19 enero, 2017

JESÚS VIVE EN LA CONCIENCIA DE MUCHOS

Cristo no escribió nada. Si Cristo no escribió nada u ordenó a nadie que escribiera nada, eso quiere decir que no tenía intención de registrar sus enseñanzas para el futuro, ya que el futuro no se habría de extender más de "esta generación", pues el fin estaba cerca, casi inmediato. Todo lo que sabemos de él lo sabemos por escritos de otros que escribieron 40 o 50 u 80 años más tarde, cuando el fin de
los tiempos se iba difiriendo hacia un futuro indefinido. Son otros los que tienen intención de hacer registro de la vida y enseñanzas de Jesús con proyección hacia ese futuro que no acaba; y, lo que es peor, no da señales de acabar. Ante las innumerables interpretaciones y sectas que se van formando en torno a la figura de Jesús, se hace entonces necesario, sobre todo entre las iglesias más fuertes de origen paulino, una puesta en común de documentos sobre la vida y enseñanzas del nazareno que ya empiezan a producirse y a circular bajo diversos prismas y puntos de vista. Hay que formar un canon que diferencie la verdad de la mentira, la fantasía de la realidad, etc. Poco a poco se va configurando el Nuevo Testamento actual de 27 libros, pero formalmente no se reconoce como canon hasta bien entrado el siglo IV. Y en esos 27 libros ya entran las epístolas de Pablo, los cuatro evangelios y otras epístolas pseudopaulinas o de atribución a Pedro, Santiago y Juan, más el apocalipsis. No olvidemos también que el primer cristianismo (con la excepción de los judeo-cristianos), se tiene que diferenciar también de la sinagoga judía con la cual comparte grados de proximidad y estatus jurídico parecido.
Más allá de los escritos producidos por las iglesias cristianas no sabemos nada sobre Jesús.
Pero en la imaginación de muchos cristianos actuales Jesús es real, vive, les habla y les da esperanza de vida eterna. La figura que se desprende de las Escrituras sigue revitalizando las conciencias de mucha gente. El cristianismo sigue siendo muy plural en sus formas y doctrinas, pero la conciencia de Jesús como ser sobrenatural o Dios hecho hombre, aunque en fuerte crisis en los países avanzados, persiste.  

25 comentarios:

  1. LAS IDEAS CRISTIANAS Y SU FUERZA

    La religión cristiana tiene fuertes atractivos para gente de toda clase. Por ejemplo: la idea de la resurrección. No es lo mismo vivir con la idea de que después de la muerte todo acaba en una nada, que vivir con la esperanza de una vida sobrenatural. Esa idea es poderosa y no depende de una demostración racional o científica, sino de la fe. Y la fe es una profunda convicción dentro de uno. Además si sólo fuere uno quien creyera en la resurrección pues se podría decir que la mente no le funciona bien, pero son muchos cristianos los que creen en la resurrección después de la muerte. Millones de personas no pueden estar tan mal de la cabeza.
    Otra idea fuerte es, desde luego, la idea de Dios. No es lo mismo vivir sin saber nada sobre el porqué de este mundo o el origen del universo, que vivir sabiendo que el mundo lo creó Dios y con un fin. Además Dios, aunque invisible, da señales de ser un padre que cuida de los suyos y concede su gracia a los creyentes. Si las cosas no salen como se espera, entonces no hay que desesperar: Dios sabe el porqué de todo lo que sucede y todo lo revelará en el día señalado.
    Ser cristiano implica creer en Cristo. Cristo es el hijo de Dios que vino a la tierra para salvar a la humanidad de su condición caída y rebelde. Su vida como hombre impecable y su muerte redentora en la cruz hace posible la gracia de salvación y la inauguración del Reino de los Cielos.
    Y otra idea importante es la iglesia: vivir la fe como comunidad no es lo mismo que ser parte de un club o miembro de un partido político. Vivir pensando en que se forma parte del pueblo de Dios en esta tierra, es algo muy importante, un privilegio. Reunirse para celebrar cultos de adoración o la Cena, es un tiempo muy especial; mejor dicho excepcional.

