23 febrero, 2017

LA CIUDAD DE ERKO

En las fronteras. Nunca pertenecemos realmente a ningún territorio, pero somos capaces de ser parte de todos. Bueno. Por lo menos durante el tiempo que nos dedicamos a explorarlos. Luego hay espacios en ese u otro territorio que nos pueden atrapar y hemos de salir lo antes posible. Hay otros que nos agradan y quisiéramos vivir en ellos para siempre, pero cuando miramos al cielo y las nubes se dirigen hacia el desierto empujadas por el viento, sentimos la necesidad de borrarnos por completo en él y unirnos a la primera caravana que pase. Vivir en el [entre]. 
Entre los nómadas del Gran Desierto y los pastores del Valle de Hirmán se encuentra la ciudad de Erko. Una ciudad industriosa dedicada a la artesanía más variada y al comercio. También habitan los astutos banqueros de la famila Urkim, que hacen 
posible el crédito en muchos otros territorios. En Erko conviven así mismo todas las escuelas filosóficas y muchas religiones. Las plazas públicas se convierten en espacios de debate de las ideas y creencias. Ayer fuimos a oír al Gran Profeta del Reino Que Se Avecina. Nos dimos cuenta que para que su Reino fuese creíble la ciudad de Erko tenía que convertirse forzosamente en una cueva de ladrones y en un nido perverso de prostitutas y sodomitas. Era este profeta un hombre que odiaba el dinero, el comercio y los maestros de las industrias. Permanentemente y durante años predicaba el mensaje de su Reino donde no habría dinero, ni comercio, ni industrias. Tan solo amor. Tan solo visiones celestiales de éxtasis eternos. Comunidades de pobreza compartida con los ángeles hermafroditas. Pero en tanto tiempo tan solo le seguían una veintena de personas ya entradas en años, flácidas y tristes. Erko es una ciudad demasiado enredada en los trajines de la vida como para desear otra vida que no sea esta. Sus paseos bullen de gente que gasta dinero y se divierte después de trabajar o estudiar. Los comerciantes exhiben sus mercancías con orgullo y las caravanas salen y entran con todo tipo de productos hacia diferentes territorios. Las universidades hierven de nuevas ideas, inventos y creaciones.
Recordamos entonces aquellos días en que nuestro pueblo seguía al mesías Sabbatai Zevi y la locura colectiva casi les llevó al desastre y la miseria. Erko es una gran ciudad y aquí seguíamos viviendo por ahora.

16 comentarios:

  1. LA HISTORIA VUELVE A REPETIRSE

    Erko es una gran ciudad, pero el territorio de Nurmak a dos mil millas de Erko vive bajo la férula de un Estado Todopoderoso dirigido por el líder comunista Gidán Murkafí. Gidán y su partido El Pueblo Viviente y Resplandeciente habían logrado el poder tras años de organizarse como una secta dura de estricta obediencia y control absoluto de sus miembros. La realidad solo existía como realidad oficial de partido y la realidad oficial de partido provenía del Comité Central que era quienes la elaboraban. Una vez elaborada esa realidad la pasaban por las Asambleas Libres y Democráticas de sus militantes, que después de intensos y acalorados debates salía aprobada con la totalidad de los votos. Todo militante sabía que oponerse con argumentos de libre razón era tanto como verse excluido y a la corta ser expulsado del Partido. Cosa equivalente a la excomunión en las Edades Medias con sus religiones absolutistas.
    Al no existir economía de mercado la gente se aprovisionaba en grandes economatos donde iban con un vale que los burócratas de partido proveían cada semana y en función de una disciplina social que se esperaba de todos. Dejar entrever una idea o pensamiento fuera de la ideología oficial podría acarrear la suspensión de dos vales y pasar a depender del llamado "último suspiro", o sea, una cocina carcelaria que alimentaba a los proscritos para que no murieran de hambre durante su castigo ejemplar. Cualquiera podía ser acusado de insolidario por cualquier vecino o compañero de trabajo. En realidad todos se vigilaban unos a otros para que nadie destacara en nada. Destacar en algo generaba envidia y eso era politicamente incorrecto. Por eso la envidia era el mal que corroía a muchos en aquel territorio gris, triste, y necesariamente uniformado. Todo estaba programado y regulado en nombre del Pueblo Alegre Libre y Resplandeciente. Producción y consumo seguían las regulaciones de los burócratas que sabían lo que era bueno y malo para todos. Y lo bueno era la pobreza y la mediocridad. Lo malo era tener ambiciones y ganas de superación, ya que eso derivaba en la desigualdad y en Nurmak la Igualdad era el Bien Supremo. La poca variedad en gustos que se había permitido en un principio creaba envidias, recelos y resentimientos entre los que se veían perjudicados y entonces el Comité Central fue aboliendo toda diferencia que creara malestar o frustración en sus ciudadanos. Un universo plano.
    La historia volvía a repetirse. La ideología del odio al comercio y al dinero y a la libre competencia volvía con más intensidad en algunos pueblos con cierto sustrato cultural durante siglos de religiones absolutistas y sacramentales.

