21 julio, 2016

CADA UNO EN SU CASA, PERO EL ESTADO EN LA DE TODOS

La política queda desvinculada de la moral natural y la religión (Maquiavelo). La política pasa a ser una actividad independiente con el único objeto de preservar el poder de la manera más eficaz y con el máximo apoyo. La política se convierte en una ingeniería que busca la mayor efectividad en su
máquina distributiva de poder. La moral para la política será a partir de ahora una moral de conveniencia, de interés propio de partido, de ideología, de representaciones concretas de la realidad.
La religión queda entonces también desvinculada de la política (Locke, Hume, Kant) y pasa a ser una actividad propiamente de lo sagrado, o de la vinculación del mundo sagrado/supernatural con el mundo real/material/natural/social/histórico. O también trata la religión de centrarse exclusivamente en ese territorio de la fe y la revelación que implican un sentido, un significado moral de la existencia en función de otro mundo superior/reino/cielo/nirvana/satori/paraíso. Las iglesias quedan independizadas del poder político y forman parte de la sociedad civil.
El sexo no sólo se desvincula de una moral religiosa/política a la cual estaba supeditado de forma inmanente y bajo parámetros metafísicos de naturaleza y/o mandamientos de Dios, para quedar independizado de su función biológica reproductora y pasar a ser una energía/libido que ha de disfrutarse para mayor placer y satisfacción de las personas. Los discursos políticos tratan de ahondar más esta separación facilitando la ruptura de los vínculos tradicionales basados en el matrimonio religioso; la disolución de la categoría de género sexual como determinante del uso de la sexualidad. Para ello se codifica a efectos jurídicos y legales toda relación sexual en base al grado de convivencia y sus efectos en cuanto a propiedad, subsidios, etc. El uso y disfrute del sexo queda dentro del marco de opciones libres de cada ciudadano y fuera de la moral tradicional religiosa o de costumbre.
La subjetividad y sus categorías de conciencia, de yo, de alma, de interioridad singular y propia, de libre albedrío/responsabilidad/soberanía, queda desvinculada de sus representaciones metafísicas, naturales, religiosas, filosóficas; para quedar supeditada al concepto vinculante de ciudadanía en referencia al Estado y las leyes del Estado. Fuera de ese marco político/social de ciudadanía la
subjetividad puede manifestarse de la forma que quiera, creer lo que quiera, pensar como quiera, vivir como quiera, etc. 

Todas estas desvinculaciones, liberaciones, desterritorializaciones, etc, no se producen dentro de un mundo vacío de codificaciones o limitaciones, sino que todo en última estancia ha de depender de la vigilancia/control/regulación del Estado. Al ser el Estado una maquinaria política al servicio del poder vigente, el control estatal con fines ideológicos/partidistas por un lado; y, las libertades ciudadanas de los individuos por el otro, se moverán siempre en una dialéctica de conflicto de intereses.        

13 comentarios:

  1. LA DESTERRITORIALIZACIÓN ESTÉTICA

    La misma estética deja de ser una imitación de "lo natural" o "lo real" o lo divino, para ser un libre juego de subjetividad, de producción de realidades, de exploración sin límite en un mundo desprovisto de referentes. La estética se afirma en un juego de autorreferencias y apreciaciones o disfrutes de placer, al margen de verdades subyacentes, etc.

    ResponderEliminar
  2. Es curioso que Baudrillard en su día negó la existencia de la misma realidad como referente. Todo se convertía en hiper-realidad, en simulación, en simulacro, en copia de copia de copia sin original al que apelar. Juego de discursos, interpretaciones, desplazamientos, etc. Y esa era la condición posmoderna. Crisis de los discursos "maestros", de los referentes de Verdad ya que todo es fenómeno y el noumeno (Kant) deja de tener razón de ser.

    Todos jugando a los discursos, todos en el juego tolerante y democrático de los corros patateros del buenismo: ningún discurso se puede arrogar superioridad o inferioridad. Y el Estado como regulador y legislador del bienestar de todos en una supuesta neutralidad...
    Pero ¿es así la "realidad" que vivimos? ¿Dónde acaba el juego y la tolerancia y empieza la razón de Estado y la violencia?

