28 febrero, 2012

LOS NUEVOS GAMBERROS MUNDIALES O EL FASCISMO DE WEAKILEAKS/ANONYMOUS

Ya hablé en otras ocasiones del tema de Weakileaks y Anonymous. De hecho ya discutimos en este Atrio sobre ello extensamente. Mi opinión personal sobre esta gente es que son unos gamberros inteligentes cuyo objetivo es simplemente “joder por joder”. Pero de un gamberro no se puede esperar más que gamberradas. El disfrute del gamberro es hacer daño por hacer daño. Quienes piensen que de todos estos robos de información y correos de cualquier entidad pública o privada, sea de quien sea, va a crear un mundo mejor y “desenmascarar poderes ocultos” (vuelta al transfondo de la Conspiración Mundial), pues está equivocado. El gamberrete actúa en función de su placer destructivo; hoy es Stratfor (con sede en Austin, Texas), mañana puede ser otro. Lo malo es que mañana, si esta gente sigue acumulando poder destructivo, puede ser cualquiera. Hoy destruyen con apoyo de cierta progresía resentida y los medios de comunicación mercenarios y hambrientos de morbo, mañana podría ser cualquiera, usted y yo, si a ellos les place. ¿Quién los controla? Y si nadie los controla y actúan con plena arbitrariedad y al margen de cualquier ley, ¿No estamos hablando de fascismo?

 Se aduce que los objetivos son la CIA, Israel, y el capitalismo mundial; entendido este, como Conspiración Global; y, es ahí, donde hay campo abonado para el apoyo de muchísimo resentimiento. Pero el resentimiento no es nada bueno a la hora de transformarse en política: el fascismo, el terrorismo más enloquecido, se basa en el simple resentimiento. La política gamberra nunca lleva a nada bueno. Es simplemente nihilismo: el goce y placer de la destrucción por la destrucción, del “joder por joder”, pero a ser posible que sea joder a Occidente, no a Irán o a Siria, o China, o Rusia, etc... La filosofía de los gamberros resentidos tipo Assange es la destrucción de Occidente. Es la destrucción a cambio de la barbarie.

Personalmente nunca me gustó la política gamberra de los extremismos. Assange da gusto tanto a la extrema derecha como a la extrema izquierda; aunque por el medio coge también a todos los entusiastas de la Conspiración Oculta. Y son muchos.

26 febrero, 2012

¿QUÉ NOS HACE SER PERMANENTE CONFLICTO?

Uno que ya lleva caminando por este mundo unas cuantas décadas no deja de asombrase de la incapacidad que tenemos las personas a la hora de razonar las cosas. Con excepción de las matemáticas y las ciencias donde no vale cualquier cosa o no vale imponer ideologías de ningún tipo, salvo los hechos empíricos o la razón pura que vayan probando las hipótesis; por lo demás todo el monte parece ser orégano. Pero los campos de orégano no son precisamente campos libres para el razonamiento, la especulación, o el juego de ideas. En muchas sociedades, entre ellas España, son campos acotados por ideologías cerradas que se estructuran por bloques partidistas, parciales, en muchos casos podríamos decir abiertamente sectarios. Pero aunque la gente no esté afiliada a partidos políticos, las ideologías encauzan las ideas de un forma totalizante en aquellas personas que aspiran a tener influencia en la vida social. En España no parece existir un centro de posiciones abiertas al razonamiento libre de las cosas.

Es imposible en una conversación normal en cualquier foro espontáneo de amigos o de gente el presentar nuestras ideas como meras hipótesis, o como premisas sujetas a posible revisión, o como ideas provisionales defendibles hasta cierto punto; mientras nadie pruebe otras ideas alternativas merecedoras de contraste y reflexión. Las ideologías tienen la fatal cualidad de reducir toda la realidad a bloques fijos de pensamiento; a estructuras cerradas que no admiten cuestionamiento alguno. Cualquier punto del bloque central de ideas de cualquier ideología no puede ser cuestionado sin que toda la ideología sufra el peligro de resquebrajarse y venirse abajo. El intento de razonar una ideología desde posturas externas a ella, solo produce la exasperación, la rabia y el rechazo del creyente hacia el osado hereje. Cuando no el más perverso resentimiento. En esta España parecemos vivir en un continuo “guerricivilismo”. No parece haber lugar para la libre discusión partiendo siempre de premisas, de hipótesis, de la provisionalidad de las ideas y conceptos. Hay simplemente verdades incuestionables que defender a capa y espada y cueste lo que cueste. Repito y enfatizo, me refiero en este caso a las gentes con aspiraciones a tener influencia en la vida social. Gente, la mayoría de las veces formada, inteligente, etc.. No entro en otros territorios.

