05 noviembre, 2016

LA BIBLIA Y LA HISTORIA

UNO

Nadie puede captar el pasado en toda su complejidad, en su multidimensionalidad. Recuperar el pasado es una labor que se complica a medida que nos alejamos en el tiempo. Las huellas del pasado lejano son las ruinas, los objetos que han quedado, los
documentos de la época; los monumentos con inscripciones; las tradiciones orales, etc. Pero aun las huellas de ese pasado lejano hay que clasificarlas en gradación de muy fiables a poco fiables. Hay que estar seguros de la época de los objetos, de su facilidad para ser interpretados, contrastados y encajados dentro de un contexto histórico. Cuando nos adentramos en la lectura de la Biblia (Tanaj) nos metemos en una densa textualidad narrativa que pretende abarcar milenios: desde la misma creación del mundo hasta la época del segundo templo. Aun hace siglo y medio era posible aceptar la versión oficial de un canon de Escritura sagrada revelado/inspirado por Dios y suficiente para llevarnos hacia nuestra salvación y orientación moral. A pesar de las dificultades y aparentes contradicciones o discontinuidades dentro del mismo texto; sin embargo la falta de entendimiento del hombre se compensaba con la sabiduría infinita de Dios. Lo que hoy no entendíamos lo entenderíamos cuando estuviéremos en presencia del Señor. Doctores tiene la Iglesia, diría un católico.
Una consecuencia de la Reforma fue la de emancipar o liberar la Biblia de su institucionalización y monopolio interpretativo por parte de una jerarquía eclesiástica que impedía hasta su misma lectura por parte de los creyentes. Esta independencia y libre circulación de la Escritura hizo posible también; y, a medida que pasaba el tiempo, el sometimiento de los textos sagrados al análisis crítico de la razón y la
ciencia. No sólo se afinaron los estudios y cotejamientos filológicos o lingüísticos, sino que también se recurrió a la arqueología, a los métodos cada vez más sofisticados de la crítica histórica, de las disciplinas de la antropología; la datación de objetos, etc. Aun sin cuestionar la lectura desde la fe que incluso algunos de estos investigadores seguían profesando, no había porqué renunciar a la razón. La Biblia, en cuanto documento que reclamaba verdad histórica en aquellos acontecimientos fundacionales del pueblo de Israel, por medio de los pactos/alianzas o convenios y promesas entre Dios y Abraham, más tarde Noé, luego Moisés y por último David; --y, después por el cristianismo--, debía de mostrar su realidad histórica con mayor razón y motivo, siendo verdad Divina.

(CONTINÚA)

19 comentarios:

  1. DOS

    El resultado de muchas de estas investigaciones y estudios nos puede sorprender hasta cierto punto. Si abrimos la Biblia y leemos un profeta, por ejemplo, Isaías, ahora sabemos con bastante certeza que este texto ha sido compuesto en diferentes épocas y por más de un autor. Tenemos el proto-Isaías, escrito por Isaías antes del Exilio (1-39), el deutero-Isaías, escrito por un autor anónimo durante el Exilio (40-55) y el Trito-Isaías (56-66), compuesto después del retorno del Exilio. Cada parte corresponde a una época diferente y a una realidad también diferente. Entre el Isaías original y el último hay un lapso de casi 2 siglos (730-390AC). Si leemos el relato de la Creación nos encontraremos con dos creaciones superpuestas: una la que corresponde al autor o autores del documento J y el P. El J, sería la versión más antigua correspondiente a los primeros textos del Reino del Norte (J, E), y el P, sería el relato correspondiente al texto sacerdotal más posterior (Reino de Ezequías) y más ligado a la perspectiva de la monarquía y sacerdocio judaíta.
    Pero aún hay más: al mismo tiempo hemos de considerar la obra del editor que superpuso un texto de P antes o después del de J y adivinar con qué intención hizo tal cosa. Para muchos investigadores el texto de P, a pesar de tener un origen durante la reforma centralizadora de Ezequías; (716 a. C.-687 a. C) sin embargo el editor final de todo ello y de toda la Torá parece haber sido Esdras (480–440 a.C) en tiempos post-exílicos (segundo templo). A lo largo de todo el pentateuco se cruzan textos de diferente composición y por diferentes motivos. Los textos J nombran a Dios con su nombre propio Jehová/Yahwe, pero los textos E nombran a Dios como El (plural Elohim), pero sólo hasta la consagración de Aarón, ya que después también empiezan a utilizar el nombre de Yahvé. Los motivos obedecen a los intereses diferenciados de Judá (J) y de Israel (E) a la hora de escribir el pasado. Considerando que más tarde se añaden los textos deuteronómicos D y los ya citados P nos encontramos a lo largo del texto de la Torá con dobletes, repeticiones de las mismas historias (diluvio, Sara, etc), cortes discontinuos, cambio de estilos, etc.

    (continúa)

    ResponderEliminar
  2. TRES

    Los textos J y E se producen en la época anterior a la conquista del Reino del Norte por los asirios; los textos raíz de P durante el reinado de Ezequías (muy probable), ya que durante la reforma centralizadora de este rey los sacerdotes aarónicos salen muy favorecidos, en detrimento de los levitas de Silo del reino de Israel. Es a estos levitas del antiguo santuario de Silos a quienes se atribuye la fusión de textos de J y E y más allá de dichos textos encontraríamos las tradiciones orales, las leyendas, textos de diversa procedencia, etc. La codificación o recopilación de un texto vemos que va obedeciendo a tesituras de poder, de intereses concretos políticos/religiosos que a medida que la monarquía judaíta toma el relevo del culto se van ampliando o recodificando. Lo cual implica una retroproyección hacia el pasado de los problemas del momento, e inevitablemente el toque o retoque de partes de un texto o varios en relación a figuras como Moisés, Aarón, Esaú y Jacob, Josué, David o Salomón. También como ya hemos visto las mismas historias pueden sufrir una redacción diferente y luego ser interpoladas.
    Fue durante el Reino de Josías (639 y 608 a. C) cuando se escribe la primera recopilación de la ley o la Torá que hoy reconocemos como los escritos deuteronómicos (D). La reforma de Josías se produce en un momento en que el Reino de Judá se ve libre de las presiones imperiales y entonces la monarquía impone el culto de Yahvé de forma extensiva y radical. Se destruyen los altares paganos centrando toda la vida religiosa en el Templo y a través del sacerdocio levítico en detrimento del aarónico, se intenta la reconquista del Norte, y “aparece” el rollo de la Torá en el Templo a través de un sacerdote llamado Jilquías conectado al sacerdocio de Silos. Hay indicios de que el sólo autor del Deuteronomio 1 y 2 fuesen obra del mismo autor: Jeremías y su entorno. Este reino se vio en su momento como la culminación de las promesas eternas e incondicionales a David, como el punto de consolidación del Templo y de la Ley y la posible restauración de todo Israel.

