03 abril, 2017

JÚPITER ESTÁ EN EL CIELO Y BRILLA MÁS QUE NUNCA

Nos pusimos en la ventana a mirar a Júpiter. Le dije: "Júpiter está en el cielo y brilla más que nunca". Y ella vino y vimos Júpiter juntos en el cielo destacando entre todos los astros. Fue solo un momento, pero aquel momento quedó como un recuerdo fijo que duró mucho tiempo después. Mucho tiempo después de que nuestros hijos crecieran y se independizaran. Mucho tiempo después de su
enfermedad lenta e inexorable cuando aún en su debilidad pudo recordarme la noche en que vimos Júpiter juntos y lo feliz que fue en aquel instante desde la ventana de nuestro piso de ciudad. Ayer ha venido a verme mi nieto Hélmer y por la ventana pude ver la brillantez de Júpiter en el cielo estrellado. Le dije: "Hélmer, Júpiter está en el cielo y brilla más que nunca". Hélmer miró sin prestar atención, pero yo seguí mirando por un tiempo inundado de tristeza.

Un día fui con mis amigas a la fiesta de Nisal, un pueblo no muy lejos del nuestro. Era una noche primaveral inundada de aromas a hierba fresca y flores. Pronto nos dirigimos al kiosko de la orquesta que todavía no había comenzado a tocar. Entonces nos sentamos en uno de los bancos. Y en el banco enfrente del nuestro había tres muchachos. Eran más o menos de nuestra edad y parecían alegres y alocados, pero uno de ellos tenía una mirada risueña y soñadora. Y se fijó en mí. Yo era muy tímida y mis amigas se reían. Cuando la orquesta empezó a tocar él vino a invitarme a bailar. Le temblaba la voz, pero sus ojos seguían siendo risueños y soñadores. Qué extraña es la vida. Vino a verme varías veces a mi pueblo y los dos nos íbamos a caminar por los campos y luego cruzábamos el bosque. Pero no duró mucho. Al poco lo llamaron para
la guerra y allí murió sin haber pasado un año. No he vuelto a ver sus ojos risueños y soñadores. He vivido muchos años. He tenido esposo, familia y muchos nietecitos que ahora ya empiezan a ser mayores. Pero jamás he sido capaz de olvidar sus ojos risueños y soñadores y la tristeza más profunda se instaló en mi alma para siempre.

La televisión nos enseña niños en las guerras sufriendo en hospitales o en la miseria y el hambre. Las películas nos pueden enseñar lo mismo, pero es la mirada distante, separada de una realidad convertida en ficción, en espectáculo, en propaganda muchas veces. Bien es verdad que en esa realidad de la guerra y el hambre los niños aprenden rápido a sobrevivir, pero la ahogada inocencia de un niño sacudida por la brutalidad de la violencia es un crimen de gravedad cósmica. 

6 comentarios:

  1. Poco a poco hasta los recuerdos se van difuminando.

    ResponderEliminar
  2. ESCRITO SOBRE UNA CAJETILLA DE TABACO TIRADA EN EL SUELO

    En realidad se trata de eso: una vez borrados los recuerdos más profundos ya pasas a ser un vegetal viviente que ha de estorbar en todos los sitios. Suerte que los arquetipos de TÚ vida se agarran con fuerza al presente dando luz cósmica de nostalgias profundas comunes a una comunidad primigenia fragmentada pero nunca destruida.

    ResponderEliminar
  3. ESCRITO SOBRE UN BANCO DE MADERA DE UN PARQUE EN UN PUEBLO MUY LEJANO

    Dar la vuelta al sentido del mundo es imposible. Pero nos apetece. Siempre me ha fascinado la posibilidad que tiene el espíritu de dar la vuelta al sentido del mundo. Pero siempre es posibilidad. Otro intento más y la fatiga ya te habrá consumido. He querido ver nuevos ojos con vistas a algún paraíso, pero me he equivocado. Todos los paraísos están agotados.
    Eso creía, hasta que aquella mujer habló sobre cómo hacía el pan en casa, y cómo preparaba aquel estofado...¿y? Me di cuenta que era una buena persona. Hay algo en las buenas personas que hacen que las quieras. Es una cierta sencillez al decir las cosas. Una cierta sonrisa que es siempre noble y trasparente.
    Gracias a D-ós por esa buena gente.

    ResponderEliminar
  4. UNA FRASE ESCRITA EN LAS PÁGINAS EN BLANCO DE UNA BIBLIA GEDEÓN EN TEXAS
    A SENTENCE WRITTEN ON THE BLANK PAGES OF A GEDEON BIBLE IN TEXAS

    That woman almost killed me with her silence.
    Esa mujer casi me mata con su silencio.

    ResponderEliminar
  5. GRABADO EN UNA CINTA CASSETTE DE LAS ANTIGUAS A PUNTO DE SER ARROJADA A LA BASURA

    Con aquella persona me pasé tres y cuatro y hasta cinco o seis horas hubiéramos podido seguir hablando. No sé qué fue lo que ocurrió, pero de repente descubrí a mi alma gemela, a mi alter ego, a un ángel encarnado. Me comprendía. Decía eso que tantas veces había intentado decir y sabía de qué estaba hablando. Me contó su vida y quedé fascinado.

    ResponderEliminar
  6. RAZÓN Y SIN RAZÓN

    Lo que interesaba no era que eso se basare en una razón auto-evidente, sino que sirviera de razón o constitución para una vida y una comunidad. Si todo se disuelve en un disolvente, todo es y nada es al mismo tiempo. Y entonces mira a ver cómo te arreglas.

    ResponderEliminar

Antes de enviar un comentario escríbelo primero en word para conservarlo en caso de que falle el envío. Trata de que no sea muy largo, pero si quieres escribir más entonces divídelo en más comentarios con el "sigue...etc". En caso de no poder enviar por cualquier razón no descrita entonces envíamelo a rbjoraas@telecable.es y yo me encargo de publicarlo.