03 abril, 2016

EXPERIENCIA ESPECTRAL

Siempre estamos en zona espectral. Las zonas espectrales se abren a nuevos territorios. Incluso aunque nos parezcan recuerdos de una realidad que creemos ha sido siempre realidad aún al margen de nosotros; sin embargo son nuevos territorios que ahora mismo se abren con nueva tonalidad y
trasfondo. Los buenos artistas saben mucho de las zonas espectrales y de los nuevos territorios que son capaces de percibir y sentir. Otros aspiran a ver realidad y territorios comunes. Una realidad que siempre se supone que está ahí como trasfondo y que requiere una razón y una inteligencia perspicaz para captarla y ser realista, objetivo, preciso. Sí, no cabe duda que esa realidad existe y hay que atenerse a ella: la realidad de los medios de comunicación, de los trabajos cotidianos, de las subjetividades ajustadas a los discursos de la normalidad; de las conversaciones tópicas; de las doctrinas y dogmas elaborados por las ideologías políticas o religiosas, de los conocimientos académicos y sus derivados. Son los territorios comunes necesarios para vivir civilizadamente y con "sentido común".
Pero hay mucha más experiencia y muchas más realidades que necesitan de lenguajes más específicos, más marginales, más excepcionales; más subjetivos. Quien descubre la espectralidad de la existencia va a tener que recurrir a nuevos lenguajes, o a lenguajes renovados y recreados y sin perder jamás conciencia de la realidad común donde necesariamente hemos de movernos y desplazarnos. Puertas que se abren a nuevos paisajes. Nuevos cielos y nueva tierra y nuevas almas/ángeles/demonios y abismos insondables y tonalidades infinitas y trasfondos en continuo desplazamiento.
Ojo. Es como una
revelación, como un sentimiento o afecto irreprimible. O te ocurre o no te ocurre. No pasa nada. Vivir la realidad común con acierto no deja de ser también un arte y muchos nadan en ella con/a placer. Pero podría ocurrirnos que por negar lo que somos capaces de percibir; o por considerar la experiencia espectral como un peligro de desajuste o de principio de patología psicológica; entonces la rechazáramos, la intentáramos desterrar de nuestra conciencia y con ello agudizaríamos su poder de trastocarnos, de dislocarnos. Sería diferente si contáramos con esos lenguajes apropiados que nos podrían abrir las puertas de la aventura creativa, de la experiencia espectral sin perder nuestro sentido común en ningún momento. Todo lo contrario.

13 comentarios:

  1. NIKLÁUS EL HEREJE MALDITO PENSÓ LO SIGUIENTE LEYENDO LOS EVANGELIOS

    "Siempre me dio que pensar el Jesús de poner la otra mejilla y amar al enemigo. Porque resulta que es el mismo Jesús que dijo que no había venido a traer la paz sino la guerra. Pero no hay mejor invitación a la guerra que inculcar una moral de total pasividad ante el mal pues la vida es conflicto y guerra en acción o en potencia. La única manera de parar el mal o al enemigo es resistiéndole y frenándole como se hizo con Hitler y con otros. Resistiéndole y frenándole con las armas de la razón, la cordura y la diplomacia en primer lugar, pero al mismo tiempo ten al ejército preparado y a la gente en alerta en ciertos contextos.
    Pero la misma postura de buenismo e idealismo no es otra cosa que otorgar al mal poder de forma gratuita, dejarle abierto el camino. El pacifismo acaba siendo un cinismo suicida.
    El Nazareno viene a decir: Sólo es posible mi moral de total pasividad ante el mal sabiendo que el fin del mundo está ahí mismo, a la vuelta de la esquina; pero si el fin no viene vuestra pasividad y amor incondicional al enemigo se convertirá en vuestra misma perdición en un mundo que es violento y que está en permanente conflicto. Los romanos simplemente no tendrán compasión de vosotros y os destruirán como quien mata ovejas.
    Por tanto, si el fin no viene o no está cerca tendréis que defenderos y prepararos para la guerra. Así es este mundo."

