21 febrero, 2015

BACKGROUND MUSIC

Gran teatro griego en la ciudad de Atenas. Gran partido de fútbol en el Bernabéu. El Zar ha sido fusilado con toda su familia y Lenin prevalece con sus bolcheviques. Durante la administración de
Eisenhower Hoffa era el rey de los negocios sucios en complicidad con Hoover, Mr. Hoover; mientras John Kennedy se tiraba a las rubias salvajes en casas solitarias. Los Beatles cantaban Love me Do ante miles de chicas histéricas en Londres. Un chaval iba en bici a trabajar a un taller de cualquier cosa y en su mente había mil narrativas sin escribir. Una chica de quince años soñaba con un chaval que trabajaba en cualquier taller con miles de narrativas sin escribir. En Washington D.C. hacía mucho frío aquella noche de enero, pero llegamos a Dupont Circle para seguir caminando por la Massachusetts Avenue en solitario, una pareja en solitario sin prisa y en medio de una noche fría sin sentido y con los cielos abiertos hacia las estrellas. Vio cómo se le cruzaba el coche y cómo lo evitaba al tiempo que la carretera se le venía encima y acababa chocando con una ranchera que esperaba a salir en el cruce de una carretera de granja. Sintió el golpe, pero no sentía miedo. Era como si todo se hubiera puesto entre paréntesis y en algún momento habría que retornar a seguir la actuación. Salimos del Toyota y el coche causante del accidente huía sin poder recordar matrícula alguna. Llegaron los troopers e hicimos declaración en la comisaría y dejamos el coche en manos de un mecánico honrado de aquel pueblo de Virginia. Volvimos a Washington DC en el Greyhound. Aquel día había llovido todo el día. Era un día triste. Oíamos a los Rolling Stones en el guateque y parecía que en aquellos años sesenta y pico todo iba hacia un mundo mejor y más libre de prejuicios. Parecía que todo tenía un sentido que se iba desentrañando poco a poco y que el mundo habría de ser algo más racional y emocionalmente satisfactorio. Alguien le dijo que por qué huía y se refugiaba en el no-mundo de los gnósticos. Quizás la percepción del fracaso y del sinsentido. La locura era generalizada y sólo se podían contemplar chispas y ocasionales resplandores. El cosmos gnóstico declaraba la locura universal de un dios paranoico. Miles de interpretaciones, millones de
interpretaciones y las cosas seguían siendo confusas y perversas. He ahí esa chica de quince años que ha crecido con su ensoñación sin realizar y ahora ha llegado a la madurez de su vida y ha visto de nuevo una esperanza en esa persona de mirada interior. En México el soldado indio le metió el cañón de su fusil por la ventanilla y le dijo que se saliera de la fila de carros que esperaba cruzar en el ferry de Tampico. No supo darle la mordida a tiempo. Mordidas. México era un país de mordidas y hoy lo es de cadáveres descuartizados. Los Beatles cantaban Hey Jude y Get Back y creíamos que el mundo era un mundo mucho más feliz y que las cosas irían bien. I keep thinking in that night in Washington DC walking alone by ourselves and looking at the open sky. Hope is never lost. The secret is in the music. Background music.

06 febrero, 2015

GRECIA

De todas formas ¿qué mal le haría a Grecia ponerse las pilas y comenzar a organizar la propia casa en condiciones? Tendrían que decretar un sistema fiscal justo que premie a quien trabaja de verdad y
cree empresas productivas. Tendrían que crear una administración pública ajustada a la realidad y quitar el comedero de corrupción que han generado hasta el momento, cosa que ya empiezan a hacer. Eso implicaría fomentar la acción e implicación de la sociedad civil griega en su propio futuro: el partido en el gobierno irá cediendo su poder a las organizaciones civiles quienes serán las que tomen la iniciativa en las políticas locales; en la creación de nuevas empresas; en la creación de un mercado libre de bancos que compitan por servir mejor al pueblo. Nada de empresas públicas-comederos de subvenciones y semillero de corrupciones e ineficacias. Se fomentará la cultura del trabajo y la disciplina social basada en la responsabilidad individual y no en el refugio amoral de los colectivos y colectivismos donde todo se tapa y se justifica. Bueno, podría seguir. ¿Qué daño le haría a Grecia eso? Ninguno. Todo lo contrario. Pues manos a la obra, Grecia.