    (continúa)

    ResponderEliminar
  3. CUATRO

    El primer Deuteronomio se muestra como una historia que abarca desde Moisés hasta el Rey Josías y en ella hay como un despliegue que va adquiriendo sentido en función de dicha monarquía. Pero cuando Josías muere traspasado por una flecha egipcia todo comienza a venirse al garete. En poco tiempo el reino retornó a las antiguas prácticas y en el 586 los babilonios destruyen Jerusalén, el Templo y disuelven la dinastía davídica. El Deuteronomio 2, tuvo que retocar la historia ya escrita en función de dicha catástrofe. Es en esta época cuando se recurre al desplazamiento de las promesas de Dios siempre eternas e incondicionales, pero siempre que el pueblo y sus gobernantes cumplan los preceptos de la ley. Los triunfos y los fracasos del pueblo de Israel dependerán de una conducta ética y moral de este, no de unas promesas que nunca pueden fallar. El destino de Israel depende y no depende de Dios. Todo está en función de cómo ese pueblo se conduzca a partir de ahora. Toda la escritura deuteronómica hace este énfasis en la ética y moral, más que en los sacrificios per se.
    No obstante el toque final de la Torá y sus libros complementarios tal como los conocemos hoy proceden de Esdras (480–440 a.C) sacerdote aarónico y funcionario de la corte persa durante el segundo templo. Es en esa época del retorno de los exiliados a Judea y las amenazas y conflictos que este regreso despierta con los habitantes que habían quedado y los nuevos pobladores venidos de otras partes, cuando la distinción étnica (nacional) y religiosa del judaísmo se perfila y define con precisión, cuando las historias bíblicas del pasado coinciden también con las experiencias de Babilonia (Egipto), el Éxodo (regreso) y la conquista de Canaán (la reconquista de la tierra). Es el momento en que la institución sacerdotal aarónica toma el poder en ausencia de monarquía y los preceptos, leyes y ordenanzas de P cobran su mayor realidad. Ante la ausencia de rey davídico, y la larga experiencia del exilio sin templo; el pueblo judaíta pasa a ser el pueblo judío del judaísmo; el pueblo del Libro.

    ResponderEliminar
  4. Referencias:

    Who wrote the Bible? Richard Elliot Friedman: . Summit Books, HarperCollins Publishers. New York 1997. First Edition 1987. Hay traducción al español: ¿Quién escribió la Biblia? Ediciones Martínez Roca, 1989. Barcelona.

    La Bible et línvention de l'histoire. Mario Liverani. Gallimard. Folio histoire. Paris 2010. Hay tradución al español (original italiano). "Más Allá de la Biblia". Crítica S.L. Barcelona 2005.

    "Historia Social del Antiguo Israel". Rainer Kessler. Ediciones Sígueme. Salamanca 2012.

    The Bible Unearthed. Archeology's New Vision of Anciente Israel. Israel Finkelstein & Neil Asher Silberman. Free Press. Simon & Schuster. Inc. New York 2001. Hay tradución al español de Siglo XXI. Buenos Aires 2003.

    ResponderEliminar
  5. ELSA MILKÁPOLIS Y NICOMANDO DE CORPANITA HABLAN DE LA BIBLIA

    ELSA MILKÁPOLIS: Cuando haces un estudio serio de la Biblia parece como si todo se redujera a cosas humanas y muy humanas. Entonces la fe parece desaparecer. Te das cuenta que nada humano escapa a la dimensión histórica y a las relaciones de poder. Las representaciones religiosas parecen servir para encauzar las emociones de la gente en clave conformismo o inconformismo, todo depende.

    NICOMANDO DE CORPANITA: Bueno, la fe religiosa en aquellas épocas era cosa inmanente a la vida de todo el mundo. Las fuerzas de la vida o naturaleza se personifican para darles un sentido: las catástrofes responden a un dios airado o descontento con la gente; las enfermedades también sobrevienen como un castigo o señal de prueba moral o de fe o de deber con tu templo o tu dios. Las modalidades religiosas podían ir desde una práctica puramente ritual o de cumplimiento de preceptos, hasta una ética y moral sofisticada de obligado cumplimiento. Pero lo que es común a toda religión es la experiencia de conexión con lo trascendente, con los misterios del universo; y todo ello no con la razón como herramienta de disección o herramienta de producción de conocimiento, sino activando afectos profundos que se logran encauzar/centrar en forma de significación que abarca a toda la persona.

    ELSA MILKÁPOLIS: Lo que parece verse en la Biblia Hebrea es que el culto a Yahvé convivía o coexistía con otros cultos de otros dioses como El, padre de Baal, (representado por un becerro) y esposo de Asera, la madre de todos los dioses. Dagan era otro dios cananeo y luego los derivados de Baal, tales como El-Dagan, Baal-Hadad-Hammon y otros. Es curiosos que en el Reino de Israel (Reino del Norte) se nombrara a Dios EL, o sea, el término más genérico del mundo cananeo. La evolución de la Biblia parte desde esos dioses o ese politeísmo --del cual participaban también los mismos hebreo junto con el culto a Yahvé--., a una centralización y exclusividad absoluta hacia dicho dios. Un dios ya destilado/hipostasiado de sus posibles atributos naturales para convertirse en una entidad trascendente a toda su creación; sin posibilidad de representación alguna. Es una curiosa como interesante evolución, pero que lógicamente Dios necesita comunicarse con su creación, con sus criaturas e imponer un orden propio. Necesita vivir o habitar en un tabernáculo, un arca, luego un templo y luego... Pues cuando no hay templo parece que su nueva manera de comunicarse es a través de la Palabra, y, palabra escrita- La palabra. El Libro. El pueblo del Libro. Esdras.