    ResponderEliminar
  2. EL CRISTIANISMO COMO RESIDUO CASPOSO EN LA EUROPA ACTUAL

    La gente en Europa abandonó y sigue abandonando la fe cristiana. De hecho ya se dice que vivimos el post-cristianismo, lo cual hace de esta religión algo "passé" o anticuado o anacrónico. Algo así como un resto de otras épocas que al cabo de un tiempo más o menos largo acabará rindiéndose a la realidad de los hechos demostrables, del relativismo moral o cultural o político o de un conocimiento y experiencia supuestamente emancipado de las ataduras de lo sobrenatural, de las axiologías basadas en una jerarquía de valores universales, de metafísicas naturalistas, etc. En una palabra el cristianismo cederá al realismo de una libertad atea, sin Dios, científica o puramente existencial sin posibilidad de esencia en el horizonte. Para muchos el papel de la religión del pasado ahora lo ejerce la política.
    Y es así que el cristianismo "tira p'atrás" a muchos jóvenes, espanta a los mayores al relacionarlo con curones de dudosa sexualidad, catedrales morbosas, supersticiones de santos y vírgenes para beatos y meapilas o paliativos para gente débil; o también los cristianos protestantes con sus puritanismos o su fe anclada en un libro lleno de supersticiones y historias milagrosas y absurdos científicos, etc, etc. Todo el cristianismo, sea cual sea, "goza" hay día de la sospecha de ser una engañifa, una superstición que se cura con ciencia y razón; y, peor todavía: una neurosis o psicopatología individual y colectiva que a lo mejor con tratamiento puede superarse. Curiosamente el Islam recibe mejor trato y comprensión.

    ResponderEliminar
  3. SI EN OTRA ÉPOCA FUE DIFERENTE, NO HAY RAZÓN PARA QUE LO SIGA SIENDO

    Pero el cristianismo no está reñido con la razón. Ni con la ciencia. Se puede ser el mejor científico del mundo y ser un cristiano a carta cabal. Se puede ser cristiano y usar la razón como la navaja de Ockham. Pero entonces, dirán muchos, ¿por qué no dirigir el bisturí de la ciencia contra los milagros de la Biblia? o ¿Qué impide usar la lógica y la noble razón contra la irracionalidad de la fe? Buenas preguntas.
    Si la fe está basada en un sentimiento profundo de convencimiento sobre Dios y su revelación; entonces deja de ser un territorio de investigación científica para abrir espacios más allá de la razón y la experiencia empírica. Los territorios que ilumina la razón alcanzan un umbral más allá del cual los conceptos y las cosas resbalan, se abren, se desplazan o se funden o confunden con incertidumbres o fatales escepticismos o dimensiones que nos incitan a la utilización de otros lenguajes. Un cristiano debe de valorar la ciencia y su método, sabiendo que no todo conocimiento o experiencia acaba con la ciencia.
    Ocurre también con el arte. Imposible limitar la imaginación dentro de las fronteras de la ciencia por mucho que nos maraville. La experiencia estética se nutre de otras experiencias, otros modos de ver el mundo, otros tiempos/espacios.
    Pero la experiencia cristiana no es literalismo bíblico, ni tampoco realismo histórico moderno, ni tratado sobre la naturaleza. La Biblia invita a pensar y recrear un lenguaje numinoso que nos habla de resurrección, de fin de los tiempos, del retorno ya siempre retornando, pero siempre demorándose del Mesías. De la posibilidad de una moral que ha de encajar con un gusto por la vida. Una moral que es también creación estética del cuerpo y la mente. Todo lo contrario a una imposición puritana a contrapelo y motivo de juicios condenatorios, lo cual indicaría inmadurez espiritual. Un lenguaje que no compite con la ciencia ni la razón por ser un lenguaje del más allá, del más allá de las fronteras de lo conocido; del Reino de los Cielos.

    ResponderEliminar
  4. DIOS SABE

    Conocí a un hombre creyente cristiano que todo lo explicaba con un "Dios sabe". Si las cosas en el mundo no iban bien, pues Dios sabía el porqué las cosas no iban bien. Si las cosas iban bien, pues Dios sabía el porqué iban bien. Tanto si iban mal como si iban bien o regular, todo obedecía a un plan de Dios que nadie estaba autorizado a cuestionar. Y ello implicaba al bienestar y a las desgracias, por muy atroces que estas fueran. Y yo creo que este hombre creyente era más feliz que muchos.