    ResponderEliminar
  3. LA EDUCACIÓN POSMODERNA Y SUS SECUELAS

    Al desaparecer el referente de verdad y objetividad en la Educación, entonces el conocimiento se va construyendo de acuerdo a discursos ideológicos que han de disputarse el espacio subjetivo de los chavales. Transmutar esas subjetividades hacia una nueva subjetividad que apele más a su "sensibilidad", a "a sus afectos", a sus roles sexuales, a su sociabilidad y socialización, etc. Ya no hay Historia a la que apelar, sino a discursos históricos en lucha por la supremacía educativa. No Historia, sino historias y esas historias pueden adquirir un valor superior moral si parten de las víctimas en lugar de los opresores y el victimismo se puede reactivar en base a discursos de lo oprimido. Ya no lucha de clases enraizada en una realidad objetiva, sino creación de sujetos que vivan su victimismo o victimidad y se lancen a desafiar al Sistema y a debilitarlo en función de utopías, o felicidades y alegrías supuestamente al alcance de la mano. El estudiante como víctima social, víctima de la familia, víctima de sus profesores agrios y carcas en mayoría, en oposición al profesor juguetón, alegre, jovial con oídos muy democráticos ante las quejas del estudiante-víctima. Aprobados fáciles, reducir los conflictos a base de no reconocerlos o reconocerlos en función de la clave victimista que apela a su voz propia y su voz propia es la voz antiautoridad que obliga y frustra y nunca somos felices... Jefes de Estudio que se inhiben, directores que "pasan" de la disciplina y "relativizan" los problemas con medidas extra-light.
    La educación una vez desterritorializada de cualquier discurso de razón y de verdad (de conocimiento y de moral),pasa a ser de utilizad política; de intrumentalización política; de control social per se en base a una concienciación de ciudadanos que han de esperar su razón de ser en el Estado paternalista, protector, regulador. El Estado que ha de servirles la felicidad por decreto y ley. Son las nuevas subjetividades socialdemócratas de derechas y de izquierdas. Podemos se define con corrección: son la socialdemocracia radical.
    Pero ¿podemos eludir la realidad, la razón y la objetividad por arte de la predistigitación, en función de discursos flotante de conveniencia política e ideológica sin que luego esa realidad negada nos devuelva su cruda "realidad" de la forma más dura y desagradable posible?

    ResponderEliminar
  4. Mucha personas detestan la lógica y la razón porque para ellas el dominio y ejercicio de poder se hace mejor desde el control y manipulación de las emociones y el afecto. Otros utilizan la razón para mantener un dominio sobre las emociones y los afectos. Bien es verdad que no existe una razón pura ni absolutamente neutral; y, bien es verdad que tampoco existen emociones y afectos desprovistos de intencionalidad y parcialidad. Pero de las dos cosas me gusta más el territorio común de la razón y los hechos que el de la emotividad equívoca o los afectos confusos. No los niego, todo lo contrario, pero como territorios comunes de entendimiento son los que nos llevan a los desastres.

    ResponderEliminar
  5. Seguimos en RELATOS DE NESALEM

    UN LARGO VIAJE

    http://nesalem-wwwrelatos.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  6. ECONOMÍA DESTERRITORIALIZADA

    Si desterritorializamos/desvinculamos la economía de su supuesto referente natural/racional basado en la ley de la oferta y la demanda en base a la investigación primera de Adam Smith, más tarde Ricardo, y luego Marx; pero todavía más "materialista" y "racional con Lenin y Stalin--eso por el lado socialista/comunista--entonces nos queda la economía como una ciencia dentro del campo de la humanidades y entonces el factor humano, la subjetividad humana y sus deseos y representaciones cobra una mayor importancia que la supuesta investigación empírica basada en una epistemología científica que busca leyes objetivas falsables (Popper) como toda ciencia. Por el lado liberal sería considerar la escuela de Viena con Von Mises, Hayek y Milton Friedman. Bueno, podríamos meter entre ellos a Ann Ryan y su intenso libertarianismo.
    La polémica entre la economía como ciencia exacta y la economía como ciencia dentro del campo de las humanidades, sigue siendo terreno de debate entre los economistas tanto de derechas como de izquierdas. ¿Debe la economía seguir un método científico hasta dónde sea posible; o, es la economía una ideología más con pretensiones de cientificidad? Si lo primero entonces existen ya modelos que se pueden adaptar a la realidad con más o menos margen de error (factores subjetivos, complejidad de variables); si lo segundo entonces la economía no es más que una ideología susceptible de ser sustituida por otra. La pretendida cientificidad de la economía no era más que un pretexto para justificar el dominio de una clase por otra, o unas élites capitalistas que pretenderían regular la explotación como un factor natural de necesidad, lo cual la izquierda habría de desenmascarar. Es así que la economía como herramienta instrumental pasaría a estar subordinada a la política y a la política de izquierdas.