    NICOMANDO DE CORPANITA: Interesante lo que has dicho Elsa. ¿Te apetece tomar un café y seguir hablando? La verdad es que es muy difícil encontrar a una persona con quien hablar de estas cosas en libertad y grado de interés.

    ELSA MILKÁPOLIS: Bueno, bueno... Pasamos de la simple razón a los afectos. Todo muy humano. Claro que sí, venga un café y seguimos hablando. Es un tema que siempre me ha apasionado, pero me pasa lo que a tí: es muy difícil compartir estas cosas, quizás necesitemos organizar algún culto del diálogo con otra gente interesada. El Pueblo Escogido...je, je...

    ResponderEliminar
  6. SIGUE LA CONVERSACIÓN

    NICOMANDO DE CORPANITA: Imagina Elsa una maqueta del judaísmo. Piensa en la Tierra de Israel, piensa en la Ley, piensa en el Templo como centro espiritual, con toda su jerarquía de sacerdotes y rituales, piensa en las sinagogas como centros de lectura de las escrituras y centros sociales. Piensa en la circuncisión como signo o marca de pertenencia al pueblo de Israel. Pues bien, toda esa materialización del judaísmo va sufriendo un desplazamiento o desactivación hacia una espiritualización o dimensión psicológica. Yo diría mejor, escenarios psicológicos, de la conciencia. Fíjate lo que hace el cristianismo paulino.

    ELSA MILKÁPOLIS: Eso te iba a decir yo. Para Pablo y sus seguidores la Tierra concreta de Israel ya no tiene más valor que el simbólico; la Ley o la Torá era algo provisional que nos haría comprender el significado de la fe en Cristo. Una vez Cristo muere en la Cruz la ley pierde su significado de práctica concreta material dentro del pueblo judío, para pasar a ser una especie de cascaron que rompe y da lugar a otra cosa espiritual y etérea que es la fe. Y rota la ley y la circuncisión el judaísmo devenido cristianismo se abre a todo el mundo, a toda conciencia, pues la fe circula libremente sin impedimentos materiales de tierra o vínculos identitarios/étnicos. Ser judío ya no es importante en este plan de la fe. Y ya no hablemos del templo y el orden sacerdotal. La epístola de los hebreos es muy clara al respecto: el templo material y sus ritos/ceremonias era la sombra de lo que había de venir: el sacrificio de Cristo anula todas las prescripciones levíticas del sacrificio, todo el sumo sacerdocio tanto levítico como aarónico; y Cristo restaura el orden sacerdotal de Melquisedek: un orden sacerdotal intemporal, celestial, absolutamente singular y sin necesidad de templo ni más sacrificio que la muerte de Cristo en la cruz. Todo el mundo pasa a ser sacerdote en la fe en Cristo. El sacerdocio se universaliza.

    NICOMANDO DE CORPANITA: Efectivamente, por tanto el cristianismo paulino desactiva al judaísmo material/histórico para llevarlo a las categorías psicológicas de la conciencia a través de una simbolización o desplazamientos simbólicos. La materialidad del judaísmo pasa a ser signo del cristianismo que es ahora la nueva realidad, y esa realidad es espiritual, de conciencia, de mente. Jesús mismo se espiritualiza en Dios con el tiempo.

    ELSA MILKÁPOLIS: Lo cual hace que el judaísmo transformado en cristianismo pueda circular como una moneda de cambio (abstracción/sublimación/hipóstasis) dentro del imperio romano. Oye, este café está muy bueno. Creo que le hemos dado un buen repaso a esta historia.

    NICOMANDO DE CORPANITA: Sí, en esta cafetería el café suele ser bueno. Sí, pero quedan más cosas en el tintero.

    ResponderEliminar
  7. SIGUE LA CONVERSACIÓN EN EL CAFÉ GORMANO

    ELSA MILKÁPOLIS: Había fuertes corrientes helenizantes dentro del judaísmo que buscaban desde hacía muchos años un acomodo con el Imperio. Muchos judíos de la diáspora ya ni siquiera hablaban hebreo o arameo. Hablaban griego. De ahí que el primer corpus de la Torá y la Tanaj fuera la traducción al griego de los LXX. Las tendencias asimilacionistas eran contrarrestadas por las tendencias integristas o nacionalistas. Los hasidin, o fariseos; los llamados esenios o comunidades tipo Quomram. Pero también los primeros seguidores del Nazareno liderados por Santiago, el hermano de Jesús, que seguían siendo judíos, ya que ellos veían a Jesús como el Mesías del Israel exclusivo: convertirse al movimiento del Nazareno significaba hacerse judío con todas sus consecuencias. Era un judaísmo purificado y mesiánico-apocalíptico. Con la destrucción de Jerusalén ellos también sufren la persecución y huyen de Judea junto con los demás judíos supervivientes. El judeo-cristianismo queda reducido a sectas (Ebionitas, etc) que sobrevive por Arabia y Mesopotamia. Triunfa el cristianismo paulino en la diáspora y se abre la puerta a la nueva realidad cristiana ya en proceso de desvinculación con el judaísmo. Por último la selección de un nuevo canon de Escrituras griegas llamado Nuevo Testamento reduce por fin la Tanaj y la Torá al llamado Antiguo Testamento. O sea: la biblia judía pasa a estar subordinada al mensaje cristiano; a la nueva verdad y realidad de un Cristo universal. El Nuevo Testamento refleja precisamente este proceso de desprendimiento del judaísmo; e incluso lo que más tarde derivó en simple antisemitismo. Los judíos pasaron a ser un "resto étnico" testimonio de una religión ya "superada". En una palabra: un incordio que poco a poco iría desapareciendo.

