29 mayo, 2015

QUÉ EXTRAÑA ES LA VIDA COTIDIANA

El político fue a ver el problema y lo empezó a analizar con unas gafas tan gruesas que apenas podía ver lo que estaba analizando. Pero dijo que tendría solución y que la solución era compleja pero asimilable a los parámetros de su partido. Amerto Marcosala sabía que los parámetros de ese partido requerían siempre de unas gafas gruesas y oscuras para medirlos. Bebió su botella de gaseosa y salió del bar sin que el político supiera explicarle en qué consistían tales parámetros.
______________

El pastor de la iglesia le dijo que la salvación era obra de Dios y que Dios salvaba a quien quería y
condenaba a quien le daba la gana. Entonces Melisa Fuetormalmo le preguntó si ella estaba salvada y el pastor le dijo que sí creía que Dios salvaba a quien quería y condenaba a quien le daba la gana que entonces estaba salvada. Melisa le respondió que si un Dios era omnipotente y todopoderoso y con absoluto libre albedrío así tendría que ser y no había otra manera. El pastor le dijo que esa era la absoluta verdad del cristianismo. Y además añadió: El destino del mundo está en manos de Dios; no te preocupes de más. Fue en aquel momento cuando Melisa se hizo miembro de tal iglesia y desde entonces es más feliz que unas pascuas.
______________

Clarita Gensana se encontró con aquel hombre al que deseaba y le dijo sin más: "Te deseo". El hombre se quedó pensativo y se puso a mirar la bonita y reluciente cara de Clarita Gensana. Entonces sacó un libro de su bolsillo y se puso a consultar palabras. Luego cerró el libro y acercó la cara a la cara de Clarita y le dijo: "Pues yo a ti no te deseo". Un perro merodeaba cerca y se puso a ladrar. Clarita Gensana se puso a llorar y el hombre siguió su camino. Aquella era una extraña ciudad y cualquier cosa podía ocurrir. El perro se fue corriendo hacia donde estaban otros perros. Un señor tocaba una trompeta cerca de un viejo roble torcido.
______________

Marxilio Iteramonde trabajaba en una fábrica desde hacía muchos años. Entraba por la mañana y con una máquina portátil metía un extraño ruido que resonaba en toda la nave industrial. Era lo único que tenía que hacer: meter aquel ruido con la portátil durante ocho horas. Podía pasear con la máquina y recorrer la nave vacía las veces que quisiera, pero la máquina siempre debía de meter aquel ruido. A final de mes le pagaban 500 maravedíes de los nuevos. Era un hombre feliz que no se preocupaba jamás de aquello que no le importaba. Cuando cumplió 65 años se fue para casa y allí esperó a la muerte con toda tranquilidad y viendo la tele.

15 mayo, 2015

EL SIGNO DE LA GRACIA

No sé por qué, pero reflexionando sobre lecturas de Calvino me dio por pensar lo siguiente: hubo una caída mítica de la humanidad representada ésta por una pareja. Dicha caída hizo posible que toda la humanidad fuera juzgada en términos morales de bien y mal ante un Dios absolutamente poderoso.
Pero si hablamos de un Dios absolutamente poderoso, hablamos de un Dios que va más allá de todo juicio moral o razón, de toda limitación, de toda conceptualización o imagen que la mente humana pueda crear o reproducir o elaborar. Ese Dios está fuera de nuestro alcance mental y de los sentidos. Toda idea que nos podamos hacer de Él es ya una proyección nuestra. Seres como nosotros de carne y hueso y viviendo en tiempo y espacio en continuo cambio y devenir, somos absolutamente incapaces de concebir un Dios absolutamente omnipotente e incluso hablar de un Dios absolutamente omnipotente ha de ser necesariamente una invención nuestra, pues eso es algo que jamás podríamos alcanzar con una mente y sería nombrar eso que se nos escapa y tenemos que darle algún nombre, pero sabiendo que ese nombre es un intento de nombrar lo innombrable. Da escalofríos pensar que en realidad vivimos en este universo sin posibilidad de conocer el por qué de esta existencia.
Quizás estemos hablando de las consecuencias de alguna caída. Quizás. Una caída en un universo donde se cierran todas las ventanas y tan sólo hemos de vivir en dimensión inmanente sin jamás percibir una dimensión trascendente. Ningún signo, ninguna señal que nos dirija a ese por qué. Preguntas absurdas diría Wittgenstein. De haber habido caída la caída entonces sería absoluta.
Pero absoluta en el sentido de ansiar una trascendencia que explique la inmanencia del universo, pero no si nos proyectamos en la misma inmanencia y nos dejamos llevar por un infinito de desplazamientos que nos situarían en una inesperada infinitud o eternidad y entonces he ahí la gran apertura.
En realidad no hemos caído nunca de ningún sitio y sí hemos estado siempre en una
infinita inmanencia multidimensional. Es ahí donde residimos, donde nunca hemos dejado de estar. La omnipotencia de Dios se revela en todo lo que nos rodea, todo lo que somos; porque "en Él somos y en Él vivimos". La trascendencia se disuelve en la inmanencia y viceversa. Somos una permanente creación.
Desde una absoluta trascendencia como sería un Dios todopoderoso, toda la humanidad sería absolutamente pecado (absoluto estado de carencia) y la única salida sería por Gracia de tal Dios. Y todo ello de forma totalmente incomprensible y sin posible explicación racional. ¿Pero que es la Gracia? Quizás la clave está ahí en la Gracia. O viejos sabios hebreos. Nos encerrasteis primero para luego darnos la clave, el signo....