    ResponderEliminar
  2. UNA REFLEXIÓN EN TORNO A DUNS SCOTO

    Parece ser que fue Duns Scoto quien primero colocó al Dios cristiano en la esfera del ser como territorio común de todas las cosas/entes existentes antes de ser el ser limitado o determinado o mediado por cualquier categoría física o análoga. Al contrario de Tomás de Aquino donde Dios es tan eminente en su perfección e infinito que la única forma de conocerlo es la vía de la analogía. Pero si entre el Dios y la criatura colocamos el concepto de analogía, entonces ya desviamos el conocimiento de Dios a una relación de ya-siempre mediación de un tercer concepto y jamás podríamos conocerle; sería una imposibilidad. Siempre conoceríamos la mediación: el territorio análogo.
    Pero si concebimos el ser antes/fuera de cualquier determinación o género; el ser como ser, entonces el ser pasa a ser común a todo ente, a toda cosa; es la condición de todo posible entendimiento/conocimiento; y, es sólo a través del ser más acá de lo singular y lo universal; más allá de la física y la metafísica, cómo el ser se hace común a toda la creación. Un ser entendido como ser en sí sólo puede ser unívoco y no equívoco o análogo. Entonces la posibilidad de conocer a Dios es posible a través de la COMUNIDAD DEL SER.
    Esto es un giro importante al concepto de un Dios absolutamente trascendente cuyo conocimiento como tal por parte de la criatura es siempre dependiente de una metafísica de la revelación y nunca en relación unívoca con su creación. De ahí que si la naturaleza participa de la misma comunidad de ser de Dios por medio de alguno de sus atributos, a través del conocimiento natural podríamos llegar a conocer atributos comunes a Dios y a sus criaturas. Esta relación de comunidad con el ser de la cual Dios es también partícipe significa un tour de force a lo que luego daría posibilidad al conocimiento de Dios vía la razón empírica a través de la naturaleza y si la naturaleza nos muestra leyes constantes y eternas que se pueden aplicar en todo momento, entonces a mayor conocimiento natural, menos necesidad hay de Dios como ente misterioso en su plena esencia.
    Hay todo un recorrido de Scotus a Occam, Spinoza, Hume, Kant, Hegel, Marx, etc., pero con Scotus comienza un cierto panteísmo, una relación comprensible de una parte de Dios por medio del entendimiento humano; de su creación. Aun así en el filósofo sutil la parte inaccesible de Dios sigue estando preservada y reservada a la revelación.