    NICOMANDO DE CORPANITA: Pero una comprensión de la historia no debe nunca olvidar el factor exclusivamente religioso de todo ello. Tanto para el creyente judío como para el creyente cristiano Dios es una realidad a la que se puede dirigir para buscar consuelo y protección; fundamento de su comunidad, sentido cósmico de toda su existencia. Los modos y las formas de la religión cambian, pero la raíz, el meollo del sentimiento religioso permanece, sigue activo y potencialmente galvanizador. No olvidemos tampoco que mucha gente seguía dispuesta a morir por su religión sin lugar a dudas. El cristianismo se desvinculaba del judaísmo, pero así mismo fue también fundando su propios rituales/sacramentos, sus prácticas morales, su exclusivismo en relación al paganismo y el judaísmo; su poder político, sus sectas disidentes, sus herejías, sus integrismos aislacionistas, etc.

    ELSA MILKÁPOLIS: Bueno, me tengo que ir. Queda pendiente eso del sentimiento religioso. Creo que es ahí donde hay que explorar. Es un tema interesantísimo: qué es la fe, qué son las creencias y su poder de sugestión, de dar sentido integral, de respuesta a las últimas preguntas; de su potencial afectivo-emocional.

    NICOMANDO DE CORPANITA: Bueno, te llamo el jueves o el viernes para quedar a esta misma hora.

    ELSA MILKÁPOLIS: Ok. Vale. Chao.

    ResponderEliminar
  8. LA CONVERSACIÓN SE COMPLICA

    NICOMANDO DE CORPANITA: Yo creo que todo el mundo en algún momento experimenta una resonancia creativa en alguna circunstancia de su vida: una afectividad de alegría por el mero hecho de existir. Puede ocurrir en forma de acontecimiento impredecible o espontáneo que surge de las profundidades del alma y en forma de nostalgia inocente de infancia provisionalmente restaurada. Todo recobra un brillo de juego, de extrañeza, de compasión. La mayoría no sabemos qué hacer con este tipo de experiencias y si no contamos con una sensibilidad artística o estética que nos haga valorarlas, lo que solemos hacer es rechazarlas como simples ensueños o deslices imaginativos sin más sentido que volver cuanto antes a la realidad pura y dura ya medida por el reloj o las cadencias repetitivas, o las preocupaciones de siempre; tan concretas ellas.

    ELSA MILKÁPOLIS: Sí, lo explicas muy bien. Todo el mundo. Un mecánico de coches puede disfrutar de todo el proceso de resolución de una avería y vivirlo como experiencia estética de orden y armonía además del placer de una estrategia bien llevada contra las disonancias o fallos de un motor o mecanismo. Saber. Descubrir. Dominar. Vencer. Y luego ser capaz de explicar todo el proceso. Un estudiante que sabe resolver un problema de matemáticas complejo y donde ha empleado esfuerzo y frustraciones, pero que poco a poco y bajo esa fuerte confianza de que ha de descubrir la solución más tarde o más temprano, llega a la satisfacción final. Resonancia. Potencial desarrollado. Pero, ¿cómo podemos llegar con esto al tema del sentimiento religioso?

    NICOMANDO DE CORPANITA: Bueno, esta exploración inicial es fundamental para comprender cómo todo nuestro cuerpo y mente conecta con algo que lo activa, lo mueve fuera de sí y se abre a lo nuevo, a lo desconocido para crecer, expandir. Solemos pensar más en la mente aparte del cuerpo, pero es todo el cuerpo el que está activado, intensificado: surgen esas resonancias de alegría, de confianza, de juego. Pero ello requiere esfuerzo, esperanza, confianza, lucha, despliegue, conflicto. Desgraciadamente abundan más las resonancias de tristeza, de dolor, de desaliento, de desasosiego, sufrimiento: de repliegue.

    ELSA MILKÁPOLIS: Sí, así es. ¿Pero qué tiene que ver esto con la religión, con Dios, con las creencias que venimos desarrollando como conflicto histórico entre el mismo judaísmo y el judaísmo-cristianismo?

    NICOMANDO DE CORPANITA: Pues mucho. Si en la relación con lo inmediato nos movemos con la esperanzas e ilusiones aunque la realidad social luego nos someta a un orden repetitivo y de subordinación; en una relación con el mundo y sus abrumadoras complejidades, también ahí necesitamos de confianza, de esperanza, de sentido, de resonancias que nos hagan más libres, más aperturas, más despliegues.

    ResponderEliminar
  9. ELSA Y NICOMANDO SE ENFRESCAN EN UNA CONVERSACIÓN ARRIESGADA

    NICOMANDO DE CORPANITA: Imagínate que estás perdida en una estepa fría y mal abrigada y que poco a poco vas perdiendo las esperanzas de llegar a ningún sitio porque sientes que vas a morir y además morir en la soledad más absoluta ante una nada también absoluta; pero que en un momento dado aparece una luz de un fuego y una cabaña con gente dentro que habla, canta o recita y que de repente una inmensa esperanza se apodera de ti y te da una fuerza poderosa que te hace, no ya caminar, sino correr hacia la cabaña y el fuego y cuando llegas y ves que son una familia de pastores nómadas que te acogen y te llevan al interior y en el interior hay un fuego de rescoldos y un pote con un guiso y unos niños que te miran con inocencia y unas mujeres que te ofrecen el guiso y te preparan leche caliente y un viejo te da ánimos y te tranquiliza y te dice que después has de descansar y que no tengas miedo que ellos serán como tú familia mientras te recuperes y sepas orientarte. Eso es la idea de D-ós que te quería expresar.