Lo cual podría probar que lo que suponemos son los fundamentos incondicionales de una verdad, es decir: la razón, o la lógica; lo que realmente privilegia el actuar de una persona o grupo social; son los afectos, las pasiones, las emociones; las experiencias profundas. Todo ello quizás sea el motor energético condicionante de las ideologías, de las religiones, de las ideas. Y, entonces, todo es necesario y la misma existencia no es más que un campo de necesaria fricción, de intereses viscerales en continua pugna. Hobbes no iba descaminado. Y si es así, los individuos no hacemos más que ocupar lugares en dichas estructuras de pensamiento o discursos que se apropian de nosotros, nos dan identidad y voz. Y, curiosamente, todo depende del lugar que ocupemos en un hipotético espectro de polos absolutos que van desde el más puro fascismo-totalitario, hasta el más puro anarquismo diluyente y relativizante. Esa parece ser nuestra existencia en este planeta. No deja de ser una mera hipótesis.

20 febrero, 2012

SEAMOS ATREVIDAMENTE ATÍPICOS: EN DEFENSA DE UNA MORAL PROTESTANTE

Yo creo que la razón fundamental por la que tenemos un paro del 23%, el mayor porcentaje de Europa a la altura de Grecia, es por la dramática merma de responsabilidad moral individual que exhibe nuestro país. Hoy día hablar de responsabilidad moral individual en España es declararte fascista, reaccionario, carca, beato, etc. Nuestro furor antifranquista y nuestra anticatolicismo foribundo en muchos casos, ha hecho que con la palangana de agua tirásemos al bebé también.

Bien es verdad que la responsabilidad individual es más de los países protestantes que de los países católicos u ortodoxos, ya que el protestantismo inculca la fe y la responsabilidad para con Dios como algo íntimamente subjetivo e individual en primer lugar. Un protestante sabe que su actuar en la vida está siempre en función de ese Dios con el que tiene una relación de entrega y exigencia. Cada acto de la vida ha de ser un acto de cumplimiento de la Ley bajo la gracia del Evangelio.

Es por eso que en las culturas protestantes cuesta mucho más trabajo engañar a alguien, no explotar indebidamente a nadie, no se transgrede la ley para sacar provecho ajeno; no se miente por sistema, no se practica la picaresca; no se odia el trabajo, sino que se trabaja en primer lugar para Dios y ante Dios; y el trabajo es algo bueno, sacramentalmente necesario para progresar en nuestras vidas en primer lugar.

La  responsabilidad moral en nuestro país se entiende más como moral gregaria de partido político, de sindicato, de ideología; de todo menos responsabilidad moral individual per se. ¿Ideología reaccionaria? Me río yo de los reaccionarios que buscan la honradez, el afán de superación individual, el aprecio por una ética y moral de trabajo, que se intenta que el pícaro y los rufianes sean castigados como deben, etc. Quisiera yo toneladas de esta “moral protestante reaccionaria” en nuestro país y en este momento. No habría lugar a un 23% de paro ni por asomo. Sería algo indigno que no se podría soportar sin una reacción ciudadana masiva a favor de la honradez y de los emprendedores. No a favor de los pícaros de siempre.

http://www.city-journal.org/2012/22_1_anglosphere.html 

16 febrero, 2012

ESTE MUNDO PARECE QUE ESTÁ SIENDO CONTROLADO POR GENTE SECRETAMENTE PODEROSA

Hay mucha gente que piensa que la economía mundial está bajo el poder secreto de alguna secta, de alguna masonería, de algún grupo diabólico tipo los Iluminati. Hay otros que piensan que son los judíos (son más de los que pensamos) los que nos controlan para vengarse del mundo que los trató tan mal. Hay toda una mitología de la Conspiración Mundial que tiene muchísimos adeptos y no solo entre la gente inculta, sino entre mucha gente con estudios, con cierto nivel intelectual, etc. Hay toda una literatura y pseudo-historia y pseudo-política y pseudo-economía que vende muchísimo y son reseñados por gente del mundo cultural y periodístico de nuestro país. Es curiosos leer a Kousinsky en alguno de sus comentarios y oírle decir cosas (en relación con Europa) como:

 “./. quién va a resistir recibir algo por nada; la culpa es de aquellos que facilitaron el flujo a sabiendas de a donde nos iba a conducir. De hecho el problema fue diseñado precisamente para ponernos donde nos querían tener- a su disposición absoluta. Europa no se unificaría nunca políticamente por voluntad propia de sus miembros, sin embargo, a la fuerza ...ahorcan.”

Hay libros como los que escribe el argentino Daniel Estulin con títulos como “El Club de Bilderberg” con prólogo de Pilar Urbano y con varias ediciones con partes II, III y IV y para seguir. Bajo este prisma de la Conspiración Grecia, y todos nosotros, somos entonces víctimas de estos malvados que primero nos ponen la zanahoria para luego controlarnos y explotarnos con el palo. La Conspiración llega a todos los rincones de la política, de la educación; de la cultura y la sociedad. Todo se está corrompiendo para controlarnos más y mejor. Ellos tienen los resortes del control mental, tienen el poder de los medios de comunicación, del cine, del ocio. No hablemos ya de la educación donde todo está planificado para acabar siendo zombies o gente con la mente plana. Los acontecimientos mundiales se pueden comprender en clave de trama conspirativa. Las guerras son siempre provocadas por los mismos en sitios secretos. Las enfermedades como el SIDA o la gripe aviar son virus creados en laboratorios maquiavélicos para debilitarnos. La comida y las vacunas y los fármacos están contaminados para experimentar con nuestros cuerpos; las catástrofes ecologicas obedecen también a este siniestro plan, etc.

¿Será verdad esto y somos nosotros los equivocados? ¿Será verdad que hay un grupo por ahí ultrasecreto de gente poderosísima que nos quieren como esclavos y zombies? ¿Qué pruebas hay? ¿Cómo demostrar lo contrario si todas las pruebas, datos, fuentes originales, etc., están ya bajo su control? ¿No estamos con otra versión más pero aumentada y corregida del poder de los americanos, del poder sionista, de la conspiración comunista, del capitalismo Trilateral? En fin, para qué complicarse la vida pensando en causas y efectos más o menos necesarios o contingentes cuando la clave no es tan difícil: es el poder secreto de los Iluminati, el Protocolo de los Sabios de Sión, del Club de Bilderberg, de la masonería, de los extraterrestres, etc, etc…

13 febrero, 2012

LA ECONOMÍA RETROACTIVA O REVERSIBLE: UN CASO INSÓLITO

Se ha producido un extraño suceso llamado economía retroactiva. De repente los flujos de dinero han invertido su dirección. La deuda griega se ha disuelto en flujos que han ido a parar a funcionarios, a militares, a burócratas, a banqueros, a políticos, a empresarios, a peluqueros de actividad peligrosa, a jubilados de 50 años de oficios diversos; a obreros de aeropuertos, obras públicas faraónicas de la olimpiada, obreros en paro sin fin, comisionados, etc..Pero esos flujos no se han detenido ahí, sino que han seguido su marcha atrás a créditos europeos, a programas europeos de ayuda, a entidades financieras, a programas de investigación, educación, etc..

Pero no se para ahí. Siguiendo su marcha retroactiva ese dinero vuelve a los países europeos de origen y se transforman en forma de miles de impuestos, de intereses, de comisiones, de un millón de modos de expropiar dinero a los demás a través de la coacción. Pero el flujo retroactivo sigue y ahora el dinero vuelve a su origen. De repente Pepe/a Español y Jean/nne Le Francaise; y John/Jean English ven cómo sus cuentas de ahorro y sus bolsillos y sus sacas y sus calcetines se llenan de dinero como si de repente les hubiese tocado el gordo de la lotería.