    ResponderEliminar
  2. KARM-HELA

    Hubo una época en que soñaba con el Reino de Karm-hela, donde todo estaba en su sitio y la gente sonreía en todo momento.
    Muchos caminantes se dirigían a Karm-hela con la esperanza de allí poder habitar.
    Muchos caminos llevaban a tal Reino de esperanza y nadie quería quedar atrás o naufragar.
    "Escapamos de nuestras tierras y territorios para poder vivir con dignidad en Karm-hela, la tierra de la felicidad", decían los peregrinos.
    Pero Karm-hela siempre estaba más allá; más allá y más allá.
    Más allá del territorio de Mulzka el sultán de los cien mil esclavos y un sólo Dios al que adorar.
    Más allá de Rwerthena la tierra de los dementes agoreros y alucinantes adivinos.
    Más allá de Hebernia y sus montañas de nieve eterna.
    Mi vista llegó a oscurecerse de agotamiento y mis pies ensangrentados ya no podían con mi flácido cuerpo.
    Kharm-hela. ¿Dónde está Karm-hela?
    Me senté vacío de ánimo y espíritu a las orillas del río Hamlor viendo su corriente bajar cuando ya oscurecía.
    Sentí un frío intenso que me hizo temblar.
    Y al momento vi en la otra orilla del río un gran letrero iluminado anunciando Karm-hela, el Reino de Karm-hela.

    ResponderEliminar
  3. HÉCTOR DE GRECMAS REFLEXIONA SOBRE UNOS TEXTOS ANTIGUOS

    Hoy examinando las escrituras antiguas de los cristianos me encontré con esta extraña frase que el fundador de tal secta dijo cuando estaba clavado en una cruz: "Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen" (Lucas 23:34). Esta frase la dice el tal Cristus o Cresto cuando sus torturadores o ejecutores hacen su trabajo. Y eso es lo que sorprende, pues si se tratase de otra persona lo normal sería maldecirlos y escupirlos por canallas y por el hecho de ser enemigos de su Dios y su mensaje. Pero el Crestus o Cristus dice la frase ya mencionada, lo cual me hace pensar en su actitud mental hacia la vida y misión religiosa. Si los canallas que lo ejecutan "no saben lo que hacen", tampoco se les puede juzgar por sus actos por muy canallas que sean. Pero cabe preguntarse, ¿este perdón está en función de su ignorancia por no saber ellos a quién están torturando y matando (al Mesías); o es una actitud general y universal de perdón hacia todos los que hacen daño? Si lo primero, entonces podría querer decir que no saben que están torturando al Hijo de Dios, y sus actos reprobables de torturar y ejecutar, al estar dentro de la legalidad vigente por ser ordenados, pues tendrían también justificación. Ellos no dejan de ser "unos mandados". Hacen lo que se les ordena y punto. Pero si lo segundo, entonces tenemos una máxima moral muy curiosa ya que todo mal pensar y obrar obedecería siempre a una ignorancia, a un hacer por no saber, por estar confusos o por tener ideas de las que en última instancia no son responsables, pues desconocimiento o ignorancia implica un atenuante importante a la hora de juzgar a un transgresor moral (por sus obras). Pero algo más: ¿es esta actitud de perdón moral ejemplar? o sea, ¿es esta actitud universal para todos sus seguidores que así mismo habrán de perdonar siempre a sus enemigos por que "no saben lo que hacen"? Pero si esto es así entonces hay un dilema moral en el corazón del cristianismo digno de considerar.
    Por un lado está un conocimiento real y objetivo de lo que hay que hacer moralmente y que se traduciría en un "saber hacer" consciente; pero por otro hay un ser humano real que no llega a saber lo que hay que hacer por su ignorancia y entonces hay que perdonarle porque "no sabe". Quienes saben lo que hay que hacer en todo momento y lo hacen, entonces son culpables y serán sometidos a juicio moral según sus obras. ¿Quiénes son estos? ¿los creyentes en el Crestus? Pero entonces sería injusto que sus creyentes tuviesen que ser juzgados por conocimiento y los no creyentes nunca podrían ser juzgados por la misma razón. O quizás sea una máxima universal, algo así como: Esta humanidad no sabe lo que ha pasado en esas dimensiones invisibles cósmicas donde el verdadero mal se ha producido; donde el verdadero desencaje ha tenido lugar: la Gran Catástrofe. Entonces los seres humanos TODOS, en principio, son ignorantes de tal acontecimiento y no saben lo que hacen y al final "por mi parte, Cristus, estarán todos perdonados". Pero entonces la salvación sería una especie de gnosis o conocimiento de tales cosas. De tales cataclismos cósmicos y sus consecuencias.

