21 agosto, 2013

THAT GUY DOESN'T HAVE COJONES AND SMELLS LIKE CABRALES CHEESE

Leyendo otra novela norteamericana en inglés veo que aparece de nuevo la expresión "to have cojones"
en uso a nivel de conversación informal entre amigos del tipo "mucho hombre" o "mucho macho man" como decía una vez la representante de EEUU en la ONU, Jeanne Kirkpatrick; embajadora de la ONU en los años de la administración Reagan, sobre el general panameño Manuel Antonio Noriega; actualmente en prisión light en su país después de haber sido extraditado por unos años a Francia donde sufrió condena por su relación con el narcotráfico; aunque en años anteriores ya había sufrido otro cumplimiento de condena en USA después de ser derrotado por los marines en aquel lejano año de 1989; no sin antes sufrir una rebelión social en las calles por putchismo contra el elegido presidente Guillermo Endara. La Kirkpatrick en aquella ocasión dijo ante la ONU esta preciosa frase: "General Noriega thinks he's a "mucho hombre man", but his days are over" o algo muy parecido. Yo oía esta expresión por la radio pública americana PBS en su sección de noticias "All Things Considered" cuando conducía mi Toyota Corolla entre Alexandria y Arlington en la gran zona urbana de Washington, Virginia. 

Pero a lo que íbamos era la expresión "to have cojones" que aparece ya en novelas americanas modernas como parte del léxico adaptado por el inglés de esas latitudes. Así pues leemos en una novela: "You don't have the cojones to stop that sonnofabitch from killing that dog" "No, I have rabbit cojones. I just can't". Bueno, podréis decir por qué el español no entra al inglés con palabras más científicas o sabias. Oiga, tampoco es cierto que el español haya entrado por la vía del "macho", el "mucho hombre man" u otras cosas relacionadas con el honor viril. Al ingles pasaron las palabras "guerrilla", "pronunciamiento", "liberal", "junta", etc, etc. Otras como "sombrero", "siesta", "mucho loco", y "hasta manana", se utilizan con bastante normalidad por el Southwest americano. Hay muchas más, pero esto no pretende ser una lección de dialectología. Curiosamente también leí en una novela best seller reciente esta expresión: "Oh, man!, he smelled like cabrales cheese".

Pues bueno, las lenguas están vivas y los intercambios son inevitables por mucho que los puristas se empeñen en cerrar fronteras. 

5 comentarios:

  1. Los intercambios de palabras entre lenguas es lo más normal del mundo, y prueba de que las sociedades que hablan esas lenguas se relacionan entre sí. Los puristas, en esto, no tienen nada que decir: la fuerza de los hechos manda.

    Las características del léxico que se intercambia indica por dónde influye o no una cultura. Es cierto, como bien dice el Sr. Nesalem, que el español prestó palabras como esas que cita, que indican una pujanza en el nivel político, al menos en el siglo XIX.

    Pero paseando por París este verano, me fijé que las palabras españolas que más abundaban en el paisaje urbano parisino eran CHURRO y CHORIZO (esta última se refería a un embutido, no se crean ustedes que...).

    Por cierto, ¿saben ustedes que las palabras españolas PRENSA e IMPRENTA son tomadas del catalán?

    Saludos,

    Konstantínos

    ResponderEliminar
  2. Para quien quiera explorar un poco en español funcionando dentro del inglés, ha de leer al escritor americano Cormac McCarthy. Supongo que las traducciones al español existentes resaltarán de alguna manera (en cursiva, etc)el mucho léxico en español que contienen sus novelas de la triología Meridian.

    ResponderEliminar
  3. Quedo plasmado.

    Pedrosa Latas.

    ResponderEliminar
  4. Tener cojones es una de las cualidades más importantes de la vida. La inteligencia, la belleza física, las ganas de trabajar, la curiosidad, la sociabilidad, la elegancia en todo, etc. etc., son cualidades importantes, pero ninguna tanto como tener cojones. Puede ser Ud. macho o hembra, y tener diferentes cualidades buenas, pero si no tiene Ud. cojones difícilmente hará nada de provecho en este puto mundo. Lo más probable es que quede relegado en rangos inferiores de la escala social y de todas las escalas. Créanme, es tal como les digo: en esta vida, hay que tener cojones.

    El Posaderu

    ResponderEliminar
  5. Leyendo la novela "Hombre" (título en español) aunque escrita en inglés del recién fallecido Elmore Leonard, veo el siguiente párrafo: "Just like that. He walked back to the bench and just then mendez came in. Now he was wearing a coat and hat and carrying a maleta bag and a sawed-off shotgun."

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.