Pero todo se aclara cuando alguien les dice que no se preocupen que eso es precisamente lo que les corresponde por justicia y que lo disfruten y lo gasten como ellos decidan.

Nunca la economía se había comportado de manera tan extraña. Créanme que este mundo se vuelve loco.

UNA EXTRAÑA PSICOLOGÍA ENCONTRADA EN UN PAPEL ARRUGADO DE UNA PAPELERA

Este manual de extraña psicología fue encontrado en una papelera todo arrugado. Me llamó la atención. ¿Qué extraña psicología! ¿Quién sería el autor?

Ponga toda actividad entre coordenadas y amplíe el plano al infinito. Esa actividad pasa a ser parte de una actividad infinita contenida en un universo también infinito. Si hay un tropezón o interferencia eso quiere decir que hay otro plano u otros planos que se interponen al plano en el que estás situado. En ese momento se produce un cortocircuito de energía que hace disminuir la actividad en progreso. Se produce una confusión de planos y la energía se disipa. A nivel de conciencia se produce desgana, falta de concentración; desviación de interés; incluso aburrimiento o se tira la toalla.

Solución: Vuelva a situarse en las coordenadas del plano y diseñe de nuevo su actividad. Sea consciente del plano donde está y sepa que ese plano es infinito y en él está contenido todo el universo: pasado, futuro, etc. Usted está en un movimiento continuo relativo a dicha actividad. Cuando acabe conecte inmediatamente con otras coordenadas de otro plano infinito y siga actuando. Siendo consciente de su continuidad o movimiento en esa actividad, será mucho más difícil que otros planos relacionados, pero no necesarios para dicha actividad; le cortocircuiten o se interpongan.

Hay planos que aumentan su energía y su alegría; pero hay otros muchos planos que solo contribuyen a disminuir su energía y a hacerle triste y desgraciado. Guíese por la alegría. Los planos que le lleven a más alegría.

11 febrero, 2012

¿PERO POR QUÉ ES LA VIDA TAN COMPLEJA Y FASCINANTE AL MISMO TIEMPO?

Estaba viendo la película Boinas Verdes de John Wayne y de repente me dio por pensar en lo siguiente. Los paisajes de Vietnam que estaba viendo actuaban de telón de fondo (background) de una guerra. La trama de la guerra con sus connotaciones ideológicas impregnaba aquel paisaje. Digamos que el paisaje estaba subordinado al interés de la película, a las escaramuzas bélicas, a ocultar guerrilleros crueles y comunistas o albergar aldeas de gente buena e inocente, campamentos militares, etc.. Pero de repente ocurre que mientras estoy contemplando ese paisaje, abstrayéndome un poco de los personajes y la trama, ese paisaje resucita como paisaje con sus cualidades, con su independencia, con su esplendor. El paisaje pasa a ser el protagonista y me empieza a cautivar. Mi imaginación se comienza a recrear en él, a disfrutar de sus colores, de sus árboles, de los ríos. La película empieza a girar en torno al background del paisaje y era otra película, otra trama, otro juego imaginativo. ¿Qué ha pasado?

Un background puede actuar como plano de pura referencia al margen de lo que vayamos colocando en él. Ese paisaje vietnamita podría haber servido para una historia de amor, para una aventura a lo Indiana Jones; para un reportaje del National Geographic, para ilustrar un poema, para infinidad de cosas. Un plano de referencia puro con todos aquellos infinitos que queramos colocarle. Es un plano infinito de contenidos infinitos. Quizás nuestro cuerpo (cuerpo y alma) disponen también de un plano-referente puro, un plano infinito donde se puedan establecer infinidad de tramas, de personajes conceptuales, de infinidad de interpretaciones, sentidos, afectos; pero el plano infinito, de infinita pureza o incondicionalidad persiste como un trascendente. Yo a eso lo llamaría cuerpo-alma. Es un plano puro y trascendente que traspasa el cuerpo y la conciencia. Esto es fascinante.

¿HAY RAZONES UNIVERSALES O ES TODO SEGÚN EL COLOR COMO SE VEA?

¿Hay razones o es todo según el color como se mire?