    ELSA MILKÁPOLIS: Efectivamente, el calor, la confianza, la intimidad, la seguridad. Y más todavía: la posibilidad de ser tú mismo, de poder hablar con toda libertad, poder decir aquello que normalmente no se puede decir; trabajar para un objetivo común de la tribu, de la familia, de la comunidad conocida. Más difícil es trabajar para una comunidad impersonal, un Estado impersonal, una Iglesia impersonal, instituciones impersonales y artificiales. Puedo entender tu relato en toda su formulación y con cierta literalidad. Si D-ós corresponde a esa imagen de Calor y Confianza, entonces la comunidad de YAHW presupone la comunidad pequeña, las personas que siempre están vinculadas y cercanas. Pero es también un Dios que se desprende de su misterio y de nuestras proyecciones y se muestra cercano, encarnado en las relaciones humanas también cercanas, en la relación con la naturaleza a través del trabajo colectivo de la tribu o de los cantos, las recitaciones y las leyendas. Quizás estemos dando un toque un tanto romántico a este asunto de Dios. ¡Jobar! A dónde nos lleva la emoción. Siempre acabamos en alguna utopía.

    NICOMANDO DE CORPANITA: No hay que reprimirse. Hemos tocado la fibra que había que tocar. Demasiada racionalización nos hace perder la fuerza de los afectos, y al revés: la fuerza de los afectos nos podría también hacer perder el apoyo de la razón. La idea de Dios va unida a la idea de comunidad, la comunidad concreta de gente que nos es próxima por vínculos de familia o de clan, o de tribu, o de comunidad voluntaria o de todas estas cosas a la vez. Dios conlleva una étnia, un pueblo que encarna esa relación. D-ós no puede existir en lo impersonal, en lo extraño que no conoces: la comunidad de D-ós es la comunidad de lo que nos es común y familiar.

    ELSA MILKÁPOLIS: Políticamente incorrecto, amigo Nicomando. Las grandes religiones se han hecho impersonales y abstractas Representan valores universales gastados, vacíos de contenido afectivo; envían caridad, se lavan las conciencias a distancia o envían a otros que hagan trabajo caritativo o misionero en las lejanías de culturas y pueblos ajenos. Son la universalización de Dios, la globalización de un Dios que a medida que se hace abstracción universal se va enfriando. YAHW es siempre Dios de vínculos de calor, de confianza, de pequeña comunidad o federación ocasional de comunidades; nunca un dios universal abstracto, frío, teológico de razón pura. Aunque también ÉL es razón pura.

    NICOMANDO DE CORPANITA: Creo que vamos caminando en la dirección incorrecta, arriesgada y peligrosa. Nos estamos replegando dentro de un gran despliegue. Pero ese repliegue nos ha de conducir al mayor secreto de todos: el alma humana y la infinita apertura de D-ós. Dios no es un sustantivo sino un verbo.

    ResponderEliminar
  10. LA CASA VACÍA

    Habíamos leído muchos relatos sobre la casa. Habíamos oído de muchas leyendas sobre la casa. Incluso habíamos soñado sobre la casa de la ladera de la montaña. Un día decidimos subir y verla. Tardamos tres horas en llegar y cuando llegamos vimos que la casa estaba vacía y parte de ella estaba en ruinas. No había más que muros y ruinas. Esa era la casa. Nos sentamos en el prado de al lado y nos pusimos a dar vida a aquella casa relatando historias y leyendas sobre ella. Cuando se hizo tarde dimos la vuelta.

    ResponderEliminar
  11. LA HISTORIA DE ESAU Y JACOB REVISADA

    Nunca me gustó la historia de Esaú y Jacob. Que Jacob aprovechando la debilidad de Esaú le comprara su primogenitura por un plato de lentejas y luego, en connivencia con su madre Rebeca, engañarán al viejo moribundo Isaac con las pieles de los cabritos; eso fue siempre algo que me pareció repugnante. Es un relato que justifica el engaño y el ventajismo como medio de obtener lo que se quiere. Todo lo contrario a la nobleza y los buenos sentimientos. Si este relato está en la Biblia será posiblemente para rechazarlo como inmoral o amoral en el propio sentido de la palabra. No importa los beneficios que ello pudiera acarrear a los interesados, y aunque reclamaren la misma connivencia de Dios, ese Dios sería tan inmoral e injusto como ellos. Un dios de no fiar.

    ResponderEliminar
  12. NICOMANDO DE CORPANITA: EL JESÚS REAL NO PUDO SER ASÍ

    Tengo que decir que la persona de Jesucristo tal como aparece en los evangelios es un personaje muy serio, muy estirado; carece totalmente de sentido del humor. Se nota que está rabiado con el mundo que le rodea y entonces opta por el mensaje profético para castigarle y crear un mundo paralelo basado en el amor y la justicia, pero pasa siempre lo que pasa cuando se habla mucho de amor o de ser bueno o de cambiar el corazón y cosas de esas: acaba todo en todo pura artificialidad religiosa y beata. En realidad nadie cambia su modelo raíz o su matriz de ser y existir por mucho barniz que se le dé. Por eso la beatería y la mogigatería e hipocresía que se nota siempre en las personas religiosas o idealistas sin ser religiosas: pretenden ser lo que no son y lo que son se esconde ahí dentro como el veneno que corroe. Es imposible saber cómo era el Jesucristo real y palpable, quizás fuera otra cosa más humana y más sana con la gente. Más noble. Es difícil relacionarse con alguien que está rodeado de un halo de santidad y que puede hacer milagros y que te da mil vueltas en resistencia humana a las debilidades: nada de sexo, nada de beber más de la cuenta un día, no hay bromas o sentido de la inocencia o de los patinazos morales o de todo eso que hace de una persona alguien que nos crea simpatía o empatía. Los evangelios son muy beatos, muy cargados de teología rancia, mucha escenificación del milagro, mucha cara piadosa que empalaga; mucho temor o falsa piedad. Siempre que los leo salgo de la lectura decepcionado. El Jesús real no pudo ser así: en realidad el Jesucristo de los evangelios es poco sabio y conoce poco el mundo en el que está- Parece un hombre que acaba de salir de un convento fanatizado y quiere hacer lo imposible.

    Si estos relatos están en la Biblia y la Biblia es la palabra de D-ós, entonces la lección es clara: gente así no puede anunciar más que frustraciones e ilusiones sin más fundamento que la fantasía y el deseo. Demasiado serios, demasiado beatos.

