04 agosto, 2011

NO CONFUNDAMOS AMOR CON MASOQUISMO

Cuando se actúa uno debe de hacerlo con la máxima claridad y sentido moral. Una idea moral clara que distinga el bien del mal es fundamental para actuar con claridad, con determinación y creatividad. ¿Cómo conseguir una idea clara sobre lo que está bien y está mal? Es muy fácil: no engañes a nadie, no mientas salvo por una fuerza mayor: jamás digas a un nazi de la SS dónde se esconde tu padre, por ejemplo. Todo lo demás es ya consecuencia de la mentira y del engaño que viene a ser lo mismo. Cuando no se miente ni se engaña se crea confianza y esa confianza es la base de lo que sentimentalmente,“sentimentalísticamente” y gratuitamente se llama “amor”.


A los subjetivistas sentimentalistas les gusta empezar por “el amor”; y, se les hace la boca agua hablando del “amor”. Como si el amor obedeciera a un deseo mágico. El amor se trabaja en base a la confianza y la confianza está basada en principios fundamentales de la vida. Donde no hay confianza no puede haber amor. El “amar a tus enemigos” de Jesucristo ha de entenderse en un sentido absoluto de compasión por la raza humana, no en el sentido práctico de la existencia. Es imposible amar donde no hay confianza. No puedes amar a ese cabrón de la SS que te tortura. Pretender amarle, sería un acto de masoquismo repulsivo sin precedentes. Luego, cuando te lames las heridas en el calabozo, podrás amarle filosóficamente sin dejar de mentar a su p...a madre, desde luego.

1 comentario:

  1. Mucho podría yo escribir sobre esto, Sr. Nesalem. Hasta llegar al volumen de un libro o novela extensa. Algún dia, puede; nunca se sabe.

    Runand

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.