09 julio, 2017

EL FUNDAMENTALISTA MAS FUNDAMENTALISTA POSIBLE

El fundamentalista leía la Biblia literalmente. Toda palabra equivalía a un sentido único y transparente. Todas las historias y relatos eran auténticos y verdaderos. Los 7 días eran 7 días. Josué había parado al sol. Moisés habia separado las aguas del Mar Rojo. El escenario del Edén era real y todo lo que allí había sucedido había sido real. Y Yahveh se aparecía de verdad al pueblo de Israel. Y Jesucristo había resucitado a Lázaro literalmente. Y Jesucristo había resucitado al pie de la letra y en tiempo y espacio real. Nada de simbolismos ni desplazamientos a la carta. La Biblia describía acontecimientos reales e históricos. Y la fe era eso: creer en la Verdad Absoluta de la Biblia. Todo lo demás era el orgullo humano interfiriéndose en la Revelación Divina, o simplemente una falsificación satánica.
 La literalidad del texto le daba una seguridad total. Como las demostraciones matemáticas que parten de axiomas así se fiaba él de la Revelación  Y así vivía feliz, capaz de aguantar toda contrariedad y sufrimiento. Su relación con otros hermanos fundamentalistas era de fanático amor eterno, no importaba el carácter que tuvieran o las diferencias en modo de vida. Además nuestro fundamentalista había renegociado el significado del concepto fanático. Ahora para él era un concepto preñado de positividad: habia que ser un fanático de Dios. Eso era bueno. Implicaba el más puro amor incondicional.
Pero hete aquí que había otro fundamentalista más fundamentalista que él y le dijo a nuestro fundamentalista: "Hermano, para ser el más puro en la fe has de ser verdadero literalista de las Sagradas Escrituras y tú aún no lo eres."
"¿Cómo", respondió asombrado nuestro buen fundamentalista.
"La pura literalidad es la pura letra escrita o hablada en su absoluta materialidad, en su pura estructura, en su puro silencio, en su pura forma. Todo significado que añade o complementa esa Absoluta Estructura no es más que cháchara y ruido. Lo siento hermano."
Entonces nuestro fundamentalista quedó triste y angustiado. Su fe comenzaba a temblar. Buscaría ese fundamentalismo de los fundamentalismos y entonces sería realmente feliz.

12 comentarios:

  1. No es raro que un poeta se ponga a estudiar matemáticas o que un matemático se ponga a estudiar y a apreciar la poesía. El mundo de la exactitud y la certeza necesita bañarse en el mundo de las exploraciones misteriosas del lenguaje y el mundo de las aventuras del lenguaje necesita de las certezas y exactitudes de la abstracción como contraste. Dos polos de la mente: el misterio y la exactitud. Pero en algún lugar se produce el encuentro entre ambos polos y entonces, ambos, la poetisa y el matemático o la matemática y el poeta o las matemáticas y la poesía, se funden en un abrazo de silencio.

    ResponderEliminar
  2. El lenguaje siempre nos traiciona con sus desplazamientos. O, el lenguaje siempre nos libera con sus desplazamientos. Por mucho que tratemos de apresar las palabras en un discurso fijo o fijado, siempre acabamos empujados o desplazados a otros posibles significados. Si permanecemos fijos en un solo significado pronto nos aburriremos de él, o lo abandonamos al baúl de la indiferencia o la más pura utilidad o instrumentalidad.

    ResponderEliminar
  3. EL REINO DEL MESÍAS

    El viejo rabino de Ulman nos dijo que la correcta combinación de las letras del alfabeto hebreo produciría el Reino del Mesías. Pero ahora las letras estaban dispersas y las entrañas de D-ós vivían en el exilio de la materia en diferentes grados de proximidad a la luz o a las tinieblas. Las combinaciones posibles parecían infinitas, pero eso era la infinita dispersión en un vacío sin sentido. La Torá nos ayudaba a guiarnos poniendo orden en la locura y entonces nuestros cuerpos habrían de sintonizar con el esquema divino del futuro reino mesiánico. Agrupar la materia en torno al esquema: combinando las letras lo más cerca posible de la correcta combinación. Pero las letras se deslizan, las tentaciones de conseguir otros universos y otros reinos nos acechan por todas partes. El Pueblo de Israel se ha de apegar a la Torá como luz y guía y las combinaciones se irán acercando más y más a la luz y la luz se irá condensando y las combinaciones se irán reduciendo a medida que nuestros cuerpos se vayan disciplinando y agrupando en torno a la Ley. Oh poeta, puedes permutar y combinar e imaginar así los mundos posibles a que la mente te pueda llevar, pero mantén tu cuerpo ordenado en la todavía imperfecta combinación de la Torá y sus múltiples y autorizadas interpretaciones. Puedes imaginar el Reino del Mesías sabiendo que la correcta combinación cada día está más cerca.