    Y sin emabrgo hay gente buena de verdad que también son cristianos, pero son buenos porque son buenos y nobles por naturaleza, no por otra cosa. Serían también buenos y nobles bajo el Islam o como ateos o como cualquier otra cosa. Lo bueno, lo malo, lo cobarde, lo mezquino, lo desconfiado, lo valiente, lo noble, etc... son cualidades naturales de las personas y eso no hay quien lo cambie

    ResponderEliminar
  13. ELSA MILKÁPOLIS: ESTO DE JESÚS ME APASIONA

    Claro que hay un Jesús de un trasfondo muy sagaz e inteligente que a veces surge en los evangelios. Un Jesús que sabe de la hipocresía religiosa y de la connivencia del poder romano con el Templo; un Jesús que siente verdadera compasión por la miseria y la pobreza y se siente indignado y hasta violento. Un Jesús que llama ZORRA a Herodes Antipas. Yo creo que a veces los evangelios dejan ver entre sus resquicios teológicos y doctrinales un Jesús sano y noble y que debía de contar chistes y tener sentido del humor y echarle algún piropo machista a alguna moza lozana galilea.
    Efectivamente, a veces leyendo los evangelios tengo la impresión de que este Jesús se esconde entre tanta beataría milagrosa y platónica y a veces aparece el mozo galileo con cierta educación rabínica, pero hasta las mismas pelotas de tanta hipocresía religiosa y tanto abuso por parte de los corruptos de siempre. Debía de ser un tío legal y sanote para juntar tanta gente que también estaba hasta el coño y las pelotas de lo que pasaba en Israel. Y cuando les predicaba debía decir verdades como puños y su D-ós debía de ser un D-ós de "dejaos de ensoñaciones diurnas" y ved la vida como es y los que tenéis esa gana de plantarle cara a un mundo retorcido y con una tropa imperial con gana de putear y sacar los cuartos a la gente para mantener tal imperio y tales sacerdotes, pues JUNTAOS A MÍ. este Jesús sí debió de existir y debió de causar impacto humano de verdad y lo debieron matar y torturar a placer.

    Pero enseguida los curas retorcidos de mente, sacerdotes cínicos, teólogos atormentados y los/las mogigato/as y beatos resentidos y envenenados por dentro, hicieron de ese Jesús un Dios que se iba alejando en su divinidad de la Tierra y más y más santo y dulzarrón.

    Cuando leas los evangelios sitúate en un mundo judío real, en la mente de personas nobles y buenas sufriendo aquella realidad; y, entonces puede que descubras al Jesús real entre los pliegues y repliegues de la santurronería beata y teológica que empapa los relatos de los evangelios.

    ResponderEliminar
  14. SIGUEN HABLANDO ELSA Y NICOMANDO

    NICOMANDO: Los textos del evangelio te sacan de quicio y tú proyectas tú idea de Jesús. No soportas un Jesús divinizado que juega con ventaja con el común de los mortales. No tiene ningún mérito que un "hombre" que cuenta con poderes inmensos por ser Dios o una Divinidad y que al final va a salir victorioso por narices o por definición; pues descubra los secretitos y los dobleces morales o las perfidias o el buen corazón de aquellos que lo rodean. Ni tampoco que haga milagros para imponer su criterio o resucite. Al final parece un ejercicio de exibicionismo de poder ante sus limitadas criaturas por parte de un Dios que se aburre en su plenitud y esencia divina. Si eso lo hiciera un hombre como hombre entonces sí que sería sorprendente y habría que pensar seriamente de dónde narices pudo sacar tales poderes. Habría que creer en lo que dice, pues tal hombre es evidente que conoce poderosos secretos que a lo mejor podrían existir en el resto de los humanos si siguiéremos sus enseñanzas.

    ELSA: Efectivamente, pero eso es muy improbable. Un hombre como el Jesús que yo proyecto tiene que ser un hombre muy consciente de sus limitaciones y las limitaciones de los demás. Y si es así, entonces ese Jesús tendría que poseer un alto sentido del humor y un fuerte sentimiento de compasión por la condición humana. Además si era un mozo galileo con una inteligencia despierta y una cierta preparación rabínica, pues no trataría de engañar a nadie con fantasías vanas, ni con fantasmas, ni locuras de ningún tipo. Desde luego no actuaría como un prestidigitador haciendo milagros, curaciones y apariciones o juegos malabares de reparto de panes en función de la fe o poca fe de unos hombres despistados e ingenuos. Un Jesús así me haría estar inquieta, muy insegura. Sabes que en última instancia él tiene las cartas ganadoras y entonces dirías: "vale tío, lo que tú digas. Al final tú te sabes todas las respuestas y tienes el control de todo cuando quieres." Lo cual resulta todo un teatro del absurdo. Se trata nada más que de obedecer ciegamente a quien en última instancia tiene el poder, por mucho que hable de amor y promesas, porque si no obedeces te va a caer un palo de castigo eterno y horrible. Y además de nuevo la ley de la ventaja: él siempre tiene razón y tú siempre pierdes. Si algo sale mal o fallas moralmente pues la culpa es tuya, no de él que siempre es perfecto y siempre tiene razón. Mal rollo. Un teatro del absurdo y además cruel en su trasfondo.

    ResponderEliminar
  15. SIGUEN Y SIGUEN DÁNDOLE PALIQUE AL TEMA CRISTIANO

    NICOMANDO: Lo cual resultaría un juego de poder. Los evangelios son un juego de poder que te sitúan en la tesitura de "o haces lo que yo te digo que además seguro que no vas a poder hacer porque no hay manera de que cumplas mis bienaventuranzas por muy convertido que pretendas estar--pues ya están pensadas para que no puedas cumplirlas y ya está pensado también que jamás te vas a convertir lo suficiente para cumplirlas--; y si no las cumples (que es lo que esperamos), pues te vas a condenar al fuego eterno. Es un juego cruelmente absurdo. Lo cual viene a traducirse en lo siguiente: como siempre vas a tener una duda tremenda y un gran temor a perderte, lo mejor es que sigas las consignas que te va a dar tu iglesia u organización o los que saben interpretar estas cosas y te saben dar complementos y suplementos para ayudarte bajo la condición de cumplirlos.