    ResponderEliminar
  5. LA MUJER Y LA ORACIÓN

    Conocí a una mujer que dejó de ser creyente porque no supo nunca qué era la oración. Decía que cuando se ponía a orar siempre acababa pensando que en realidad lo que hacía era desdoblarse ella misma y un lado era Dios y otro ella, pero los dos yoes eran en realidad el mismo: ella. Bonito juego mental, pensaba la mujer. Entonces, antes de darse por vencida, decidió hacer una prueba: si Dios era real y estaba allí escuchando tenía que dar una señal clara de que era él, sino la explicación más correcta era el desdoble psicológico de los dos yoes y eso no llevaba a ningún sitio. Una prueba sería que Dios le dijera, por ejemplo: mira vete a tu cuarto y verás una jarra de cristal que nunca has visto encima de la mesita. O eso que me has pedido con tanto sentimiento te lo voy a dar. Mañana tu tía estará completamente curada. Esperó a que algún tipo de señal clara se produjera, pero nada por el estilo sucedió. Nada que demostrara que algo exterior o externo a ella estaba allí presente escuchándola. Así que llegó a la conclusión de que la oración era un absurdo juego mental de proyecciones y abandono la fe cristiana.
    Si hubiese pensado como el hombre creyente de arriba hubiese dicho: Dios sabe lo que hay en todo esto aunque yo no lo comprenda. Pero no todo el mundo es igual.

    ResponderEliminar
  6. UNA RELIGIÓN OBJETIVA

    Un amigo me hablaba de un señor que basaba su religiosidad y equilibrio mental en cumplimiento estricto de los ritos, rezos, liturgias y preceptos de su religión. Decía tal señor que lo que contaba para su dios era el cumplimiento objetivo y "material" de esas obligaciones detalladas. Todo lo demás no contaba para nada: pensamientos, sensaciones, remordimientos, alegrías o tristezas, no tenía nada que ver en la relación con su dios. Sólo valía el acto concreto de las prácticas y preceptos. Todo demás no era pertinente en su religión. Sólo si cumplía con tales rituales, rezos, etc, era un hombre equilibrado. Si fallaba en algo pues tenían un sistema de compensaciones en base a pago de dinero, repetición de rezos y cosas parecidas. Mi amigo solo sabía que el templo de la religión de ese señor estaba en una calle oscura y muy lóbrega de la ciudad donde vivía.

    ResponderEliminar
  7. EL PROBLEMA DEL MAL

    El problema del mal ha sido quizás la causa del porqué mucha gente abandona la fe. Un día una chica de la tertulia de un café de nuestra ciudad nos dijo que durante años había sido creyente cristiana, pero que un día se tomó en serio el asunto del mal y la maldad y el sufrimiento y no pudo soportar la idea de un Dios bueno y omnipotente y misericordioso por más tiempo. Si un Dios con todas esas cualidades y atributos es capaz de aguantar, aunque sea por un solo minuto, la tortura y el sufrimiento de tantos niños, las consecuencias de las catástrofes naturales, los horrores de las enfermedades devastadoras; entonces ese Dios era ante todo un monstruo. Por muchos que fueran sus planes secretos o invisibles, el HECHO de ser capaz de ver torturar gente y niños aunque fuese por un segundo, y NO HACER NADA, era el colmo de la monstruosidad y el cinismo. Y si Dios era INCAPAZ de hacer nada, entonces nos las tendríamos que ver con un dios impotente y limitado. O sea, otra criatura más.
    Así que dejó de ser cristiana.
    Claro que si su fe hubiese sido tan completa como la del señor de "Dios sabe", entonces no hubiese tirado la toalla, pero obviamente no todos somos iguales.

    ResponderEliminar
  8. LA BIBLIA Y EL SEÑOR MUNSARGO

    El Señor Munsargo creía que la Biblia era la palabra de Dios para el hombre. Y si era la palabra de Dios para el hombre había que obedecerla. Creía que si uno leía la Biblia con sinceridad y buen corazón pues el Espíritu Santo le ayudaba a comprenderla. Así que el Señor Munsargo se reunía con otras personas que también leían la Biblia con sinceridad y buen corazón y el Espíritu Santo les ayudaba a comprenderla y así formaron una iglesia local. En esa iglesia local leían y estudiaban todos la Biblia, cantaban himnos y celebraban la cena. El Señor Munsargo decía que ellos creían que después de la muerte resucitarían y que normalmente reinaba la alegría en tal comunidad bíblica.
    Yo nunca dudé de lo que me decía el Señor Munsargo cuando iba a comprar a su tienda. No tenía razón alguna para dudar de su sinceridad y buen corazón. Por eso dejo esto escrito.