    ResponderEliminar
  3. NIKLÁUS, EL HEREJE MALDITO, NO PARA DE REFLEXIONAR COMO MALDITO HEREJE QUE ES

    Es imposible vivir sin axiomas. Todo el mundo tiene su axioma. Compartido o no compartido todos partimos de algún axioma. Y si decimos que no partimos de ningún axioma ya tenemos el axioma de no partir de ningún axioma. Y los axiomas en sí son necesariamente self-evident, autoevidentes. Y si autoevidentes pues son automáticamente razón universal que regula la existencia de cada cual. Y si mi razón y sus sub-razones o sucursales de mi Razón son verdad, pues me colocaré en necesaria confrontación con otros que parten de otros axiomas. Grados de confrontación.
    Los musulmanes de ISIS tienen su Razón Universal e unívoca. Saben razonar que sólo su axioma es el verdadero y cortar cuellos es también parte de esa razón absolutamente reguladora de sus existencias. Cualquier fascista o comunista sabe que sus axiomas son verdaderos y que ello comporta la imposición de su verdad cueste lo que cueste, pues esa verdad es autoevidente e indiscutible en última instancia. Es verdad natural. Incrustada o segregada por los tejidos de una metafísica invisible, pero alcanzable por los iluminados de turno. Que esa verdad se implante o no en el mundo de lo concreto dependerá de las circunstancias, del grado de intensidad de los cuerpos que las asuman; de la capacidad del axioma de dar sentido y ganas a una existencia dislocada o disociada. Los axiomas se desgastan también con el tiempo y hay que recurrir a modificarlos o cambiarlos por otros más ajustados a las realidades de cada cual.
    Es este un universo en el que hay que vivir de alguna forma auto-engañado o drogado con alguna fórmula axiomática. Los grandes cínicos del momento político saben mucho de esto. O los grandes idealistas.
    Que uno opte por el liberalismo es también un axioma libremente escogido, pues la razón fundamental de tal opción se basa en el grado menor de sufrimiento que se pueda provocar a las personas. Un comunista lo negará con su otro axioma: hay que liberar al pueblo e igualarlo en esa abstracción de un Mega-Estado totalitario.
    Desgraciadamente no hay nada escrito en las entretelas del universo que confirmen una cosa u otra a niveles de verdades cósmicas o divinas. Cada uno inventa y vive su relato como le venga en gana. Lo malo es cuando intentan metértelo por la fuerza y la tortura.
    Pero el axioma divino podría regular de forma trascendente y trascendental nuestra incierta existencia flotante en un universo infinito sin alma y ciego como una bestia que sigue sus leyes, desplazamientos y rupturas...

    ResponderEliminar
  4. Hora de leer o releer a Karl Barth y su epístola a los Romanos

    ResponderEliminar
  5. NOTA ENCONTRADA EN EL BANCO DE UNA IGLESIA:

    "Lo mismo da que me ponga patas arriba que patas abajo. Lo mismo da que me ponga de rodillas o a cuatro patas. Nunca da señales de vida. Prefiere seguir en su eterno refugio."

    ResponderEliminar
  6. ZEN

    La serpiente cascabel no saltó. Se quedó allí enrollada y sonando como una carraca. Seguí caminando y me fui adentrando en el bosque. La cabaña no estaba lejos.
    Se había enrollado con un ruso y había abandonado al marido. Hacía tiempo que daba tumbos y rebotes. Me esperaba en la cabaña del bosque. Quería hablar. Saber qué era lo que le estaba pasando. Hacía un calor de mil diablos y el bosque significaba un alivio. Allí estaba la cabaña de piedra, quizás la casa abandonada de un antiguo ranchero. El abandono de lo inservible o de lo inamovible. El abandono puede obedecer a un agotamiento, a una desesperación para luego abandonarse en otra persona que aparece de repente como apariencia salvífica. Rebote entre abandono y abandono, entre la desesperada huida hacia adelante y la aventura arriesgada e irresponsable: la ruleta rusa. Entrar en el ciclo mortal de la ruleta rusa.
    La cabaña era ya visible. Las cigarras no paraban de vibrar como carracas. Podía pisar una serpiente. No era tan difícil pisar una serpiente cuando hacía tanto sol. Otro día corriendo casi llegaba a pisar una terrible copperhead. Llegué a la cabaña y ella estaba allí sentada sobre una piedra. Era puro caos. Pura confusión. Puro torbellino. No sabía lo que estaba haciendo. Sus ojos miraban como una copperhead y sus brazos se movían como colas de escorpión. Se abrazó a mí. Era hermosa. Ojos grandes. Shorts con rotos en los sitios indebidos. Me trató de explicar. No sabía vivir. No sabía lo que estaba haciendo y el estado de Texas era demasiado grande. Era una situación extraña. Abandonados en el bosque de McKinney Falls. Logramos hablar. Una historia de etapas siempre erráticas desde la misma infancia. Una historia de abandono tras abandono y la facilidad de ligar con las apariencias. Fracaso de relaciones, fracaso de intento de matrimonio. Abandono de la universidad.
    La resonancia había comenzado hablando sobre el zen. Potente resonancia. Amistad al primer encuentro, pero tan sólo amistad. Más allá del zen las aguas eran turbulentas, demasiado turbulentas.
    Permanecimos en silencio por mucho tiempo. Comenzaba a atardecer y una suave brisa nos fue envolviendo. La cabaña invitaba a las evocaciones de otras vidas. Por fin se decidió: no abandonaría al ruso. ¡Buff! Un gran alivio. Las relaciones con el caos me resultan vertiginosas; me hacen marearme. Jamás hay referente válido y todo conduce de un abismo a otro. Un abismo llama a otro a la luz de tus cascadas dice un salmo.
    Antes de que oscureciera fuimos al coche. Me dio un beso. Un largo beso. Me dio las gracias y nunca más la llegué a ver, ni supe nunca más sobre su vida.
    Había comenzado con una simple conversación sobre el zen..