    Pero ¿Es eso así? ¿No hay leyes de equivalencia y equilibrio que sean de aplicación universal al margen de la subjetividad humana y sus ideologías? SI yo gasto mucho sin tener como contrapartida un sector productivo competente, es evidente que estoy actuando de forma irracional y creando un daño irreversible a la sociedad. Si yo altero de forma artificial/política los precios a la conveniencia de ciertos sectores de la economía; ¿no estaré creando un problema mayor en forma de inflación que empobrezca un país? Y si por interés político y como medio de ganarme el voto de muchos comienzo a subvencionar a troche y moche sabiendo que con ello gano en prestigio moral, pero al mismo tiempo estoy forzando el gasto público a un mayor endeudamiento, quizá a la larga insostenible. Quizás la solución sea quitar al rico para dar al pobre, pero eso es mucho más complejo de lo que parece y no siempre quitar al rico ha de beneficiar a la sociedad, sobre todo si el rico invierte con gana en sectores importantes de la economía que benefician a todos. Rico no siempre es parasitismo social.

    ResponderEliminar
  7. LA PREGUNTA SOBRE LA RESURRECCIÓN

    Aquel día se acercaron a él los saduceos, que dicen que no hay resurrección, y le preguntaron, diciendo:
    —Maestro, Moisés dijo: “Si alguien muere sin hijos, su hermano se casará con su mujer y levantará descendencia a su hermano.” Hubo, pues, entre nosotros siete hermanos: el primero se casó y, como murió sin dejar descendencia, dejó su mujer a su hermano. De la misma manera también el segundo, y el tercero, hasta el séptimo. Después de todos murió también la mujer. En la resurrección, pues, ¿de cuál de los siete será ella mujer, ya que todos la tuvieron?
    Entonces respondiendo Jesús, les dijo:
    —Erráis, ignorando las Escrituras y el poder de Dios, pues en la resurrección ni se casarán ni se darán en casamiento, sino serán como los ángeles de Dios en el cielo. Pero respecto a la resurrección de los muertos, ¿no habéis leído lo que os fue dicho por Dios, cuando afirmó: “Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob”? Dios no es Dios de muertos, sino de vivos.
    Al oír esto, la gente se admiraba de su doctrina.

    ResponderEliminar
  8. EL JESÚS DE LOS EVANGELIOS DESVINCULA LA VIDA RESURRECTA DE LA VIDA TERRESTRE Y DE LA LEY DIVINA TAL COMO SE HABÍA PROMULGADO EN LA TORÁ.

    La resurrección se desvincula de los procedimientos de la Ley. La Ley dice eso y la Ley es divina, revelada a Moisés. Pero la Resurrección se desvincula de la Ley divina y pasa a ser una dimensión diferente donde la ley divina que Israel habría de obedecer en el mundo natural, en el mundo terrestre de los sentidos y de los deseos; pues no habrá de tener efecto. Estamos en dos realidades, dos dimensiones.
    En el Reino de Dios serán como ángeles del cielo. ¿Cómo son los ángeles del cielo? Nada se nos dice al respecto. Son seres que tienen individualidad y entonces algún tipo de cuerpo etéreo, posiblemente. Pero esos ángeles no perece que tengan deseos de los sentidos naturales a "la carne", a la existencia humana terrestre y pedestre. Nada de sexo, nada de intercambios sexuales reglamentados. Eso se acabó. Ser ángel es estar por encima de eso, de parentescos, de tabús o legalidades...otro mundo...desvinculados estaremos del mundo natural, carnal, existencia histórica.
    Pero ese mundo no quiere decir que vaya a ser un mundo de absoluta insensibilidad, o un mundo sin "sentidos" o sentido o muerto a la vida tal como la entendemos, sino que será otra vida. Y la resurrección implica vida, pero otra vida. Vida de ángeles con sentidos, con vida. Nadie sabe cómo será esa vida desde nuestros sentidos o conocimientos.