    ResponderEliminar
  4. AGENDA X

    Ha amanecido y la primavera está cerca. Pronto se cubrirá el paisaje de flores. De pequeños todo nos despertaba a curiosidad y juego. Cualquier cosa nos llamaba la atención. Jugar, jugar y jugar.
    Ayer vi noticias en una tele. Parece que el independentismo catalán es cosa de delincuentes comunes que dieron la huida hacia adelante para cubrir sus fechorías. Vaya. No se nos había ocurrido tal cosa. El Estado cuando se lo propone echa su potente máquina de poder a andar y a los días siguientes del caso Urdangarín nos viene con esto. Carnaza.
    Es la era del cinismo. Del más extremado cinismo. No se necesita torturar ni violencia visible. Ni quema de herejes. Domina el cinismo más refinado y el neopuritanismo neo progre.
    Las cosas cambian muy deprisa.
    Demasiado deprisa.

    ResponderEliminar
  5. AGENDA XB

    La buena religión ha de funcionar como el arte. Cualquier arte. El placer de ver crecer ese arbusto en tú huerto. El placer de haber reparado el coche tú mismo. El placer de haber superado tal prueba con el rostro en alto, o por lo menos haberlo intentado con todas tus fuerzas. Aunque luego caigas o fracases. La buena religión es lograr que el Verbo se haga carne en todos los aspectos de la vida. La vida misma es tú iglesia y el cosmos tú congregación.

    ResponderEliminar
  6. AGENDA XC

    El poder político necesita una legitimación para ser efectivo. La base de legitimación/justificación varía a través de la historia. El poder busca siempre una razón trascendente para justificarse: Dios, Nación, Pueblo como conjunto de individuos, voluntades. Hay épocas de transición de una forma de poder a otra.
    El ejercicio del poder se puede justificar desde una cosmovisión divina-religiosa, hasta una comprensión natural-racional independizada de toda vinculación divina, tradicional, usos, carismas personales, etc. Pero aún así en su comprensión natural-racional se recurre a leyes naturales o de naturaleza humana que trascienden lo particular o arbitrario. En el pensamiento postmoderno se trata de independizar de un modo radical las representaciones subjetivas de liberación indefinida, de lo hasta ahora considerado natural-racional de la teoría política "burguesa", incluido el marxismo clásico.

    ResponderEliminar
  7. IIKLA MOOR BATAT

    https://www.youtube.com/watch?v=u8MWb1FlODQ

    ResponderEliminar
  8. THE METHODISTS SINGING CHARLES WESLEY (JOHN'S BROTHER)