02 mayo, 2015

BUENOS DÍAS MISTER ?????

La Señora Curtham abandona su retiro espiritual de Puerto Rico y ahora entra en Unity. El gurú de Puerto Rico exige demasiado dinero por resultados poco satisfactorios. Unity ofrece una experiencia y organización mayor, además de ser una iglesia ya conocida en el mercado de los productos espirituales. Estamos conociendo a la Señora Curtham en casa de su hijo, un señor muy metido en proyectos de programación informáticos de alto vuelo y para grandes empresas. Salgo por un momento afuera para contemplar la noche de luna llena y veo a Diana a través de la ventana hablando con la Señora, pero la luna y el paisaje me arrebatan hacia la noche en que Diana y yo estamos
observando las estrellas desde las colinas de Mulfors con un telescopio de 12" con el grupo de astronomía de la Universidad y los dos podemos ver la galaxia Andrómeda inmersos en la música de las sinfonías de Beethoven en esta noche clara de esperanza ilimitada. Olores fuertes a tierra seca. Colinas cubiertas de mezquitales. Estamos en la boda de Norbert Gonzales y Elia Medina en Harlandale en South San Antonio en una iglesia bautista hispana. El día está nublado pero la temperatura es agradable. Las familias mexicanas visten con la ropa más elegante de que disponen y Norbert viste un traje azul claro de los que ocasionalmente se ven en las películas mexicanas. Durante la ceremonia salgo afuera y me fijo que estoy en un barrio triste que me remite al barrio de Madrid donde había crecido aunque las diferencias son considerables en cuanto al diseño de Harlandale con sus casitas de jardín abierto y garajes y césped abundante y árboles. El barrio de Madrid es otra cosa, pero algo en común hay en alguna parte entre las dos zonas que han permitido la conexión; quizás las hojas de un árbol, quizás el bordillo de una acera o alguna persona que me está observando y también imaginando algo. Algo. El gurú de Puerto Rico habla de ese algo y cobra por ello. Unity habla de ese algo y en ese algo nos movemos: delimitamos el algo con palabras, pero el algo siempre de desplaza. Algo. Something. Indefinidos. Sin definir. Diana y yo contemplamos demasiados horizontes que hay que definir y definir implica limitarse y definirse y eso lleva siempre esfuerzo y fricción para luego poder conducir de casa al trabajo, entre Spring Branch y un apartamento cerca de la Avenida Westheimer por calles solitarias ajardinadas con esmero, limpieza y pulcritud. Desde las aulas del high school miro hacia las nubes que provienen del Golfo plenas de vitalidad y renovada energía. ¿Qué enseño? ¿Qué estoy aprendiendo? Apellidos alemanes, checos, polacos, ingleses, chinos, españoles; todos juntos en un aula de tabiques sin conexión con el techo: aulas abiertas y conectadas. Sensación de quedar definido y atrapado en una institución penitenciaria. ¡Buenos días Mr. ????