    ResponderEliminar
  9. MATEMÁTICAS CALVINISTAS

    El problema del mal se trató de solucionar de la siguiente manera durante y después de la Reforma. He aquí un ejemplo: Sylvana Antwerpen era calvinista radical y fue invitada a dar una charla en el Círculo de Gente Interesada en las Religiones, de la ciudad. Y razonó de la siguiente manera:

    "Si la salvación era por gracia y no por obras, entonces los salvados lo eran por pura gracia o voluntad de Dios. Lo cual quería decir que todos aquellos que estuvieran salvados se sentían ya absolutamente fuera de toda condenación y fuera de todo poder del mal. Tenían absoluta seguridad de salvación: nada ni nadie los podía arrancar de esa seguridad. Eso era la mayor garantía de felicidad y alegría: saberse salvos de un modo absoluto.
    ¿Y cómo sabían que ellos eran los elegidos? Pues muy fácil, si sabían con absoluta certeza que ya estaban salvados por la gracia de Dios, ESA era la señal, el signo. Era evidente que la gran mayoría de la humanidad NO tenían esa certeza. Millones de "cristianos" NO tenían tal seguridad, lo cual los situaba fuera de la salvación. Pues el razonamiento seguía: si Dios quería salvar al mundo no habría fuerza maligna, ni voluntad humana capaz de impedir tal salvación. Entonces estaríamos hablando de Dios como alguien que quiere y no puede y eso es un absurdo además de ser una blasfemia. Y en definitiva la salvación dependería siempre de una obra humana o un acto de fe con iniciativa humana, lo cual ya no es GRACIA divina. La salvación sería por obras y méritos humanos, no gracia de Dios en Cristo. Eso no sería el evangelio, sería religión pero no evangelio.
    Es absurdo que si Dios quiso salvar el mundo el mundo esté tan lejos de Él. Millones y millones de seres humanos no creen que estén absolutamente salvos por gracia de Dios en Cristo, lo cual quiere decir que Dios nunca quiso salvarlos y que pertenece a los no salvados, o "condenados". Solo un resto de mundo tiene esa seguridad y comparte la señal de la gracia. Dios quiso salvarlos." Todos quedamos callados y en silencio.

    ResponderEliminar
  10. UNA EXTRAÑA SECTA Y UN DIOS ESQUIZOFRÉNICO

    No se sabe con seguridad si esta secta sigue existiendo y si existió alguna vez de verdad. Pero al hilo del problema del mal y como salida al dilema del libre albedrío que hace al hombre responsable de lo malvado, eximiendo a Dios de tal responsabilidad; pues esta secta trataba de encontrar un punto justo de responsabilidad compartida.

    "Dios tiene dos dimensiones: la dimensión oscura y malvada y la dimensión justa y noble. Por lo tanto Dios tiene necesidad de dos reinos: uno infernal y malvado, y otro bueno y justo. Para reinar en el reino infernal nombró a su hijo llamado Satán o Satanás y para reinar en el reino bueno nombró a su hijo Jesús el Cristo. Entonces Dios puso a los dos en el mundo y cada uno tenía que ganar sus adeptos para su reino. Satán convencía y atraía y tentaba a las criaturas humanas hacia el mal, el vicio, la mentira, la violencia, el odio. Mientras que Cristo luchaba para atraer a las criaturas humanas hacia el bien, la nobleza, la justicia, la verdad, el amor. Dios se retiró durante un tiempo de siete tiempos (nadie está seguro de lo que significa en años este tiempo) y dejó a sus dos hijos labrando la cosecha de sus dos dimensiones, de sus reinos futuros donde reinaría para siempre junto con sus hijos. Y así sigue la humanidad. Unos se declaran de Cristo y otros de Satanás, aunque los de Satán no necesitan nombrarlo para nada, de hecho (salvo unos pocos perversos) no saben que son hijos del Maligno. Cuando se acabe el tiempo de los siete tiempos pues será el fin del mundo y unos irán para el lado oscuro y otros para el lado de luz y Dios así se verá completado de nuevo en una síntesis superior.