    https://www.youtube.com/watch?v=4O9kw3cILpg

    ResponderEliminar
  9. AGENDA XD

    Durante muchos siglos el mundo occidental vivió bajo el concepto global de cristiandad. Comienza más o menos con el emperador romano Constantino y su reconocimiento de la Iglesia cristiana occidental o iglesia católica como la religión del imperio. El poder político romano se legitima con la divinidad cristiana y entra en conflicto con los poderes religiosos paganos, otras religiones con aspiraciones o arraigos: Mitra, judaísmo, etc. El proyecto político del imperio se une al proyecto religioso del cristianismo católico. Esta fusión lleva tiempo, conflictos de unificación y lucha de poder tanto dentro del imperio como dentro de la Iglesia o iglesias cristianas que pujan por su reconocimiento oficial además de la iglesia católica: arrianos, monofisitas, diafisitas, nestorianos, etc. A pesar de estos conflictos y luchas por una soberanía en los dos planos, tanto político como espiritual, el concepto de cristiandad ya rige como concepto central que ha de configurar y regular el mundo occidental durante el Imperio y después.
    El concepto de cristiandad implica un principio de realidad inclusivo y exclusivo: es decir todos quedan circunscritos al reino de Dios en Cristo y nadie que no sea de este reino o reconozca este reino, tiene legalidad reconocida como ciudadano o mismamente persona. Ortodoxia y herejía. La inclusividad implica la recodificación de los conocimientos anteriores al cristianismo en función del concepto de cristiandad que los supera y corrige (o suprime). La exclusividad no permite en reconocimiento de aquello que queda fuera del concepto central salvo como barbarie, paganismo, enemigos irreconciliables. Más tarde herejía.

    ResponderEliminar
  10. AGENDA XE

    Los pueblos germánicos que invaden el imperio acaban aceptando el concepto de cristiandad como propio, e incluso intentan hacer revivir el imperio romano dentro de este mismo concepto o paradigma. Salvada la etapa pagana y luego arriana, todo entra dentro del conjunto cristiandad. Oriente a pesar de sus "desviacionismos" monofisitas, diafisista, etc; forma parte de la inclusión. Futura iglesia ortodoxa y otras sirias que ya algunas quedan un tanto al margen.
    Entraríamos en la dinastía carolingia: Carlomagno y el Sacro Imperio Romano. En toda la Edad Media rige el concepto de Cristiandad como concepto central/paradigma. Pero hay que pensar que el poder espiritual de la iglesia se traduce en poder legitimador del poder temporal/político. Los papas atan en la tierra para ser atado en el cielo. El poder de la excomunión y la administración de los sacramentos acaban constituyendo toda una maquinaria o estructura administrativa de poder sobre las conciencias. Estamos inmersos en una cosmovisión religiosa que no es capaz de cuestionarse o trascenderse a sí misma. Es el Principio de Realidad. El miedo a la condenación eterna es real.
    El poder político-económico sigue su inercia de poder real sobre los cuerpos como instrumentos de trabajo (esclavos, siervos, artesanos, soldadesca). O su regulación por linajes o familias nobles apuntaladas bajo un orden directa o indirectamente divino. Un orden sancionado por la iglesia. Un orden social/político ya mezclado con el aparato de administración espiritual/sacramental de la Iglesia. La acumulación de riqueza y poder abarca a obispos, clero en general, monasterios.

    ResponderEliminar
  11. AGENDA XF (ESCOLIO 1)

    La representaación religiosa tiene una fuerza e intensidad en sí misma. Es un error hacer de la religión un reflejo de lo económico o político: superestructura en el reduccionismo marxistoide. La religión apela a sentimientos profundos allí donde no llega lo social, la tradición, las costumbres, el folklore. Pero no son sentimientos que se puedan fijar en torno a la obediencia y solo en la obediencia. La iglesia apela a la obediencia al poder sancionado por Dios, pero si los cuerpos sufren más de la cuenta ante una opresión intolerable, la misma representación cristiana apela también a la dignidad del hijo de Dios y a la rebelión de los esclavos hebreos contra el Faraón. Surgen las "herejías", las rebeliones campesinas, las desviaciones teológicas.
    Curioso: la epístola a los romanos y la primera de Pedro apelan a la obediencia del gobernante y magistrado, puestos por Dios. El Cristo de los evangelios separa el reino de Dios del reino del César. Habla de cumplir con el poder civil, pero no de obediencia incondicional al poder civil como extensión o complemento del Reino de Dios: el Fin de los Tiempos está cerca y "el mundo" ha de desaparecer.
    Pero Pablo y el autor de 1ª de Pedro después de haber descalificado la Torá como medio de salvación, no cuestionan para nada la ley romana, la ley del imperio. La Torá ya no rige, pero sí rige la ley romana. Hum!
    La política, el poder político opera por diferentes medios: la persuasión en lo posible, la violencia pura y dura en el otro polo. Lo político necesita del sentimiento religioso, de la religión como poder legitimador, pero lo religioso no queda comprendido o absorbido en lo político. Y al revés. Conflicto poder espiritual/poder temporal.