    ResponderEliminar
  7. MELKEFF

    El enamoramiento con la vida
    Rinde plenitud
    Y prestancia a los actos que no carecen de nada
    Actos que son actos en sí en todo momento
    Y en ellos bullen todas las pasiones dentro de un orden y configuración

    El centro sacramental de la vida ya es
    Y se funde en la pasión de un enamoramiento
    Que se puede enfriar o dejar arrebatar

    Melkeff


    ResponderEliminar
  8. KEPALN

    Oigo sus gritos y sus angustias
    Su triste humillación sin comprensión
    Destruida la inocencia de sus niños
    Y la esperanza de sus jóvenes
    Todo sin más razón que la brutalidad
    Cruel destrucción
    Vencidos sin defensa posible
    Objeto de venganza calculada
    La frialdad de un objetivo
    El cálculo de una idea que busca su encarnación
    La encarnación del Diablo
    Ocurre todos los días como un monstruo que devora
    La inocencia y el amor con el odio que embrutece
    Con la pasión que se autodestruye dentro de los cuerpos.

    KEPALN

    ResponderEliminar
  9. GEORMA

    Estamos a la defensiva
    Hemos aprendido pronto a desconfiar
    Los depredadores abundan dentro y fuera
    Arrebatan, roban, arrastran
    Hay que construir defensas, fosas, muros
    Siempre alerta
    Las palabras esconden veneno
    Quizás está buscando por donde destruirte
    Desconecta de tal paisaje
    Y ponte a correr por las praderas
    Destruye las fronteras y busca a las tribus del desierto
    Para recorrer nuevas rutas invisibles
    Hasta que la noche misma sea tu protección.

    GEORMA

    ResponderEliminar
  10. PESIMISMO DE GORTA NILVAN. APARECIDO EN UNA CARPETA SUELTA DE SU ORDENADOR

    Hay gente que llega a ciertas posiciones políticas o ideológicas por la lectura, la crítica y la reflexión; pero otras simplemente las aceptan como una fe o una religión a las que hay que defender con todas las armas disponibles. Se trata de pura lealtad a los suyos.
    Es un país que se lee poco. Me asombra a veces comprobar que leer es para muchos un fastidio del que no sólo no se participa, sino que se mantienen fuera de tal práctica con cierta militancia obtusa. Eso sí, a la hora de la verdad saben más que nadie de todo. La ignorancia es atrevida y soberbia. Luego están los que sólo leen aquello que refuerza y confirma lo que ya creen. No pasarán, es su lema.
    Años de dictaduras, de obediencias a la Santa Iglesia por fanatismo o por temor, ausencia de una sociedad civil liberal, han creado una mentalidad donde el partidismo afectivo-emotivo y las lealtades a "los suyos" importan más que nada.
    Pero quizás esté hablando de la misma condición humana, por la que siento cada vez mayor pesimismo. Simplemente la condición humana es así por miedos internos, por inseguridades insolubles; por pasiones incontrolables genéticamente condicionadas.