    ResponderEliminar
  9. EL JUICIO A LAS NACIONES

    »Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria, y serán reunidas delante de él todas las naciones; entonces apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos. Y pondrá las ovejas a su derecha y los cabritos a su izquierda. Entonces el Rey dirá a los de su derecha: “Venid, benditos de mi Padre, heredad el Reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo, porque tuve hambre y me disteis de comer; tuve sed y me disteis de beber; fui forastero y me recogisteis; estuve desnudo y me vestisteis; enfermo y me visitasteis; en la cárcel y fuisteis a verme.” Entonces los justos le responderán diciendo: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te alimentamos, o sediento y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero y te recogimos, o desnudo y te vestimos? ¿O cuándo te vimos enfermo o en la cárcel, y fuimos a verte?” Respondiendo el Rey, les dirá: “De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.”
    »Entonces dirá también a los de la izquierda: “Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles, porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber; fui forastero, y no me recogisteis; estuve desnudo, y no me vestisteis; enfermo y en la cárcel, y no me visitasteis.” Entonces también ellos le responderán diciendo: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, sediento, forastero, desnudo, enfermo o en la cárcel, y no te servimos?” Entonces les responderá diciendo: “De cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de estos más pequeños, tampoco a mí lo hicisteis.” Irán estos al castigo eterno y los justos a la vida eterna.

    ResponderEliminar
  10. Las ovejas y los cabritos. Las ovejas son mansas, inocentes, víctimas de los depredadores por su mansedumbre y carencia de medios de defensa agresivos y violentos. Creo que habría que empezar con la naturaleza de los depredadores antes de ver las ovejas o de comprender las ovejas. Los depredadores y sus artes y sus mañas y su perfecto sentido de la manipulación.

    ResponderEliminar
  11. COMENTARIO

    Jesús se encuentra encarnado en cada uno de esos más pequeños. Esos más pequeños son las personas con necesidades. Quienes pasan hambre, quienes sufren injusticias, etc. Se refiere literalmente a las necesidades del cuerpo principalmente. Es el cuerpo sufriente. Ese cuerpo sufriente es el Hijo de Dios mismo. La moral se juzga por los hechos, no por las intenciones. Son los hechos los que hablan. Es un texto que hace abstracción de la doctrina, o de la teología, o de las creencias correctas. Desvincula la moral del pensamiento, de las creencias, de las intenciones, de las representaciones, de las doctrinas; para centrarla en el hecho material que se produce en los cuerpos sufrientes.
    Quien tiene hambre necesita pan. Quien tiene sed necesita agua. Quien padece frío necesita un abrigo. Quien está en la cárcel necesita alguien que le visite y le dé ánimo. Nadie de estos cuerpos necesita palabras per se, o doctrinas correctas, o una teología aceptable o una filosofía adecuada... Y si lo hacemos más extensivo: tampoco que le toquen una melodía o le pinten un cuadro o le saquen una buena foto.
    Parece una moral materialista en el sentido literal del cuerpo como materia que necesita materia para compensar su sufrimiento. Quien ejerce esta moral es consciente de su materialismo en comparación con el religioso tradicional que ofrece primero buen consejo y buenas palabras y oraciones, o ritual, etc.
    Es una moral preocupada del homínido en cuanto a sus necesidades básicas. Si esas necesidades no están cubiertas y nadie ayuda a que lo estén proveyendo a los necesitados de tales cuidados y suministros, entonces la moral no cumple con el propósito fundamental de proteger la dignidad humana en lo más básico que es el cuerpo.
    Hay algo importante: Jesús aquí no da fórmulas políticas, ni tampoco económicas; ni tampoco habla de caridad pública organizada. Habla un tanto en abstracto: por un lado están los necesitados y por otro los que se preocupan de ellos en ese sentido materialista. Es el hecho palpable de la ayuda y preocupación por vestir, dar de comer, etc. Y lo curioso es que no se trata de un planing o una organización, sino un actuar concreto que surge como algo NATURAL y espontáneo en cierta gente en circunstancias de sus vidas. Y lo opuesto también es cierto: los "cabritos" también actúan con NATURALIDAD y espontaneidad en cuanto a su despreocupación, pero si hay castigo es porque se asume que el "cabrito" es consciente de su obligación moral expresada materialmente hacia el cuerpo de los pobres o quienes sufren injusticias. El bueno ni tan siquiera es consciente de tal moral: surge sin decírselo nadie.