    ResponderEliminar
  11. PEPE SENSATO HABLA DE LA FE

    No cabe duda que el cristiano de verdad ha de recurrir al "sólo Dios sabe" como la mejor manera de mantener su fe ante los envites de la razón y la especulación teológica. Sería pensar que "Dios está ahí y todo lo demás tendrá su explicación en su momento". En cuanto al asunto de la predestinación o libre albedrío, ya Kant decía que para la razón eso era una antinomía. La razón no tiene la respuesta porque va más allá de lo que se pueda razonar con base experimental. Por tanto el cristiano habrá de actuar COMO SÍ tuviera libre albedrío y responsabilidad última en cuanto a sus actos y elecciones. Y en cuanto a la existencia o no existencia de Dios la polémica es absurda: creer o no creer en Dios va más allá de la razón humana. Si crees como cristiano habrás de ser consecuente: la fe es una cuestión de profundidad existencial y no tiene porqué estar reñida con la razón. La fe tampoco es fanatismo, más bien equilibrio emocional y racional. Todo menos complicarse la vida con estas cosas y menos buscarle cinco pies al gato especulativo, salvo que se haga ficción literaria.

    ResponderEliminar
  12. NADIE JAMÁS PODRÁ CONFIRMAR ESTA SUPOSICIÓN

    MATEO 26:64

    Mas Jesús callaba. Y el sumo sacerdote le dijo: Te conjuro por el Dios viviente que nos digas si tú eres el Cristo, el Hijo de Dios. Jesús le dijo: Tú mismo lo has dicho; sin embargo, os digo que desde ahora veréis AL HIJO DEL HOMBRE SENTADO A LA DIESTRA DEL PODER, y VINIENDO SOBRE LAS NUBES DEL CIELO. Entonces el sumo sacerdote rasgó sus vestiduras, diciendo: ¡Ha blasfemado! ¿Qué necesidad tenemos de más testigos? He aquí, ahora mismo habéis oído la blasfemia;…

    JESÚS PARA SUS ADENTROS: Tú mismo lo has dicho, yo no puedo afirmar eso con tanta rotundidad. Estoy hecho un mar de dudas, pero ya no puedo volver atrás. Y si soy eso que tú mismo has dicho, entonces sea lo que tenga que ser (en voz alta): "sin embargo, os digo que desde ahora veréis AL HIJO DEL HOMBRE SENTADO A LA DIESTRA DEL PODER, y VINIENDO SOBRE LAS NUBES DEL CIELO."

    ResponderEliminar
  13. NADIE JAMÁS PODRÁ CONFIRMAR ESTA SUPOSICIÓN (II)

    MATEO 27:11-15

    Y Jesús compareció delante del gobernador, y éste le interrogó, diciendo: ¿Eres tú el Rey de los judíos? Y Jesús le dijo: Tú lo dices. Y al ser acusado por los principales sacerdotes y los ancianos, nada respondió. Entonces Pilato le dijo: ¿No oyes cuántas cosas testifican contra ti? Y Jesús no le respondió ni a una sola pregunta, por lo que el gobernador estaba muy asombrado.

    JESÚS PARA SÍ MISMO: Me invade la duda, mis dudas son inmensas. Déjalos que hablen y digan lo que quieran. Cualquier cosa que diga será malinterpretada y cualquier cosa que haga habrá de ser usada contra mí de todos modos. Si hasta aquí he llegado, que siga la cosa y a ver si en realidad soy o no soy el Mesías. Esto es muy duro. Durísimo.

