22 agosto, 2012

GORDILLO POWER. ¿TIENE RAZÓN Y NO SE LA QUEREMOS RECONOCER?

Según el ABC de hoy, e informando sobre la marcha del SAT (Sindicato Andaluz de Trabajadores) que lidera un tal José Manuel Sánchez Gordillo, antiguo alcalde de Marinaleda y desde el 2009 diputado de IU en el Parlamento Andaluz. Según este sindicato el problema de la deuda es privado y los gobiernos capitalistas del PSOE; PP están socializando las pérdidas. Como este foro está abierto a toda especulación y crítica, pues damos la palabra a nuestros lectores y visitantes. ¿Tiene razón Gordillo y el SAT? Esto dice ABC:

Desde el SAT, aseguran que quieren "unir las luchas del campo y de la ciudad" mediante esta marcha, que concluye con una concentración "contra la represión sindical y la criminalización que se sufre por parte del Gobierno", al tiempo que reivindican "no pagar la deuda, dado que la mayor deuda existente es privada, de los bancos en su mayoría, y los distintos gobiernos del PSOE y del PP y el andaluz y español, plegados al capitalismo, están socializando las pérdidas privadas a través de recortes".
Asimismo, reclaman "la derogación de todos los recortes, la prohibición de los desahucios y los despidos, el reparto de la riqueza y del trabajo, o la elevación del salario mínimo a mil euros", entre otras reivindicaciones.

13 comentarios:

  1. Acierta cuando apunta el dedo a los banqueros como germen de todos los males, pero dudo mucho que comprenda el proceso total que se desarrolla y del que El mismo es parte usada.
    Como dice el refr'an " hasta un reloj roto da la hora exacta dos veces al dia" y de vez en cuando los burros tocan la flauta.

    Kousinsky

    ResponderEliminar
  2. Creo que esto es solo el principio de una larga serie de desordenes sociales en un pais que tiene un 25% de paro y que esta en jaque economicamente por los mandato de la EU. La pobreza y la desesperacion de una gran parte de la poblacion y la incapacidad del gobierno (y no digamos de una economia afixiada por la deuda y la falta de credito) para aliviar su situacion van a llevar a la violencia. Como hace tiempo me dijo un amigo jerezano, "esto tiene un mal acabar".

    Saludos,
    Michael (Houston)

    ResponderEliminar
  3. No habla nada de amor al trabajo, de honradez personal en primer lugar, de crear nuevos puestos de trabajo con inventiva. No habla nada de lo mucho que hay que cambiar en cada uno para que otras cosas medio-funcionen con cierta decencia.

    Es más de lo mismo. Dejas a este Mesías con su banda saqueando Andalucía y si a los tres años coge el poder toda esa banda se desbandaría sedientos de poder, tierras, dinero, etc.. O, si el Sr. Gordillo tiene garra leninista pues dictadura al canto. Muchos españoles ansían Dictadura de cualquier tipo. Da lo mismo. Entre nuestras tradiciones está también la Dictadura.

    Además su estética indica cierto amor a Palestina. No sé si es el mejor ejemplo de libertad a seguir. Podía haber utilizado la bandera de Canadá o de Nueva Zelanda; para mí mejores ejemplos.

    ResponderEliminar
  4. Discrepo un poco, Sr. Kousinsky, de su opinión.

    Creo que el germen de todos los males no son los banqueros, sino los políticos, tanto de derechas como de izquierdas, que han forzado a las entidades de crédito, desde dentro y desde fuera, a dar préstamos a constructores y al público, yendo mucho más allá de lo que la prudencia financiera aconseja y ha aconsejado tradicionalmente. Los han forzado y les han garantizado cobertura con dinero público, caso de que las cosas fueran mal.

    Cuetu

    ResponderEliminar
  5. Coincido con el Sr. Michael, de Houston, en que la situación de paro generalizado y hambre puede desembocar en desórdenes y violencia. De momento, llevarse géneros de una tienda negándose a pagar ya es un desorden público de cierta magnitud. Si se generalizase, sería el principio del caos.

    Cuetu

    ResponderEliminar
  6. Y también de acuerdo con el Sr. Nesalem, en el sentido de que los sindicatos hablan mucho de mantener y reivindicar derechos (quizá no puedan dejar de hacerlo, es la función para que fueron creados), pero muy poco o nada de la manera de crear riqueza propiciando cambios de mentalidad, actitudes y comportamientos sociales.