    ELSA: Lo cual me da mucho que pensar en Pablo. Hay algo curioso en Pablo y los paulinos. Para ellos estas cosas de la vida de Jesús que producen los evangelios a posteriori, no tienen vigencia en su "evangelio". La vida de ese Jesús no es más que una mención de paso en las epístolas de Pablo. Para él lo que cuenta es la muerte y resurrección de Jesús el Cristo. Lo que importa es el Cristo que siempre fue y siempre será y que en un momento dado muere una muerte con sentido cósmico, metafísico. Una muerte de redención cósmica que además NO NECESITA DE NINGUNA OBRA MORAL HUMANA NI ESFUERZO ALGUNO POR PARTE DE ESTE; ya que Dios mismo tiene un plan secreto y misterioso con la humanidad que sólo Él conoce y por lo tanto ya está todo predestinado de una forma que nosotros los humanos nada tenemos que ver en ello; ya que tan sólo vamos a ser lo que tengamos que ser y actuaremos como si fuésemos libres, pero sabiendo al mismo tiempo que hay un guión o ser-en-sí kantiano (noumeno) que nunca llegamos a conocer, pero que hace posible lo que se manifiesta como mundo; y ahí es donde nos movemos: en el para sí (fenómeno).

    NICOMANDO: Me gusta, me gusta lo que dices. Veo que te rompes los sesos tratando de dar sentido al fenómeno cristiano. Pablo es un hombre de espíritu complicado y atormentado, pero que llega a resolver de alguna manera su dilema. Yo creo que necesariamente tiene que haber interpolaciones o transliteraciones en sus epístolas por parte de escribas interesados. Pablo revela si lo quieres poner así, el evangelio de la libertad basada en un determinismo absoluto, en el cual hagamos lo que hagamos será siempre la voluntad de D-ós. Descansa, te vendría a decir. No tienes nada porqué inquietarte ni nada que resolver en cosas o mundos que a ti no te atañen, y, en base a esa seguridad absoluta de salvación, has de actuar con toda seguridad de que al final todo será para bien, para dicha, para encontrar un sentido cada vez más rico, más increíble. Este universo está siempre bajo la providencia de D-ós aunque nos cueste creerlo y por absurdo que parezca con tanta maldad e injusticia.

    ResponderEliminar
  16. Y VENGA Y VENGA CON EL TEMA DE JESÚS, CRISTO Y PABLO.

    ELSA: Sí, es curioso lo que hace Pablo. A Pablo no le interesa la vida de Jesús porque sabe que la vida del Nazareno fue una vida de creyente judío con un mensaje mesiánico y que jamás se salió del judaísmo, por muy radical que su punto de vista fuese. Donde Pablo encuentra su nicho interpretativo es después de la muerte de Jesús. Cuando Jesús muere sus seguidores no saben qué hacer con el supuesto fracaso de su misión mesiánica y entonces surge la idea o la impresión colectiva de que en realidad Jesús no murió, sino que tuvo que resucitar y ascender a los cielos para retornar de nuevo investido ya de sus poderes mesiánicos. Ante un caso de profunda decepción en gente que había seguido a su maestro con una fe incondicional en su mensaje de próximo fin del mundo; tal decepción se torna en una fuerte esperanza que jamás puede morir. Es entonces cuando se revisan las Escrituras en busca de una clave interpretativa que quizás no se hubiese prestado atención en su momento dando lugar a confusiones respecto a Jesús y su papel real como mesías o enviado del mesías. Para los creyentes Jesús ya había resucitado en sus corazones, ya sentían su presencia como vivo en la comunidad. La resurrección era una realidad espiritual que había que confirmar, demostrar de forma material. La esperanza individual se refuerza cuando la comunidad la refuerza.

    NICOMANDO: Efectivamente, es ahí donde entra Pablo --y en el momento preciso--, cuando la sinagoga de Jerusalén encabezada por Santiago hermano de Jesús, y las Columnas: Pedro y Juan, vivían la primera fase de crecimiento del movimiento del Nazareno. Saúlo el perseguidor sentía celos de aquellos creyentes tan entusiastas y tan carismáticos, también estaba al tanto de la confusa explicación de la resurrección de su Maestro e incluso algunos no creían que el acontecimiento fuese real y material, sino espiritual (caso Tomás). Pablo entonces vio y vivió ese acontecimiento de la muerte de Jesús y su resurrección como una epifanía personal, una apertura y un signo trascendental de la manifestación poderosa del Cristo que había sido profetizado y señalado a través de las Escrituras y que ese Cristo/Mesías era de alguna manera coexistente con el Padre. En una palabra, con la muerte de Jesucristo se cumplía con una redención cósmica que libraba a toda la humanidad y a la misma naturaleza del poder del mal y del pecado acontecido con la caída de Adán y Eva. El Jesús judío-galileo pasaba a ser el Cristo divinizado QUE LOS DISCÍPULOS Y SU MISMA FAMILIA no supieron descifrar correctamente. Pablo debió de ser el hombre más feliz del mundo cuando llegó a descubrir esta revelación/inspiración. Su bagaje teológico, su formación rabínica, su conocimiento del mundo pagano-helénico, su cosmopolitismo de ciudadano romano hacía de él una mente fértil y un cuerpo activo e inquieto. Pablo hizo posible que el movimiento del Nazarano pasara de ser una secta judía más a una Iglesia Universal a través de todo el Imperio.

    ELSA: Una labor muy inteligente y muy bien elaborada. A través de sus epístolas vemos cómo descubre la clave que rompe con la perversión religiosa del Dios que siempre es justo y tiene razón y el hombre siempre culpable y sometido al círculo vicioso de las buenas obras y los méritos que nunca son suficientes méritos ni suficientes obras para estar salvo ni justificado ante Dios. Para Pablo el mensaje de las bienaventuranzas y un seguimiento estricto de la ley COMO POSIBLEMENTE HUBIESE PREDICADO EL GALILEO, era no haber entendido nada. Era reforzar el mecanismo de la culpabilidad y la caída todavía con más intensidad. Y el verdadero evangelio era precisamente LA SALIDA de ese círculo vicioso del pecado POR GRACIA GRATUITA Y SIN MÉRITO ALGUNO POR PARTE DEL HOMBRE. Pablo era muy profundo. Nunca dejó de magnetizarme el tarsota.