    ResponderEliminar
  11. MORMONES QUE NO SON MORMONES PERO QUE SÍ LO SON SIN SERLO

    Hay cosas que me superan. El antropólogo daba una charla sobre una comunidad mormona en una localidad x. Yo había llegado algo tarde por razones de haberme enterado tarde. Es un tema que me interesa. El antropólogo comenzó a hablar sobre su metodología en base a modelos de uno u otro antropólogo con anteriores investigaciones y modelos sobre comunidades religiosas minoritarias. Bueno, esto va de modelos de investigación antropológica sobre minorías minoritarias entre las cuales se encuentran los mormones. Ok. Vale. Dio a conocer su estrategia como método de investigación y su rol de investigador: se fue adaptando a la vida de la comunidad, tenía conversaciones con ellos, participaba en sus cultos, etc. Todo menos llegar a bautizarse.
    Evidentemente, la comunidad mormona se fue adaptando a él. Lo fue situando dentro de sus parámetros misioneros. ¿Cómo encajarlo dentro de su comunidad sin tener voluntad de bautizarse y ser uno de ellos en pleno derecho? Tiempo y metodología misionera. Y el investigador: tiempo y metodología de antropólogo. Interesante: el investigador fue adoptando el lenguaje mormón en referencia a sus prácticas religiosas, su idiolecto, etc. Pero a mí me resultaba curioso que las doctrinas mormonas o su teología no importaba más que en aquello que podía sustentar la investigación y la obtención de un modelo común de ídem. Es más, cuando surgía el inevitable tema de las doctrinas mormonas, él, el investigador ponía el freno, pues no era ese el tema. El objeto de estudio eran los mormones de una comunidad, pero los mormones reducidos a objeto de análisis académico antropológico contrastado con otros muchos análisis del tipo Smith/Viikalem 2008 y citas de este tipo propio de la sociologitis o pedagogitis. Total que no había mormones reales que creyeran en sus doctrinas y cuyas doctrinas o teologías constituyen inexorablemente sus ideas reguladoras centrales. NO!!!
    Era como dejar a entender que esos mormones reales de carne y hueso no eran los mormones reales entendidos de forma científica/sociológica/antropológica. !Increíble! Lo curioso es que al final de la charla en un local que no era precisamente un lugar académico, sino de todo público; pues al final de la charla no sabía tampoco que había llegado a descubrir con su método o modelo o lo que fuere. No. Simplemente acabó y eso era el asunto. Quizás tema abierto.
    Alguien hizo una pregunta sobre el por qué de la obsesión mormona con las genealogías, y el investigador le dio una explicación breve que no respondía al contexto teológico mormón. Bien es verdad que responde al concepto de bautismo de los muertos, pero uno no se puede quedar ahí. Hay que explicar la teología de los reinos terrenal, telestial y celestial y muchas cosas más, ya que la teología mormona es compleja. Pero ese no era el tema parecía ser. Yo intenté explicarlo brevemente, pero ese no era el tema y rechinaba. Ok. ´Preguntaron otros también investigadores y vuelta a los modelos y referencias, era como hablar de las hamburguesas pero limitándonos al pan donde han de ponerse las hamburguesas o el proceso de fabricación, pero sin probar la hamburguesa para nada.
    Estamos ante un serio problema de deshumanización del conocimiento o quizás yo no entendí que se trataba de la búsqueda de un modelo de investigación más abstracto y objetivo todavía que los anteriores modelos sobre comunidades religiosas minoritarias también en abstracto. ¿Puro conocimiento objetivo desligado absolutamente de todo elemento "subjetivo" humano? Oiga, esto no funciona.

    ResponderEliminar
  12. Los mormones son una gente muy exótica y desconocida para nosotros. Nada o casi nada sabemos de ellos. ¿Podría, Sr. Nesalem, darnos a los lectores de este dilecto Atrio una breve descripción de sus creencias y modo de vida?

    Posaderu nel Mundu.