La sentencia de Garzón ¿se atiene a la ley, o, por lo contrario, es una decisión política de unos jueces malintencionados que “barren para casa”; o hay un poco de todo? Grecia, ¿es un país irresponsable que se endeudó hasta las cejas o es la víctima de una Comunidad Europea que primero la engañó y ahora se venga forzándola a tomar políticas contra el pueblo griego; o hay de todo un poco? La reforma del mercado laboral, ¿es justa y necesaria, o se trata de un retroceso en los derechos del estado de bienestar que “castiga” a los más débiles para solucionar una crisis que han creado los ricos y los banqueros; o hay de todo un poco? Que el PP (o en otra ocasión el PSOE) gane las elecciones abrumadoramente ¿es producto de hasta que punto se puede engañar a las masas y hacerlas votar aquello que va en contra de ellas; o, por lo contrario, son votos libres de ciudadanos libres; o hay de todo un poco?

Por otra parte. En un mundo de ideologías diferentes ¿todas son necesarias o, por lo contrario, podemos diferenciar y juzgar a unas como más irracionales y peligrosas que otras? Y si eso es así, ¿podemos utilizar cualquier medio, dentro de ciertos parámetros, para deshacernos de esa ideología; lo que normalmente se dice: el fin justifica los medios?

Y a niveles más amplios, ¿Los derechos humanos, producto de Occidente, son siempre necesarios en política internacional, o, sólo cuando nos interesé ideológicamente hablando? ¿Hay que hacer excepción de Siria, de Cuba, de China, de los palestinos; pero nunca de Israel, de EEUU, de Arabia Saudí, de Nigeria; o viceversa, por razones de estrategia internacional, o siguen siendo válidos para todos sin excepción?

Lo que se pregunta es: ¿Existe alguna razón universal en la que nos podamos apoyar para decidir que está mal y qué está bien, o, por lo contrario todo es relativo a diferentes puntos de vista; y, lo peor de todo, todo depende de la fuerza que tengas, de las armas que tengas?

Yo pienso que sí tiene que haber parámetros de razón, de cordura, de equilibrio, de justicia; y, que además esos parámetros han de ser universales y autoevidentes (self-evident). ¿Qué pensáis?

10 febrero, 2012

UNA APROXIMACIÓN LUTERANA AL PROBLEMA DE LA EUROPA SUR

Polémico artículo publicado en el periódico catalán El Punt Avui y firmado por Joan F. Mirá. El tema es ya conocido, ¿son los países protestantes más responsables a nivel individual y colectivo que los países del sur católicos u ortodoxos? Usad traductor que ofrece el mismo periódico al lado derecho (hacia el medio) del artículo. 

http://www.elpuntavui.cat/noticia/article/7-vista/8-articles/504387-euro-pecat-penitencia.html

05 febrero, 2012

FIÉMONOS DE NUESTRAS INTUICIONES

Yo creo que nunca hay que desestimar o minusvalorar las señales que las intuiciones envían en relación al mundo que nos rodea. Las intuiciones nos dan las señales de cuando algo es bueno o no es bueno para nosotros. En relación con las personas que nos rodean, las intuiciones suelen producir sensaciones de confianza, desconfianza, precaución, apertura, buena o mala disposición, etc. Ocurre lo mismo con el mundo de las ideas, los valores; los juicios éticos o morales: la intuición nos hace valorar y sentir apego por aquello que va con nuestros afectos, pero rechazo o distanciamiento con eso otro que interiormente nos repele, nos hace infelices; o como decía un profesor que tuve hace años, “nos hace tristes.” Y aquello que nos vuelve tristes nos hace muchas veces destructivos, malas personas.

El termómetro es ese: ¿Qué es aquello que nos hace alegres o, por lo contrario nos pone tristes? Recordemos a esas personas que desde un primer momento nos causaron cierta desconfianza. Que, efectivamente, la conversación era aparentemente normal, incluso distendida, con puntos comunes en algunas cosas; pero que nuestra intuición no deja de enviarnos señales de que algo en esa persona no resuena con nuestra esencia. Hay algo en sus gestos, palabras, ideas, juicios, modos de expresarse o decir las cosas; que de algún modo nos hacen sentirnos incómodos; desplazados, a la defensiva. O, por lo contrario, nos encontramos con esas personas que desde un primer momento nos hacen sentirnos bien, nos invitan a compartir, nos muestran un afecto sincero y cordial que captamos y al que respondemos de forma positiva.