    ResponderEliminar
  12. AGENDA XG

    La Iglesia, una vez incrustada en la estructura y juego de poder, ha de necesitar del poder político como protección de sus intereses y propiedades. También de sus ansias de expansión, control de posibles herejías o enemigos externos. El poder político ha de necesitar de la Iglesia para refrendar su orden social, justificar sus conquistas, coronar y legitimar su investidura de autoridad real o noble. Así mismo el control moral y espiritual de sus territorios.
    Mantener un equilibrio de fuerza e intereses entre los dos poderes es algo complicado en el conjunto de la Cristiandad. Oriente lo tiene más fácil: Bizancio es una teocracia. El emperador ejerce los dos poderes en uno. El poder político necesita mantener la Iglesia a raya y como puro instrumento de sus ambiciones. El poder de la Iglesia necesita mantener al poder político a raya por ser ella quien posee la soberanía espiritual sobre la tierra y verse capacitada para arbitrar y limitar los abusos de poder. Papa y Emperador o reyes y Papa se verán envueltos en innumerables conflictos, enfrentamientos y hasta guerras.

    ResponderEliminar
  13. AGENDA XH (ESCOLIO 2)

    La instrumentalización de la fe en fórmulas, liturgias y rituales que den objetividad palpable y visible a la práctica religiosa. La administración de la gracia requiere de una sacramentalidad bien distribuida y regulada. El número de sacramentos aumenta. El invento del purgatorio hace más justificable la necesidad de la práctica sacramental, para la cual el sacrificio de Cristo y de los santos y las vírgenes, proveen de gracia abundante para sacar almas de tal lugar en base a misas, indulgencias, penitencias, donativos generosos, etc. La religión católica se proyecta cada vez más en actos externos, objetivos, obras, imágenes, sagrarios, pan y vino transubstancializados en cuerpo y sangre de Cristo; procesiones, peregrinaciones, acumulación de rezos, etc. Hay escapes místicos (Eckhard, Kempis) pensamiento teológico elaborado (Alberto, Tomás de Aquino, Dun Scotus, Ockham) y creativo, pero a niveles universitarios.
    Una religión que hace posible fórmulas objetivas y visualización externa de la fe, es una religión que facilita un perdón y descarga de culpabilidad de forma incluso mecánica. Es también una religión que entra mucho mejor a poblaciones abrumadoramente analfabetas. Facilita el perdón del rico o poderoso con solo pagar y restituir. La conciencia se proyecta fuera, en los objetos, en los rituales, liturgia. No hay exigencias subjetivas de un sujeto que se repliega sobre sí mismo para hacerse responsable directo y sin mediación alguna de su fe y salvación, como en el protestantismo. En las confesiones de Agustín hay algo de esto que luego desarrollará el luteranismo.

    ResponderEliminar
  14. AGENDA XI (ESCOLIO 3)

    La Iglesia es también visible y tiene nombre y su organización y jerarquía adquieren rango sacramental. La Iglesia es mediadora entre Cristo y los creyentes. La Iglesia es administradora de la gracia; luego a la Iglesia se le debe la mayor obediencia y respeto. Es inimaginable contradecir o dudar de cualquiera de sus dogmas (salvo muy disimuladamente en altas esferas académicas). Y a quien ose inducir a cisma o a simple sospecha de herejía, la hoguera y las torturas más espantosas les esperan: Cátaros, franciscanos descarriados, Libre Espíritu, valdenses, etc.
    La economía medieval está marcada por la autarquía: producción para consumo propio, ausencia de mercados e instituciones de crédito ya que la usura está prohibida y el dinero es condenable por definición. Se glorifica la pobreza evangélica. No así la venta de esclavos rubios o eslavos al mundo musulmán practicado por los carolingios y hasta el mismo Papa. O el tráfico de objetos de lujo. La Edad Media temprana es una época de pobreza, de hambrunas; de trabajo sin intercambios, de aislamiento, de abusos por parte de la nobleza hacia sus siervos. Poco a poco esta situación irá cambiando. Las ciudades-estado italianas van desarrollando un comercio y los primeros bancos: Venecia, Florencia. La liga hanseática se abre como red comercial en el Báltico, Mar del Norte. Poco a poco las cosas se van desplazando, cambiando.