    De todas maneras, la cosa está cruda. Cualquier iniciativa empresarial que los sindicatos intenten fomentar entre los trabajadores, cualquier cooperativa, por ejemplo, para producir pinturas o bayetas y estropajos, seguro que ya existe una o varias fàbricas en China que produce eso mismo a un precio diez veces inferior, puesto en nuestro mercado. Muy difícil es hacer algo original mientras el Imperio Chino nos hace el dúmping comercial más descarado.

    Y aquí creo que llegamos a la raíz del problema, ya desarrollado y comentado por mi y por otros en este dilecto Atrio. Y el problema de fondo noes otro que el gran poder económico creciente del Imperio Chino, contra el cual nos encontramos inermes. Creo que las economías asiáticas emergentes estan subiendo y, por efecto de ellas, nosotros (Occidente) estamos bajando. El equilibrio se conseguirá cuando los niveles se igualen. Al paso que va, el proceso creo que durará 30 o 40 años.

    He aquí la cuestión: EL IMPERIO CHINO.

    Cuetu

    ResponderEliminar
  7. Le veo ciertamente tan desconcertantemente fatalista como los demás, Sr. Cuetu. Es tradicción hispana llegar siempre a un fatalismo: el Sistema que nos ahoga, la Globalización que nos inundan, los Bancos que nos vampirizan; la Merkel que nos impone y no nos deja (???), el Sionismo mundial, los Illuminati, etc, etc... Y ahora viene usted con los CHINOS!!! Los casi OMNIPOTENTES chinos.

    Todo para justificar el no hacer nada, o que nos lo haga el Estado,o si se hace algo es de forma fascisto-comunistoide: reventar supermercados y hoteles para darlos "al pueblo".

    Venga hombre: hay que vencer a los chinos como sea. Hay que hacer las cosas mejor que ellos. Hay que delinear estrategias, hay que coger a los sindicalistas y políticos y estudiantes y jubilados y burócratas y militares y curas y ONG's y ponerlos a todos inventar estrategias para fabricar escobas mejor y a precio más popular. Hay que inventar las mejores camisetas, los mejores jabones, los mejores ordenadores, los mejores condones, los mejores destornilladores y a precio razonable; etc, etc,

    Los chinos están aquí PARA HACERNOS MÁS FUERTES!!!

    En lugar de hablar por hablar y dar la parpayuela latina en bares tomando cacharros y perdiendo el tiempo arreglando el mundo con la bocaza grande; deberíamos de utilizar las tertulias para inventar y buscar estrategias comerciales, las reuniones de partido para ver cómo fabricar mejores barcos y a un coste más barato; cómo inventar nueva tecnología que bata a los chinos. En los bares habría que llevar ideas, planos, fórmulas de nuevas fábricas, de nuevos productos, etc.

    Pero nada. Seguiremos quejándonos. Si no son los chinos son los sionistas, si no son los sionistas son los yankis, si no son los yankis son políticos, etc..

    Hay que trabajar en la dirección correcta, no esperar a Papá Noel a que nos sauque las castañas del fuego.

    Por otra parte China no es una abstracción que hace lo que quiere. Véase análisis de Guy Sorman en City Journal: http://www.city-journal.org/2012/eon0820gs.html

    ResponderEliminar
  8. Je je...

    Realmente admiro su perspicacia, Sr. Nesalem. Me convence más su perspicacia y razonamiento de corte filosófico que ciertos razonamientos puramente economicistas de mira estrecha.

    Estoy de acuerdo en que no podemos caer en una psicosis colectiva antichina, porque seria un error. Como Ud. dice, no sería más que substitutir unas psicosis por otras que justifiquen la inoperancia y la inacción.

    China puede crearnos aparentes dificultades, pero tambien puede ser fuente de nuevas iniciativas. Según la mayoría de los expertos, y es ya un lugar común, el Imperio Chino serà en pocas décadas la primera economía mundial. Quizá no debamos planternos, digo yo, fabricar escobas o sillas de playa más baratas que los chinos; pero es indudable que una primera economía mundial supone un mercado inmenso lleno de oportunidades para los que sepan hacer las cosas bien. Habría que pensar no sólo en fabricar más y mejor que los chinos, sino también en cómo introducirse beneficiosamente en ese inmenso mercado, que sin duda va a necesitar bienes y servicios en gran cantidad procedentes del exterior. Aprovechar las oportunidades que sin duda nos brinda el crecimiento chino y asiàtico en general.