    ResponderEliminar
  4. Entre las muchas metafísicas que hay por el mundo, una de ellas es la Cabala.

    ResponderEliminar
  5. YAHMA Y LA COTIDIANIDAD

    Yahma encontró la tranquilidad y el equilibrio en la más tranquila y prosaica cotidianidad. Hizo de lo cotidiano y lo rutinario su más ambiciosa excepcionalidad y así comenzó a adquirir sabiduría. Y la sabiduría le dio serenidad y la serenidad juicio equilibrado. No había nada que añadir, ni nada que no estuviese ya presente. Yahma miró por la ventana y vio a los niños jugar. Cuando el aburrimiento quiso apoderarse de ella, puso sus playeros y se fue a caminar por todo el pueblo. La estructura más profunda del universo seguía estando allí en cualquier esquina, mirando cualquier escaparate; en el rostro más triste de cualquier anciano, o la cara más descarada de algún adolescente desafiante.

    ResponderEliminar
  6. De todas maneras, demasiada crueldad en este mundo. Toneladas diarias de sufrimiento generalizado. Eso no cambia o cambia muy poco.

    ResponderEliminar
  7. Una limpieza de ventanas siempre es compleja. Trato de dejar los cristales brillantes y sin mácula, pero siempre hay un trasluz que delata trazos de opacidad desconcertante. He usado limpia-cristales y trapos. He usado amoniaco disuelto con agua, pero nunca obtengo la transparencia pura apetecible. Siempre hay trazos o manchas borrosas que lo impiden.

    ResponderEliminar
  8. Cuando a veces paseo por las afueras de Gijón, quisiera encontrar el rincón mítico, la visión neutra o inocente de las cosas; pero siempre hay algún desasosiego que interrumpe el paseo. Una negatividad que resta energía a la ansiada paz buscada. Este es un puto condenado mundo que te da algo a cambio de muchas condenadas miserias del cuerpo y del alma. De todas maneras y gracias a mis persistentes maldiciones a este perro mundo, logro ver la inocencia de los árboles y las plantas y los pajarucos. Logro con cierta frecuencia mirar a las nubes y descubrir en ellas esperanza, bondad, pureza transparente y neutral. Pero el mundo te devuelve a las personas concretas de carne y hueso que normalmente viven con el mismo fastidio que tú.

    ResponderEliminar
  9. Carne y hueso.
    Es increíble que seamos carne y hueso.
    Y pensamientos.
    Es increíble que seamos también pensamientos.
    Y sentido.
    Es increíble que el pensamiento tenga sentido.
    Dejo mi estela de tinta sobre este tapiz.
    Adivina quién soy.

    ResponderEliminar
  10. ....qué bien se está refugiado en el silencio....
    Pssshhh! ¡Cállate!
    .......

    ResponderEliminar
  11. La verdad se va abriendo camino....
    Aggghhh!!!! Quién nos está pisoteando?

    ResponderEliminar
  12. Todo se repite, pero nunca se repite lo mismo. La siguiente repetición es algo diferente. Algo nuevo o diferente se ha producido. No hay nunca un texto original al cual nos referimos como modelo perfecto de las interpretaciones imperfectas. El supuesto original ya es producto de una repetición de la repetición. Y el lector nunca es el mismo cuando lee los textos "originales", ya que su psique es ya otra que la que fue hace un tiempo o décimas de tiempo. Se necesita un milagro para quedar fijado en el absoluto de un alma pura y en el anclaje de un texto puro original. Siempre nos aproximaremos a un sentido común siempre y cuando sea a la verdad a lo que aspiremos. Es cuando entonces la verdad nos hará libres.
    El fundamentalista busca la transparencia de la letra con el espíritu. Busca lo imposible. Hay algo de locura en ello. Los fundamentalistas de la democracia buscan la democracia pura. Buscan la democracia-esencia. Algo imposible. Hay algo de locura en ello. La democracia es ahora y mirando hacia el futuro.

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.