27 marzo, 2013

FE ABSOLUTA Y DEFINITIVA

El yo siempre busca ser gratificado, llenado, reconocido. No se da cuenta que ya es una plenitud absoluta una vez superada la separación con Dios que producía la condición de pecado. Por gracia seréis salvos dice la Escritura. A partir de ahora el yo se ve a sí mismo en el absoluto de Dios. Ha cambiado el punto de vista y ahora somos pura mismidad en nosotros mismos. No hay nada fuera ni dentro. Fe absoluta y definitiva.

Para resucitar primero hay que morir. No trates de agarrarte a tu conciencia pues ya eres ella misma. Imposible que el ojo se pueda ver a sí mismo. Imposible que el fuego se queme a sí mismo. Si el ojo se pudiera ver a sí mismo dejaría de ser ojo. Si el fuego se pudiera quemar a sí mismo dejaría de ser fuego. Mientras Dios sea objeto de tus anhelos, jamás podrá ser Dios absoluto y Omnipotente.

En Asturias sigue lloviendo y haciendo frío. Es hora de dar mi paseo.
http://www.youtube.com/watch?v=wiRpUtVByxU

3 comentarios:

  1. El calvinismo radical debe de ser consecuente:

    a) La caida en el tiempo y el espacio y por lo tanto en la existencia, conlleva el pago infinito de una deuda con la vida. Vivimos siempre ocupados, preocupados, llenando la ansiedad que produce un ego jamás satisfecho. Jamás satisfecho por ser inagotable. Condición de pecado: separación.

    b) Sólo la salida de esa condición nos puede llevar a una salvación. Nunca desde un ego insatisfecho e inagotable se puede alcanzar tal condición de trascendencia hacia la gracia. Sólo si la gracia nos viene dada es posible alcanzar el yo en la absoluta profundidad y abismo de Dios. Un yo que ya no es yo. Un no-yo que vive su mismidad absoluta en un tiempo de eterno retorno. Un milagro.

    c) Esa mismidad absoluta es Dios mismo en nosotros. El calvinismo "normal" sigue viviendo su segura y absoluta salvación como separación en un ego inagotable e insatisfecho e imperfecto hasta la muerte o segunda venida. La gracia es gracia pero sin capacidad de eliminar el ego de andar por la existencia e historia.

    ResponderEliminar
  2. Sería bueno saber si en el Paraíso habrá relojes o no.

    ResponderEliminar
  3. De haberlos dejaría de ser el Paraíso. Vaya putada!! Vuelta a trabajar.

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.