    Tiene Ud. razón en lo del derrotismo español. Menos derrotismo y más trabajar con ahinco en la dirección correcta. Cerebros creadores y empresarios tienen Cataluña, Vasconia y España a los que hay que liberar de trabas y restricciones desmoralizadoras y dejarlos trabajar, creando un ambiente social positivo, estimulante y correcto. Con seguridad, sabrán aprovechar las oortunidades que el nuevo milenio ofrece.

    Me ha gustado su comentario.

    Cuetu

    ResponderEliminar
  9. Y creo que no es casualidad que actitudes como la del Sr. Gordillo y su sindicato surgan precisamente en Andalucía, región que juntamente con Extremadura y Asturias presentan un gran superàvit fiscal, es decir, que viven en proporción considerable, y desde hace décadas, a costa del dinero público que se detrae a otras regiones más productivas, a las cuales se les limitan severamente con este expolio sus posibilidades de crecimiento.

    Cuetu

    ResponderEliminar
  10. Je je... De todos modos, las imágenes que presenta, Sr. Nesalem, no dejan de ser sugerentes, muy en linea Jules Verne. Escenario: tabernón cutre modelo siglo XIX, con diversas mesas de madera tosca donde aposientan varios parroquianos que, solos o en grupo, consumen parsimoniosamente unas medias de tintorro. De súbito, irrumpe impetuosamente por la puerta, dejando entrar momentáneamente la lluvia y el frío exteriores, un joven de barba incipiente, vestido con levita y chistera, que lleva unos cuantos papeles enrollados bajo el brazo. Se sube a una mesa y, ante los atónitos ojos de la concurrencia, empieza a mostrar los planos de un cacharro volador que, según él, podría fabricarse por poco dinero y tendria una utilidad bárbara, dando trabajo a miles de obreros, etc. etc. Los parroquianos, entre trago y trago de la media de tintorro, entran en ebullición y se entusiasman con la idea. Allí mismo se hace una colecta para la inversión y se recaudan unos veinte dólares. El joven, ceremoniosamente, recoge el dinero, pliega los planos, da la dirección de su oficina para que puedan comprobar todos el buen fin, y con unos cuantos parroquianos entusiastas, sale en busca de nuevas tabernas o centros parroquiales donde exponer la idea industrial-comercial que salvará la indústria nacional.

    Bromas aparte, la mayoría de jóvenes de la Europa del Sur no hallan trabajo, y los que lo hallan, ganan uns 400 o 500 euros al més ¿Qué futuro de vida se puede planear a partir de un sueldo semejante, conseguido en un trabajo precario que hoy tienen y mañana quizá no? ¿Cómo vamos a solucionar un problema social de esta magnitud? ¿Deberían esos jóvenes, de nivel cultural muy diverso, sentarse sosegadamente en locales adecuados, junto con curas, guardias municipales y burócratas sindicales profesionales para discutir iniciativas industriales, comerciales y financieras? ¿En forma de asamblea popular? ¿En forma de comité de expertos? ¿Cómo, cuándo y dónde?

    Su propuesta, Sr. Nesalem, así en abstracto, suena bien. Pero ya me dirá como se puede llevar a la práctica, partiendo de la gente real que puebla la Europa meridional, en una sociedad real y con vidas y situaciones reales. ¿Cómo organizar concretamente toda esa eclosión de iniciativas que Ud. propone? Baje el terreno práctico de la calle y concrétenos un poco más, Sr. Nesalem, si es tan amable.

    Cuetu

    ResponderEliminar
  11. Imposible; tan imposible como lo es la condición humana. Solo literariamente podemos hacernos una gloriosa idea de cómo podría ser el hombre. Las leyes del mercado sin embargo son sañudamente objetivas y van ligadas a una ética también objetiva. Todo ello visto como COSA-EN-SÍ; pero al hombre solo bajo una conciencia regenerada puede APROXIMARSE a esa objetividad. Una conciencia regenerada es aquella que siente placer estético actuando según principios de orden metafísico.

    Pero ¡¡¡ojo!!! Nunca principios que se hayan de imponer a nadie por la fuerza. Cada uno es responsable de su vida y elecciones morales en un mundo que ha de ser lo más libre posible.

    ResponderEliminar
  12. Y este hombre, ¿cuándo se dedica a su pueblo?

    ResponderEliminar
  13. Este hombre está dedicado a su alter ego mesiánico lleno de fantasías leninistas y che-guevaristas. Todo lo demás es pura coincidencia.

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.