimientos comerciales. Con el subsidio de paro indefinido los parados consumen, los vendedores venden más y el dinero circula en el mercado incentivando la producción. Sólo hay que añadir que con el subsidio indefinido los trabajadores no aceptan sueldos por debajo del nivel del mismo subsidio, con lo que desaparecen los oficios marginales

30 de julio de 2011 11:05
Barcelona, a dimecres, 18 d'agost del 1999.
Agustí Chalaux de Subirà.
Brauli Tamarit Tamarit.


8 comentarios:

  1. Agustí Chalaux tiene toda una teoría socio-económica, un sistema digamos liberal-social utópico para el funcionamiento de la sociedad. Se basa mucho en la supresión del dinero anónimo, origen de toda corrupción, explica él, y en su substitución por dinero nominal, lo que él llama "factura-cheque", que ya funciona en parte con el pago por tarjeta de crédito con factura justificativa. Todo ello controlado por un sistema telemático, claro. Chalaux se basó mucho en el banquero Horace Finaly y, sobre todo, en el premio Nobel de economía Maurice Allais (http://allais.maurice.free.fr/index.htm). Este economista, muerto hace poco a los 99, postula que la crisis actual viene, sobretodo, de la libertad de comercio entre áreas económicas con grandes diferencias en el nivel de vida, como pueden ser Europa y la China. Ve bien la libertad total de comercio, pero dentro de regiones homogéneas. Esas desigualdades en nivel de renta, son el origen, según él, del paro endémico y de la deslocalización generalizada de empresas o su cierre. Propugna un sistema proteccionista tipo cupos. Allais también es partidario del salario social; dice que los bncos rebosan de dinero que no pueden colocar por medio de los préstamos tradicionales; que los titulares de las cuentas podrían indicar qué porcentaje de su cuenta podría ir para el préstamo tradicional de los bancos (en un plazo fijo)y qué porcentage para una cuenta especial de salario social. Siempre con su dinero disponible para él, claro. Hay que tener en cuenta que el partido de la hija de LePen está en una línea como esta. Hay ideas muy interesantes en economía que habría que examinar con total ausencia de prejuicios, ya sean de topo socialista o de tipo liberal a ultranza. El mundo es complicado y bastante "cabrito".

    Runand

    ResponderEliminar
  2. Allais también ataca lo que él llama "el Credo librecambista", como idea impuesta por los financieros norteamericanos. Considera que la immigración extracomunitaria, como parte de esa errónea libertad entre áreas muy dispares, es un mal que comporta más gastos que beneficios, y que se acepta también por culpa de ese Credo. En fin, recorriendo su página (en francés) podrán Uds. seguir su razonamiento, bastante original.

    Runand

    ResponderEliminar
  3. Pienso que este esquema español de derechas-izquierdas está ya más obsoleto que la Belarmina. El mundo está cambiando de forma tal que Zapatero/Rubalcaba-Rajoy o PSOE-PP, ya son dos maneras de politiquear que no van a ningún sitio de progreso en firme.

    Hay fuerzas y relaciones económicas que nos superan y que hay que analizar con nuevos moldes. Adiós al progresismo progre, al capitalismo puro liberal, al romanticismo-progre 15M y cosas parecidas. El mundo está cambiando y hay que dirigirse a la cresta del cambio. ¿Qué se está moviendo?

    ResponderEliminar
  4. He ahí un libro de este economista catalán.

    http://es.finaly.org/index.php/Ensayo

    K.

    ResponderEliminar
  5. Los vagos profesionales votan progre; también sus madres, padres e hijos por razones obvias. Por lo tanto ya sabemos quién promociona este tema.
    Ahora bién, la financiaciación del programa debería de salir total y directamente de Telefónica, Repsol, Iberdrola, Santander, CECA y otros monopolios que se benefician del status quo y de la protección del régimen. Otra parte de los fondos se pueden derivar de la eliminación de ONGS y "obras sociales¨( como la de Cajastur).
    La idea es genial, pero solo se se financia de la forma que yo recomiendo, y no de los fondos del estado.

    Kousinsky

    ResponderEliminar
  6. Pues yo creo que la vagancia se encauzaría mejor cogiendo al vago profesional e institucionalizarlo en forma de campamentos reeducativos donde trabajaría forzosamente en aquello que menos le gusta: hacer carreteras, limpiar letrinas públicas, picar piedra en canteras; pulir rocas en la costa cantábrica; etc.

    Sería una introducción a una dimensión inexplorada por su adormecido espíritu. Podría incluso recuperar su entusiasmo por el trabajo bien hecho y perfeccionado.

    K.

    ResponderEliminar
  7. Viva españa, viva el rey, viva el orden y la ley.

    He dicho.

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.