08 julio, 2013

EGIPTO Y EL ISLAM

Mientras el Islam tenga como dogma imperativo el control social y político, con el Islam no habrá paz en la
vida, salvo que nos subordinemos a Alá; y aun así entraríamos en una dinámica de luchas por un poder dictatorial interminable. Ya sabemos que nosotros, los europeos, tuvimos nuestras guerras de religión; pero el cristianismo llevaba siempre la semilla de la separación del César de Dios, lo que hizo posible su posterior desarrollo en la separación de sociedad civil e iglesia. Pero el Islam, hasta el momento y que sepamos, no lleva ese gérmen; todo lo contrario. Y lo peor de todo es que aquí no nos atrevemos a ejercer libre crítica contra la religión islámica como se ha hecho de modo insistente (y hacemos) con el cristianismo. Hacemos el juego al núcleo duro del poder musulmán y a sus fervientes creyentes, igualando la sana y razonable crítica con la xenofobia o con racismo; pero eso es tanto como decir que Voltaire o Marx o Bertrand Russell eran racistas y xenófobos por criticar al cristianismo. 

1 comentario:

  1. Pero todo está cambiando a bastante velocidad. Los esquemas de hace una mera década ya parece que han quedado atrás un siglo. Toda la tecnología de internet y cia está produciendo nuevas subjetividades y nuevas sensibilidades. Las relaciones sociales se trasladan al hiperespacio de las redes. Fuera de ellas los jóvenes de hoy apenas existen. Quizás cuando me relaciono con alguien en la calle, esa calle y ese alguien, quizás cumplan ya otra función en el espacio-tiempo para la gente más joven que no corresponde a mi experiencia. Quizás ya no estamos en el mismo plano de experiencia y no nos estemos comprendiendo aún pensando que sí. No obstante a través de las redes sigue perviviendo el mismo www.fanatismo, la misma #intransigencia; las mismas g-manias, los mismos modos de ser humanos con todas sus buenas y malas cualidades sólo que ahora elevadas a la realidad virtual del hiperespacio.

    Los musulmanes viven esta misma revolución y el islam es el islam pero vaya usted a saber cómo está cambiando, codificando y recodificando terreno. Todas esas masas de Egipto ya viven el wasap, ya viven en las redes, ya están en el ciberespacio. Quizás la realidad sea ya toda ella un hiperespacio donde la realidad es todo una ficción.

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.