27 marzo, 2014

LA BOTELLA DE SIDRA AL PODER

¿Cómo se puede conquistar el mundo con una botella de sidra? Pues habría de ser la botella de sidra perfecta. Una botella de sidra eterna e imperecedera. Una botella de sidra que captara con su poder de atracción todas las miradas, todas las ambiciones, todos los deseos. Una botella de sidra hecha de espectro celestial. De luz verde celestial.
La podemos imaginar. La imaginación al poder en forma de botella de sidra. ¿Pero cómo materializar lo que existe en la imaginación? He ahí la cuestión. Mi botella de sidra perfecta e inmaculada existe
en mi mundo particular, la veo, la palpo con mis fantasmas; pero no puedo materializarla para que ustedes la vean en su perfección. En fin, esta botella de sidra que domina ya mi imaginación no puedo compartirla con ustedes, no puedo escanciarla con ustedes. Pero millones de fantasmas están ya disfrutando de ella en mi mundo mental, en mi dimensión espiritual. Los veo escanciando como locos y disfrutando de la sidra perfecta que nunca se agota y que siempre coloca. ¡¡Aggh!! Se está produciendo una gran espicha entre arquetipos inmateriales. Una pasada. Ahora se han puesto a tocar una gaita holográfica y el tambor retumba como el demonio.
Señores, comprendan la absurda y absoluta imposibilidad de compartir con ustedes lo mejor que yo puedo imaginar. Yo quisiera conquistar el mundo con mi botella de sidra perfecta, pero entre mi imaginación y el mundo material hay una absoluta discontinuidad. Jamás podrá ser posible la perfecta materialización de mi poderosa botella de sidra. Por tanto, les invito a Casa Pin a tomar unas botellas de sidra reales con huevos cocidos y lacón. Casa Pin, la sidra que mejor se aproxima a la perfección.
 

16 marzo, 2014

FÍSICA Y QUÍMICA CON EJERCICIOS PRÁCTICOS

La Sra. Monosílaba se levanta y toma un café. Mira por la ventana y ve que hace sol. El día está abierto a varias posibilidades. Infinitas posibilidades. A cada instante podría suceder de todo. No hay un mundo. Hay multitud de mundos, infinitos mundos. Cada instante es una abertura todavía sin explorar. Mucha suerte señora Monosílaba.

El señor Unodostrés se ha ido a la cafetería y ha cogido la prensa. 
Unodostrés quiere leer lo que pasa en la prensa. Y en la prensa pasan muchas cosas ordenadas de acuerdo al mundo de la prensa. Una vez alimentado de la prensa y su mundo, vuelve al taller a reparar coches. El mundo de la reparación de coches no deja de ser un mundo apasionante a veces.
Conceptus Unívocus ha diseñado su gran concepto. Se llama Europa. Ha cogido países y los ha incrustado en su molde. Pero los países se le fueron disgregando en minorías nacionales. Cogió un trozo de pegamento y se puso a pegarlos de acuerdo al original impreso que tenía delante de las narices. Pero el pegamento no logra adherir bien y los países quedan incrustados de forma anormal en el molde. Pero tampoco los países pegan bien. De hecho el Sr. Unívocus no puede adherirlos unos con otros y recurre a una grapadora. Pero todo queda horriblemente deformado. Bullen en los países fuerzas e intensidades diversas que colisionan a veces. Unas veces se forman coágulos, otras grandes corrientes de electricidad y magnetismo que pujan en inesperadas direcciones. Todo amenaza desbaratarse y el concepto no se forma como a él le gustaría. Le gusta el original. El original está ya ordenado y con colores y proporcionado. Decide entonces tirar a la basura su molde conceptual y quedarse con el original. Su mente se seguirá rigiendo por el original.
Mujer X encuentra a hombre Y. Mujer X gusta hombre Y. Hombre Y gusta mujer X. Hombre Y mujer X se van a hotel Z. Mujer X y hombre Y acoplan y sienten fuertes corrientes que les atraviesan. Colchón de agua se bambolea como un océano algo agitado. Las corrientes e intensidades descienden luego a coordenadas mínimas. Mujer X mira por la ventana del hotel Z y ve una ciudad en movimiento. Hombre Y se mira al espejo y ve una figura en un plano reflectante. “X minutos más tarde mujer X dice adiós a hombre Y. Los dos puntos se van distanciando.

05 marzo, 2014

QUIERO SEGUIR DANDO LIMOSNA A LOS POBRES

A los pobres se les podía ayudar dándoles limosna. Salías de la iglesia y allí había muchos pobres para darles limosna. Les dabas la limosna y quedabas a gusto con tu
alma. Ganabas la eternidad dando limosna a los pobres.

Escuchaba la radio cuando iba en autobús y el programa era sobre una ONG. Se reclamaba el espíritu solidario y la labor de la ONG por boca de la señora que la representaba era algo bueno, noble, justo, cooperativo, solidario; desprendido. Su voz era suave, llena de plenitud solidaria. La presentadora derramaba piedad y entusiasmo.
Tendré que dar a una ONG y así quedaré a gusto conmigo  mismo y ganaré el cielo. Daré una limosna a través de una ONG.
Leía el periódico o veía la TV y me di cuenta que para ayudar a los pobres había que dar más impuestos al Estado.
Pero el Estado me obliga a dar limosna a los pobres. Ya no puedo ganar la Gloria.
He de borrarme del Estado.
Quiero volver a dar limosna a los pobres cuando salía de la iglesia y así estar a gusto con mi alma y ganar el Cielo.