    ResponderEliminar
  15. AGENDA XJ

    En realidad el cristianismo en sus principios no tenía más idea que la espera de un fin del mundo inmediato. Por eso no había esperanza alguna de hacer una sociedad mejor o de cambiar el mundo o de luchar contra el poder o de enfrentarse a Roma o de favorecer algún sistema de gobierno en especial que se viera como ejemplar. El Reino de los Cielos llegaría a la vuelta de la esquina y entonces Dios y su Mesías se harían cargo del gobierno del mundo y punto. La existencia mientras era un paréntesis, una antesala de espera antes de tan pronto acontecimiento.
    Como esto no acontecía y el tiempo pasaba, entonces se presentó el problema de cómo relacionarse con los poderes políticos existentes: Roma, en concreto. Y la solución de Pablo y de 1ª de Pedro--quizás pòrque todavía creían que el fin no estaba lejos, aunque ya mosqueba-- es la obediencia a Roma, el acatamiento de la servidumbre y esclavitud; obediencia a los magistrados como a Dios pues por Él habían sido puestos para ejercer justicia, etc. Pero esto choca con la actitud de hostilidad al mundo y sus poderes concretos de hasta el mismo Jesús cuando llama zorra a Herodes Antipas o el Apocalipsis y sus soflamas contra Roma, porque de Roma se trata.
    ¿Por qué tanto empeño en abolir la ley judía en función de la gracia y luego no hay empacho en arrojarnos a la ley romana como si fuera de Dios mismo en su divina providencia? Y este dilema lo tuvo el mismo Lutero: libres por fe, por gracia, pero sometidos al poder seglar de los príncipes puestos por Dios para nuestro bien. Ya sé que las circunstancia obligaban, pero hay cierto cinismo en el asunto o cierto miedo. Thomas Münzer lo sabía.

    ResponderEliminar
  16. AGENDA XK

    El concepto central hasta los siglos XVII-XVIII fue el de Cristiandad. Podemos imaginarnos un territorio inclusivo llamado Cristiandad y en el luchan varios poderes por su apropiación y dominio: el poder del Papa y el poder del Emperador/rey/príncipe. Tanto uno como los otros no trascienden ese concepto central: los dos quieren dominar ese territorio mental y geográfico. La iglesia papista aspira a dominar el poder emperatista y viceversa: el poder emperatista aspira a dominar al imperio papista. Hay que considerar a la Iglesia como otra monarquía más cuyo poder sobre las conciencias es mucho más desarrollado que el poder emperatista; no obstante la Iglesia es un poder territorial/material/temporal muy importante. La lucha por las investiduras fue un conflicto de delimitación de poder entre los dos imperios.
    Pero dentro de la Cristiandad se van abriendo nuevos territorios: hay desplazamientos, comienzan los flujos económicos de mercado, comienza la acumulación de capital, la división del trabajo, la apertura a nuevas formas de conciencia que desvirtúan o devalúan el poder teocrático de la Iglesia y el poder/orden divino jerarquizado y rígido del feudalismo. Comienza a abrirse la conciencia individual, la valía de lo humano expresado como saberes, arte, conocimientos, revaluación del pasado y descubrimiento de sus textos originales. El hombre renacentista se sigue moviendo dentro del concepto de cristiandad y dentro del orden católico, pero relativizando o desplazando significados de dogma, teología: se juega con el neoplatonismo, neopaganismo, se especula con la teología de forma peligrosa. Bruno, de la Mirandola, Lull, etc.. El humanismo de Erasmo, Tomás Moro. La política como territorio propio emancipada de la religión y la moral: Machiavelo. La limitación del poder de las monarquías: Marsilo de Padua, Rucellai y Guicciardini, Vitoria.
    Y luego la Reforma.

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.