11 enero, 2013

EXTRAÑAS EXISTENCIAS

Hasta cierto punto nos podemos expresar como individuos. En lugar de considerarnos sujetos sustantivos, somos más intensidades o espectros definidos provisionalmente y en cada circunstancia concreta por un color más o menos intenso o débil; por un ruido más o menos percibido por otros; por afectividades que emanamos o restamos a los demás: también espectros o intensidades dentro de una extraña y misteriosa emanación (que no inmanencia). Somos extrañas existencias creando a cada instante el universo. Atraemos afectividades comunes; rechazamos aquellas que nos destruyen o repelen. Los espectros se mueven en función de los grados de intensidad, de color, de sonido. Todo parte de una gran emanación. Es todo más confuso: circunstancias, ensamblajes, una parte me cae bien, otra mal; pero todo visto como intensidad, como espectro; como ensamblajes de espectros “externos”, “internos”.

Todo es más complicado pero a la vez maravilloso dentro de su perversidad.

1 comentario:

  1. Efectivamente, Sr. Nesalem. Como Ud. dice, "intensidades o espectros definidos provisionalmente y en cada circunstancia concreta". Eso es lo que somos. Todo ello formando parte de un Gran Bromazo Cósmico (GBC), que sería un gran bromazo si no fuera tan tràgico, llamado Chekrajna.

    Cuetu

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.