    ResponderEliminar
  14. NADIE JAMÁS PODRÁ CONFIRMAR ESTA SUPOSICIÓN (III)

    MATEO 27:21-25

    Y respondiendo, el gobernador les dijo: ¿A cuál de los dos queréis que os suelte? Y ellos respondieron: A Barrabás. Pilato les dijo: ¿Qué haré entonces con Jesús, llamado el Cristo? Todos dijeron: ¡Sea crucificado! Y Pilato dijo: ¿Por qué? ¿Qué mal ha hecho? Pero ellos gritaban aún más, diciendo: ¡Sea crucificado! Y viendo Pilato que no conseguía nada, sino que más bien se estaba formando un tumulto, tomó agua y se lavó las manos delante de la multitud, diciendo: Soy inocente de la sangre de este justo; ¡allá vosotros! Y respondiendo todo el pueblo, dijo: ¡Caiga su sangre sobre nosotros y sobre nuestros hijos!…

    ESÚS PARA SÍ MISMO: ¡Increíble! Han logrado manipular a estos desgraciados para que los romanos aparezcan como inocentes y las masas judías culpables. Vaya cinismo. Esto añade aun mucho más dolor a mi arriesgada aventura mesiánica. ¿Será posible que el pueblo que estaba contigo ahora te odia y además justifica al poder gentil y satánico por excelencia? No puede ser. Y además este engaño o amaño podría pasar a la posteridad como verdadero. El pueblo de Israel será necio y torpe, pero no puede llegar a tal infamia. Podría pasar a la posteridad como los asesinos de su propio Mesías en confabulación con sus propios sacerdotes corruptos y la cínica inocencia de Roma. Esto es más de lo que yo puedo aguantar. Qué acabe pronto esta pesadilla.

    ResponderEliminar
  15. UN TROZO DE EVANGELIO APÓCRIFO QUE ALGUNOS DICEN QUE EXISTIÓ PERO QUE NUNCA SE PUDO PROBAR

    EL LADRÓN EN LA CRUZ: ¿Eres el Mesías?
    JESÚS EN LA CRUZ: Bueno, sí pero no y no pero sí. A veces pienso que lo soy, pero otras veces pienso que me engaño a mí mismo, y ahora me toca esperar angustiado. He ido demasiado lejos con mi mensaje y mi confusa identidad, pero ahora será la hora de la verdad. Si era verdad que soy el Mesías entonces Dios me rescatará de este insoportable sufrimiento y ejerceré como Mesías y vendrá el fin y te aseguro que de ser así hoy tú estarás conmigo en el paraíso. Pero si no es así, no me quiero ni imaginar el sufrimiento añadido que esto me producirá. Moriré con la mayor angustia del mundo.

    ResponderEliminar
  16. NADIE JAMÁS PODRÁ CONFIRMAR ESTA SUPOSICIÓN (IV)

    MATEO 27: 37-46

    Y pusieron sobre su cabeza la acusación contra El, que decía: ESTE ES JESUS, EL REY DE LOS JUDIOS. Entonces fueron crucificados con El dos ladrones, uno a la derecha y otro a la izquierda. Los que pasaban le injuriaban, meneando la cabeza y diciendo: Tú que destruyes el templo y en tres días lo reedificas, sálvate a ti mismo, si eres el Hijo de Dios, y desciende de la cruz. De igual manera, también los principales sacerdotes, junto con los escribas y los ancianos, burlándose de El, decían: A otros salvó; a sí mismo no puede salvarse. Rey de Israel es; que baje ahora de la cruz, y creeremos en El. EN DIOS CONFIA; QUE le LIBRE ahora SI EL LE QUIERE; porque ha dicho: ``Yo soy el Hijo de Dios." En la misma forma le injuriaban también los ladrones que habían sido crucificados con El. Y desde la hora sexta hubo oscuridad sobre toda la tierra hasta la hora novena.
    Y alrededor de la hora novena, Jesús exclamó a gran voz, diciendo: ELI, ELI, ¿LEMA SABACTANI? Esto es: DIOS MIO, DIOS MIO, ¿POR QUE ME HAS ABANDONADO? Algunos de los que estaban allí, al oírlo, decían: Este llama a Elías. Y al instante, uno de ellos corrió, y tomando una esponja, la empapó en vinagre, y poniéndola en una caña, le dio a beber. Pero los otros dijeron: Deja, veamos si Elías viene a salvarle. Entonces Jesús, clamando otra vez a gran voz, exhaló el espíritu.…

    JESÚS PARA SÍ MISMO: En realidad tienen razón. Si yo soy el Mesías, el Rey de Israel, mi poder se tiene que manifestar ahora. Dios por fin hará ya posible la inauguración del Reino de los Cielos y todo sufrimiento e injusticia se acabará ya por todas tal como vine anunciando. Quizás ahora en segundos puede ocurrir el milagro. Mi sufrimiento es ya insoportable. Mi espíritu revienta. Mis pensamientos están descontrolados. Mis dudas son infinitas...creo que me desmayo...no puedo...agghhh.. ELI, ELI, ¿LEMA SABACTANI?