Esa intuición es importante para saber escoger el tipo de persona, de situación, de trabajo, de club, de ámbito social o político; que mejor se adapte a nuestra esencia. Desoír a veces nuestras intuiciones profundas sobre todo ello, nos puede pasar una factura que nos ha de resultar cara a medida que pasa el tiempo. Hay personas que no nos convienen por mucho que nos atraigan, por mucho que les admiremos, por mucha sensatez aparente que veamos en ellos; y, si no nos convienen, el trato y la distancia ha de ser el adecuado y proporcional. El tema puede ser complejo porque hay personas que en ciertos aspectos nos interesan, sus ideas son coincidentes hasta cierto punto; pero luego hay otros aspectos de su personalidad que son innegociables con nuestras afectividades. Hay otras, sin embargo, que aunque estén un tanto alejadas de algunos intereses nuestros, sin embargo las percibimos como buenas personas, con afectividades que nos causan alegría, etc..

Sin embargo yo creo que nuestro cuerpo, nuestra esencia; posee un cuarto instinto; una intuición que nos advierte dónde nos metemos. Hay personas que desoyendo su intuición se meten en relaciones complicadas que generan suma tristeza a lo largo de la vida. Y hay otras que por lo contrario encuentran esas relaciones de alegría y creatividad con más frecuencia. Ocurre lo mismo con el adecuado desarrollo de nuestras ideas, valores, etc. Por lo general en la vida nos movemos por espectros de afectividad variada, tratamos de negociar, de buscar un equilibrio; pero ante todo hay que tener cuidado con aquello que puede destruir nuestras vidas, someternos a fuertes pasiones de dominio y chantaje emocional. Hay de todo en esta vida.

OTRA FORMA DE ENTENDER Y VIVIR EL TIEMPO

Podemos imaginarnos un universo de pura inmanencia. Y si pura inmanencia entonces nada falta ni nada sobra. Nada es contingente, pues todo es absoluta necesidad. De igual modo nuestras conciencias y egos dejarían de ser espacios privilegiados de espacio prístino o incondicionado, para imaginárnoslos como modalidades dentro de tal inmanencia. Modalidades dentro de los dos atributos comprensibles del Ser (Absoluto plano de inmanencia), que son: extensión y pensamiento. Nuestra extensión es nuestro cuerpo físico, modal de la extensión infinita del Ser; y nuestro pensamiento sería modal al pensamiento infinito del Ser.

Un universo así sería concebido en función de una infinita espacialidad más que una temporalidad de sucesos divididos en un antes y un después relativos a un presente, a un ahora. Desde Kant el tiempo aparece por primera vez como una forma pura determinante de la experiencia empírica; y, como tal forma pura, podemos abstraerla de cualquier contenido o movimiento, o acontecimiento; entonces el tiempo, una vez liberado de su representación secuencial (representación histórica, percepción consciente), podríamos dividirlo en dos clases: tiempo cronométrico-histórico de secuencias organizadas en función de un antes y después relativo a un ahora (presente eterno); y, memoria involuntaria o devenir.

Es ahí entonces en esta memoria involuntaria desde donde habría que entender este tiempo que ya no cabalga dentro del Cronos, del reloj; de las secuencias ordenadas. Es la memoria-sombra que nos acecha y nos desestabiliza en los momentos de absorción, de asociación, de sueño, de delirio, de intoxicación, de crisis, de alegría, de exaltación; de inspiración o quietud, etc. En una comprensión del universo como inmanencia absoluta, es este tiempo el que permanece escondido, latente en territorios que siguen coexistiendo con nosotros, pero fuera del reloj, del presente eterno, de los ahoras, que son "ahoras" pasados; y, luego, "ahoras" futuros.

Ahí, en este movimiento de nuestra experiencia, coexisten todos esos pasados-memoria a los que llegamos o nos abrimos, o se nos abren en forma de rupturas, de crisis, de grietas, de desestabilizaciones, etc. Ahí, coexiste con nosotros, toda la memoria eterna, que nunca hay que confundir con el recuerdo psicológico.

¡¡¡Aggghhhh!