    ResponderEliminar
  17. FIN PROVISIONAL DEL DIÁLOGO

    NICOMANDO: Esto es apasionante. Creo que todos estos cafés que hemos tomado juntos han merecido la pena. Fíjate que esto nos llevaría al mecanismo religiosos de la ley en todo el Antiguo Testamento y que podríamos hacer extensivo a toda religión. Cómo este mecanismo entra en crisis en un momento dado y surgen formas de paliarla a través del profetismo, de la ética grabada en los corazones, el Libro de Job y sus atrevidas preguntas a D-ós, el Eclesiastés y su escepticismo ante la realidad y la realidad religiosa incluida. Pablo no cabe duda que tenía una visión profunda de las cosas e intentó dar una conclusión definitiva al mecanismo religioso y de forma universal.

    ELSA: No obstante hay sombras en su vida y relación con la familia de Jesús, con la iglesia de Jerusalén y con el poder político romano al cual parece de algún modo justificar. En el paulismo posterior hay ocasiones en que raya con el antisemitismo en su celo por apartarse del movimiento judío fariseo del exilio. Pero este es ya otro tema.
    Bueno, hoy pago yo. Parece que está lloviendo ahí fuera. Tenemos que seguir explorando más. Quedaba un poco pendiente el asunto del afecto religioso y la apertura hacia Dios como un proceso. También hablamos de esa religión concreta y material y ligada a la realidad de comunidades locales, tribales, étnicas, en lugar de las religiones universales con pretensiones expansivas.

    NICOMANDO: Y date cuenta de que lo que estamos haciendo es reaccionar ante el texto bíblico con nuestras proyecciones, elucubraciones, análisis, inspiraciones e investigaciones. Después de todo la libre interpretación del texto sagrado nos lleva a está aventura emocionante. Un beso y si quieres quedamos para el próximo lunes aquí en este mismo café.

    ELSA: Ok. Chao.

    ResponderEliminar
  18. NOTES FROM GARIMER ATKINS OR BEWARE OF YOUR SENSES

    Sometimes our perception changes. It happens when we travel and we feel we might be something different, very different as we see ourselves most of the time when we're immersed in our everyday life. Have you ever experienced deep and marvelous evocation? Yeah! It sometimes happens and the thing is it's very difficult to find someone to listen to our stories. Well, as I was walking one day by the outskirts of my hometown following a farm road on a sunny day in the spring, suddenly I saw a little old chapel surrounded by a few robust oak trees and a green and soft little meadow. Ok. When I arrived I sat down on a wooden bench and started looking at the landscape with a mind full of worries and sparkling thoughts. You know how once in a while our mind dances like an aimless sufi dervishe and there's no way one can fix it in one direction or another, but right there I saw someone seated on another bench, not far away from mine. She was a lady reading a book. I would say she was a very strange lady with long blond braids and a her head covered with a funny fur hat, just as if the animal wearing that fur were still alive. It was weird. At one moment the lady shoot a glance at me; better to say she nailed her stare at me in such a way I started feeling dizzy and confused and the oak trees began to swing with violence and at the same time from the little old chapel came an ancient choral music and the sound of rare instruments I never heard in my life. An overwhelming feeling of entrapment and suffocation took over my whole being and I started shaking like a cat after being thrown in cold water. And right at that precise moment, a monk cladded in a white cassock took seat beside me and asked me if I'd seen a lady reading a book. I barely could talk. I wanted to speak but I couldn't utter a damned word. Jesus! It was total chaos in a whirling mind, but as unbelievable as it was I was able to keep a transparent and clean space in my consciousness from where to regain little by little my faculty of thinking straight.
    The lady was still there but she didn't look a lady this time. She looked more like an old grim haggard old witch with her eyes shooting a lifeless insidious regard to a nowhere region of a world we know. nothing. The monk stood up and gave me a benediction. Then he went back inside the chapel and the door was carefully shut. I regained my full senses and my ability to reason properly. The trees were now calm and the sun shining as ever. I walked away step by step never looking back. Once I reached the farm road I came from I began trotting like a wild horse...never looking back...never going back to that damned place.
    You never know what dark and evil forces still inhabit our unseen world, or what struggle is still taking place between good and evil that we are not aware of. God keep us from letting our senses trespass that indiscernible frontier between the seen and the unseen.

    ResponderEliminar
  19. MORE NOTES FROM GARIMER ATKINS. WOW! WATCH OUT WHAT YOU MIGHT LIKELY SEE ONE DAY

    There's no way we would find anything through technological instruments that can show what's beyond the reality we perceive with our senses. That something we don't know, we call it nothingness, and we feel very cool about it. But the fact we can't detect the unseen with our sophisticated tools, doesn't mean there isn't another reality which would manifest on occasions and at the proper time. Great writers at different times in history have tried to show THAT other invisible reality. Perhaps the best way to perceive the beyond is when our senses no longer have control of the real; but that doesn't mean we must get drunk or being under the effect of any kind of drug. It only happens when THEY, the entities out there, have decided who and when and where they'd would like to be seen.
    That's when those poets or weird writers of the sinester or miraculous or just anybody who has fallen in grace by the ghostly powers of the unseen, commence to experience strange epiphanies or visions they can only recall by writing; a writing masked as science fiction or the sinester genre. Because, when you start recalling those experiences to friends or people you think they would understand, that's when you're lost, man. They would take you to the nut doctor right away to be examined and no doubt labeled as just another schizo-nuts. You'd be screwed up for good. As normally those visionaries of the unseen are very intelligent and otherwise down to earth in their daily lives; thus, they make a work of art out of their visions and, some of them, they even become rich and famous. The unlucky ones they'll end up making a hell of themselves and the ones living close to them.
    Well, you just watch out when something weird begins to take over your body and soul, because you might be one of the CHOSEN creatures in order to become a messenger of those ghostly and sometimes ghastly inhabitants of the beyond. Good luck my friend!

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.