07 diciembre, 2012

RADICAL ORTHODOXY (RO) A LA CONQUISTA DEL MUNDO


La teología se rebela y abandona su papel de disciplina relegada a la especulación de la fe y confinada al ámbito de las iglesias y de algunos departamentos de universidades; para tomar un papel protagonista y cuestionando una metafísica materialista ya universal y manifiesta en multitud de modalidades de pensamiento y disciplinas tanto científicas como de las ciencias sociales o humanidades. Efectivamente, Radical Orthodoxy (RO) se ha propuesto el desafío de producir un conocimiento no subordinado a una reducción inmanentista del mundo; y, en su lugar lo substituye por un conocimiento cristiano que entiende el conocimiento como una actividad que abarca no solo la razón, sino también el deseo, la experiencia, la trascendencia, el telos de un mundo que procede de Dios y que camina a su escathon o final encuentro consigo mismo en la unidad con la Divinidad.

Radical Orthodoxy es un movimiento teológico, principalmente anglicano, aunque también protestante de tradición reformada y repercusiones en cierto catolicismo. RO surge en diversas universidades europeas y americanas y, entre otras muchas cosas; reclama para la teología un estatus ontológico capaz de orientar y dar sentido a todo conocimiento moderno bajo un paradigma conceptual cristiano. Quizás mejor, una reapropiación del mundo por una teología convertida en guía y radical oposición al Estado-Nación, producto este de la idolatría consecuencia de la Caída y suplantador de la Iglesia como comunidad basada en la participación del hombre con la trascendencia que subsume y sostiene un mundo reducido a pura inmanencia y cosa en sí mismo.

Es, entonces según RO, la hora de denunciar como falso esa supuesta autonomía del mundo respecto de Dios y entonces la Iglesia se posiciona en abierta y radical oposición contra no sólo el artificio del Estado, sino también contra la globalización capitalista y todas aquellas teologías que tratan de mantener la experiencia cristiana relegada al ámbito de lo privado. Critican también todas las teologías de liberación por hacer suyo el paradigma socio-político del materialismo marxismo; pero lo más asombroso es el uso que Radical Orthodoxy hace del pensamiento posmoderno.

Efectivamente, apropiándose de la contribución filosófica de Leibniz, más tarde retomada por Deleuze y su desarrollo radical de una inmanencia materialista cuyo motor es el deseo como fuerza productiva de vida, no como carencia. Apropiándose también de Derrida, Foucault, Lyotard, e incluso Antonio Negri; tratan de cristianizar y dotar de una trascendencia-inmanencia a estas valiosas aportaciones de la filosofía y teoría política posmoderna. Es valiosa la disolución de toda metafísica dualista, según RO, que queda así reducida en una materialidad sostenida y ya siempre penetrada por una trascendencia que la habita y le da sentido. RO entronca con los conceptos cristianos de encarnación, transubstantación y resurrección del cuerpo transformado. Eso que le falta al posmodernismo—siguiendo así el materialismo-nihilista materialista que comenzó con Scotus—lo aporta esta reapropiación de la teología (¿ontoteología? por parte de RO (Radical Orthodoxy).

Increible teología que trabaja con furor académico en este nuevo proyecto cristiano capaz de desafiar y retar a todo conocimiento que parte de un materialismo inmanentista que se cree autónomo e independiente de cualquier Trascendencia.

Hablamos de John Milbank, Catherine Pickstoc, y Graham Ward; pero también de muchos otros que intentan hacer de sus departamentos de Divinity o Teología una nueva ciencia de la trascendencia cristiana, una reapropiación sacramental y doxológica del mundo; sin pedir disculpas a nadie.

Esta crítica está basada en mi lectura del libro "INTRODUCING RADICAL ORTHODOXY. Mapping a Post-secular Theology". Kames K. A. Smith. Foreword by John Milbank. Baker Academic. Grand Rapids, Michigan. 2004.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.