    ResponderEliminar
  13. A grosso modo Sr. Posaderu nel Mundu

    Los mormones son una religión que surge como complemento a las imperfecciones de todas las religiones cristianas. Como las religiones cristianas difieren unas de otras y no se ponen de acuerdo, pues Joseph Smith hacia los 20 de 1800, pues recibe una Nueva Revelación que al ser la Verdadera, pues Completa y Concluye todo lo que les falta a las iglesias cristianas existentes. De ahí el Libro de Mormón como clave de interpretación de la Biblia y la restauración de la verdadera Iglesia de Jesucristo que en algún momento de la historia reciente del cristianismo, pues perdió el hilo de la verdad y se corrompió de todas todas. Aunque la Iglesia de Jesucristo de los Santos del Último Día, dejan la revelación abierta y entonces el mismo Smith, fue recibiendo revelaciones a lo largo de su vida que quedaron escritas en sus libro Doctrinas y Convenios. Los presidentes actuales de esta Iglesia, también pueden recibir nueva revelación.
    Los mormones conciben a Dios-Padre de un modo antropomórfico. Dios tiene forma de hombre. Pero podríamos hablar de Dios y Dioses y Diosas, pues lo mormones en realidad son politeístas. La Trinidad en realidad son tres dioses: Dios-Padre, Dios-Hijo y el Espíritu Santo; todos con forma humana en proporciones divinas, claro está.
    Según su teología pues Dios-Padre forma el universo de una materia ya existente (diferente a creación ex-nihilo)y luego concibe hijos con su Diosa que somos todos nosotros. Nosotros, los humanos, somos espíritus que vivíamos en el Reino de Dios, pero para crecer espiritualmente en el cosmos mormón necesitamos pasar por diferentes etapas: la etapa terrenal, la etapa telestial y la etapa final o celestial. Es por ello que muchos espíritus o hijos de Dios que vivíamos en el Reino de Dios decidimos voluntariamente bajar a pasar las tres pruebas. La primera es encarnarnos como humanos, con materia biológica humana-terrestre, para ir perfeccionándonos moralmente. Una vez nacidos en la tierra, nos olvidamos de lo que éramos (gnosticismo)y empezamos a crecer. Si trabajamos por la fe, pues entonces descubriremos la Iglesia de Jesucristo de LSUD y nos encarrilamos en el camino seguro para pasar luego al estadio telestial cuando muramos.
    Pero morir en el mundo terrenal no es más que pasar a adquirir otro cuerpo y vivir en el mundo telestial. Allí están todos los muertos de la historia y los mormones que viven ahora en el mundo telestial han de trabajar para convertir a los "muertos" y así posibilitarles el paso al reino celestial. Pero para ello los mormones en la Tierra han de ir posibilitando el bautismo de todos sus ancestros en lo posible y a través de descubrir nombres a través de las genealogías y bautizar virtualmente (proxy) a todos ellos en el Templo y por inmersión. El bautismo es sólo válido en la Tierra; y, entonces, si un "muerto" se convierte y sus familiares o los mormones en conjunto ya han efectuado su bautismo proxy/sustituto por él o ella. Eso les facilita el paso al reino celestial...
    Al final de este proceso pueden llegar a ser ellos mismos dioses en otros universos o sistemas solares. Jehová es dios de este sistema solar, concibió de la virgen a Jesucristo por medio del Espíritu Santo (concebir con forma humana, o sea, la preñó)y de esa forma Jesucristo pudo encarnarse en el mundo para enseñar a la Iglesia el Camino verdadero. Jesucristo habitaba con el Dios-Padre en el Reino Celestial, pero cuando el Dios padre preguntó a sus ángeles y criaturas quién habría de bajar a la Tierra voluntariamente para enseñar el camino de la liberación espiritual, sólo Jesucristo aceptó, bajo las risas y burlas de los otros, entre ellos Lucifer.
    Bueno, esto es complicado y mejor lo dejo para otro comentario más abajo. Lo dicho: la teología mormona es muy compleja y, desde luego, el Libro de Mormón no dice nada de esto, ya que esta narrativa mítica corresponde a posteriores revelaciones.

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.