    ResponderEliminar
  17. QUÉ EXTRAÑO EVANGELIO

    La resurrección es una vuelta inconsciente a la inocencia. La Navidad puede asomar a la vuelta de la esquina. Los rostros de cuando éramos niños.
    Esos rostros desconfían. No compartimos más que el aire y el suelo que pisamos. Fríos y hostiles. Nos sentimos fríos y hostiles. Hay rabia por algo, pero no sabemos el porqué. Es cuestión de dejar pasar el tiempo.
    Ralentizar. Más despacio. Algo quiere que todo vaya más deprisa. La Navidad está en la mayor lentitud. Entonces aparecerán los pastores en la cima de las colinas. Y miles de ovejas se nos quedarán mirando. Alguien dice que ha nacido en aquella cabaña de piedra. Se coge mayor velocidad y se va perdiendo la Navidad. No hay tal cabaña y los pastores han desaparecido.

    ResponderEliminar
  18. EXTRAÑA COMUNIDAD

    Vivimos en la música y en la poesía. Somos la comunidad de la música y la poesía. La música y la poesía nos abren sensaciones de inocencia, de paisajes inesperados que habitan en nosotros. ¿Puedes ver el río allá abajo? Sí. ¿Podéis ver el río allá abajo? Sí, podemos. Hemos empezado a ver el río y el valle a través de esta música. Si dejamos de oír la música el río y el valle posiblemente desaparezcan o nuestros enemigos aprovecharán para atacarnos y arrebatarnos el territorio. Volveremos a una prosa brusca y agresiva. Cortaremos cuellos y aporrearemos cabezas para defender lo nuestro. Y todo quedará escrito para la posteridad.

    ResponderEliminar
  19. HAY PUEBLOS VALIENTES

    Hemos llegado al pueblo y todos están haciendo lo que deben. Trabajan. Algunas mujeres preparan la comida y los niños juegan. Hace sol. El cielo brilla con mucha intensidad. Los viejos están sentados en los viejos bancos de madera. Hay montañas en la lejanía. No se percibe enemigo alguno. Pero algunos niños han visto a los soldados del duque acercándose. Entonces preparamos las armas. El duque protege al pueblo con sus soldados, pero los soldados del duque cada vez roban más y violan a nuestras mujeres y prenden fuego a nuestras cabañas y se llevan a los muchachos para venderlos a los ejércitos reales. Hoy vamos a luchar. Nos enfrentaremos a ellos. Pero dicen que este pueblo es una invención. No existe más que en esta prosa. No habrá tal batalla. Y los soldados del duque podrán desaparecer tal como aparecieron. Es un alivio. Nuestra vida y nuestro pueblo dependen del escritor. Esperemos que sea un escritor bueno y noble.

    ResponderEliminar
  20. MAÑANA SERÁ OTRO DÍA

    He visto de nuevo a la muchacha y la he mantenido ahí en ese cuadro entre los árboles frondosos y los juegos de luces de un sol que se filtra como puede entre las hojas. La sigo manteniendo ahí mientras pueda seguir soñando y ella me mira y me sonríe y señala la casa solitaria camino de la fuente. Pero la imagen se empieza a borrar, se diluye, se escapa y no encuentro versos apropiados para seguir manteniendo el sueño. Bueno. Duró lo que duró. Es hora de cortar la leña y volver a casa. Mañana intentaré hacerlo mejor.