    ResponderEliminar
  12. MÁS COMENTARIO

    Pero si la "oveja" lo hace porque le sale de dentro sin necesidad de racionalizaciones o pretensiones de ser bueno porque Dios lo dice (caso del religioso tradicional); entonces estamos hablando de un don o una virtud innata. El bueno lo es de forma innata y sin necesidad de dilemas morales. Hay un enfermo y lo llevo a curar. Es como beber un vaso de agua. Todos conocemos s gente que es así por instinto. Y todos conocemos a quienes ponen peros o justificaciones a priori.
    Para comprender bien esta parábola habría que ver los casos concretos de cada uno y sus circunstancias. ¿Se trata de ir dando a todos los pobres que se ven por la calle o por las zonas de guerra todo lo que llevemos hasta quedar sin nada? Las máximas del Sermón del Monte son así de radicales. Al que te pida dale y le das todo lo que te pida. ¿Se trata de ser comunista y afiliarte al Partido para distribuir las riquezas para todos iguales? Un modo muy abstracto de solucionar la vida concreta. No creo que vaya por ahí la parábola. Para el cristianismo primero el mundo estaba llamado a perecer a manos de la justicia divina, sin que la política tuviera posibilidad de transformar nada esencial en el hombre. Esta parábola no tiene nada que ver con un evangelio social, sino con el corazón de los hombres actuando en lo concreto de sus vidas y ese actuar es conocido por Dios. No hay nada más que esto. Es inútil llevarlo más lejos. DE todas maneras curiosa moral materialista.

    ResponderEliminar
  13. ¿UNA PARÁBOLA ANTI-PROTESTANTE?

    Hubo una persona una vez que me presentó este texto para demostrar lo anti-protestante que era Jesús, pues estaba claro que Cristo pedía obras, no fe; ya que la salvación en este texto dependía claramente de las obras. Además como esta persona era de izquierdas, pues hete aquí que también este texto justificaba el socialismo y el reparto de riquezas y, en general, todo el programa político de las izquierdas e izquierdas cristianas tales como Cristianos de Base, etc. ¿Qué decir a ésto?
    Si consideramos el escenario del texto en exclusiva y hacemos un esquema general, vemos lo que ya dije arriba: Las señales del justo ante Dios son las obras de sustento material y anímico básico hacia un prójimo con necesidades de pobreza, de injusticia, de persecución. Y punto. Con lo cual no hay necesidad de más: los salvos son aquellos que realizan esas buenas obras con el prójimo, un prójimo en debilidad y vulnerabilidad extrema. Sobran entonces teologías, religiones, iglesias, ideologías políticas, marxismos, fascismos, etc.
    Además quienes hacen estas obras las hacen porque su propia naturaleza se lo dicta: es un acto natural para ellos. No calibran el valor moral--ni mucho menos el político--de la obra como valor para ganarse el cielo o tenerlo como refuerzo de autoestima social. No piensan en dilemas doctrinales antes de actuar; no lo hacen por exhibición o lavado de conciencia ante los demás. Lo hacen porque les sale de dentro, de su naturaleza. Si tienen sed beben un vaso de agua y si ven a un enfermo lo llevan a curar sin más. Una acción natural e innata a ellos. Tienen ese don. El Hijo de Dios les tiene que recordar el significado de lo que hacían, pues ellos ni cuenta se dan de la trascendencia moral y salvífica del asunto. Cosa que les honra más todavía. Si no hubiera habido escritor evangelista que nos hubiere recordado esta parábola jamás sabríamos de ellos. Aunque curiosamente el escritor evangelista los hace visibles por razones teológicas, siendo esta una teología de puros hechos materiales con premios y castigos, pero hay que tener en cuenta que "las ovejas" NO ESPERAN TAL PREMIO!! Ni se les pasa por la cabeza.
    No abunda este tipo de gente hoy día. Ni la misma Teresa de Calcuta ni el Padre Ángel llegan a tal desprendimiento e imparcialidad e indiferencia. Teresa y Ángel siempre estaban o están ante los ojos de los medios de comunicación que los ponen como ejemplos de caridad y atracción de medios y dinero para tales obras. Estas "ovejas" del texto evangélico son sanas y nobles en el pleno sentido de las palabras. Nada de propaganda ante medio de comunicación alguno. Discreción absoluta.
    ¿Salvación por obras? En absoluto. Las ovejas no buscan salvación alguna para ellos, por medio de las obras en sentido teológico. Simplemente actúan como saben sin más. ¿Salvación por fe? pues tampoco. Ellos actúan sin ser conscientes de fe alguna que les impulse a ello. No hay religión ni religiosidad en tales obras. Absolutamente ninguna. Es el puro y espontáneo acto de compasión natural. Nacieron así.
    Cada lector que saque sus propias consecuencias de este texto.

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.