    ResponderEliminar
  21. MI TEXTO, EL TEXTO, MI TEJIDO, EL TEJIDO

    Vivo en las letras. Tengo otro lenguaje que son los gestos. Puedo imitar un gato. Pero si escribo "casa" la puedo pintar de azul: casa azul. ¿Podéis ver mi casa azul en lo alto de la colina? Vaya. He situado la casa en lo alto de una colina. Y todo con letras. Fijaros en las letras, en las puras letras. No son más que rasgos electrónicos en negro sobre un fondo blanco. Pero con las letras me voy haciendo, me voy construyendo. No creo que haya algo mío que sea expresable fuera de alguna escritura, de algún lenguaje. Estoy ya siempre cruzado por lenguajes. Puedo tejer mi tejido, mi textura, y al mismo tiempo me voy tejiendo. Un texto que se va circunscribiendo y descentrando para abrirse a otros textos.
    Mi casa azul en lo alto de la colina desde donde se ve el mar.
    Ahora queda mejor. Puedo ver el mar. Punto y aparte.

    ResponderEliminar
  22. EL GRUPO XJK28 DE EXPLORACIÓN ENCUENTRAN OTRO MAPA

    A veces da la impresión de que ya está todo escrito y que seguir escribiendo ya sólo nos lleva a una repetición de lo mismo. Sin embargo cada vez que escribimos el pergamino del mundo se despliega y nos muestra un nuevo mapa que hemos de interpretar. ¡Wow! Sentimos un poco de vértigo al principio, pero es menester considerar que todo va a depender de lo que queramos arriesgar, aventurar. ¿Qué es aquella ciudad? ¿Y esa carretera adónde va? Nuevas comunidades, nuevas personas, nuevos conflictos, nuevos laberintos; nuevas alegrías y nuevas frustraciones. Quizás nos venga mejor adentrarnos en ese bosque espeso y construir una cabaña aislada entre los árboles silenciosos y aprender a hablar de nuevo con los espíritus. O seguir ese mar por la costa buscando la desembocadura de cualquier río y desembarcar en cualquier pequeña capital. El mapa no es un mapa de certezas. El vértigo se convierte en cansancio. Hay agotamiento. Hay desgaste. Pero hemos decidido arrojarnos de nuevo a lo desconocido.

    ResponderEliminar
  23. BUENO. ALGO COMPLICADO ES.

    Alcanzar a D-ós es tratar de nombrar lo innombrable. Cuanto más lejos e imposible, más cerca parece estar. Pero también: cuanto más cerca parece que estamos de nosotros mismos, más lejos e imposible es saber dónde está ese "nosotros" que imaginamos propio y transparente. ¿Y los demás? Cuando parecía que la paz iba reinar alguien ha descubierto una llaga más que sangrar, una grieta en la pared, una fisura que se abre y divide al mismo tiempo. Parece que D-ós está presente al mismo tiempo que está ausente. Parece que nosotros estamos presentes al mismo tiempo que nos vamos alejando. Parece que los demás se van situando en grados de proximidad o cercanía, pero tampoco logramos territorios comunes duraderos. Y todo ello con sus velocidades y lentitudes; intensidades o inapetencias.

    ResponderEliminar
  24. LA ESCRITURA Y LECTURA DEL ETERNO EVANGELIO

    ¿Alguien quería predicar un evangelio? Su escritura ha de ser valiente y decidida. Su voz ha de tronar en los desiertos. Su comunidad ha de producir un pueblo y ese pueblo otras nuevas tablas de la ley y con la ley se ha de fijar e inscribir de nuevo lo real y lo irreal, lo objetivo y lo subjetivo, la verdad y lo falso. Vuelta a empezar. Y vuelta a interpretar. Vuelta a situarse entre la prohibición y la transgresión. Vuelta al desgarre entre el bien y el mal. Y cuando surja el agotamiento vuelta a la gracia. Y la gracia produce sus propias leyes y sus propios pueblos y sus propias soledades y sus propios desgarres: ELI, ELI, ¿LEMA SABACTANI?

    ResponderEliminar
  25. RESURRECCIÓN

    La temperatura es agradable. La luz del sol brilla con fuerza. Ese señor tiene cara de simio amargado. Esa señora tan mayor es la misma encarnación de la bondad. Ese perro es un chulito de barrio dispuesto a demostrar su perrería bajo el mínimo pretexto. El aire acaricia la cara y los coches pasan con su cadencia rutinaria. Nada especial. Quizás el momento lo sea. La excepcionalidad del momento que persiste en la existencia. Más allá. Más allá. Quizás ya lo estamos habitando y la frontera se nos hace difusa y desconocida.

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.